Deprisa por la vida

Han transcurrido cinco años de la muerte del joven y talentoso lanzador José Fernández, víctima de un accidente marítimo.

José Fernández, lanzador cubano de Grandes Ligas fallecido el 25 de septiembre de 2016.
El santaclareño José Fernández estaba llamado a convertirse en el mejor lanzador cubano en las Grandes Ligas. (Foto: Tomada de Internet)
Visto: 1320

Hay personas que en breve tiempo son capaces de lograr grandes cosas que otros no alcanzarían ni en una larga vida. Al primer grupo pertenece José Delfín Fernández Gómez, el estelar lanzador, nativo de Santa Clara, que el 25 de septiembre del 2016, hace hoy cinco años, perdió la vida en un accidente marítimo, a la temprana edad de 24 años, suceso que enlutó a los seguidores del béisbol en cualquier punto del planeta.

Nacido en la principal urbe de Villa Clara, el 31 de julio de 1992, a pesar de su corta edad Fernández ya se codeaba entre los más sobresalientes serpentineros de las llamadas Grandes Ligas.

En sus inicios, el futuro estelar monticulista formó parte del elenco villaclareño en la categoría 15-16 años y en 2008 marchó hacia Estados Unidos. Allí, con apenas 20 años se estrenó en la Gran Carpa, con los Miami Marlins, el 7 de abril de 2013.

Fue tan exitosa la temporada de estreno de José Fernández, que terminó adjudicándose el título de Novato del Año de la Liga Nacional en 2013, en pugna con el cienfueguero Yasiel Puig, para convertirse en uno de los cinco cubanos que han obtenido similar condición en las Grandes Ligas, pero en su caso se trata del único lanzador del quinteto y el único que se agenció el galardón en la Liga Nacional.

El primer cubano que conquistó ese lauro fue Pedro Tony Oliva López, con los Mellizos de Minnesota en 1964. Luego le siguieron José Canseco Papas, con los Atléticos de Oakland, en 1986; José Dariel Abreu Correa, con los Medias Blancas de Chicago, en 2014, y el tunero Yordan Álvarez, de los Astros de Houston, por unanimidad en 2019, todos en la Liga Americana.

En su temporada de estreno, Fernández exhibió balance de 12 ganados y 6 perdidos, 2.19 promedio de carreras limpias, y retiró a 187 bateadores por la vía de los strikes en 172.2 entradas y un tercio. Delfín terminó tercero en la lucha por el Cy Young, superado por Clayton Kershaw y Adam Wainwright.

Al año siguiente, una lesión en su brazo de lanzar lo alejó del box para someterse a una operación. De ahí que su saldo fuera de cuatro victorias y dos derrotas.

Regresó en el 2015 con seis salidas exitosas y un revés. Al año siguiente gozaba de su mejor  campaña con 16 y 6, una  efectividad de 2.58 y se había convertido en uno de los cuatro lanzadores cubanos que integran el exclusivo club de 200 ponches o más propinados en una temporada en la Gran Carpa.

La relación la completan Camilo Alberto Pascual Lus, que sobrepasó el importante guarismo en cuatro ocasiones; Luis Clemente Tiant Vega, en tres, y el fallecido Miguel Ángel (Mike) Cuéllar Santana, santaclareño como Fernández, que en 1967 retiró por la vía de los strikes a 203 bateadores.

En la que resultó su última temporada, el espectacular serpentinero de los Miami Marlins en 182.1 innings de labor sumaba 253 ponches, a 11 de igualar la máxima cifra de un criollo en ese béisbol en poder de  Luis Tiant, con 264, en 1968.

Durante su meteórica carrera de cuatro contiendas en las Grandes Ligas, José Fernández registró 38 victorias y 17 derrotas, con 2.58 promedio de carreras limpias y repartió 589 ponches en 471.1 entradas de labor sobre la lomita. Cuentan que cuando el santaclareño iba a lanzar se llenaba el estadio de los Marlins para verlo pichear, algo que me recuerda la multitud que se reunía en el estadio Augusto César Sandino para ver a trabajar al veloz Maels Rodríguez Corrales.

Un día después de su trágica muerte, el lunes 26 de septiembre, todos los jugadores de los Marlins llevaban una camiseta con el número 16 en honor de su compañero de equipo en el desafío que disputaron contra los Mets de Nueva York. Mientras, el dueño de los Miami Marlins, Jeffrey Loria, anunció que la camiseta número 16 sería retirada y nadie la utilizaría más en el uniforme de este elenco.

¿Hasta dónde hubiera llegado José Fernández en las Ligas Mayores de no haber perdido la vida en aquel accidente marítimo?

Pienso que muy lejos, que además de ser una de las estrellas del mejor béisbol del mundo, estaba llamado a convertirse en el lanzador cubano más brillante en las Grandes Ligas. Les ofrezco un dato: entre los cinco monticulistas  oriundos de la Mayor de Las Antillas que más juegos han ganado en  la Gran Carpa, el único que supera a Delfín Fernández en sus cuatro primeras campañas es Luis Tiant —el máximo triunfador de los criollos en ese nivel (229 éxitos) —, quien archivó 46 y 35 en ese periodo; Adolfo Luque tuvo saldo de 4 y 7; Mike Cuéllar, 18 y 19; Camilo Pascual, 20 y 54, y Liván Hernández, 35 y 39.

Se han publicado 6 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Lázaro

    Merecido homenaje a un hijo ilustre de Santa Clara y de Cuba,Dios lo tenga en su gloria.Un talento sin igual José Delfín Fernández.

  • Luis

    Excelente trabajo, tube la suerte de verlo actuar en el estadio de los Marlins, durante un viajecito que di, pero Jose Fernández no era solo un lanzador bueno, era el alma de ese equipo, era verdaderamente un espectáculo, buen bateador, bueno a la defensa, se pasaba gran parte del juego dando ánimos al equipo, todos los querían, sus rivales lo respetaban, de hecho Bryce Harper uso durante un juego de las estrellas unos spikes con el número 16 y el rostro de Fernández , para quien no lo conoce Harper es uno de los grandes jugadores actuales, realmente fue una pérdida muy grande para el béisbol en general y los Marlins en particular, creo que todavía el equipo no ha vuelto recuperarse de ese golpe. Saludo

  • Luis

    Excelente trabajo, tube la suerte de verlo actuar en el estadio de los Marlins, durante un viajecito que di, pero Jose Fernández no era solo un lanzador bueno, era el alma de ese equipo, era verdaderamente un espectáculo, buen bateador, bueno a la defensa, se pasaba gran parte del juego dando ánimos al equipo, todos los querían, sus rivales lo respetaban, de hecho Bryce Harper uso durante algún tiempo unos spikes con el número 16

    • Luis

      Perdonen que repetí comentario, no es que crea importante lo que dije, no tengo ni idea por qué salió repetido

    • Gerardo Machado Rodríguez

      Buenas tardes para todos los foristas serios que participan en este foro y gracias a usted Osvaldo por tan atinado comentario, que da respuestas a algunos casa gazapos que están buscando manchas donde no las hay, usted siga escribiendo sus relatos y dando honor a quién honor merece, que la inmensa mayoría de los que aquí participamos sabemos de su extraordinaria profesionalidad y conocimientos de Beisbol y su ética como periodista, lamentablemente a este muchacho (José Fernández) la muerte lo privó de hacerse mucho más grande de lo que fué en su efímera participación en la MLB.

    • Pedro Nolasco

      Hola a todos
      Decir que un trabajo de Osvaldo es bueno es redundar, pero hay que seguir redundando y decir que sus conocimientos, su trabajo de acumular estadísticas y anécdotas durante tanto tiempo han permitid mantener vivo este foro en la dura etapa que nos toca vivir por la Pandemia y porque la pelota nuestra está en una verdadera crisis que sería demasiado largo enumerar ahora.
      Es bueno que se incorporen otros periodistas más jóvenes a los que deseo igual éxito.