Muñoz, Cheíto y la fraternal pugna por el liderato de jonrones en 1983.

En la IX Selectiva de Béisbol, Antonio Muñoz y Pedro José (Cheíto) Rodríguez protagonizaron todo un espectáculo por el liderato de jonrones.

 Pedro José Rodríguez, a la izquierda, y Antonio Muñoz, en el centro.(Foto tomada de Internet).
Pedro José Rodríguez, a la izquierda, y Antonio Muñoz, en el centro.(Foto: Tomada de Internet).
Visto: 3748

Todo un espectáculo resultó la pugna por el liderato de los cuadrangulares entre Antonio Muñoz y Cheíto Rodríguez  en la IX Serie Selectiva, la cual se decidió en la última fecha de esa justa, el jueves 19 de mayo de 1983.

Cuando apenas faltaban cinco partidos para concluir el torneo, ambos toleteros marchaban igualados en este casillero con diez películas de cuatro esquinas, pero el domingo 15 de mayo, en el primero de un doble disputado en el estadio Calixto García, el Gigante del Escambray impulsó 7 de las 11 carreras de su equipo contra Orientales, con cuatro inatrapables, dos de ellos, sus cuadrangulares 11 y 12 de la lid, lo que le permitió ponerse al frente en la fraternal lucha por acaparar el liderato de los batazos de vuelta completa.

A segunda hora, Cheíto se le acercó con su vuelacercas número 11, que encontró dos corredores en circulación. Mas, el martes 17, en el comienzo de la última subserie particular frente al seleccionado Habana, Muñoz botó por decimotercera ocasión la pelota y se reafirmó como líder jonronero.

Así llegaron a la jornada de clausura en el estadio Mártires de Cabaiguán. Antes de comenzar el juego contra los habaneros, mientras entrenaban, Cheíto se acercó a Muñoz y  le preguntó: «¿Guajiro, cuántos jonrones tú tienes?», y el Gigante del Escambray le respondió: «Tengo 13».  Entonces el Señor Jonrón le dijo: «Yo voy a dar dos hoy», a lo que Muñoz replicó: «Pues yo voy a conectar uno».

 Ya en el desafío, como había vaticinado, Pedro José empató en la cima de los jonroneros, al despachar dos bambinazos a costa de los lanzamientos de José Manuel Pedroso y Ángel Leocadio Díaz en la primera y quinta entradas, respectivamente, lo que le hubiera permitido encabezar este renglón por menos veces al bate que el recio toletero zurdo, pero en la salida del sexto inning, el Gigante del Escambray, como pronosticó, le desapareció una pelota a Ángel Leocadio Díaz, con dos compañeros en la ruta, para anotarse su bambinazo número 14 y de esa forma conquistar su sexto y último cetro en este apartado en el clásico élite del béisbol cubano.

Se han publicado 15 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Boris luis

    Que titanes de la pelota villareña,,cómo disfrutaba yo de los juegos de la trituradora en mi infancia, esos jonronasos los recuerdo como si fueran hoy, que lástima que hayan malogrado al señor jonrón, que estupideces cometemos los hombres al sancionar por nimiedades a sus semejantes, cuanto más tenía para regalarle a su pueblo, con cuantos jonrones hubiera terminado su carrera deportiva con esa increíble frecuencia que llevaba , lo destruyeran en vida .

  • Carlos Anibal

    BN. En la foto, es R. Rossel?

    • Osvaldo Rojas Garay

      Saludos Carlos Aníbal, el que está a la derecha de Pedro José y Muñoz es Reemberto Rosell.

    • Carlos Anibal

      Gracias, muchas gracias

    • Pedro Nolasco

      Rossell no era un jonronero, pero sí una verdadera regadera dando hits.
      Quizás Osvaldo nos podría ayudar con los averages de Rosell.

  • NICASIO VÁZQUEZ (v.C.)

    Muy lamentable la perdida simultanea de esas dos grandes figuras de nuestro béisbol. Le pediriamos al Co. Rojas Garay que haga una exposicion de las series en que partiriparon Cheito por Villa Clara y Gregorio Perez por Camaguey. Labor de Pedro José ante Gregorio y cómo lanzó Gregorio frente a ese formidable bateador. La aficion se lo agradecerá. Muchas Gracias.

  • Julio cesar

    Siento grandemente la muerte d cheito porque disfrute de sus batazos en mi niñez y las victorias q dio a las villas, pero quiero comentar algo diferente aquí, me gustaría q los dirigentes del béisbol y el deporte de villa Clara se proyectaran sobre los deseos d jugadores como misael Siverio q quieren regresar a jugar y en toda cuba se habla de eso menos en nuestra provincia yo como afisionado del los naranjas m gustaría disfrutar d mi equipo discutiendo y ganando campeonatos nuevamente

    • Carlos Anibal

      BT. Julio Cesar, seria muy bueno que alguno de los peloteros que emigraron y quieren jugar en nuestras series le den igualdad de derecho como a cualquier otro. Plenamente de acuerdo.
      Pero honestamente no creo que sea la solucion del equipo naranja o de cualquier otro. Si retornan por que ya no son competitivo y no los contratan no creo se conviertan en estrella en esta liga aunque pueden cubrir un faltante. Y si aun tiene aspiracion de contrato, entonces la mayoria no se entrega a dejar la piel en ell terreno. En todo hay excepciones. Le repito, nada en contra que jueguen, pero no creo que sean la solucion. Esta yo la veo aqui, con los jovenes esos que este año casi ni jugaron, en mas competencia de base, en mejores entrenadores y direccion, en buscar los talentos en los rincones menos esperado y tambien con el mejoramiento de condiciones y recursos. Y siempre a traves del tiempo

  • Kikiriki

    Muñoz y Cheíto cuentan está anécdota distinta, según ellos, si quedaban empatados, Muñoz ganaba por menos veces al bate y en 2do jonrón de Cheito fue después del de Muñoz. Dicen ellos q cuando Muñoz dió el jonrón, Cheito le dijo: "no te vayas muy lejos pa q me saludes". Evidentemente ellos se equivocan y eso sucedió en otro juego. Es normal, creo q fueron 28 las ocasiones q dieron jonrones consecutivos.

    • Osvaldo Rojas Garay

      Saludos Kikiriki : A Antonio Muñoz me une una gran amistad desde que trabajé en el periódico 5 de septiembre en 1986, incluso sobre el Gigante del Escambay escribí un libro en el 2014. También con Cheíto Rodríguez tuve una gran amistad. Con los dos hablé sobre este tema, Muñoz me dio su versión y el Señor Jonrón me comentó la suya.
      El pasado lunes volví a hablar con Muñoz sobre esta anécdota y él me afirmó que acumulaba menos veces al bate cuando en realidad el que tenía menos veces al bate era Cheíto . Cuso-como también le llamaban los más allegados a Muñoz- concluyó esa selectiva con 222 veces al bate y Pedro José sumó 190.
      En cuanto a los cuadrangulares en la última jornada, tal como relaté Cheíto disparó sus batazos de vuelta entera en la primera y quinta entradas a José Manuel Pedroso y Ángel Leocadio Díaz, respectivamente, para igualar en la cima con el Gigante del Escambray , quien en el sexto conectó su bambinazo número 14 a costa de Ángel Leocadio Díaz, para terminar como líder en este importante casillero.

    • Kikiriki

      Gracias Osvaldo por su comentario, nunca dudé de lo relatado por usted, estoy convencido de que ellos se equivocan.
      Yo tambien tuve a Muñoz como mi ídolo, soy trinitario también por lo que lo ví muchas veces, una vez incluso, me pasó la mano por la cabeza, yo tendría 11 o 12 años y él estaba enyesado, recuperándose de aquel accidente q tuvo en la carretera de Casilda. Aquel día me pareció un verdadero gigante.
      Soy derecho y aprendí a batear a la zurda imitándolo.
      Seguro usted se sabe la anécdota del canario Pirolo, Muñoz se ganó otro apodo por culpa del canario jjj. Saludos

  • karlos

    Buena noticia : no hay refuerzos!. Cada cual con lo suyo, lo que formo y entreno. Aunque Matanza heredo de VM traer peloteros de todos los lugares.
    De todas formas los refuerzos si es de un equipo eliminado lleva tiempo sin entrenar. Ojala se acaben los refuerzos y aumenten los torneos de base.

  • Pedro Chinea Martínez

    Muchas gracias, por su anécdota, es muy buen9 c9n5ar c9n 7sted

    • Osvaldo Rojas Garay

      Estimado Pedro Nolasco: Como bien usted dice el cienfueguero Reemberto Rosell Aponte fue una regadera disparando hits. En 21 series nacionales conectó 1918 indiscutibles y promedió 323 de average.
      En cinco, oportunidades resultó lider en ese importante casillero. La primera vez en la XXVI Serie, efectuada en 1986-1987 encabezó la Liga Occidental con 66 imparables, la misma cantidad que Luis Alberto Álvarez, vistiendo la franela de Las Tunas en la zona oriental; en la XXX, realizada en 1990-1991, terminó igualado en la zona occidental con Alexis Cabreja de Industriales, ambos con 64 inatrapables; luego en la XXXII Serie jugada en 1992-1993 disparó 100 cañonazos, después en la XXXV, realizada en 1995-1996, finalizó empatado con Jorge Salfrán, de Metropolitanos, los dos con 106 y luego en el certamen de 1997-1998 concluyó de líder en este departamento con 132 hits. También en la cita de 1988-1989 fue el que más triples conectó en la zona occidental, con 7 batazos de tres esquinas.

    • Kikiriki

      Cuando el retiro de Muñoz yo estuve en el 5 Septiembre. Remberto Rosell volvió loco a Vargas, primero le tocó la bola cortico y cuando Vargas fue a tirar se le cayó, después Vargas se le puso muy cerca y entonces Rosell se la tocó de fly y de la dejó caer detrás. Vargas se quedó parado viendo cómo la bola caía en la media luna. Rosell era todo un maestro.