La materia que no necesitan los científicos cubanos

La integralidad del estudiante debe mantenerse como primer objetivo del proceso docente-educativo cubano, por encima de reducidas consultas y supuestos miedos.

Visto: 1098

Desde hace dos cursos, los aspirantes a ingresar a los institutos preuniversitarios vocacionales de ciencias exactas (IPVCE) del país no realizan el examen de Español.

La razón o el pretexto que ofrece el Ministerio de Educación cubano es «rescatar los objetivos fundacionales de estos centros» —entiéndase priorizar las carreras de perfil científico—, en consonancia con «los desafíos que plantea el desarrollo socioeconómico del país».

Aparentemente, esa materia «no afecta la formación integral» de los candidatos a los IPVCE. Por su valor «instrumental», basta con medirse «en ortografía y redacción» a través de las restantes disciplinas que sí garantizan el acceso de los alumnos a dichos centros, como Matemática, Historia, Biología, Química o Física. Aunque debe resultar un poco difícil calificar ortografía y redacción en exámenes donde cada vez son menos las preguntas de elaboración y razonamiento, y más las de fórmulas numéricas o al estilo «marque verdadero o falso», «enlace columna A con columna B».

Ilustración de Martirena
(Ilustración: Martirena)

La medida contó con el visto bueno de los docentes y las organizaciones estudiantiles. Eso dijo Adalberto Revilla Vega, el director nacional de secundaria básica al diario Granma. ¿Consultaron a todos? No. ¿Era suficiente con la opinión de unos pocos? No. Aun así, la prueba de Español quedó excluida de los requisitos para iniciar el camino hacia las ciencias.

Desde la perspectiva de las autoridades ministeriales y de algunos profesores del IPVCE villaclareño consultados por este medio, hay suficientes razones para respaldar la decisión. Primero, que un IPVCE no constituye un preuniversitario más, sino uno enfocado a funcionar como centro científico-investigativo y cantera segura para las carreras de perfil científico; segundo: que muchos estudiantes con probados conocimientos en las ciencias exactas y naturales no poseen similar dominio del español y eso los aleja de los IPVCE; tercero: una prueba de ingreso no es garantía del saber de los alumnos; cuarto: en la enseñanza curricular para décimo, onceno y duodécimo grados, el Español se mantiene como asignatura priorizada junto a Matemática e Historia.

Sin embargo, saltan a la vista no pocas dudas y contradicciones con respecto al Español y su actual relación con la «educación científica» en Cuba. Por ejemplo, entre los cambios aprobados para los IPVCE resalta el incremento en las frecuencias de clases de las disciplinas de ciencias. Si no se han extendido los horarios en dichos institutos, ¿en detrimento de cuáles asignaturas se incrementaron estas?

La prueba se eliminó del ingreso a los IPVCE. No obstante, se mantiene para la admisión a las universidades. Entonces, ¿es o no importante medir los respectivos conocimientos?

Además, el proceso de calificación de las pruebas de ingreso de Matemática, Historia, Química… demandaría ahora una mayor participación de profesores de Español-Literatura. Ellos, por su formación y experiencia, podrían detectar con más eficacia los errores de los aspirantes y —seguramente— hacer cumplir mejor los estándares de calidad que persigue el Ministerio con relación al Español en exámenes de admisión a un IPVCE. Pero esto no ha ocurrido aún en el IPVCE Ernesto Guevara, de Villa Clara; al menos, no hasta la semana pasada.

La madeja podría enredarse más, pues hasta ahora se ha entendido el Español como una simple materia, y se ha obviado todo aquello que lo identifica como elemento cultural identitario, símbolo y patrimonio de la nación, lengua materna y, por consiguiente, el idioma en el que generalmente se comunican nuestros científicos, tanto de manera oral como escrita.

Lo que no se ejercita, se pierde; lo que no se potencia desde el inicio, se descuida. Y no hay razones suficientes que justifiquen el español como un riesgo contra la seguridad de la cantera para las carreras de perfil científico, como han dado a entender autoridades del Mined a través de los medios de prensa.

La integralidad del estudiante debe mantenerse como primer objetivo del proceso docente-educativo cubano, por encima de reducidas consultas y supuestos miedos, y esto incluye —o debería incluir— el correcto dominio del idioma en que hablamos, pensamos, dotamos de significado las cosas, como bien defiende la Academia Cubana de la Lengua.

Para una persona de ciencia han de ser igualmente importantes la biología y la historia, la física y la cultura política, la química y la filosofía, los cálculos y el español. Detrás de una investigación o un resultado científico existen argumentos políticos, culturales, históricos… no siempre comprensibles a través de una fórmula matemática.

Se han publicado 8 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • El planificador

    No concuerdo mucho con usted compañera periodista y estoy seguro que quieran defender la parte que le toca. Periodismo, derecho, filología y otras carreras del perfil de humanidades, son careras con su fuerte en las letras. Pienso que tener una preparación integral es muy importante para todos los profesionales y hasta los que no lo son, pero será mejor darle la oportunidad de estudiar medicina a un estudiante brillante en biología y química y no tan brillante en historia y español o viceversa. Por eso a veces tenemos médicos muy buenos comunicadores pero de medicina están al fly y en sus manos está la vida de los pacientes. Estudie en el IPVCE Ernesto Che Guevara en el año 94 donde todavía había un claustro de lujo en pleno periodo especial y de unos cuantos miles de alumnos que coincidimos en esos años solo conocí a uno o 2 brillantes o súper dotados que hacían concurso de español y obtenían premio, pero también ganaba en física en matemática e historia y deben haber existido entre un 10% y un 20% muy integrales el resto eran buenos o muy buenos hasta excepcionales en un perfil. Lo vuelvo a repetir un profesional debe tener buena redacción, ortografía, saber la historia de su país y de historia universal. Pero esto no debe ser ni el medidor ni un obstáculo que le impida seguir el curso dentro de sus posibilidades a la hora de querer ser un gran médico o un gran científico.

  • curbelo

    Si apreciáramos estas pruebas como "certamen competitivo" al fin que son, coincidimos que no son del todo justas, la educación cubana encamina al joven estudiante para que sea integral en todas las materias del conocimiento o tenga al menos una base, a partir de las pruebas de ingreso realizadas se prepara un escalafón... y bueno el proceso ya todos los conocemos para el otorgamiento de becas. PERO! no resulta del todo justa, el tiempo que dedica un estudiante (no IPVC) pre-universitario cualquiera en prepararse para la materia Español, es tiempo que le resta a otras materias, mientras que los del IPVC gozan de esta ventaja.

    Estudié en la EMCC VC (camilitos), coincidí en años de estudios con muchos talentos, el claustro de profesores todos con experiencias dentro del propio IPVC, el profesor solo impartía su asignatura, las pruebas de control y pruebas finales seguían los mismos parámetros del IPVC(grado de dificultad y clave) incluso nos preparábamos resolviendo ejercicios parecidos a las pruebas finales de dicho centro. A la conclusión que quiero lleguemos todos es:
    Que persona o entidad es la encargada de medir el nivel de instituciones o educandos para dar este "salvoconducto" de no realizar la prueba de español?
    Por qué se privilegian a algunos y otros no?
    -Quizás solo necesitemos premiar el esfuerzo de aquellos que de verdad merezcan no realizar la prueba, pero de forma individual, que llegue a cada persona no importa a la institución a la que pertenezca.

    El planificador amigo considero necesario el aprendizaje del español para TODOS!!!

    • Lester

      Laura, en parte estoy de acuerdo con lo que usted plantea, no es menos cierto que el dominio de la lengua materna, mucho más que el elemento comunicacional, es cultura e identidad. Pero la decisión del Mined es, a mi criterio, acertada. El estudiante que entra a los IPVCE es, o debe ser, un estudiante que siente por las ciencias y que desea convertirse en un profesional de las mismas. En los años que llevo como profesor he conocido alumnos que brillan en las ciencias, hasta el punto de asombrar a los que les imparten dichas materias. Demuestran alto grado de desarrollo intelectual, razonamiento lógico y dominio de una materia, que aun descubriéndola, se muestran como eruditos.
      Sin embargo, muchos de estos estudiantes no logran esos resultados en las letras, en ocasiones llegan a ser pésimos en ortografía, redacción y caligrafía. Cuanto desearíamos estudiantes que brillaran en todas las asignaturas, pero desafortunadamente no es así. Esta es la razón por lo que hay que buscar el grado de especialización para que esos que pueden, y tienen el potencial para ser nuestros científicos, no se les trunque el porvenir y se prive a la sociedad de un hombre útil porque en noveno grado no aprobó una prueba de Español.
      Los mecanismos se deben ir puliendo y se trabaja en base de mejorar, no es interés del Mined, ni del IPVCE de Villa Clara, socavar en la formación integral de nuestros estudiantes, en Cuba se invierten cuantiosos recursos en los medios, materiales y formación del personal para la impartición de la lengua materna y en concreto la Ciudad Escolar se prestigia con tener un claustro multigeneracional de la asignatura pero que lo distingue la profesionalidad, el conocimiento y el deseo de enseñar. Esto suplirá cualquier carencia que puedan presentar los nuevos mnatriculados.

  • El Planificador

    Amigo Curbelo: Si leyó bien mi comentario en ningún momento escribí que no era necesario el aprendizaje del español, porque se comienza desde el prescolar hasta 12 grado sin excluirlo de ningún grado y teniendo hasta pruebas finales según corresponda por los planes de enseñanza, pero si puede ser una limitante a la hora de ingresar a un IPVCE o a la UNIVERSIDAD donde perdemos estudiantes brillantes en biología, química, física y matemática por que tienen que presentarse a una prueba de español e historia y me disculpan pero el historiador de la cuidad puede hacerte una historia hasta cambiarte las fechas históricas y no pasa nada, pero un médico cuando tienes la presión alta no te receta insulina porque está en juego la vida de un paciente, tiene costo y consecuencias. Hasta ahora nunca he leído que el historiador de la ciudad descubrió la vacuna X y quien sabe más historia y español que ellos….Para lograr un profesional más integrar muy bien con los 12 años de estudio, pero no para definirle la vida.

  • Jorge

    La mejor opción desde mi punto de vista es que cada especialidad hiciera sus pruebas de admisión con los requisitos que cada una conlleva. Si usted quiere entrar en las especialidades de ingenieria, entonces usted por fuerza deberia de tener conocimientos sólidos en matemática, física o química. Si su gusto es irse a la rama de la salud indudablemente su fuerte deberia ser aspectos relacionados con la biología y la química. Si quisiera irse por las Ciencias Sociales, entonces su fuerte sin duda debería ser el Español y así sucesivamente. De esa manera al menos se garantizaría que los que pudieran entrar a tales carreras tuvieran un mínimo especificado por las instituciones universitarias. Esta claro que la educación cubana es integral y llega a ser hasta algo aburrido que desde la primaria nos esten dando Historia ó Español y muchas veces se repite el mismo cuento, no hay una gra diferencia de lo que se debe dar en un lado y en otro. Los IPVCE, como su nombre lo dice son Institutos Preuniversitarios "Vocacionales" de Ciencias Exactas, por lo tanto los alumnos que deberian entrar son aquellos que sienta VOCACIÓN por las Ciencias Exactas( Matematica-Fisica-Quimica) y por ende no se le puede evaluar por los resultados que obtengan en español sino por estas materias exactas. Ahora que se ha relajado como tantos centros educacionales en todos los niveles no hay duda pero eso no quita que quieran convertirlo de nuevo en lo que tuvo que haber sido siempre Ciencias Exactas. Quizas deberian de crear Preuniversitarios que le den prioridad a la formación de Ciencias Sociales y tal vez otros que le den importancia a la formación en Ciencias Médicas, sin dejar de lado las demás materias de formación como cultura general. De esta forma tal vez se logren formar mayor cantidad de talentos en cada una de las especialidades . Sólo hay que estar dentro del medio para ver cuantos de los estudiantes que aprueban las pruebas de ingreso se van en el primer año de las carreras que escogen, cuantos buenos estudiantes no han podido coger la carreras que deseaban por no salir bien en una asignatura que no era su fuerte o simplemente no era o no es muy muy importante para lo que va a estudiar y se la ha ganado otro mas o menos regular y luego este se ha ido o a desaprobado porque no ha tenido los conocimentos necesarios en las materias que si son las fuertes. En fin, creo que nadie se pondra de acuerdo en este tema yo votaria porque se hicieran escuelas especializadas y que además las instituciones universitarias de cada una de ellas tuvieran la potestad de realizar su propia prueba de ingreso con base a sus necesidades y además evaluando los contenidos que ellos crean necesarios para que un estudiante pueda entrar en dicha institución. Preservando el derecho que cualquier persona fuera de donde fuera se pudiera presentar y en caso de ser aprobado pudiera entrar. Así sin temor a equivocarme tendriamos mejores resultados como país. OBLIGAR a todos los estudiantes a presentar la mismas pruebas es una locura total, cuando alguien llega a la universidad a estudiar por ejemplo alguna ingenieria no tiene ni idea de fisica y mucho menos de Quimica ya que no hay ni laboratorios en donde se puedan hacer las cosas inclusive en muchos casos ni los lab de los IPVCE están surtidos de recursos. De esta forma se pudieran tener los recursos necesarios en cada especialidad y se pudiera darle un mejor uso al que mas lo necesita y lo puede utilizar en el futuro. Sólo seria cuestión de organizarse y programar bien als fechas de las admisiones para no quitarle laoportunidad a alguien que pudiera estar interesado en presentarse a varias admisiones y con lapena del mundo el que no pudo aprobar que espere al siguiente semestre o año y que se vuelva a presentar. Quizas me diran que eso no se puede porque que harán los que no cojan carrera se quedaran de vagos en la calle? ok, y yo les preguntaria y que hacen aquellos que entran a la universidad y al finalizar el primer año desaprueban ? Acaso no es lomismo, no de hecho no es lo mismo ya que ese le quitó la oportunidad a uno que tal vez si tiene los conocimientos necesarios para esa carrera pero al obligarlo hacer las mismas pruebas de ingreso lo jodieron y elotro paso a ser el mismo vago que hubiera sido sino hubiera cogido la carrera.


  • Laura Lyanet

    Para El Planificador y Lester: El tema del comentario puede levantar tantas opiniones contrarias como favorecedoras. La mía —que no está mediada por el hecho de haber estudiado una carrera de perfil humanístico— defiende la integralidad de la formación del estudiante, porque no se trata de una asignatura cualquiera: es la más relacionada con nuestra lengua materna, y todos científicos o "letrados", necesitamos conocerla bien, dominarla, para usarla mejor.
    También estudié en el IPVCE, y tuve compañeros brillantísimos en ciencias exactas; para ellos el español nunca fue obstáculo: se esforzaban más en lo que dominaban menos.

    • El Planificador

      Discúlpame Laura Lyanet todavía sigo pensando que estas defendido tu parte, también sé que en el IPVCE las asignaturas de español e historia no son obstáculos además son muchos años dándolas y nadie se tenía que ir por coger menos de 85 en la asignatura, hoy la tecnología te ayuda mucho con la ortografía y también la ventaja de que si estás haciendo una redacción y la palabra que vas a usar no la tienes clara cómo se escribe la cambias por un sinónimo. Ni español ni historia debería ser examinado en pruebas de ingreso para los estudiantes que quieran carreras del perfil técnico, ni de la biología, solamente las de humanidades. Eso es definirle la vida a un estudiante solo en 4 horas, cuantos estudiantes terminaron estudiando mecánica, agronomía o pedagógico porque en la prueba de ingreso se equivocaron en gramática o en un echo histórico y no pudieron coger la primera opción automática, telecomunicaciones, eléctrica, etc. etc. La integralidad es otra cosa, cuantas profesionales son una cátedra en la historia, el español, el marxismo, la comunicación y no saben quién es Javier Sotomayor por ejemplo, entonces de que estamos hablando?.

  • Guillermo

    Respeto todas las opiniones, su diversidad enriquece el debate, las pruebas de ingreso; de cualquier asignatura, más que el conocimiento del estudiante, evalúa solamente el momento en que se realizan, me refiero a estudios continuados, es decir el estudiante que pasa de un grado a otros sin interrumpir los ciclos, cuando un estudiante termina su secundaria o su preuniversitario ha transitado por un grupo de evaluaciones intermedias en todas las materias lectivas que le han llevado a tener un acumulado, ¿no debería bastar ese acumulado para optar por otro nivel escolar?, hace años que teminé mi preuniversitario, curso 82 - 83, mi acumulado no me permitía acceder a carreras universitarias, o sea mi esfuerzo no fue suficiente, quizás en aquel momento si hubiese realizado pruebas de ingreso a la Universidad es posible que las hubiese aprobado y es posible también que hubiese desplazado a compañeros que se esforzaron más que yo pero que en ese momento, por disímiles razones, salieron mal, para mi hubiese sido favorable, pero ¿hubiese sido justo?, hoy hay estudiantes; lo viví como experiencia personal, que llegan al final del preuniversitario con acumulados superiores a los 98 puntos, debe ser este el resultado del esfuerzo, sin embargo en una de las pruebas de ingreso salen mal y otros con mucho menos acumulado, incluso cercano a los 90 puntos, es decir menos esfuerzo, las aprueban todas y acceden a carreras, no es justo ni mide el esfuerzo del estudiante de manera integral, no puedo asegurar el origen de las pruebas de ingreso, pero puedo asegurar que realmente no miden el esfuerzo de quien las realiza, miden el esfuerzo que media entre que empieza a estudiar para realizarlas y el momento que las realiza, nada más, siempre el análisis de los resultados parciales obtenidos por el estudiante que conforman un acumulado general será un mejor medidor para acceder a niveles docentes superiores, si persisten las pruebas de ingreso, sin embargo, si creo que Español es necesaria y hasta imprescindible, pues el profesional que más preparado esté en su profesión, si escribe con errores ortográficos y gramaticales, deja mucho que desear, por otra parte en tiempos de tanta tecnología que por ahorrar tiempo y dinero cada vez utilizamos menos caracteres y sí más iconos y abreviaturas, incluso con horrores ortográficos en mensajes, chats y todas esas opciones, preservar la limpieza de nuestra lengua es sumamente importante.