Los bafles del irrespeto

El uso excesivo de bafles portátiles interfieren cada domingo en el buen desempeño de la Banda Provincial de Conciertos en el parque Leoncio Vidal de Santa Clara.

Visto: 916

El himno de la patria es sagrado. Nada justifica que mientras se interprete en lugares públicos, los presentes alrededor hagan caso omiso y hasta se mofen de la melodía.

No exagero. Así ocurrió el domingo 29 de octubre cuando al iniciar la retreta de la Banda Provincial de Conciertos (BPC), un grupo de muchachos siguieron escuchando la música de sus bafles portátiles y hasta bailaron, mientras la orquesta tocaba las notas del Himno Nacional.

Ilustración de Alfredo Martirena sobre uso de bafles portátiles en áreas públicas.
(Ilustración: Alfredo Martirena)

Lo anterior ha estado ocurriendo desde hace un mes. Domingo tras domingo, a las 8:00 p.m., la Banda ejecuta sus conciertos. Quizá sea la única del país que ha mantenido la tradición que tanto agrada a citadinos y foráneos. También tocan los jueves a la misma hora; aunque ese día de la semana no acontecen las indisciplinas antes relatadas.

Lo que aquí se narra sobrepasa los límites. La muchachada estaba ubicada sobre el césped, justo entre la glorieta y la estatua de Marta Abreu. Ello obligó a que el director de la Banda, bajo su responsabilidad y con toda razón, decidiera suspender la tradicional retreta del último domingo. La competencia entre los bafles ahogaba el sonido de los instrumentos.

«No estamos en contra de que los muchachos utilicen ese tipo de aparato —dice Félix Toriza, director de la BPC—, pero nuestro espacio y momentos hay que respetarlos, más cuando se trata de nuestro himno. Algo tan elemental que se enseña desde el círculo infantil».

En nuestra opinión, la primera responsabilidad es de la familia que permite que los hijos salgan a la calle con esos bafles. Pueden ser mejor utilizados en sus hogares, en fiestas de amigos, mas invadir los espacios públicos resulta inadmisible.

En segundo lugar, las autoridades del orden público que rondan por el parque Leoncio Vidal también deben tomar cartas en el asunto. Están allí para velar por el cumplimiento de la disciplina social; sin embargo, las de esa noche esquivaron el problema.

Al indagar en el departamento de control de ruido del Citma, los especialistas nos informan no haber realizado mediciones de las potencias auditivas de tales bafles. No obstante, advierten que no deben exceder los decibeles permisibles. Y creo que si son capaces de interferir un concierto de la Banda, la potencia de estas cajas acústicas portátiles ha de ser bien alta.

Sería recomendable que los expertos se inmiscuyan también en el asunto, pues existen leyes, normas y decretos que prohíben invadir los espacios colectivos con niveles altos de volumen. Para los violadores de dichas restricciones se emiten sanciones y multas.

Y si la música «intrusa» fuera melodiosa y refinada, otro gallo cantaría, pero se trata de reguetón y trap, cuyas letras dejan mucho que desear, ni cantos ni gallos, más bien rugidos y leones. Inadmisible, pues, que se imponga a una actividad programada ni a un repertorio de kilates como es el de la BPC, la cual está celebrando sus 115 años de fundada.

Si cada cual actuara como le corresponde, esas indisciplinas sociales no tuvieran lugar. Nadie tiene el derecho de violar reglas comunes ni de irrespetar el buen gusto.

  • Baphomet

Eso por no hablar de los que van en los ómnibus rodeados de ancianos y mujeres embarazadas con el reguetón a todo volumen, porque el problema no es que oigan esa música (que es la peor porquería que se haya hecho en el último siglo) sino que tiene que oírla todo el mundo, quiéralo o no. Todavía recuerdo a los muchachos y muchachos que escuchaban rock en los 80 con una walkman y AUDÍFONOS puestos... y la gente se quejaba. ¿Por qué nadie se queja ahora?

  • fernando

Mire, las musicas intrusas que no solo interrumpen esta actividad, sino tambien interrumpen el sueño de niños , personas mayores, etc, no hay ninguna institucion que le ponga freno a esto, el estado con todos los medios de divulgacion habla de esto, pero nadie le pone el cascavel al gato, en los barrios usted pierde el tiempo marcandole a la policia para denunciar un individuo con esta musica desorvitante y no le dan importancia a estas quejas, el Cixma, salud, que tambien forman parte del sistema a trabajar esto tampoco se pronuncian, en fin impunidad total para estas cosas, chao

  • roli

pues aqui en la habana pasa lo mismo, me pregunto si en la primaria todavia se imparte la asignatura de Educacion Civica, ..

  • Rendon

Escuché el comentario en la calle de que eso había sucedido, pero me costaba creerlo. Y no le demos vuelta al asunto, es cuestión de la PNR poner orden en eso. Nadie puede imponer su música a otro, y mucho menos interrumpir cuando toca la banda, que es cierto es tradicional y decenas de santaclaremso van allí a disfrutarlo y tener algo de esparcimiento. Así que la queja, directa a la PNR. Que cumpla con restablecer el orden público.

  • Octavio

No creo que deba ser la policia y no es con policia como se resuelven estos asuntos
ultimamente se quiere que la policia lo resuelva todo, hasta las insuficiencias de otros. meter la policia en esto es perder otro espacio, es muestra de que ni la prensa, ni los vecinos, ni las instituciones que existen en el parque, han funcionado. la policia sí va a funcionar, llega, recoge y actua, pero.... y despues qué. esos que ponen la musica puede ser tú hijo, tú nieto, tú sobrino, entonces... qué pasaría?

  • Rafael

Días atrás me sonreía a duras penas, pues el ruido es igual, de la época de las grabadoras gigantes que en aquella época de los inicios de los 80 portaban en el hombro. Hoy hasta se portan en día se portan en estilizadas mochilas que no sabes desde donde viene el sonido.

  • Jorge

Es algo que está pasando en toda la ciudad con una impunidad total, tanto en medio del boulevar como del Parque Vidal, y la policía...brilla por su ausencia.

  • Javier Domínguez Pérez

El principal problema que veo es que la policía no cumplió con su trabajo. Y cabe la pregunta: ¿Se hizo la denuncia?
Es algo que no queda claro en el artículo. No se puede aspirar a un país organizado si cada cual no hace lo que le toca.

  • leanny

Buenos días. Coincido con usted 100%, es incomprensible que ocurran tales actos en nuestra ciudad, sobre todo a los ojos de las autoridades que por desgracia al parecer no lo ven como indisciplina social, he visto además de infinidad de equipos de este tipo en nuestro parque (todos con diferentes REGUETON al mismo tiempo ) que la verdad es un ataque a nuestros oídos, jóvenes casi niños sentados en plena estatura de Marta Abreu, ingiriendo Bebidas alcohólicas y la policía Frente al Pre Osvaldo Herrera a solo varios pasos, no actúa. Si es cierto que en nuestra ciudad carece de lugares donde recrearse la juventud creo que el Parque Leoncio Vidal no es para tener una Discoteca andante al estilo REGUETONN. Muchas Gracias.

  • Jadya

Mire usted que me solidarizo con lo que plantea (100%) y debo hacer comentarios al respecto sobre
1er tema. Las "las autoridades del orden público". Estos tienen una "puntería" para no estar donde y cuando hace falta. Y si están, están mirando para el otro lado. Además de la situación que usted plantea, está el ejemplo de patrulla y patrulleros que casi siempre están frente a la terminal de ómnibus intermunicipales, allí en el paso peatonal suceden cosas, igual en la esquina C.Central y Virtudes. Y ellos, comiendo minutas, mirando para el techo. Claro, son otros los tiempos. Le contaba yo a mi hijo que hasta finales de los ochenta, principios de los noventa, cuando un patrullero hacía sonar su sirena, algo pasaba, póngale el cuño. Hoy una sirena corta y/o intermitente, se usa para adelantar a otro carro o para que cierta chica, con ciertos encantos, que va por la acera, sepa que el policía de la patrulla es su admirador..........!!!!! por favor
2do tema. Los bafles (u otro dispositivo) de hacer ruido. En la curva que hace la carretera Central al encontrarse con la calle Marta Abreu hay un merendero (o una cervecera) desde las 8:00am ya hay venta de bebidas, al lado se encuentra la UEB de Transporte Escolar de Villa Clara, frente a este centro van a sentarse los clientes, a tomar su vaso de cerveza o su trago de ron, con bafle (ruido) incluido. Para ser justos hay que decir, también, que la música que ponen en la cervecera (o merendero) se "cuela" a las oficinas de dicha UEB llevando (por qué no) cierto estrés al trabajo de técnicos y especialistas.
Así quedaría.

""Las autoridades, autorizadas a hacer valer su autoridad""... están ocupadas en otra cosa
Usted lo dice, pero el domingo que viene, allí estarán los bafles. Como siguen allí las "alambradas" que nos impiden ir por el portal del rejuvenecido Hotel Central, después de varios artículos. Como siguen las paradas de carretones de caballos en los lugares que el raciocinio y la cordura no conciben.

Disciplina, un poquito mía, un poquito suya, un poquito de aquel, un poquito de aquella, un poquito de ustedes, un poquito de disciplina en cada uno de nosotros y zas!!! Volveremos a la civilización … que ya antes existía

  • ulises

Cierto es que abundan estos equipos electronicos en el parque Vidal de Santa Clara y no solo los domingos sino cualquier dia de la semana, hay un hecho que realmente me indigna y es el referido al irrespeto al Himno Nacional, cuando no tienen los bafles portátiles los jovenes continuan caminando y conversando sin mostrar el mas minimo respeto a este simbolo patrio algo tan elemental que se enseña desde el círculo infantil, pero algo esta fallando en la casa y en la escuela todos tenemos que tomar cartas en el asunto para subsanar este problema.