«La Época» o cómo crecer sin jugar

Una nueva juguetería abrió en Santa Clara, con precios prohibitivos para los padres que viven de un salario básico y, para colmo, insuficiente.

Visto: 5375

Junto a los expositores de las muñecas, una abuela —de esas de ojos pequeños y nobles— se ajusta los espejuelos sobre la nariz. Le ha dado la vuelta a la tienda, «cazando» gangas, sacando cuentas, ¡pero qué va!, ni echándole levadura a su chequera podría comprarle un bebé a la nieta. El más barato cuesta 20 CUC (o 500 CUP), y de ahí en adelante los precios trepan sobre las abuelas humildes y las niñas que cumplen años.

«Mami, mami, ¡este bebecito trae un tete y un orinal!», y abre los ojos como si revelara un milagro, al compás de una tanda de salticos breves y nerviosos. Y mami mira la pegatina con demasiados números, y le dice —suspiro de por medio— que si tuviera los 55 CUC que cuesta el dichoso muñeco, hace rato se habría comprado una nueva licuadora, que no se ponga triste, que la llevará al Coppelia.

Ilustración sobre comentario de elevados precios en nueva juguetería de Santa Clara.
(Ilustración: Adalberto Linares)

Una pareja joven las observa alejarse. Entraron solo por curiosidad, como la mayoría. «¡Qué manera de martirizar a la chiquita! Para qué la traen si no le pueden comprar nada».

La Época, de la cadena TRD, se llama la nueva juguetería de Santa Clara. El inmueble conserva el nombre original desde sus primeros días, allá por la Cuba republicana; aunque en los últimos tiempos se le conocía como la tienda de Trasval. Luego, antes de que cerrara por más de un año y medio, comenzaron las transformaciones, y ya en su última etapa apenas quedaron un par de largos mostradores y alguna que otra mercancía expuesta en las vidrieras.

Como suele suceder en estos casos de re-re-reconstrucciones, la gente no esperaba demasiado. «Una TRD más o menos no hace diferencia», pero cuando se extendió el comentario de que La Época se convertiría en una tienda de juguetes, curiosidad y expectativas ocuparon las conversaciones de no pocos santaclareños.

El último antecedente de un comercio de este tipo en la ciudad —la histórica juguetería de los 80, en la calle Colón— «murió», famélica, tras el desplome del campo socialista, por lo que a los niños de los 90 nos tocó crecer con lo heredado de vecinos, hermanos y primos mayores. De hecho, no es casual que el resurgimiento de la celebración del Día de Reyes Magos coincida con el momento en que los de la generación del período especial comenzáramos a formar nuestras familias. Llamémosle vindicación o nostalgia por lo no vivido.

El caso es que La Época abrió una vez más, y a los pequeños incluidos en la turba del día inaugural se les regalaron dulces. Buen inicio, pensaría cualquiera. Luego traspasas el arco de globos de la entrada y te encuentras con un velero tripulado por peluches; al fondo, una pantalla gigantesca proyecta videos de canciones infantiles, y en el lateral derecho, un gorila animatrónico —simula el aspecto y los movimientos de un animal vivo— mueve con aspaviento los brazos y le gruñe al que se acerque demasiado.

Adultos y chicos reían con ganas. Los de fuera, con las barbillas pegadas a las vidrieras, levantaban la cabeza como náufragos. Los de dentro movían la mirada de un lado al otro, descubriendo los tesoros que solo existen en una juguetería. «¡Una Barbie gigante!»; «Mira, abue, qué clase de carro de carrera»; «Dile a Papá Noel que yo lo que quiero es ese pianito rosado».

Y una no espera nada barato, porque en Cuba ya no se obran esos milagros, pero aún así te agarras de lo que te queda de fe. Error. La muñeca rubia de piernas estiradas cuesta 46.95 CUC; la cuña, 82.95, y el piano, de no más de 40 cm de largo, 55.95. En otro anaquel, un tiranosaurio rex de goma y un tigre amarillo de mirada mansa. Al «ejemplar» prehistórico le faltan cinco centavos para alcanzar los 43 CUC y el felino, más estático que una roca, se vende por 17.

Si lo de su hijo son los deportes, ni siquiera lo intente. El juego de ajedrez le saldría en 11.55 CUC; el de bolos, en 22.35, y la canasta de básquet, en 44.95. No obstante, el más triste descubrimiento del día fue el juego de cocina —especie de una mesetica de plástico, rosada y blanca, con puertas y otros aditamentos—, pues, hasta el día de hoy, constituye mi única frustración de la infancia. Con los 137 CUC o 3425 CUP que vale, se solventan las necesidades temporales de cualquier familia, amén de que tales precios parecen ideados para otro lugar del planeta que no sea esta isla.  

Ya sé que el tema de las clases sociales no sorprende a nadie en Cuba, y que el poder adquisitivo arbitra la vida cotidiana de quien tiene y puede, del que no tiene y trata, y del que ni tiene ni tendrá. Sin embargo, cuando esos contrastes tan duros se proyectan sobre el básico deseo de jugar de un niño, la respuesta automática se transmuta en violento dolor e inmediato cuestionamiento.

¿Cómo se establecen los precios en este país? ¿En qué parte del camino se perdió el «con todos y para el bien de todos»? ¿Será que hubo un ataque de amnesia colectiva y olvidaron que la mayoría de nuestros ciudadanos vive de un salario básico y, para colmo, insuficiente?

El pueblo rumia las respuestas entre dientes, pero en la juguetería santaclareña se continúa entrando y saliendo con las manos vacías. En apenas una semana, el imaginario popular  convirtió a La Época en una suerte de tienda-museo —se mira y no se compra—, y no son pocos los padres que prefieren evadir ese tramo de la calle Independencia con tal de que los pequeños continúen felices en su ignorancia.  

Hubo quien se acercó para aconsejarme que dejara pasar este tema, por obvio e irritante. Esos, claro está, no tienen niños. Hubo otros que me alentaron a ir por más, pues no encuentran la forma de que sus hijos entiendan que aunque mamá y papá trabajen, su entretenimiento es lo último en lo que piensan a la hora de sacar cuentas. Por desgracia, nos hemos habituado a subvalorar el alimento del alma.

Desafortunadas e injustificables son las razones tras los precios de La Época. ¡Y qué más da!, diría cualquiera, si los grotescos juguetes de plástico fundido también cuestan una fortuna. Sin embargo, no hay nada de lógico en ninguno de los dos casos. El problema se crea en el momento en punto en que comience a parecernos normal. 

Se han publicado 46 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • chaviano

    Ciertamente son un absurdo los precios de los juguetes máxime cuando este tema fue analizado a profundidad en la Asamblea Nacional, debió tenerse en cuenta a la hora de la apertura de la juguetería inalcanzable.

  • Karlosi

    A decir verdad es una completa falta de respeto al buen cubano trabajador no de clase media ni nada por el estilo, para todos es algo inalcanzable y de verdad una completa falta de respeto. Yo por ejemplo, mi salario es 495 pesos, por ahi no puedo ni pasar si no no como. Nada que es la tienda de los sueños no de juguetes. Solo me pregunto en que momento hemos perdido los valores que nos han inculcado desde pequeños. Cosas asi no pueden suceder en la cuba del Che y Fidel, no puedennnnnnnnn

  • Ernesto

    Es que yo no entiendo, sinceramente no entiendo lo que pasa en nuestro país. No hace mucho la Asamblea Nacional del Poder Popular ( el organo de gobierno nacional) dedicó sesiones completas a la situación de los juguetes e el país, uno se pone a analizar y realmente se asombra que la entidad que gobierna un país dedique tiempo y esfuezo a la situación de los juguetes; de este analisis en la Asamblea salieron artículos en la presna nacional, Granma, Cubadebate, Juventud Rebelde, la TV nacional; y ahora de buenas a primeras abren tiendas como estas? Es una FALTA DE RESPETO literal a la gente, es increíble, la verdad, cuando uno cree que ya no se puede hacer nada más para asombrarnos, no encontramos con que no es así, siempre hay algo nuevo y superior a nuestras expectativas.

    • Ayda

      Estoy totalmente de acuerdo con Ud

    • Ayda

      Mi hija lo unico que me ha pedido a mi es una muñeca con pelo largo que se pueda peinar tuvo que recibirla del exterior porque una muñeca con pelo largo en esa tienda cuesta hasta 50 CUC

  • Maira

    Mi felicitacion a la periodista, la verdad es que su articulo esta muy bueno, realmente lo que da es pena y bochorno esos precios para una poblacion que vive de su salario, se la comieron con esa tiendecita. Mis saludos y reitero la felicitacion a la periodista

  • Lienny

    Es cierto que el tema de las clases sociales no es nuevo en Cuba. Pero es una lástima que “algunos” utilicen los simples deseos de un niño para resaltar algo que ya es sensible en el día a día del cubano. Se puede “jugar” con muchas cosas pero con el pueblo no. Me satisface que los medios de comunicación locales muestren el sentir del pueblo villaclareño. Pero me pregunto: ¿Cómo nuestros decisores permiten que cosas como estas sucedan?

  • Lidia Anai Blanco Rodriguez

    Pues claro que hiciste bien en tratar el tema de la jugueteria muy bueno y acertado tu comentario.El gran problema es que si a la vuelta de la esquina hubiese otra tienda de juguetes menos sofisticados a precios alcanzables por cualquier familia no fuera tan frustrarte , tendrías la opción de hacerle entender a tu hijo nieto sobrino que ese es,
    el que le puedes ofrecer,pero de verdad que la gran mayoría no le puede comprar ni los de la candonga ( los plástico ,tiesos.

  • chiruza

    Esa es una tienda.... de los humildes para los humildes y por los humildes....

  • roli

    peridodista, no vivo en Villa Clara, soy de La Habana, pero habitualmente leo Vanguardia, ni se porque, sera que me gusta el nombre, su hijo o sus hijos, deberan sentirse orgullosos de tener una madre leona, y de que esa madre leona sea una periodista valiente. la verdad no se esconde ni se maquilla... y ojala Cubadebate o Granma reproduzcan este articulo. Saludos

  • Amador Hernández

    cómo es posible que eso se permita. los niños de cuba juegan a ser grandes con los carisímos artefactos tecnológicos. ahora súmale que los revendedores, llamados cuentapropistas, venden la juguetería a precis inaccesibles para el padre de a pie, y como si fuera poco una tienda de juguetes para su venta en divisa. dios, que no vuelva a ver niños con la nariz aplastada contra los cristales en franco delirio por un juguete.

  • Jadya

    Lunes 18 de diciembre, 9y48 am..... No hay ningún comentario a este trabajo!!!!!!
    Debe ser que no se han publicado, deben estar esperando por el moderador, para que autorice su publicación
    Estoy seguro de que es así porque muchos debemos ser los que hemos opinado para estar 200% de acuerdo con la autora del artículo. Es una falta de respeto, que por ser a los niños es un abuso.
    No justifiquen con el bloqueo y los precios que hay que pagar para ponerlo en la tienda. Sería mejor no pagarlos y no ponerlos.
    Hoy, cualquiera que viva de su salario, que no se robe nada de su centro de trabajo para revenderlo en la calle y sacar unos kilitos. No puede darse el gusto de ir por ese tramo del Boulevard con su hijo de la mano. Que niño va a enterder que mamá y papá tiene que multiplicar por 25 el precio del juguete y que cualquiera de ellos son varios meses de trabajo.
    Nada, todo está dicho en el trabajo.
    El que tuvo la idea de esa tienda no se tiene respeto ni a Sí mismo

  • Jadya

    Lunes 18 de diciembre, 9y48 am..... No hay ningún comentario a este trabajo!!!!!!
    Debe ser que no se han publicado, deben estar esperando por el moderador, para que autorice su publicación
    Estoy seguro de que es así porque muchos debemos ser los que hemos opinado para estar 200% de acuerdo con la autora del artículo. Es una falta de respeto, que por ser a los niños es un abuso.
    No justifiquen con el bloqueo y los precios que hay que pagar para ponerlo en la tienda. Sería mejor no pagarlos y no ponerlos.
    Hoy, cualquiera que viva de su salario, que no se robe nada de su centro de trabajo para revenderlo en la calle y sacar unos kilitos. No puede darse el gusto de ir por ese tramo del Boulevard con su hijo de la mano. Que niño va a enterder que mamá y papá tiene que multiplicar por 25 el precio del juguete y que cualquiera de ellos son varios meses de trabajo.
    Nada, todo está dicho en el trabajo.
    El que tuvo la idea de esa tienda no se tiene respeto ni a Sí mismo

  • Luis Evidio

    Qué triste todo esto. Es de las tantas cosas malas del pasado superado por la revolución y desgraciadamente están volviendo y con la anuencia de las autoridades. Claro ya lo dijo... ¨el hombre piensa como vive¨... Nota aclaratoria... no vaya a pensar que el que lo dijo fue Milton Freeman, ni Hitler, ni Reagan, no,el que lo dijo fue Carlos Marx, el Prometeo de Tréveris.

  • rayza

    Hemos debatido mucho su artículo y la principal conclsuión es que fue muy valiente al exponer esas ideas que dan tantas vueltas en la cabeza a los cubanos..esa relación precios salarios!!!!...

  • sergio

    Muy buena opinión y buen punto este de los precios. Buena pregunta que hizo en su comentario. Deberían topar los precios también en las entidades estatales. Porque para mi que están hechando competencia con los particulares a ver quien sube más.

  • vanguardia

    Muy bueno su comentario espero que los encargados de poner los precios tengan mas respeto con el pueblo trabajador y valoren otra opcion de un precio mas barato ya que esto se ha convertido en un habito poner precios extremadamente altos en muchas tiendas de divisas

  • Ricky

    Tal parece que "La Época" en la que los niños jugaban quedo bien atrás y bien atrás queda el bolsillo de aquel cubano de a pie (como somos la mayoria) que se de el lujo de regalarle un juguetico a su niño por el fin de año o simplemente que algún rey mago loco pase por la casa... Esta es la obra cumbre a la falta de respeto con la infancia villaclareña...

  • Julio V Ruiz, MD

    Excelente artículo. Esto si es ejercer el periodismo. Ante estas injusticias y otras hay que opinar constructivamente para ayudar a cambiar. Gracias.

  • El Holandes Herrante

    No no , los muñecos solos no todo esta carisimo y $$$ sigue igual ....Hay que llamar a taladri para que saque usted su propias conclusiones .

  • Zayra Glez

    Excelente su artículo, me quito el sombrero ante ustedes....más me pongo a pensar, no será esto un CUBA DICE más...se denuncian los problemas y qué pasa???

  • Heliecty

    Aprecio la valentia con la que enfoco el articulo y veo comentarios como el de luis evidio en los cuales coincido plenamente, quien pone los precios? que explicación se le da al pueblo de porque tienen esos precios? , ojalá alguien lea su artículo y se lleve a un análisis donde se rectifique este gran horror, tengo un niño pequeño de 3 años y se me ha hecho casi imposible encontrar juguetes pues los precios no son para los trabajadores como yo ,pues tendria que reunir varios meses de mi salario sin utilizar cada centavo del mismo, soy medico y he estado en el extranjero como parte de mi trabajo y en todos los paises del mundo los juguetes son caros, pero son de acuerdo al salario de cada trabajador .

  • Liena M. Nieves

    Muchísimas gracias a stedes por leernos, opinar y senirse identificados en un problema del que pocos escapan.Ojalá cambie, para bien, lo que deba ser cambiado. Saludos

  • carlos

    La falta de respeto al pueblo es grande, por qué poner a la venta todos esos juguetes tan caros y ni siquiera preocuparse por importar y vender algunos juguetes relativamente baratos??? En China, que de seguro es de donde los traen a Cuba, hay juguetes baratos que podemos comprar por cantidades, asi que no veo excusa para no vender cosas con precios mas asequibles.

  • jorge

    nuestro Comandante amaba a los niños, de hecho siempre fue un eterno niño, en las fotos que compartia con ellos se veia su alegria de estar rodeados de ellos, entonces d aquellos que cuando se fue fisicamente y que hicieron suya la frase YO SOY FIDEL no esten dentro de los que idearon esta tienda con los precios astronomicos y no se hayan pronunciado como tal, porque no sienten como el sintió la risa de los niños cubanos.
    esperamos la visita de Abel Falcon y un alta tension para contactar con los directivos de esta cadena y den repuesta del porque de estos precios, que es dificil que la tengan. POR FAVOR RESPETEN LA INOCENCIA DE NUESTROS HIJOS QUE SON NUESTRO FUTURO.
    espero publiquen este comentario

  • Cuco

    Este no es un problema nuevo. Tengo un Hijo que tien 25 años cumplidos cuando tenia 5años por alla por el lejanisimo 1997 , un dia alla en cienfuegos donde viviamos entre ala Casa Mimbre tienda insignia de esa ciudad con 5 cuc oiganlo bien 5 CUC con la dificil y casi imposible tarea de comprarle un par de zapatos para la escuela al vejigo, comence mirando por aqui y por alla sin percatarme que me acercaba al desatre que aparecio en forma de un fenomenal carro de bomberos casi en escala natuaral , juro que cuando lo vi entre en panico pues costab1!!!!!! 28.00 CUC !!!!!! y sabia que pasaria lo que exactamente paso 17.5 segundos despues , mi nene me puso una cara de esas que no olvidas ni aunque pasen 20años y yo le tuve que poner otra que imagino el tampoco lo haya olvidado , creame que hasta yo tenia ganas de arrear el tareco aquel . Ñooo nada, tuve que apelar a todos mis recursos persuasivos para convencerlo de que a el no le hacia el carrazo de bomberos aquel sino los feisimos tenisitos Marca TOSTENEMOS color rosadito con bastoncitos que fue lo que pude alcanzar por mis humildismos 5CUC de madre . Es por eso que añoro aquel proceso dobnde bombo mediante iban cantando el numero que te tocaba para coger los juguetes del año , el basico no basico y dirigido no recuerdo el nombre , pero que ponia en manos de la sala casualidad y fortuna la posibilidad de un buen jugueton como una bicicleta 24 rusa aquellas que la vida demostro que eran buenimas . Hoy por suerte mi hijo es un hombre y cuando mede un nieto le regale algun carrito delos merolicos que no sontan vistosos como el bombero demi cuento pero que pal caso es lo mismo.

  • belkis

    Si es una falta de respeto a los cubanos poner esta tienda que ya no
    se va a poder ni pasar por ella cuando vallas con niños, porque como se le explica a un inocente que si le compras un juguete la familia se tiene que pasar un mes o mas sin comer , pero no es solo con los juguetes no hay una sola cosa que tenga un precio razonable en nuestra cuba bella. quien pone los precios no vive como el resto por eso lo hacen para burlarse de nosotros

  • Asnel

    El pasado 29 de diciembre, fue que visité esa juguetería (le llamo así porque es lo que dice en su fachada), acompañado de mi "niño", que ahora tiene 15 años, por suerte ya no juega con este tipo de juguete, porque lo que le gustaba de pequeño eran los carros y el más barato que había rondaba los $15.00 CUC. Como todo buen cubano , que nos reimos y hacemos chistes de nuestras propias desgracias, al salir le dije al señor que estaba custodiando la puerta (muy respetuoso y atento él):
    - Amigo, este es el mayor anticonceptivo humano que se ha hecho, porque quien vea el precio de estos juguetes, no se le ocurre tener un hijo nunca más!.
    El señor se encojió de hombros y levantó las cejas sin saber si reir o llorar.


  • Pepetropical

    Es verdad que esta cara, muy cara. Pero si algo he aprendido en esta vida es que nada es regalado. Si no puedes con los juguetes en CUC por la misma calle en una casa particular al lado del rapido venden en MN. Ponganse a trabajar en lugar de estar lamentandose!

  • lupe

    Realmente no me dan deseos de comentar nada en esta provincia pues ultimamente se dicen los problemas incluso en alta tensión, los conocen los dirigentes y siguen como si ellos no supieran leer u oir. Todo es una falta de respeto hacia los ciudadanos de este pais, riendose de los problemas que tenemos y que ellos mismos con sus malas decisiones o ninguna toma de decisiones, indolencias e ineptitud están provocándonos..eso mismo pasa con el articulo del sabado de Vanguardia acerca de los barrios llega y pon y entonces el domingo hicieron un operativo para que nosotros creamos que hacen algo...y antes por que no lo hicieron porque esa cuestion la sabe todo el mundo ..nada mas que decir...PARA QUÉ

    • Ayda

      totalmente de acuerdo, nadie hace nada es todo x gusto

  • yuri

    totalmente de acuerdo con el comentario de Lupe

  • Ayda

    Nunca me he atrevido a llevar a mi hija a esa jugueteria salio hasta en el paquete de la semana para que la abrieron? para decir que hay jugueteria en cuba? es una falta de respeto a nuestros hijos por favor cierrenla ponganla no se en los cayos en lugares turisticos donde nadie la vea si porque nadie ve tampoco los lugares turisticos, solo ha recibido criticas desde que abrio y ha salido hasta en internet las criticas llueven es la falta de respeto mas grande a un niño cubano maxime cuando los niños son tan respetados y sagrados en este pais ojala y las autoridades hagan algo al respecto

  • EAC

    Se está acercando otra vez la Asamblea Nacional, veremos si está en en la agenda este tema tan delicado, que es los juguetes, este artículo fue en diciembre de 2017, esperemos que no pase al olvido, nuestros diputados(los Villaclareños), deben llevarlo a la Asamblea para que sea debatido, no vivo en estos momentos en VC, pero soy de ahy, periodistamuy buen trabajo, gracias.

    • José David

      Mayo de 2018, misma situación. Vivo exactamente a una cuadra de dicha tienda y no he puesto jamas un pie en ella, así como en la mayoría de los lugares cercanos a mi casa, pues solo soy un trabajador de los de a pié, de los Liborios, que generamos riquezas para que el clan de los Ricos McPatos pueda disfrutarlas. su comentarios me hace recordar los primeros años de la Revolucion De los Humildes, por los Humildes y para los Humildes que concibió ese gran Gigante que fue Fidel, me recuerda el programa del Moncada, defendido con tanta pasión en la Historia me Absolverá y que buscaba la solución de los problemas del pueblo trabajador. Me pregunto si cuando se cierra un lugar de los dedicados a Liborio para remodelarlo y abrirlos ahora muy bonitos y tentadores pero concebido para los ricos McPatos se habrá pensando aunque sea un poquito en ese Programa de la Revolución Cubana.
      El tema de los precios y su formación es algo que da mucha tela por donde cortar, pero mientras no exista un verdadero control de los mismos por las autoridades seguirá siendo más de lo mismo. A veces creo que quienes tienen la tarea de diseñar las estrategias económicas (al menos en mi ciudad) jamas han asistido ni a una conferencia de economía política pues desconocen que si es verdad que cuando ud vende al 400 0 500 % del valor de costo las ganancias serían grandes, pero no tienen en cuenta el tiempo de realización de la mercancía y al final pierden con la mercancía llenando espacio en almacenes y echándose a perder. Pero al final la mercancía más valiosa que la conciencia y los valores de nuestro pueblo es la que está sufrfiendo el mayor deterioro.

  • Cubana de a pie

    Con tanto que se luchó y se ha luchado en Cuba para acabar con la explotación y las injusticias y mira como pasan esas cosas en pleno siglo 21, para que murieron nuestros martires, para que yo me muera de pena por no poder comprar no un juguete a mis niños, ni siquiera chucherias o un simple refresco que equivalen al sueldo de un dia de trabajo de cualquier cubano... como les explico a mis hijos.
    Ahora, quien es el dueño de la tienda?, quien es el que pone los precios?, quien aprueba o autoriza para que eso suceda?, esa es la pregunta que hay que hacerse.

  • Liborio

    Y nuestros niños, quien se acuerda de ellos... ESTO ES UNA REVOLUCIÖN, como pueden pasar estas cosas señores... para que nuestro Fidel luchó en la Sierra? HASTA CUANDO va a suceder esto... Este articulo es de 2017, miren cuantos comentarios del pueblo indignado y nada a cambiado, a quien le importa la opinion del pueblo... Lo menos que pueden hacer las autoridades es explicar estas cuestiones.

  • Felo

    Me he quedado pasmado con el artículo. Soy de La Habana y no he visto en los períodicos de distribución nacional JR, Granma, Trabajadores, un artículo como este, no parece una periodista cubana. La felicito, de todo corazón, por su excelente artículo y por la valentía de poner en el tintero asuntos tan importantes como los que trata. Porque en mi opinión el tema del precio de los juguetes no es el más alarmante, sino hacia quienes están dirigidos esos precios, y nos es nada menos que a la pequeña burguesía cubana. Este es un problema que debe resover el estado cubano y en mi opinión no se trata de ponerle trabas a la pequeña burguesía legal, sino de que el estado tiene que cumplir sus funciones con eficiencia y eficacia y dejar ya de responsabilizar al pueblo de cuba por su mala gestión durante varias décadas. Cada vez que oigo la frase "rectificación de errores" me hierve la sangre, porque hasta donde yo se, yo no me he equivovado en una desición estratégica de estado, ni de gobierno, porque yo no tengo poder real, ni yo, ni la mayoría de los cubanos; así que, que se responsabilice a los que se han equivocado, los que sí tienen poder de desición y mandato, recursos y jerarquía, vamos a dejar el descaro ya y a llamar a las cosas por su nombre. El estado tiene que rendirle cuentas de su gestión al pueblo directamente, porque en la Asamblea Nacional todo el mundo sigue levantando la mano al parejo, nadie diciente, cómo es posible. Hay que revisarse bien por dentro y cambiar todo lo que deba ser cambiado. Ojalá me publiquen. Saludos

  • Terreno

    Buen artículo

  • Rey

    Es un tremendo disparate político permitir que existan tiendas para ricos en las mismas narices de un pueblo trabajador que vive de salarios que difícilmente alcanzan para comer. De qué socialismo hablamos entonces? Por qué se ha permitido y se estimula "la producción" de burgueses, aprovechados y bandidos? O se rectiifica urgentemente toda esa basura o en poco tiempo no tendremos Socialismo ni Patria. Porque sin el primero, la segunda caerá en la inmunda boca inmunda del Monstruo que nos desprecia.

  • A Xere

    Periodista, usted trae una razón gigantesca en su artículo. Reconozco que me ha dejado boquiabierto, porque (al menos yo) nunca había leído uno similar en nuestra prensa, en cuanto al alcance y la sinceridad de la crítica expresada. Veo que el problema trasciende ampliamente las fronteras de la capital, y veo también, de paso, el tamaño de mi ingenuidad al pensar que no era así. Desafortunadamente, por mucho debate que tengamos alrededor de la nueva constitución, la política de precios en el país no va a cambiar al menos a corto plazo (ni a mediano), y esta es la triste convicción de muchísimos de los cubanos que vivimos en nuestra tierra. Llevamos años, bastante años ya, planteando esta situación a todos los niveles, pero es evidente que desde que el CUC se "paró" en 25 MN se paralizó todo proceso al respecto de lo económico. Por suerte hoy hablar de salarios no es una cosa contraproducente. Desgraciadamente, sí es lo mismo que echar agua en canasta. Ojalá su artículo toque las fibras de alguno de esos habitantes del Olimpo cubano que, si dependen de su salario, es obvio que no ganan 285 al mes... Mi respeto. Un visitante ocasional de Vanguardia, aunque prometo regresar de vez en cuando.

    • Liena M. Nieves

      Hola A Xere....hay muchos ojalás por cumplir en sus palabras, pues sobran los pendientes (inadmisibles a estas alturas) con el pueblo de Cuba. Gracias por leernos!

  • Observer

    Eso demuestra que, en vez de avanzar, vamos para atrás. SIN PALABRAS

  • José David

    Ayer festjé, de forma privada, el 92 cumpleaños de ese Gigante que marcó un antes y un despues en la historia de la humanidad y que para mí aún no ha muerto. Vuelvo a leer este polémico artículo y los comentarios de los foristas y se me hace un nudo en la garganta. Tengo aún la esperanza de que nuestro coterráneo Presidente pueda enderezar aunque sea una parte de los entuertos que hemos cometido. El tema precios vs salario es bien difícil de resolver, sobre todo en una economía en la que alguien tuvo la idea de incorporar la doble circulación monetaria a raiz de de la despenalización de la tenencia de divisa y que se resolvía con un viejo y probado (incluso en nuestra Cuba) recurso como el cambio bancario, añadiendo que a los efectos de macro economía el cambio es 1x1 y se convierte a 25 x 1 para la economía de Liborio, lo que es tambien un desatino. Pero todo eso no justifica para nada la decisión de mostrarle a nuestros niños que solo los que tienen dinero tienen derecho a jugar. ¿Se acerca esto en algo al pensamiento y la acción del "CABALLO", de MI FIDEL?.

  • TELO

    Siempre ha pasado este problema, los juguetes son muy caros, ahora xq existen tiendas que no le llega el trabajador estatal, antes por los 60 porque venían por tres cupones una vez al año y los que tenían más dineritos, hacían la cola dormían en la tienda y se llevaban los mejores juguetes , yo nunca alcance muñeca y tanto que la deseaba, recuerdo una vez ya cdo tenía como 10 años, sacaron unas que se llamaban Loreta, como me gustaba, claro no alcance, pero tampoco mis padres tenían 14.00 pesos MN para gastarlos en una, mi padre era barbero y no alcanzaba su salario. Yo alcanzaba una pelota o un avioncito, tuve algunas muñequitas por un padrino q tenia $ y estaba enamorado de mi hermana 11 años mayor que yo y me regalaba algunas. Como yo, existían muchos niños, como ahora también los hay. Solo tuve una muñeca en mi niñez y fue xq me puse muy enferma y no sé, quizás mis padres lo pidieron prestados o vendieron algo, nunca supe. Yo crecí jugando mucho con la imaginación, pero jugaba, Perdón por hacer esta historia la periodista me saco un recuerdo muy guardado. Siempre he visto niños con su carita en las vidrieras y me hacen regresar a mi infancia. Cuanto sufrirían mis padres? Y ahora cuantos no sufrirán también?.

  • Guillermo

    Perfecto artículo, directo y claro, con un mensaje de denuncia social y a tono con la realidad de la mayoría de los cubanos, maravilloso debate, pero nada de respuestas por parte de autoridad alguna, nada de soluciones, lo más indignante es que existe un sistema para recoger la "opinión del pueblo", pero evidentemente quienes la recogen o los que tienen que hacer algo con esas opiniones no leen este tipo de artículos, lo que es malo, pero peor es leerlos y ser indolentes ante lo que en él se expone.