Otro año sin Guille

Hace 31 años falleció, víctima de un accidente de tránsito, el ajedrecista Guillermo García González, el primer Gran Maestro de Villa Clara y el segundo de Cuba.

GM Guillermito García.
Guillermito García fue el primer cubano en ganar en solitario un grupo premier del Capablanca in Memóriam. (Foto: Tomada de Internet)
Visto: 1700

Este martes, 26 de octubre, se cumplen 31 años del trágico accidente de tránsito en el que perdió la vida Guillermito García González; en mi opinión, uno de los cinco mejores ajedrecistas que ha tenido nuestro país, junto al genial José Raúl Capablanca, y los Grandes Maestros Leinier Domínguez, Lázaro Bruzón y Jesús Nogueiras.

Nacido el 9 de diciembre en 1953, en Santa Clara, Guillermito fue el primer Gran Maestro que tuvo Villa Clara y el segundo en todo el país, después de Silvino García, quien alcanzó el pergamino en 1975.

GM de ajedrez Guillermito García.
Guillermito García entabló las dos partidas que efectuó con el célebre trebrejista Garry Kasparov. (Foto: Tomada de l periódico Trabajadores)

Guille había logrado su primera norma en el Torneo Ciudad de las Palmas de Gran Canaria, en 1974, y después completó el título en 1976.

De Guillermito hay muchas cosas que decir. Impresionante fue su actuación en el Campeonato Nacional Juvenil de 1971, en el cual derrotó a los 11 adversarios que enfrentó. Luego, entre los mayores se coronó campeón cubano del juego ciencia en 1974, 1976 y 1983.

En 1980 se convirtió en el primer trebejista criollo que ganó un Grupo Premier en solitario en el Capablanca in Memóriam, pues en 1977 concluyó igualado en la cima con el entonces soviético Oleg Romanishin, y a este le correspondió el lugar de honor por el sistema de desempate.

Dos años más tarde realizó otra gran labor en el Interzonal efectuado en Moscú, en 1982, en el que conquistó un meritorio sexto puesto, en una lid que encabezó durante las seis primeras jornadas. Aquí dividió el punto con Garry Kasparov; por tanto, dejó empatados sus topes con el Ogro de Bakú, pues anteriormente, en 1979, habían pactado el armisticio en la porfía de Banja Luka, de la entonces Yugoslavia.

Elegido entre los 100 mejores deportistas cubanos del pasado siglo, en 1978 Guillermito se convirtió en el primer criollo en rebasar los 2500 puntos de Elo.

El Open de 1988

El GM santaclareño protagonizó un relevante desempeño en el Torneo Abierto de New York de 1988, donde secundó al astro ucraniano Vasili Ivanchuk. Por ocupar esa posición le correspondían como premio 10 000 dólares, que no pudo cobrar por la arbitraria imposición del Departamento del Tesoro norteamericano, que adujo razones referentes al bloqueo contra Cuba.

Ese dinero solo podía adquirirlo si él se movía hacia otro país que no fuera objeto de la misma sanción que la mayor de Las Antillas, en cuyo caso estaban Libia, Vietnam, la República Popular Democrática de Corea y Kampuchea.

Hace cinco años conversé con Graciela García, hermana de Guille, y me dijo que ningún familiar había cobrado el premio. No sé, en estos momentos qué ha pasado.

Gesto de caballerosidad

Guillermito no solo destacó por sus resultados en el tablero escaqueado. El primer GM santaclareño también dejó su impronta en la parte humana. Para él era muy importante la amistad. En 1985 no le importó que Jesús Nogueiras fuera su principal contrincante en el país y lo ayudó en la preparación para el Interzonal de Taxco, en México, donde el remediano alcanzó el boleto para el Torneo de Candidatos a la corona del orbe.

Vale recordar que en un certamen el MI Luis Sieiro tenía media unidad de ventaja sobre Guillermito, quien sería su adversario en la última ronda. El placeteño necesitaba la división del punto para obtener norma de Maestro Internacional, y Guillermito, de superarlo, se impondría en la lid.

Antes de la partida, Guillermito se le aproximó para preguntarle qué le hacía falta. Sieiro le expresó que hacer tablas para la norma, aunque eso significaba su triunfo en la lid.

«Para mí es más importante la norma tuya que ganar el torneo», dijo el GM santaclareño. Con la firma de la paz, Sieiro obtuvo la norma y conquistó la justa.

Su último torneo en Santa Clara

El último certamen que jugó Guillermito en Santa Clara aún lo recuerdo como si fuera hoy. Era el lunes 5 de marzo de 1990, y en horas de la mañana llegó a la sede de la entonces Agencia de Información Nacional (AIN) de Villa Clara.

Faltaba poco tiempo para el comienzo de la ronda final del Primer Torneo Internacional de Ajedrez Luis Más Martín, que por aquellos días acogió el teatro La Caridad y el poblado de San Juan de los Yeras.

Le pregunté: «¿Con quién te toca jugar hoy?». Me contestó: «Con el colombiano Alonso Zapata, y le voy a meter la partida». Así mismo fue, Guille lo derrotó.

Lejos estaba de imaginar que aquella sería la última ocasión en que lo vería. Siete meses más tarde, un accidente de tránsito le arrancó la vida el viernes 26 de octubre de 1990.

Un Palacio de Ajedrez en su memoria

El 23 de marzo de 2016, con la presencia de las máximas autoridades deportivas del país y de la provincia, quedó inaugurado, en Santa Clara, el Palacio del Ajedrez Guillermo García González.

Inauguración del Palacio de Ajedrez Guillermo García González, en Santa Clara.
El 23 de marzo de 2016 se inauguró en Villa Clara el Palacio del Ajedrez que lleva el nombre del primer Gran Maestro de Villa Clara. (Foto: Ramón Barreras Valdés)

Jesús Nogueiras, integrante en 14 oportunidades de la selección olímpica de ajedrez, señaló en aquella oportunidad: «El nombre del Palacio constituye un digno homenaje a uno de los más grandes jugadores que ha tenido Cuba en todos los tiempos, además de ser muy querido y respetado. Los jóvenes tendrán la posibilidad de ver y analizar sus partidas». 

Se han publicado 4 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Pedro Nolasco

    Es triste que un artículo sobre Guillermito, brillante como ajedrecista y como persona, se quede sin aportes de foristas. Es por eso que me atrevo a escribir algo a pesar de que soy muy poco versado en ese deporte. También es importante reconocer la participación de Osvaldo Rojas en otros deportes desde hace más de 30 años.
    Conocí a Guillermo por medio de otro ajedrecista (Arnaldo Valdés) y a pesar de sus éxitos era una persona educada y correcta.
    Tambien tengo el placer de conocer al Maestro Nogueiras y ser testigo del respeto con que habla de quien fué su muy difícil contrincante .

    • Luis

      Estimado Pedro Nolasco, tienes razón, era un gran ajedrecista que creo tenia calidad para logros mayores pero eran otros tiempos y no existía tantos torneos como ahora, lo vi jugar algunas veces, y hasta la aparición de Nogueiras (al que tuve la suerte de enfrentarme en una simultánea que se llevó a cabo en el ISCM de VC en la década del 80, partida que perdí como era de esperar); no existía otro ajedrecista a su nivel en el ámbito nacional, y en un artículo anterior hice un comentario que luego Osvaldo (mejor informado que yo, como siempre) tuvo la amabilidad de corregirme en cuanto al estado actual del premio de Nueva York.

    • Pedro Nolasco

      Bueno, amigo Luis, al menos no se fué el Aniversario sin que algunos escribiéramos. Ya veo que Ud al menos sabe jugarajedrez. Yo cuando hablo de que algo ¨se enroca ¨estoy hablando de mi profesion de Ingeniero Estructural.
      Saludos

  • Norbelio Machado

    Excelente ajedrecistas y un caballero su nivel era bien alto, lo demuestra los dos enfrentamientos con Kasparov quien no pudo derrotarlo y brilló en cada torneo que participó, coincido con Nolasco, no había opinado pues estuve unos dias apartado de la pagina de Vanquardia, no debe pasar al olvido ese gran hombre al igual que la MI Arsela de Armas, Villa Clara cuna de estos dos grandes del ajedrez cubano ya lamentablemente desaparecidos, y de otros que han mantenido el nivel del ajedrez Villaclareño bien alto.