Yipsi Moreno es un plan B

Vanguardia conversa con Yipsy Moreno, bicampeona olímpica y tres veces campeona mundial en el lanzamiento del martillo. 

Yipsi Moreno (al centro) junto a los bisoños del deporte rey en nuestra provincia y el profesor Alberto Morales Fábregas.
Yipsi Moreno (al centro) junto a los bisoños del deporte rey en nuestra provincia y el profesor Alberto Morales Fábregas. (Foto: Julián Valdivia Corrales)
Visto: 3178

 La posibilidad de conversar con una bicampeona olímpica y tres veces campeona mundial en el lanzamiento del martillo no se da todos los días. Si, además, es muy bella y dueña de una permanente y contagiosa sonrisa, entonces estamos más cerca del Olimpo de los dioses.

—¿Motivo de la visita a Villa Clara de Yipsy Moreno?

—Vinimos con el objetivo de validar las matrículas de la EIDE. El recorrido incluye a todas las provincias. Empezamos por la zona oriental, ya estuvimos por Camagüey, ahora en Villa Clara y terminaremos con Cienfuegos.

«Es una manera de controlar, de ayudar y de ver los detalles que en la base se nos puedan estar dando, desde los municipios y la provincia hasta el equipo nacional, para así fortalecer el trabajo y tener un mejor deporte».   

—Hasta este minuto, ¿cuál es el resultado del diagnóstico?

—Realmente no se lo puedo decir ahora, hay que analizar los resultados de los test para llegar a un criterio definitivo. Es un trabajo en equipo, realizado de conjunto con los demás especialistas. Posteriormente, se entregan las deficiencias detectadas y se aportan sugerencias para mejorar el trabajo y trazar direcciones para el próximo año.

—¿Cómo ve la salud del atletismo cubano?

—No es que esté hoy en su esplendor —aclara luego de meditar unos instantes—, pero sí vamos dando pasos desde el equipo nacional, que es la cúspide de la pirámide del alto rendimiento. Estará mejor cuando en los municipios y los centros provinciales se vaya rescatando la labor diaria, el sentido de pertenencia. No creo que sea insalvable; con el esfuerzo de todos se puede llegar a los lugares cimeros que tuvimos años atrás.

—Pienso que el papel de la ciencia y la técnica, la superación de los entrenadores a todos los niveles y la labor de las facultades de Cultura Física tienen un peso fundamental en ese sentido. ¿Cuál es su criterio al respecto?

—El perfeccionamiento de cualquier detalle es fundamental para el desarrollo, para rescatar los lugares de antaño. No obstante, en mi humilde criterio creo que no debemos olvidar de dónde venimos, cómo llegamos hasta aquí, la historia de nuestros centros, porque hay algo que quizás se nos esté quedando atrás, y es cómo eran antes las universidades del deporte.

«Yo aprendí a nadar en la universidad, nos decían en aquella época que podíamos trabajar en varios deportes porque éramos integrales. Resultaba una de las riquezas de nuestra preparación, no solo la especialidad. Por ejemplo, si íbamos a hacer pesas, teníamos que trabajar con los discos, la barra, y así sucedía con otras disciplinas. La ciencia sí, pero con la práctica también.

«No sé todas las razones, pero creo que se ha obviado un poco esta parte, y hoy hasta la aplicación de la ciencia se hace difícil, porque para usted mejorar la velocidad, un trabajo biomecánico o cualquier otro aspecto del deporte, se debe conocer la técnica base. Un entrenador que sepa demostrar lo básico, después puede hacer adaptaciones, tener en cuenta la individualización, y es aquí donde la ciencia desempeña ese importantísimo papel.

«Vamos muy bien en cuanto a los doctorados, las maestrías, que aportan mucho. Parte de los resultados de los Juegos Panamericanos y del campeonato del mundo son fruto también del centro de investigación que tenemos en La Habana, pero pienso que no deberíamos obviar todo lo demás».

—En nuestra facultad existe un centro de estudios con buenos especialistas. Hay proyectos de tesis de doctorado, incluso en atletismo, como el del profesor Alberto Morales Fábregas, encaminado hacia algunos indicadores para lograr un modelo físico de los velocistas cubanos. ¿Cuáles son sus consideraciones en ese sentido?

—Me gusta este trabajo porque en vez de hacer leña del árbol caído, va hacia esos indicadores necesarios para el velocista nacional, desde lo físico. Ha tenido en cuenta los años exitosos que tuvimos en el área de la velocidad, atletas que pueden servir de muestra, y eso nos daría al menos una idea de qué debemos buscar cuando queramos un velocista.

«Él ha tomado en consideración que los grandes entrenadores de nuestros campeones no escribieron, y la recopilación de esa historia que nos falta hoy va a ser muy útil para documentarnos y llegar adonde necesitamos». 

—Eres casi una verdadera periodista especializada, y cuando apareces en cámara con esa bella sonrisa que tienes, más tu carisma, y das tu opinión, no hay quien se mueva del asiento. ¿Cuándo te podremos ver otra vez en la televisión como comentarista deportiva?

(Se ríe a carcajadas y los ojos le brillan). —Cuando me inviten, porque yo siempre digo que soy un plan B, para donde me llamen voy.

Pie de foto: Yipsi Moreno (al centro) junto a los bisoños del deporte rey en nuestra provincia y el profesor Alberto Morales Fábregas.

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.