Las metamorfosis de Mesa

Mesa nunca se ha despertado por la mañana y se ha encontrado con que es otro. Nada lo toma de sorpresa. Mesa ya sabía que sería otro.

Victor Mesa
(Foto: Archivo).
Visto: 5108

A Mesa le ha pasado como a Gregorio Samsa, se ha metamorfoseado, pero al contrario del personaje de ficción, el de Mesa ha sido un proceso largo y esperado. Mesa nunca se ha despertado por la mañana y se ha encontrado con que es otro. Nada lo toma de sorpresa. Mesa ya sabía que sería otro. El 32 ha demostrado que no da un paso sin saber cuál será el siguiente.

Cuando salió de Villa Clara— donde empezó su carrera de manager, donde ha empezado todo — primero asume las riendas del equipo al Panamericano de Río. Unos meses después se sentaba a negociar con los Cafeteros de Córdova de la Liga Invernal Veracruzana. Mesa siempre tiene un as bajo la manga y ya lo ha dicho antes, de lo que se ufana, él tiene ofertas en el exterior. Dos años después estaba un escalón más arriba, se ponía las reconocidas letras de las Águilas de Veracruz. No había olvidado a su equipo, Mesa vio que Martín Saura se preparaba para una postemporada y no dudó en traer a los rojos a un tope preparatorio.

Mesa se acuerda de los suyos, me dicen quienes le conocen, me ha dicho recientemente Yosvani Pérez, uno que junto a Yordanis Samón y Alexander Rodríguez parece que va con él a donde vaya. Hago la salvedad del villaclareño, que a pesar de que su interés de regresar a Villa Clara fue público, él me asegura que no le han llamado y Mesa no titubea en esos asuntos. Pérez, pese a las declaraciones de Mesa, dice que su deseo de volver con los anaranjados sigue intacto.

Mesa ha pasado de equipo a equipo cuando Cuba pensaba en la territorialidad y el provincianismo absurdo que ha dejado a muchos peloteros sin formarse. Por ejemplo, el mismo que permitió que Yulexis La Rosa no pudiera brillar más a la sombra de un establecido como Ariel Pestano.

Si Cuba no hubiese contado con las decisiones particulares de Mesa, quizás los peloteros estuvieran todavía recluidos en sus provincias, limitados. Claro, a veces se le va la mano,  ya que Matanzas terminó con más importados que naturales y nunca ganó un título. Seis años después decía a la prensa: «Tengo 60 años y voy a descansar. Voy a ver los toros desde la barrera. No me gustaría volver con ningún equipo. Ayudaré y apoyaré en lo que se me pida, pero la idea es no dirigir más». Quien le conoce bien sabría, que Mesa estaba listo para otra metamorfosis, está un paso delante de todos. En ese momento no lo quiso decir, quizás por modestia.   

«No tengo nada en la mente de dirigir Industriales ahora. Todo es falso y pura especulación. Voy a estar tranquilo. La idea que tengo ahora es descansar».

¿O quería descansar en serio y aquella «bola» le dio una buena idea? Sí, porque Mesa asegura que dirigir Industriales era un viejo sueño, ahora mismo un reto, porque: «Industriales lleva siete años sin clasificar para las post temporadas y a mí me gusta trabajar con equipos así». Y está claro que Industriales no es Guantánamo, Cienfuegos o Sancti Spíritus.

Mesa ha cambiado en una década más de cinco veces de casaca. Pero repito no le sorprendió, ya lo sabía. Lo escribí apenas en febrero: «Mesa, fiel a Mesa, no se va del todo». Después de una década puede volverse previsible en sus movimientos. Mesa fue naranja, águila, cocodrilo y ahora será León. Generalmente un manager se establece en una franquicia y es el pelotero quien cambia casacas. Mesa ha hecho el viaje a la inversa. Es su especialidad, lo que unos aman y otros odian, ir contracorriente.

Lo lamentable, digo yo, no es que Guillermo Carmona haya perdido un contrato en el exterior porque «de palabra» le habían dado las riendas del equipo azul. Hace tiempo que la palabra es eso, sonidos que se lleva el viento. No será ni el primero ni el último al que le pase lo mismo. Es un modus operandis imitable. Lo lamentable  es que la solución que ha visto la Comisión Nacional para enmendar el fiasco del Clásico Mundial y de un Sub 23 que no atrae público, es que el show en la Serie Nacional esté en las bancas. En las taquillas y titulares de prensa dirán: «Mesa vs Kindelán o Mesa vs. Lazo». Las razones para asistir al estadio serán los retirados. Triste, que el béisbol, ahora dependa de ello. ¿Alguien sabe a qué se juega dentro del diamante?

  • Pedro Nolasco

Pienso que todo el mundo está esperando que los organismos de Dirección de la Pelota en Cuba se pronuncien sobre la reyerta multitudinaria que ocurrió ayer en el juego de Camaguey y SS entre casi todos los peloteros de cada equipo.
Hay situaciones que requieren una reacción rápida y fuerte por parte de los que dirigen. Y esta es una.

  • Pedro Nolasco

hola Juan Antonio.
Ah bueno, incomprable sí. Tanto VM como todos aquellos que mencioné y muchos otros hubieran podido jugar en la MLB y seguramente muchos tuvieron ofertas. Pero no se dejaron comprar y ese es un mérito innegable.

saludos

  • Fernando González Guerra

Nada alrededor de Víctor Mesa tiene total claridad, ahora las declaraciones de Carmona contradiciendo loo que dice la Comisión Nacional, así es en todo donde lo que se relaciona con él, ojalá un día no se le ocurra dirigir al Ballet Nacional de Cuba

  • La villareña

Víctor Mesa a pesar de sus malcriadeces es un buen manager,aunq siempre quede de Compay Segundo, pero es un ejemplo a seguir ya q respeta,ayuda a sus peloteros lo q deberian hacer todos los manager de los equipos

  • pedro

Muiy buen comentario amiga Mayli. Muestgras en el toda la trayectoria de Victor

  • Yuri Martinez

Me gustaria opinar aunque se que estos años de ausencia en nuesfro beisbol no soy el mas indicado cualquiera aficion de cualquier parte de nuestro planeta le gustaria tener un 10 jugador como es victor mesa que nosotros los villaclareños difrutamos tenerlos muchos años en nuestro equipo y era una locura asi que para la gente de la capital y industriales se la van a gozar con el si no vivir para ver tiempo al tiempo si los pone a ganar como hizo con matanzas veran la aficion de la capital llenar el latino americano

  • chaviano

Excelente articulo, queda poco que comentar.

  • Juan Antonio Hernandez Caraballo

Pedro Nolasco, dije imcomprable.

  • Mederos 83

La verdad que se hasta cuando le van acomodar la Serie Nacional... será que tiene que ser campeón de a todas todas??? ya con matanzas gozaba de la adulacion de muchos, Ahora con industriales hay que recpogerce ahi simepre el favoritismo ha estado presente...

  • Pedro Nolasco

Hola José Antonio.
Cuidado con los adjetivos.!!
Hay muchos que de los que usas que se ajustan a Victor, pero eso de INCOMPARABLE le queda grande a él y a cualquiera.
Para los que lo vimos jugar, junto a Linares,German, Anglada, Urquiola, Padilla o muchos otros precisamente resulta COMPARABLE a los mejores de toda la pelota revolucionaria y cabe en cualquier selección de toda esta etapa. Pero incomparable no.

  • la_esquina_del_home

Lo que mas me llama la atención es que se uniran en ese equipo Industriales muchas cosas, la baboseria , adulación y favoritismo de la prensa, arbitros, comicionado, y todo el que ejersa poder sobre la pelota, veremos..... aunque vi que VM32 dijo que La Habana le habia permitido importar peloteros de manera limitada.
Y ojalá VCL pida a Yosvany Perez, es guapo y nada para quitarselo a VM jaja

  • Juan Antonio Hernandez Caraballo

VVM es un ente contradictorio en nuestro beisbol, victorioso y no victorioso, dulce y amargo volátil y tozudo, exigente en la disciplina e indisciplinado, valiente en la decisiones y no valiente ante las derrotas, cambiante, con una historia reciente polémica; como jugador impresionante e irrepetible, robador del home, fildeador más allá de las cercas, un profesional en el terreno y por su constancia en su época de jugador le cabe el gran mérito de ser imcomprable, y por su decir hasta estos momentos revolucionario convencido e incapaz de desertar de su terruño, es un revolucionario capaz y a la vez engreído, es un mito muy difícil de descifrar.

  • Oscar Suarez

Que falta de respeto con los peloteros habaneros que sudaron durante la provincial para ganarse un puesto en Industriales. Como se explica que traen a VV Mesa, Samon, Rodriguez y Perez cuando ellos no jugaron la Provincial ni en sus provincias? Estas decisiones le quitan el animo a cualquiera. Con razon, cada dia me decepciono mas de la Comision Nacional de Beisbol. Gracias.

  • Mayli

Hola lectores...Azucarero, agendada la búsqueda...Singh...totalmente de acuerdo contigo, desde la baja calidad dl Sub 23 hasta que en lo personal tampoco me quita el sueño el futuro de Mesa, yo solo les narro acontecimientos de lo que es noticia, buscando debatir entre todos el tema. ...Freddy, gracias colega. Saludos hasta la Villa Blanca...GabyCuba, sí, una buena decisión es lo que esperamos todos. Abrazos.

  • Azucarero

Mayli, averigua por Raydel Pedraza, un prospecto compañero de Otoniel, Juan Carlos, Zulueta, Olivera y compañía, no vaya a ser que como está en el SMG en La Habana, se lo quieran llevar para allá, gracias.

  • Singh

Mayli ¿dónde están las pocas estrellas del bésibol cubano? Excluyo a los desertores. El Sub-23 da ganas de llorar por su mediocridad. Lo peor es que Tele-Rebelde está transmitiéndolo. Tal parece que la atracción de la próxima SN será ver el desempeño de Kindelán, Lazo y el propio Mesa con sus equipos. Yo señalaría más los absurdos que afectan al deporte nacional cubano, como el regionalismo esquemático que lo lastra, que el destino que tenga o no V32 (dicho sea de paso, a mí lo mismo me da que rumbo toma) el problema es que no soy villaclareño.

  • Freddy Espinosa Martinez

Colega Mayli, que bien , tú como siempre das en la medida exacta. Ya no sabemos qué más se pueda esperar de alguien tan impredecible y q tanto hace y deshace a sus antojos. Pero en fin, sólo te agrego a tu comentario, Que Bueno Industriales tiene garantizado con él un tercer lugar

  • GabyCuba

Muy bien, otra vez, Mayli. VM32, a pesar de su tosudez, es un tipo inteligente. Creo que es el ángel y el demonio de nuestro béisbol. Tanto él, como otros que a la sombra toman decisiones, han hecho daño a nuestro pasatiempo...muy bien, otra vez...