Nuestro «infierno» animal

La endeble justicia que (des)protege a los animales, unido a la violencia y desprotección ciudadanas, configuran la caótica situación de la vida animal en Cuba. 

Visto: 1413

Ilustración sobre el maltrato animalEl ómnibus hizo parada. Todas las miradas, hacia el fondo de la guagua. Una adolescente lloraba y entre sollozos amenazaba a su madre con bajarse. Por el cristal podía verse a su perro, corriendo para alcanzarla. «No seas dramática. Dentro de poco él encontrará un nuevo dueño y ni se acordará de ti», comentó la mamá para consolarla. Momentos antes lo habían abandonado en un potrero baldío al lado de la carretera. El vehículo continuó su ruta, y un tramo largo recorrido velozmente terminó venciendo al pobre can.

Después del suceso narrado, el tema del maltrato animal no se me va de la mente. Y por si fuera poco, un lector de Vanguardia nos escribió para manifestar su rechazo a las horribles peleas de perros que se realizan en las zonas rurales… Que los verdugos engordan los bolsillos a costa del maltrato y la violencia… Que las autoridades «desconocen»… Que los pobladores aprueban o se hacen de la vista gorda.

Pero hay más. Hace algún tiempo percibí cómo en plena ciudad sacrificaban un puerco para la venta. En el concurrido ruedo había un niño que, entre risas, invitaba a otro de la «tropa» a disfrutar del «asesinato». Ante la negativa del «cobarde» amiguito, le gritaba enojado oprobiosas palabras. Los padres acompañaban la matanza del cochino con una botella, algunos saladitos y un estruendoso reguetón.

Otra historia turbulenta es la de los famélicos caballos que, azotados por sus amos, cargan o halan más de lo que pueden soportar. El sol tropical les curte la piel, la sed los amedrenta. Son enormes las distancias e ínfimo el descanso. La gente los contempla, nadie dice ni hace algo. La compasión hace rato se ha transformado en diabólica indiferencia. Muestra de ello a continuación.

Una vecina mía se vanagloriaba de sus métodos para exterminar un gato sin dueño. Había uno que de vez en cuando le robaba la carne que dejaba al descubierto en la cocina. Días antes le dio una paliza, pero el felino, al que le quedaba otra de sus vidas, salió ileso.

Así, cargados de vicios, fraude, lucro, violencia, se configura el infierno de los inocentes animales que poco significan ante la endeble justicia que los (des)protege. Lamentablemente, la caótica situación de los animales domésticos comienza por la irresponsabilidad e insensibilidad humanas.

El encargarse de una mascota va más allá de la convivencia con el animal en cuestión, pues implica alimentación, salud y buen trato, tal como si de otro miembro de la familia se tratase. Compete estrictamente a los dueños lograr una reproducción regulada, o por el contrario, someter al animal a la esterilización. Simples acciones pudieran ser un bálsamo para aliviar los altos índices de animales domésticos abandonados en las calles. 

Resulta alarmante el comportamiento de algunos ciudadanos que, antes de adoptar a un perro «chulo» sin hogar, prefieren comprar los de raza a precios exorbitantes. En ocasiones no se trata de extrema afición por los caninos, sino de una manera de legitimar su estatus social y modo de vida. «Conozco quien tiene dos perros: el chulo para la azotea y el de raza para los paseos», comenta el villaclareño Ramón Rodríguez Limonte, defensor de los derechos de los animales, también artista de la plástica.

Es cierto que la Constitución de la República de Cuba estipula la protección de la vida natural. Sin embargo, solo se concreta en regulaciones sanitarias, normas epidemiológicas y medidas proteccionistas en el ámbito económico. Pero los interesados en que se apruebe una ley de protección en favor de los animales piden más. Piden abrigo, defensa y amparo.

Y hasta que llegue la ley, los animales continúan sufriendo los desafueros humanos. Esa es la dura realidad, que nos compete y nos desacredita. Si se aprobase una ley justa, ciudadanos y autoridades se verían obligados a cumplir las normas de civilidad para con ellos.

Mientras tanto, existen otros caminos viables que se construyen desde la sociedad civil. Son  grandes o pequeños grupos, vecinos amantes de los animales que se organizan, sin ánimo de lucro, autofinanciados. Mas, necesitan respaldo gubernamental para articular acciones en conjunto.

Son muchas las interrogantes que nos obligan a pensar una y otra vez en el tema: ¿Cuáles son las estadísticas del maltrato animal en nuestro país?¿Destina el Estado cubano un presupuesto para la esterilización de los perros y gatos abandonados? ¿Las clínicas veterinarias estatales poseen las condiciones óptimas para atender a los animales? ¿Es suficiente el tratamiento que dan los medios de prensa a esta problemática?

Al menos, en el programa radial Aquí se habla de todo, de la CMHW, Rodríguez Limonte despliega una labor educativa constante e induce a los ciudadanos a la práctica del amor hacia los animales. Es que el cuidado de estos en nuestro país se ha convertido en iniciativa de unos tantos —y no en deber y obligación ciudadanos.

Se conoce que en La Habana, sobre todo en el casco histórico, algunas instituciones trabajan en pos de la protección animal. Sin embargo, ni la capital cubana ha logrado erradicar de raíz el problema. Y mientras muchos países de América Latina ratifican la Declaración Universal de los Derechos de los Animales, Cuba sigue en silencio. Ojalá este año traiga las buenas nuevas.

Decía el gran Gandhi que las civilizaciones y los pueblos se juzgan teniendo en cuenta la forma en que tratan a sus animales. Entonces… sobran las palabras.

  • Guillermo

Me alegra sobremanera ver este tema tratado, realmente es difícil entender como entre personas consideradas humanas, afectuosas y solidarias como los cubanos el trato a los animales es tan inhumano, agresivo y poco solidario, los animales; mascotas o no, son parte de nuestro entorno natural y como todo lo que nos rodea necesitan respeto, ¿cuántas veces vemos a un cochero agarrarla a palos con el noble caballo que lo alimenta?, sin embargo la gran mayoría sólo "vira la cara" y "sigue en lo suyo" y eso que ocurre cotidianamente e incluso frente a autoridades, ahí no sé si el animal es el caballo o el cochero, comparto lo que dice de las mascotas caras y la necesidad alarmante de reforzar el status social, ¿ha visto como hacen el saneamiento canino los compañeros de Hiigiene y Epidemiología?, horrible, persiguen al perro. lo agarran de la cola, le dan varias vueltas y lo lanzan dentro de la "trampa" que tiene el carro, ¿cómo reaccionaría este funcionario si alguien lo agarrara de ..., bueno de alguna parte y lo lanzase dentro de algo?, el maltrato animal es una realidad y mucho hay y podemos hacer, ponerlo como usted en "blanco y negro" es una de ellas, gracias.

  • ken

Fernando: Creo que todo espacio es adecuado a la hora de realizar una crítica constructiva como la que realicé anteriormente, sin grado alguno de malicia, además, creo que muchos coinciden conmigo en mi planteamiento, en ningún momento pasé por alto el grado de profundidad y sentimientos en el comentario de Leydi, y estoy prácticamente seguro de que si ella leyó mi comentario no veremos el mismo problema en los demás que publique, asi que creo que fue de ayuda para ella, piense en eso antes de ver el lado menos positivo. Con respecto a su comentario no es mi intención ni en este espacio ni en ninguno la crítica ortográfica, y si se fija detalladamente, mi primer comentario fue acerca del artículo, asi que su afimación carece de fundamento.
Saludos.

  • Fernando

Ken no creo que estos espacios sean para criticar la ortografia de nadie ,el objetivo era comentar sobre los animales ,ella pudo haber tenido faltas ortograficas pero usted tuvo falta de interpretacion ya que no dio su criterio con respecto al tema central ,y si supo hacerselo a ella que de corazon demostro su amor e interes por los animales ,hay veces que estos comentarios como los de ella aunque tengan faltas superan a los suyos .

  • Aram Joao Mestre León

Ken, yo también me fijé en ese comentario profundo y hermoso de Leydi mancillado por esos errores ortográficos, creo que en estos casos el moderador debería ayudar a esa persona y corregir las faltas, pues era un mensaje positivo. En cuanto al tema, no me gusta el maltrato animal y menos el que infligen algunos cocheros a sus caballos, algo absurdo debido a que estos animales son los que transportan a los pasajeros, deben cuidarlos para que vivan más y mejor.

  • ken

Leidy Rodriguez:
Por dios, la verdad no me gusta criticar este tipo de cosas en los comentarios pero tómalo como algo constructivo. Lo que escribes tiene una gran carga emocional, y dice mucho de la gran persona que debes ser, pero la ortografía es a veces una herramienta más que tenemos a nuestro favor para que el mensaje no se pierda, si nos descuidamos en tal grado de ella podemos escribir las mejores ideas del mundo que no tendrán el mismo efecto que si están bien escritas. Espero mejores. Saludos

  • Leydi Rodriguez

Buenas estube leyendo la narracion y los comentarios y yo soy una persona q ama a los animales q por sierto ya me gradue de tm veterinaria y boy por la licensiatura y soy una persona q si yo pudiera cada vez q beo un cochero maltratando al pobre caballo o a los mismos caballos q seben asi q no pueden ni con su vida q cuando los miras a los ojos se le be una tristeza grande eso me palte el alma al igual esos perros q estan diambulando en las calles en busca de comida de ayuda q uno se pone a pensar cuando hay frio , el frio q pasan ,ellos son seres vivos q sienen y padesen ,por eso hay beses q yo ando por una calle y se presenta algun maltrato de cualquier tipo y me beo en la nesecidad de ni mirar o innorar lo q esta pasando por q me duele bueno espero q hojala se le de solucion poq sinceramente a las personas q deberdad aman alos animales y andan por la calle y presencian esos maltratos sufren .

  • margarita fresco

Es deprimente y produce vergüenza ajena de como son tratados los animales en Cuba, el desamparo y el maltrato es algo cotidiano que duele y la indiferencia de las persona ante ello...la peleas de perros, las peleas de gallos, los chivitos con los carretones paseando a los niños del barrio, los caballos bajo ese sol de castigo flacos al extremo para pasear turistas o sustituyendo al transporte público, el carro de zoonosis en la persecución de los pobres perros callejeros para su exterminio, es una vergüenza nacional y además los turistas lo comentan y se pasa por alto que dijo Gandhi que un pueblo que se respete, vela por el tratamiento que reciben los animales, solo así se considerará una nación civilizada en Cuba se ha perdido mucho con relación a ello...saludos cordiales

  • Yinet

Muchas gracias a todos por apoyar este comentario que, a fin de cuentas, es el sentir de la mayoría de los cubanos. Es cierto que si nuestra ciudadanía tuviera conciencia no hubiera estos actos violentos y reprobables, así como si nuestra ciudadanía fuese consciente no existieran robos, ni violaciones ni asesinatos. Entonces, la solución es la ley, la ley que obligue al respeto. Esperamos por ella.

  • Ken Manuel Valdivia Martínez

Completamente de acuerdo con todo lo expuesto, tengo la desgracia de haber presenciado hechos de maltrato con tra animales que dejan mucho que desear de la raza humana, en mi opinion el estado debe poner su mano en este asunto ya que en la mayoria de los paises se vela por el bienestar de los animales, lo que no podemos es seguir dandole la espalda a este asunto. Muy bien por Yinet, a la cual invito a que realice un articulo sobre los perros abandonados que van a parar a la UCLV, pues estuve en dicha institución en el período 2012-2017 y realmente la situacion con este asunto es muy grave.

  • Ly

Todo es escalofriante. Tenemos un gobierno.... que gobierne ya!

  • Wendy

La falta de una Ley de Protección Animal solo nos afecta como sociedad, exibe la violencia en Peleas de Perros, Maltrato de Animales Domésticos, Muerte de Animales para Consumo, Golpizas de Animales de Tracción, Medidas de Control de Animales Abanadonados (zoonosis)... y podría seguir, exibe la violencia en cada uno de estos actos como algo permitido.

No es delito y por lo tanto da marco a la violencia generalizada, porque la violencia es solo una y el mismo abusador que maltrata un animal, posteriormente maltrata a una mujer, a un niño...

Países con mucho menos desarrollo social que Cuba cuentan con una Ley que proteja y que penalice la violencia para con los animales, entonces, por qué aún seguimos sin siquiera plantear esto en la Asamblea Nacional?

Por una mejor sociedad para las futuras generaciones, por un país con menos violencia y mayor desarrollo social. Debería debatirse ya la promulgación de una #LeydeProteccionAnimalenCuba

  • ALEXIS

Estimados,

Tenemos dos graves problemas: La primera el bajo nivel cultural y social que poseen la gran mayoría de los carretoneros (a veces pienso que los animales saben más que ellos) y por otra parte la desidia e inopia de nuestras autoridades por resolver este problema que se ve a diario.

  • Sara

Estoy totalmente de acuerdo con todo lo que dice el artículo, es casi increíble que en Cuba no exista una ley de protección a los animales, y muchas de las crueldades que se hacen también son delitos, como las peleas de perros o de gallos, o escándalo público como matar cerdos en plena calle o golpear caballos hasta la muerte delante de todo el mundo, y las autoridades no intervienen. Piensen en lo que están viendo y aprendiendo los niños cubanos como algo "normal" la crueldad, nada de humanidad, nada de compasión, es horrible.
Si nos juzgan según la frase de Gandhi nuestra sociedad será condenada por inhumana.

  • Eddy

Gracias por abordar este sencible tema. Lamentablemente no se aprecia un pronunciamiento institucional en favor de los animáles en Cuba. Las autoridades que pueden y deben tomar cartas en el asunto permanecen indiferentes ante las demandadas normas civiles en pos de la protección y amparo para los animales, cuando en otros rincones del planeta es priotitaria la esa atención.

  • Maryurit

Es increible lo que sucede en nuestro pais con el maltrato animal. Cómo es posible que una nació n que habla de principios morales y ataca la perdida de ellos en otras naciones no tenga en cuenta que el cuidado de los animales es parte de la sencibilidad humana, es un principio moral que en Cuba ha desaparecido. El país debe prestar atención a está situación que a los ojos del mundo es deplorable.

  • Dra Vet:Gladis

Hay que seguir luchando y no claudicar jamas ,por el bien de los que no tienen voz,estamos nosotros para ayudarlos,el grupo crece cada vez mas .Muchas gracias .

  • Neris Ramis

Gracias por el articulo soy amante de Los animales siento una profunda tristeza por la situacion en Mi pais

  • jorge

no solo en este tema sino en muchos de la vida cotidiana sino se toman medidas bien fuertes, no una multica de 300 cup, sino bien duras todo lo malo que esta pasando seguira igual.
golpeaste un caballo te lo quito, veras como eso se riega entre ellos mismo y van a dejar de hacerlo, robaste !! 20 años sin opcion de un tercio de la sancion, 20 por la cabeza,

  • jorge

este tema se ha hecho publico hasta por radio y tv y no pasa nada, el maltrato evidente y visto por todos en de los caballo, y ya ahora hasta estan montandoles 10 personas y hasta 11, le dan golpes, a veces uno se cansa de denunciar estos hecho porque nadie hace nada, es un abuso y seguirá asi, a nadie le importa, a sabiendas que estos animales son los que le dan la comida, no es facil

  • eliani

Estoy totalmente de acuerdo CUANDO el gobierno pondra fin a este sufrimiento que los que adoramos a los animales tenemos que sufrir en silencio porque no hay nada que nos respalde ni una ley NADA, estamos hartos, POR QUE NO TODOS LOS ANIMALES TIENEN EL MISMO DERECHO DE VIVIR Y DE RECIBIR JUSTICIA POR SER MALTRATADOS POR HORRIBLES PERSONAS DE CORAZON, QUE MUCHAS SE LUCRAN A PARTIR DE SU SUFRIMIENTO, Y YO DIGO BASTA YA.