No todos los caminos conducen a la montaña

El estado crítico de los viales en comunidades aisladas de Manicaragua dificulta el acceso de los pobladores.

Visto: 492
Ilustración Martirena sobre caminos de la montaña
(Ilustración: Martirena)

Las carreteras asfaltadas vinieron a sustituir los caminos de piedras, lo que constituyó uno de los avances más importantes de la ingeniería civil en el siglo xx.

Sin embargo, en el nuevo milenio todavía existen lugares del territorio villaclareño a los que apenas se puede llegar debido al mal estado de las vías, como sucede en el lomerío de Guamuhaya, en Manicaragua, donde las rutas de acceso claman por una reparación.

Comunidades como Arroyo Bermejo, Pico Blanco y Guanayara —entre las más aisladas del Plan Turquino— son ejemplos de ello. Los caminos pedregosos atiborrados de huecos, los tenebrosos barrancos que las rodean, así como las empinadas pendientes, hacen de estos parajes lugares casi inaccesibles.

No obstante, aunque las autoridades políticas y gubernamentales del municipio corroboran la situación cada mes, las soluciones no llegan.

Lo cierto es que comunidades como Arroyo Bermejo sienten las consecuencias de un asunto convertido en uno de los principales planteamientos en las asambleas de rendición de cuentas del delegado a sus electores. En esos sitios, los pobladores pierden el sueño pensando cómo será el mañana. Preocupa la llegada tardía de alimentos y otros insumos necesarios, como medicamentos y artículos de aseo.

Cuentan los lugareños que las semanas pasan y pasan, y los carros con los víveres no pueden subir. Cuando el tiempo empeora, lo poco que llega es en mulos.

En Bermejo muchos alegan que si no fuera por la Unidad Básica de Producción Cooperativa (UBPC) del lugar, que apoya el traslado de mercancías y garantiza el agua con el empleo de sus turbinas, la situación sería más dramática.

Pero, a pesar de los inconvenientes, la gente precisará siempre de los servicios básicos: lo difícil lo enfrentan quienes deben proporcionarlos. Los médicos, por ejemplo, los que, bajo la lluvia y montados en mulos o a caballo, atienden a niños, embarazadas y ancianos.

El problema de los viales es un asunto viejo que exige el mantenimiento permanente de los caminos, más allá de «curitas», que con el paso de eventos climatológicos se vuelven nuevamente intransitables.    

Entonces, ¿cómo frenar el éxodo de las familias de la montaña, si no cuentan con las condiciones de vida? ¿Hasta cuándo se mantendrán a expensas de reparaciones a medias que les faciliten la existencia temporalmente? ¿Qué hará falta para que se interiorice que las soluciones suelen ser más caras y complejas mientras más tiempo pasa?

Según informaron autoridades del territorio, actualmente se acometen reparaciones menores en vías principales. Sin embargo, las secundarias continúan esperando por el «gran momento», y aunque el presupuesto está aprobado, no existe equipamiento de alta potencia para echar a andar de una vez el proyecto.

Habrá que unir más voluntades en los empeños por transformar la montaña. Buscar la colaboración de empresas constructoras de otras provincias, especializadas en obras civiles de esta envergadura, para resolver de una vez un planteamiento crónico que sigue acosando a sus pobladores.

Se han publicado 3 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • ALEXIS

    Si no se pueden arreglar los caminos en el llano, qué se podrá hacer en las montañas.

  • Maria de los Angeles

    Lo que no consigo entender es por qué se gasta recursos en carretaras que ya están buenas y no se reparan las que están malas por todas la ciudad y por todos los campos, incluyendo la autopista nacional. Hoy supe que se va remodelar la carretera Central Banda Placeta!!!! Pero si esa carretera está bien!! por que siempre malgastamos el presupuesto o las constribuciones en lo que está bien?? No sería mucho mejor para todos si se repara ñp que está malo, por ejemplo la carretera de este comentario, la entrada de Jose Martí, todas las calles de los repartos Escambray, José Martí, etc, etc.
    Una mala administración siempre trae disgustos y eso es mala administración!!

  • Miguelito

    El presupueto entendemos q es algo complejo pero tenemos q darnos cuenta q se esta gastando en proyectos mas vistosos como la ampliacion q se esta haciendo carretera Central banda Placetas q a mi entender es un gasto innecesario teniendo mas carreteras principales dentro de la urbe de Santa Clara como por ejemplo la q creo es una de las mas malas (Carretera Sagua cuando cruzas el ferrocarril parece q entrastes a un pedraplen y no el del cayo el q por cierto quedo bastante malo). Referente al escrito tengo q decir de alguna forma la DESDICHA de tener q subir a trabajar a Bermejo trimestralmente y es una agonia constante estar dentro del carro con el corazon en la boca viendo barrancos a ambos lados y resando ( y no soy religioso)debido a las malas condiciones del camino. Llamo a la conciencia de las autoridades competentes a buscar una solucion viable al pesar de los pobladores, familias, organismos y trabajadores q como yo nos jugamos la vida cada vez q cumplimos con nuestro deber. Espero me publiquen