No es un mal resultado, es un punto de partida

Conversación con Jorge García Gárciga, comisionado provincial de boxeo, acerca de la actuación del equipo de Villa Clara en la final de la Serie Nacional de la disciplina.

Jorge García Gárciga, comisionado de boxeo en la provincial de Villa Clara, Cuba.
Jorge García Gárciga, comisionado de boxeo en Villa Clara, valoró los resultados de la provincia en la recién concluida Serie Nacional de ese deporte. (Foto: Andy Rodríguez Sánchez)
Visto: 453

El aficionado común escuchó con cierta decepción los reportes de la radio y la televisión acerca de la actuación de la escuadra villaclareña de boxeo en la final de la Serie Nacional de Boxeo. Sin duda, el sexto lugar alcanzado abre el debate en torno al trabajo dentro y fuera del ring en la provincia.

Sin embargo, basta con una conversación sincera con Jorge García Gárciga, comisionado provincial, para conocer los pormenores de ese último escaño, un resultado que por sí solo no refleja la realidad del pugilismo en el territorio.

«El equipo de Villa Clara que participó en la clasificatoria de la Serie Nacional sufrió bajas importantes, por lo que la escuadra de la final era mucho más débil», comenta el profesor García desde una esquina del ring de la EIDE Héctor Ruiz Pérez.

Y añade: «A la ausencia más conocida de todas —la salida del país de Osvary Morrell, principal figura de los 81 kg e integrante del equipo nacional— se le sumó la de Víctor Águila Fernández en los 60 kg y la de Dayán Castro Depestre en los 75 kg, por problemas familiares y lesión, respectivamente. Entre estos tres peleadores ganaron 16 combates y perdieron solo 3 en la clasificación, por lo que se entiende el peso de su ausencia para el plantel.

«Además, mientras que en la fase clasificatoria las plantillas deben contar con 16 integrantes y un mismo atleta puede pelear en cada cartel, en la final las plantillas suben a 20 hombres, dos en cada división. En esta instancia, ambas figuras de cada peso tienen que participar, y la distribución es de hasta tres peleas uno y el otro dos. Se necesita profundidad en la escuadra, algo que no teníamos».

—¿Hubo otras ausencias?

—Además de esas tres figuras, perdimos a buenos peleadores como: Francis Molina Lerú (56 kg), Eliecer Ochoa Devey (60 kg), Lázaro William Fuentes Santiago (64 kg) y Elio Martínez Orrelli (81 kg), quienes tampoco participaron en la fase definitiva.

—Pero hubo refuerzos...

—Es cierto, aunque en ese apartado también existieron irregularidades. Los refuerzos se pidieron por teléfono, una forma que no se corresponde con el nivel que tiene el boxeo en el país. Sin comparaciones con otro deporte, que no me gustan, hay que mejorar eso. No supimos nunca que podíamos pedir atletas de otra zona. Nos enteramos en la competencia.

«Pedimos tres atletas de Sancti Spíritus y dos de Cienfuegos, pero uno de ellos, Fernando Cabreja Calderón (75 kg), no participó por lesión. Los restantes muchachos nos ayudaron mucho y aportaron todo lo que pudieron. Aun así, la afición debe conocer que esos refuerzos perdieron peleas con nuestros boxeadores en la clasificación, lo cual también ayuda a hacerse una idea de nuestra situación».

—¿Cómo valora entonces el torneo de forma general?

—Sobre la base de la planificación y teniendo en cuenta la situación de nuestra plantilla, salimos bastante bien. En la primera aparición con Pinar de Río  perdimos 6-4, que no es un mal resultado, pero luego el equipo se fue debilitando, aparecieron las lesiones; son situaciones en que se necesitan líderes en las escuadras, y no los teníamos. Este deporte es bien fuerte, y cuando no pudimos presentar dos boxeadores en alguna división fue porque no disponíamos de un hombre que subiera al ring.

—Se aproxima el «Playa Girón»...

—En este momento no contamos con ningún atleta en el equipo nacional. Por eso ahora en el «Playa Girón» tenemos que enfrentar una tarea dura. Sin embargo, desde el punto de vista colectivo estamos en una mejor posición. Debemos presentar nueve atletas, que ya están, y nos parece que pueden lograr un buen resultado.

—¿Cómo ve el futuro del boxeo en la provincia?

—Además de nuestros atletas más conocidos, Yadiel Colina Fernández (64 kg) terminó invicto en la clasificatoria, obtuvo el oro en la Copa Teófilo Stevenson, y ahora en la final ganó la primera pelea y perdió con un camagüeyano en una pelea dividida. Pienso que debe integrar el equipo nacional próximamente. Además, en las categorías juveniles existen atletas con buenas perspectivas que están cumpliendo su Servicio Militar y pronto se incorporarán a la primera categoría.

«También contamos en la EIDE con una buena reserva  que se viene preparando en la categoría 13-14 años, la cual incluye el 11-12 de este curso, que obtuvo cuarto lugar nacional y primer lugar en prueba técnica. Para fortalecer la formación de esos nuevos atletas promovimos a dos entrenadores.

«Me gustaría recordarle a la afición que somos una provincia sin campeones olímpicos y con un solo campeón mundial de mayores. Para terminar entre los cinco primeros de Cuba hay que derrocar a una de las potencias boxísticas tradicionales, y eso no se logra fácil. Este sexto lugar en la final, así como el cuarto puesto por puntos en la clasificatoria, es un buen resultado para Villa Clara y un punto de partida para un nuevo ciclo».

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.