Julio César por su quinto título mundial

El multilaureado púgil agramontino ganó los torneos del orbe en 2011, 2013, 2015 y 2017; pero en en 2019 sucumbió en semifinales frente al kazajo Bekzad Nurdauletov.

Julio César la Cruz, boxeador cubano.
Julio César La Cruz buscará en Belgrado su quinto título mundial. (Foto: Tomada de Internet).
Visto: 1747

Tras conquistar su segundo título olímpico en Tokio, el camagüeyano Julio César La Cruz subirá al ring en Belgrado, capital de Serbia, sede del XXI Campeonato Mundial de Boxeo, en busca de lograr una manito de oro, y así rompería el abrazo que sostiene con el pinareño Juan Hernández Sierra en el segundo lugar entre los máximos medallistas dorados en estas lides, detrás del guantanamero Félix Savón, con seis metales áureos.

El agramontino bajó exitoso del cuadrilátero en las citas de 2011, 2013, 2015 y 2017; pero, en la porfía de 2019 sucumbió en semifinales, cuatro votos a uno, frente al kazajo Bekzad Nurdauletov, quien resultó campeón y dejó en presea de bronce al tinajonero, que vio frustradas sus aspiraciones de completar la manito dorada.

Entretanto, el vueltabajero Lázaro Álvarez Estrada perdió la oportunidad de colgarse su cuarta medalla de oro, al caer en la final ante el uzbeko Mirazizbek Mirzahalilo, en los 57 kilos; mientras en los 63 kilos el matancero Andy Cruz Gómez fue el único en subir a lo más alto del podio hace dos años, y con ello se convirtió en bicampeón del orbe.

El campeonato que se efectuará en la capital serbia a partir de mañana 24 y hasta el 6 de noviembre trae novedades, pues en esta ocasión se combatirá en 13 divisiones, en lugar de ocho; sin embargo, Cuba acudirá a esa «bronca» con ocho púgiles, porque, según informó la dirección de este deporte, cuatro boxeadores han sido afectados por la COVID-19: Yosbany Veitía (54 kg), Dainier Peró (+ 92 kg), Damián Arce (51 kg) y Billy Rodríguez (48 kg), y un quinto, el titular olímpico Arlen López, causó baja por el descenso de su forma deportiva.

De tal manera, si no ocurrió algún percance de última hora, nuestros representantes en el torneo serán los monarcas olímpicos de Tokio: Andy Cruz (63 kg), Roniel Iglesias (71 kg) y Julio César La Cruz (92 kg), y el bronce en esos mismos Juegos, Lázaro Álvarez (60), un cuarteto en el que se cifran las mayores opciones de Cuba. El grupo lo completan Osvel Caballero (57 kg), Kevin Brown (67 kg), Yoenlis Feliciano Hernández (75 kg) y Herich Ruiz (86 kg).

La otra novedad de esta versión será que la Asociación Internacional de Boxeo (AIBA) asignará premios en metálico a los medallistas del campeonato. Los ganadores de oro obtendrán 100 000 dólares, los subcampeones 50 000 y los que logren bronce se embolsillarán 25 000 dólares.

Desde que comenzaron a desarrollarse los campeonatos mundiales de boxeo, en La Habana 1974, la escuadra cubana ha dominado en 12 de las 19 veces que ha intervenido en este evento; no obstante, hay un aspecto que llama la atención: Cuba fue la gran vencedora en la década de los años 70, 80 y 90 del pasado siglo, en los que se impuso en diez ocasiones, y solo perdió la cima en 1989 y en el controvertido torneo de 1999.

Pero, en el presente siglo, el «buque» insigne del deporte cubano en nueve campeonatos solo ha ocupado la cúspide en cuatro oportunidades, y en cinco ocasiones ha perdido el lugar de honor. Su peor desempeño en estas lides lo experimentó en la anterior porfía, realizada en 2019, en la ciudad rusa de Ekaterimburgo, donde se alojaron en la cuarta plaza (1-1-1), detrás de Uzbekistán (3-1-1), Rusia (3-0-1) y Kazajistán (1-1-4).

Sin compararlo con el éxodo del béisbol ni justificar algunas de las actuaciones por debajo de lo esperado —cuya máxima expresión fue en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, donde nos fuimos en blanco en metales áureos—, es bueno refrescar que varias estrellas del pugilismo cubano se marcharon a probar suerte en el profesionalismo y muchos han desarrollado allí una carrera exitosa.

Algunos de esos boxeadores fueron: los monarcas olímpicos y mundiales Guillermo Rigondeaux, Yan Bartelemí y Odlanier Solís; el bimonarca de las citas estivales de 2012 y 2016 Robeisy Ramírez; los campeones olímpicos Yuriorkis Gamboa y Joel Casamayor; el doble titular del orbe Joahnys Argilago, Yordenis Ugás y Erislandy Lara, y el joven villaclareño de 23 años Osvary David Morrell Gutiérrez, monarca mundial juvenil en 2015.

En sus 19 participaciones —estuvo ausente en 2007—, Cuba domina ampliamente el medallero histórico, con un saldo de 138 preseas: 77 de oro, 35 de plata y 26 de bronce. La escoltan Rusia, con 41 metales dorados (incluye a la Unión Soviética); Estados Unidos (16) y Kazajistán (12), únicos países que han obtenido más de una decena de títulos mundiales. 

Se han publicado 4 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Heberto

    Yo pago por no ver pelear a Julio Cesar la Cruz, se me hace eterno ver a un señor corriendo por todo el cuadrilátero durante toda la pelea.

  • Ender & sahica

    Eso no es boxear es más bien payasear.

    • Daniel

      A ud no le gustara pero es como Argentina no tiene el jogo bonito de Brasil y saca los resultados no dan color pero si brillan en lo mas alto no les gustara el juego de manigua pero les funciona igual que le funciona a Julio Cesar su técnica

    • Joselito

      Daniel, nadie duda de que funciona, incluso algunas veces hasta ayudado por los árbitros, pero las medallas están ahí, pero se está hablando de gustar, si dependiera del público para cobrar, este señor tendría que dedicarse a trabajar fuera del ring, pues no creo que se encuentren a más de 100 personas que paguen por verlo correr y bailar.