El poderoso equipo de béisbol de Santa Clara de 1923-1924

Los Leopardos de Santa Clara culminaron la temporada 1923-24 con 36 triunfos y 11 fracasos, mientras que los Leones del «Habana» finalizaron con balance de 25 y 23.

Alejandro Oms, pelotero cubano.
Una calle de Santa Clara lleva el nombre de Alejandro Oms, hijo de esta ciudad que brilló con los Leopardos. (Foto: Tomada de Intenet)
Visto: 2307

Aunque «Habana» y «Almendares» se cansaron de ganar el campeonato en el béisbol profesional cubano de la primera mitad del siglo pasado, ninguna de sus formaciones alcanzó los elogios del club de Santa Clara de 1923-24, que, al decir de los especialistas, es el más poderoso equipo que se integró en nuestro país en aquellos tiempos.

Dirigidos por Agustín Tinti Molina, los Leopardos de Santa Clara lograron una impresionante victoria en su segunda presentación en la Liga Cubana de Béisbol, al extremo de sacarle 11 juegos y medio de ventaja al «Habana», ocupante de la segunda posición.

Los pilongos terminaron con 36 triunfos y 11 fracasos, mientras que los Leones del «Habana», comandados por Adolfo Luque, finalizaron con balance de 25 y 23, seguidos de «Almendares» (18-29) y «Marianao» (16-32).

Fue tal el empeño de los peloteros del «Santa Clara», que se decidió finalizar prematuramente el campeonato, pues tanto en la capital del país como en la Boulanger Park santaclareña, las gradas permanecían desiertas, porque los aficionados habían perdido el interés por ver los juegos, debido al paso arrollador de los Leopardos.

Para que se tenga una idea del poderío de este club, basta señalar que alcanzaron un average colectivo de 331, producto de 143 hits en 1644 turnos oficiales al rectángulo de bateo. De la alineación regular, solo el segunda base Frank Warfield no pudo promediar sobre 3000, pero se quedó a solo cuatro puntos de la privilegiada marca.

Un vistazo a la novela titular nos revela que los receptores Frank Duncan y Julio Rojo batearon para 330 y 320, respectivamente; los inicialistas Eddie Douglas y Oscar Johnson lo hicieron para 336 y 345; el torpedero Walter Moore, para 386, y el defensor de la esquina caliente, Oliver Marcells, fue el líder de bateo del torneo, con astronómica cifra de 393.

Lo más sobresaliente de aquel equipo era su cuerpo de jardineros, integrado por Alejandro (el Caballero) Oms (381), Oscar Charleston (375) y el caibarienense Pablo Champion Mesa (328), considerado el mejor trío de guardabosques en la historia de la Liga Cubana. Tal así es que lograron llenar de envidia al inmortal John McGraw, prestigioso mánager de los Gigantes de Nueva York, quien declaró «que eran los más completos outfilders que había visto, y su valor para cualquier team de Liga Grande era de UN MILLÓN DE PESOS», una cifra extraordinaria por aquel entonces.

Bill Holland, con sus 10 triunfos ante 2 reveses, resultó la figura cumbre en el pitcheo de aquel equipo, que tuvo en Rube Curie (8-2) y Dave Brown (7-3) a sus otros dos caballos de batalla. Serpentineros ilustres como Eustaquio Bombón Pedroso (0-0) y José de la Caridad Méndez (3-1), el famoso Diamante Negro, integraron el formidable staff de los campeonatos del 23-24.

Si son observadores, habrán notado la gran cantidad de jugadores foráneos que había en aquella nómina. Algo frecuente en esa época.

No sería este el único título que alcanzarían los Leopardos de Santa Clara. Volverían a triunfar en las temporadas 1935-36, 1937-38 y 1938-39, aunque la más resonante conquista fue la de 1923-24, con un extraordinario equipo donde brillaba con luz propia un excepcional trío de jardineros que, al decir de un cronista del periódico El Comercio, de Caibarién, llenó de envidia a John McGraw, mánager de los Gigantes de Nueva York.

Se han publicado 5 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Marcos

    Ese equipo era casi tan bueno como el Villa Clara de este año, y bateaba casi tanto como el sub-23 de Pestano

    • PEDRO LUIS BOFILL PÉREZ

      Jajajajajajajajajaja!!!!! este Marcos tiene tremendas ocurrencias jajajajaja!!!!, lo cierto era un equipo grande y, para refutar a quienes concuerdan con Normando Hernández, esto también es historia, nadie puede negar que antes que Azucareros fuimos Leopardos, no importa que la nómina estuviera cuajada de norteamericanos, eso siempre ha sido normal en el profesionalismo, lo importante es que, a pesar de eso, Alejandro Oms, Pablo Mesa y José de la Caridad Mendez eran estelares en aquella formidable selección, es verdad que la referencia es bastante añeja, pero bienvenido el artículo, la mascota y el mote de LEOPARDOS para nuestro equipo, lamentablemente lo más importante: la profesionalidad, está extinta de la selección actual. Saludos.

  • Nelson C.

    Saludos y Felicitaciones para el Sr. Rojas Garay por su excelente artículo periodístico, a la altura de un gran profesional como lo es él! Gracias por darnos la oportunidad de poder conocer estos acontecimientos históricos tan interesantes de la pelota de nuestra adorada tierra! Sobre todo para las generaciones de villaclareños que no lo conociamos!! Que se repitan tales trabajos!

  • antileopardo

    No veo el leopardo como simbolo demi equipo, estimado bofil, pero no por ser gloria añeja o venir del profesionalismo. Es por que aquella pelota no era territorial y mire ud, cuantos villareños no jugaron con marianao, almendares o habana? Para colmo aquella nomina estelar, estaba llena de extranjeros, no me deja estos aspecto identificarme, amen de lo poco creativo que es asumir la figura de fieras como simbolo, ya industriales tienen su leon, y los avileños se quisieron identificar con el tigre marianense, otra fiera mas en un territorio tan noble? Hay mascotas muy originales, mas propia del territorio, por que villaclara debe dejar que felix julio y porto, le impongan un leopardo, que tiene villas de mas de 300 años y pueden encontrar mas nexos con los azucareros, u otro simbolo, mas popular y propio, no le parece, ud que es muy conocedor del beisbol

    • Ramón

      De acuerdo con Ud. Lo de leopardo lo quieren imponer a la fuerza. Villa Clara siempre ha sido azucarera o naranja. eso de leopardo es para llenar la serie nacional de animales. Hay equipos con mascotas o adjetivos que no son animales. Ahí están los piratas de la Isla, los huracanes de Mayabeque, los vegueros de Pinar del Río, los industriales de la capital, los indios de Guantánamo, etc.