Ryan Crouser: el nuevo recordista del deporte rey

El estadounidense Ryan Crouser destrozó el récord mundial bajo techo en el lanzamiento de la bala.

Ryan Crouser
El norteamericano consiguió la nueva marca de 22,82 metros en su intento inicial en la primera reunión de la American Track League. (Foto: Tomada de Internet)
Visto: 1138

Las primeras semanas de 2021 han sido prolíficas para el atletismo mundial. Al parecer, el ímpetu luego de un 2020 de aparente inactividad se ha traducido en grandes marcas en lo que va de año. El pasado domingo, el protagonista resultó Ryan Crouser, quien destrozó el récord mundial bajo techo en el lanzamiento de la bala.

El norteamericano consiguió la nueva marca de 22,82 metros en su intento inicial en la primera reunión de la American Track League, organizada en Fayetteville, Arkansas, en Estados Unidos. En su debut en la actual temporada invernal, el atleta de 28 años completó una rutina donde batió también el anterior récord en su tercer intento con 22,70 metros.

Según refiere la crónica del sitio oficial de la World Athletics, justo luego del disparo de Crouser reinó el desconcierto entre los jueces presentes. El implemento de 7,26 kg había excedido la alfombra dispuesta para la competencia en el estadio Randal Tyson Indoor Center. Evidentemente, se trataba de un disparo que superaba la anterior marca de 22,66 lograda por el campeón olímpico de Atlanta —también norteamericano— Randy Barnes, el 20 de enero de 1989 en Los Ángeles.

Ryan Crouser
Crouser es el número tres de la actual clasificación mundial del lanzamiento de la bala(Foto: Tomada de Internet)

Crouser, número tres de la actual clasificación mundial del lanzamiento de la bala, logró el hito justo una semana después de que Hugues Fabrice Zango, de Burkina Faso, abriera en Francia la ruta de los récords del deporte rey en 2021 con su marca de 18,07 metros en el triple salto bajo techo.

El lanzador de la bala, nacido en Portland (Oregon), demuestra con este disparo que está listo para grandes resultados en 2021. En su carrera ha sido uno de los atletas más estables de la disciplina. Es campeón olímpico en Río de Janeiro 2016 y subcampeón en el Campeonato Mundial de Atletismo en Doha 2019, en una competencia reconocida como la mejor final de la historia.

Hace más de una década sorprendió al mundo cuando en el Campeonato Mundial sub-18 celebrado en Bressanone, Italia, en 2009, llevó el implemento (de 5 kg para esa categoría) hasta 21,56 metros para llevarse el oro sin mucha dificultad. Allí consiguió también la medalla de plata en lanzamiento del disco con disparo de 61 metros y se comentaba, además, de sus posibilidades en la jabalina, donde tuvo resultados a nivel nacional.

De ese joven que sorprendía por su figura atlética —distinta del prototipo del lanzador— solo queda su interés por superarse. De ese momento en adelante no ha hecho más que progresar, que triunfar. Con alrededor de 50 kg de más desde aquella presentación, en la actualidad es el atleta que en mayor cantidad de ocasiones ha impulsado el implemento por encima de los 22 metros.

Al aire libre, Crouser logró el mayor disparo de su vida el 18 de julio del año pasado, con 22,91 metros. Con él igualaba la tercera mejor marca de todos los tiempos en un ranking liderado por el propio Barnes con 23,12. Hoy peligra como nunca un récord que data desde mayo de 1990. Recién empieza la temporada atlética que tendrá su punto más alto en los Juegos Olímpicos de Tokio. Por lo pronto para el norteamericano —según reconoció— esta marca bajo techo es solo «un buen comienzo de 2021».

 

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.