Rodney de visita en la meca del ajedrez

Conversación con Rodney Oscar Pérez García, entrenador del equipo nacional masculino de ajedrez.

Rodney Oscar Pérez García, entrenador del equipo nacional masculino del juego ciencia.
Rodney Oscar Pérez García, entrenador del equipo nacional masculino del juego ciencia.
Visto: 2589

Lo conocí desde que era un niño, andaba con armadura, lanza y el sueño de ser un gran rey. 

Rodney Oscar Pérez García es santaclareño —aunque hoy vive en La Habana— y se desempeña como entrenador del equipo nacional masculino del juego ciencia.

A sus 46 años, en una conversación informal, recordó que hace pocos días encontró por accidente, entre unos papeles muy viejos, la anotación de varias partidas que había jugado cuando era muy niño —empezó a los ocho años—, y se mostraba sorprendido de que aún existieran.

Rodney, en su momento, saboreó ser el monarca nacional en todas las categorías posibles del ajedrez cubano: infantil, Juegos Escolares Nacionales (1989), juveniles (1991) y primera categoría (mayores) en 1999. También fue titular panamericano por equipos en Mérida, Estado venezolano, y participó, en el año 2000, en la olimpiada efectuada en Estambul, Turquía. 

—¿Por qué  La Habana?

—Cosas de la vida. Me casé por allá, hice mi familia, tengo un niño, y como dicen, el guajiro que se va no regresa. Ahí estoy, pero Santa Clara siempre está en mí, en mi corazón.

—¿Cómo se llama tu niño? ¿Juega ajedrez?

—Fabián Alejandro Pérez Córdova, tiene nueve años, aprendió el ajedrez a los cuatro, cinco años. En la casa había mucho movimiento de ajedrecistas. Se desarrolló en ese ambiente. Se veía muy bien, pero con el tiempo aparecieron otros hobbies que lo han cautivado un poco más, como el fútbol, los jueguitos en la computadora, el teléfono.

«No obstante, a veces lo encuentro jugando una partida, y cuando ve a otros niños jugando se motiva; pero no es algo que le nazca y me diga: "Papá, vamos a jugar ajedrez"; no tiene mucho interés, aunque sí sabe jugar y lo hace bien».

—¿Cómo valoras la situación actual del ajedrez en nuestro país?

—Varias de nuestras principales figuras ya no están, pero otros jóvenes despuntan y se confía en ellos, como Albornoz, Luis Ernesto, Arnaldo, junto a otras figuras ya establecidas, entre ellas Yaser Quesada, Yuri González y demás miembros del equipo que pueden dar nuevos aires en el continente, mantener el lugar que tiene Cuba en el área.

«Pienso que es un buen momento. Tenemos mucho apoyo del Inder. Hay un renacer del ambiente en el masculino, porque el femenino goza de buena salud».

—Eres el entrenador de este equipo. ¿Perspectivas?

—Este año hay Olimpiada en Moscú y dicho torneo resulta muy importante para la formación del equipo. En junio, después del «Capablanca», se deciden los integrantes para la preparación con vistas a la Olimpiada.

«El plantel está  aquí entre estas figuras, aunque antes queda en abril el «Guillermo García», en Santa Clara; más un continental en Chile, que estamos a la espera de la confirmación y pudiera ser el último evento para la integración del equipo».

—Ya se habla del Paraajedrez,  ¿tenemos posibilidades de ir a esa Paraolimpiada?

—En el 2018 se eligió un nuevo presidente de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE). Ha hecho muchos cambios en cuanto a torneos, campeonatos del mundo, y quiere llevar el ajedrez al olimpismo mundial. Este año se pretende hacer una Paraolimpiada en Kalmikia, una república rusa, antes del certamen olímpico de Moscú.

«Hace muy poco se efectuó aquí en Villa Clara, por primera vez, el Torneo Nacional de Paraajedrez con sus asociaciones, y hay jugadores de buen nivel, como Pedro Morales, que tiene Elo de un Maestro Internacional de 2400.

«Se trabaja intensamente, pues debemos entregar muy pronto un equipo, porque a esa Paraolimpiada no van todos los países. Se van a seleccionar 30 naciones y pensamos que, por nuestros resultados, la tradición, nos den la oportunidad. Tenemos esa ilusión».

—El ajedrez estuvo en las escuelas hace unos años, sobre todo en el nivel primario. ¿Volverá? 

—Creo que sería muy bueno, hubo mucha masividad, se jugaba en las calles. Pienso que no era tanto para buscar un Kasparov u otro campeón, como para desarrollar el intelecto en los niños, pues está demostrada su eficacia.  

—Villa Clara, tu provincia, ¿qué tal como sede?       

—Actualmente es la meca del ajedrez en Cuba —sonríe con sincera satisfacción—, lleva años así desde que me inicié y mucho antes, por sus resultados, sus figuras. Este Palacio Guillermo García es realmente una joya.

«No hay una provincia que tenga o haya tenido tantos Maestros como Villa Clara. El ambiente ha sido muy favorable, muy rico. Esta es una sede magnífica, no solo por el salón, sino por la disposición de los directivos, la comisionada Miriam Martínez, que lleva años firme ahí, batida, como decimos los cubanos, y a la gente le gusta estar y jugar. No es porque sea mi ciudad, pero ratifico, pienso que es la meca de este deporte en Cuba».

 

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.