Un Señor que casi todo lo puede

Especulación, puja, mejores postores, lucrar con las necesidades del pueblo. ¿Hasta cuándo mantener en subasta el esmirriado bolsillo de los que viven al día? 

Visto: 2570

Crecí escuchando las historias de mi abuela, y ella, a su vez, me vio crecer contando las historias sobre un pasado que no fue el suyo. Porque en ese entonces ya no había Parque Vidal con espacios para blancos y negros, sino una plaza de recreo sin condicionantes raciales. Tampoco existían tiendas para ricos y tiendas para pobres; ni colegios privados para adinerados, sino escuelas públicas para todos los cubanos.

Así crecí y he vivido, guiada por un afán de igualdad. Por eso duele ver cómo son tolerados algunos hechos que, además de lacerar los valores de un pueblo que ha batallado contra viento y marea por una sociedad justa, nos dividen y crean diferencias.

Ilustración de Martirena
(Ilustración: Martirena)

Digamos el viejo asunto del precio de las motos con destino a la Universidad, que ya pasa de castaño oscuro. Todo continúa igualito: los apurados pagan diez pesos y los «no apurados» esperan pacientemente en la cola de los cinco pesos. E, incluso, existe otra modalidad, la moto de alquiler, que se roba el show de las colas matutinas, mientras la hilera de los apurados también refunfuña. Sin embargo, ya nadie reclama.

El día que tuve el «honor» de ir en primera categoría —o sea, apurada— sentí vergüenza de mí misma. Pasé por delante de viejos profesores, de antiguos colegas, de otras tantas personas que ni tienen ni pueden darse el lujo de gastar casi todo su salario en transporte. Para mí, ese día fue la excepción y me salió muy cara: no por el gasto de más, sino porque la impaciencia me restregó en la cara mi mal parada convicción.

Mas ¿cuántos dedican un minuto a reflexionar sobre el asunto? ¿Cuántas minorías se aprovechan —por lo que fuere— de las flaquezas monetarias de los más? Si hay acierto en toda esta historia es el haber logrado que las necesidades de hoy día conviertan nuestra rutina cotidiana en un sálvese quien pueda… Pero no. No impugnaré las resoluciones que amparan la oferta y demanda, sino a quienes admiten las posturas discriminatorias de los motoneteros, se prestan al juego y caen en la trampa de los especuladores. Solo me pregunto: ¿Hasta cuándo mantener en subasta el esmirriado bolsillo de los que viven al día?

Especulación, puja, mejores postores, lucrar con las necesidades del pueblo. Reverencia al dinero. ¿Qué más puedo decir? Sí, que algunos santaclareños se han acostumbrado a comprar el tiempo. Que muchos —los más—, desde la fila en que se encuentran, observan callados, «disciplinadamente», conscientes de que su dinero no les alcanza para entrar en el juego del quién da más.

La historia anterior no es excepción, sino que se repite hasta en algunas barberías. Pero sí,  existen quienes rechazan, quienes no se dejan humillar, porque «no tengo que aguantar la falta de respeto con mi dinero, que no es falso, sino contante y sonante como el de los demás», al decir de Cuco, uno de nuestros lectores.

Sin embargo, la historia de querer comprar el tiempo supera la detestable oferta y demanda, y trasciende múltiples escenarios y situaciones.

En la farmacia, en las oficinas de trámites, en los establecimientos gastronómicos e, incluso, en el «fino» teatro, se «aceptan proposiciones», en las propias colas, en detrimento del sacrificio y las madrugadas de otros ciudadanos. Es que hoy el dinero está pujando por hacernos diferentes, porque le hemos dado curso legal para comprar lo que antes no se podía en Cuba.

De tales situaciones pudiéramos interpretar que a muchos también les convino la crisis coyuntural a raíz de las aguas caídas.

Por ejemplo, ante la afectación del puente de Seibabo —por los embates de la tormenta subtropical Alberto—, la ruta Santa Clara-Mataguá se dividió en dos secciones: Mataguá-Seibabo y Seibabo-Santa Clara. Si antes los pasajeros abonaban cinco pesos a los camiones particulares por transitar la ruta completa, luego de la obstrucción debieron pagar lo mismo por solo la mitad del tramo. Sin embargo, la actitud del Consejo de Defensa Provincial dio al traste con las intentonas de aprovecharse del pueblo.   

Cuenta una mujer de Cajamarca, Perú, que la «lógica» social de su país había simplificado radicalmente el ancestral conflicto del indio y del negro latinoamericanos a una fórmula moderna. «Ahora es más simple: están los que tienen y los que no tienen. Indio con dinero, negro con dinero, valen lo mismo que un blanco con dinero. Igual es invisible blanco sin dinero, que indio y negro sin dinero». Odié sus historias de divisionismo social y casi me jacté de no tener que vivir entre bestias.

Nunca quisiera que el chovinismo me hiciera meter la cabeza bajo tierra, como el avestruz. No es la economía, no, la que nos hace convertirnos en peores personas. Es el hipnotismo reprochable de don Dinero, que todo o casi todo lo puede.

Y digo casi, porque nunca será suficiente cualquier capital monetario para comprar la dignidad y la moral de las miles de personas que habitan y trabajan honestamente de esta ciudad, Santa Clara. 

Se han publicado 28 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • José David

    Hace muchiiiiiiiisimos años, un poeta dijo: "Poderoso Caballero es Don Dinero". Esta máxima fue desterrada de nuestro suelo patrio por la Revolución de 1959. Sin embargo, resurgió, como Ave Fénix, con el llamadp Período Especial. O desde antes: cuando surgieron los primero Mercados Libres Campesinos y empezaron a nacer los primeros Rico McPatos post Revolución. Comenzó entonces (y no tuvimos la correcta percepción de futuro) el cambio de mentalidad de una parte de la población, que se desemmascaró con el Perído Especial. Son muchos los factores que entorpecen hoy la lucha contra estos: La facilidad para lavar el dinero mal habido (No hay que justificar el dinero mal habido para fomentar un nuevo negocio privado), deficiente política fiscal, benevolencia ante hechos delictivos o de corrupción, mala aplicación de las políticas de Cuadros.......). todo esto, unido al casi nulo papel del trabajo generador de riquezas como fuente fundamental del sustento ha contribuído al cambio, en sector no mayoritario aún, pero sí muy importante de la población, de los valores éticos y morales. Por eso los que aún creemos en la Revolución, en Cuba y en el pueblo, no podemos cansarnos de luchar, denunciar y contrarestar estas actitudes. Aún aspiro a ver a mi Santa Clara como la ciudad más linda y pura del Universo. En eso me siento el mayor de los Regionalistas.

  • Delvis Toledo desde Cienfuegos

    Es terrible esa situación y empaña tremendamente la visión que se tiene de la ciudad.
    Yo comparto el criterio de Yinet. Incluso, me sucedió que llegué a la cola sin saber de estos cambios en el precio y quedé como un completo ignorante y desubicado.
    El colmo serán dos carteles que te informen ante estos hechos: "5 pesos aquí en la Iglesia", "10 pesos en la esquina".

  • Yo

    los tramos no existen para estas personas que conducen las motonetas, aunque te montes a menos de la mitad del camino, y otra cosa que me parece como que la policia no se ha dado cuenta, es la cantidad de personas que estan montando, casi todos dicen 6 pasajeros y montan OCHO, aunque vayas apretado como en una lata de sardinas, pero imaginate si dices algo te bajan, asi categoricamente, ojala que no ocurra pero esto es hasta que haya un accidente, y despues es que salen en las noticias accidente por exceso de pasaje, no es mejor precaver que despues lamentar!! pues a estos que montan 8 ponle una multa !! si ellos lo hacen delante de la policia ahi mismo en el parque !!
    hace unos dias me monte en uno igual 8 pero habian bajado las lonas para que no se viera la cantidad de personas que iban (creo yo) porquer eran las 12 del dia y el sol rajando los adoquines, !!!!

  • Narciso

    Felicito a la joven periodista por abordar con sensibilidad y sentido ético un tema de tanta importancia, evidencia lamentable de la pérdida de valores en nuestra sociedad. Coincido con Yinet y como ella, creo que "nunca será suficiente cualquier capital monetario para comprar la dignidad y la moral de las miles de personas que habitan y trabajan honestamente de esta ciudad, Santa Clara". Y en Cuba, agrego yo.

  • Alex

    Hola fui víctima yo y 11 miembros de mi familia mis hijos pequeños mi tío quien sirvió en las FAR desde los dieciséis por más de 30 años mi papá combatiente del m26 de julio y de la limpia del escambray el día 16 de junio en el somos jóvenes cuando casi quedamos fuera de los 80 que entran a la piscina ya que según los porteros es por cola y orden de llegada nosotros desde las 6 en dicha cola antes de las diez hora comienza la entrada sería como las nueve llegó un rico de estos tiempo y familia a cabecear con los porteros a los cuales les pasó su mesada al entrar varias familias ya casi 60 personas los porteros dejan pasar a don dinero y familia a pesar de los reclamos de la cola lo cual casi termina en bronca la justificación de los porteros nosotros no tenemos que ver con la cola claro es la forma que tienen estructurada para hacer su dinero extra y burlarse de la cola burlarse del pueblo trabajador ya que el antisocial con dinero entró y una familia trabajadora no.

    • Yinet

      Muchas gracias a Narciso por sus elogios. Gracias también a todos los que han comentado al respecto. Sobre todo a Delvis, que demostró que la situación es peor de lo que imginamos. A mi correo personal han llegado una decena de comentarios, muestras variadas de la evidente descalcificación de la dignidad de muchas personas. Quisiera poder escribir todos esos comentarios acá, pero por ética no puedo hacerlo. Son muy tristes los hechos y duele mucho ver cómo entre los propios cubanos el dinero nos divide y nos hace diferente. Sin embargo, no podemos callar. Si sacamos a la luz toda esa podredumbre que mancha nuestra moral y psicología sociales estamos a un paso más de resorverla.

  • Reinier Millo Sánchez

    Muy buen trabajo periodístico que cubre casi todas las situaciones que se producen hoy en la provincia de Villa Clara y en muchas de las otras provincias del país. Felicitaciones a la autora y a todo el colectivo de Vanguardia.
    Es denigrante ver como el dinero todo lo puede sin importar por encima de quien estemos pasando, ya sea joven, anciano, conocido o no, muchos dicen que la necesidad, otros que la oferta y demanda y otros le hechan la culpa a Irma y Alberto. Creo que ni lo uno ni lo otro, solo que se le ha dado cabida al explotador, a ese que quiere enriquecerse a costilla de la necesidad del pueblo y a esos que se lo permiten (que a mi entender falta incorporarlos a este artículo, pues están los que hacen pero también los que permiten hacer, aunque el pueblo no deja de tener sus responsabilidades). Sucede donde quiera que lo mires, las motonetas, la carne de cerdo, los hospitales, los centros recreativos ... y se pudiese hacer infinta esta lista, pero lo que más incomoda de todo es que muchas de las cosas no son nuevas, han estado ahí por tiempo y se conoce de su existencia, y quien no conozca, lo invito a escuchar la CMHW en las mañanas para oír Abel Falcón.
    Una amiga me comentaba ayer sobre algunas opiniones que escuchó en la calle sobre el programa de "Villa Clara con todos" y que muchos lo nombran "Villa Clara con los cuentapropistas y para los cuentapropistas", pues casi todo el empeño que está poniendo la dirección de la provincia y del país a los que están beneficiando es a estas personas, cuando realmente es para que se revierta en el pueblo. Duele ver cuando viene carne al Mercado Buen Viaje como la mayor parte (casi toda) de esta sale a la vista de todos (comprada por las mismas personas para la misma persona) sin que el abuelo o el joven que lleva toda una tarde esperando pueda comprarla, o cuando llevas horas haciendo una cola para comprar cualquier producto y no se respeta la cola (ya sea por el mismo dependiente o por personas que no le importa maltratar a otros), o cuando estás para ser atendido en un hospital y debes esperar horas, pues al parecer mientras mayor sea el poder adquisitivo más grave es tu problema médico. Son muchos los casos, pero siempre duele ser pisoteado por otro. En muchos de estos lugares existe la ya olvidada libreta o buzón de quejas y sugerencias, pero ha quedado en el olvido, y ya casi se vuelve un problema localizar esta, para luego ver que no hay lapicero con que escribir o el responsable que debe atender eso no se encuentra en esos momentos. Además, que respuesta se le da a eso, si los problemas que estamos presentando siguen siendo los mismos, las indisciplinas siguen presentes.
    Muchos dicen entonces porque permitirlo, bueno cuál es la solución, si el que debe controlar que estás situaciones no sucedan, no lo hace?, entonces que puedo hacer yo, fajarme con todo el que quiera pisotearme? Hay muchos inspectores, dirigentes, militantes y personal administrativo al que tendremos que llamar a rendir cuentas para realmente resolver la situación, pero rendir cuentas no con el miedo al dime que te diré, rendir cuentas con la verdad y la ley en la mano. Si, el pueblo podrá denunciar las ilegalidades, pero que medidas vamos a tomar? si hasta ahora la mayor parte de los problemas son de dominio público y todo sigue casi que igualito.
    El sábado me alegró ver que se trataran estos temas en el periódico Vanguardia, y parece que comenzó a llegar a donde debía llegar (aunque como digo no es tema nuevo, lleva sucediendo hace tiempo), pues este lunes por ejemplo en la mañana habían inspectores en el punto de recogida hacia la universidad, pues la semana pasada no hubo quien pudiese moverse hacia la universidad al precio establecido de $5, si necesitabas viajar en motoneta, tenía que se a $10 o $15. También aparecieron los carteles de "Honestidad" sobre lo que han dado a llamar piquera de motonetas (que realmente no se que opinará Tránsito sobr eso, pero no considero deba haber una piquera en el medio de una calle de doble sentido) pienso que tratando de hacer un llamado a la conciencia de todos, pero ya está demostrado que de esta queda muy poco o casi nada. Dice el refrán que cuando el río suena es porque piedras trae, pero en esta ocasión si no actuamos a tiempo las piedras nos van a dar un buen golpe.
    Por solo recordar hace poco más de un año ya se dió una situación con el tema motoneta en la provincia y según se explicó en aquel momento eso llegaría hasta la Fiscalía y se iban a tomar medidas, que serían comunicadas, bueno aún estamos esperando las medidas, y todo sigue igual o peor que antes. Ya las motonetas al parecer no prestan un servicio al cual se les autorizó, creo que casi todos piensan que nos hacen un favor.
    Desde el lunes están los inspectores en la parada de motonetas, pero entonces es cuando no quieren trabajar los motoneteros (parece que para la universidad solo tiran pasaje 4 o 5 motonetas), pero a pesar de todo eso hoy ya se comentaba que los inspectores al doblar pero que de igual forma había cola de $10 y de $5. Entonces que están haciendo los inspectores? Que no monten los de $10 al doblar? Que resolvemos si sobre las 9 am se retiran estos inspectores y dejamos esta situación a la decisión de los motoneteros?
    No demerito, ni critico el trabajo de los inspectores, pero debemos cambiar las formas y métodos de actuar, ya está demostrado que la forma tradicional de trabajar no es eficaz. La mayoría de las inspecciones y visitas "sorpresas" son avisadas y por tanto los problemas son evadidos no solucionados. Quen no conocería un inspector a una cuadra de distancia con su uniforme azul, quizás un ciego o solo aquellos que no quieran ver. Revisemos cuantas infracciones se han detectado en la piquera de motonetas? Ya en la capital del país se está comenzando a cambiar esa mentalidad y formas de actuar, no creo que sea tan dificil cambiarla nosotros acá. Les estamos dando cabida a que hagan lo que quieran y que maltraten al pueblo. Al parecer es un tema que a pocos les interesa o no se pronuncian en resolver, y mientras tanto unos se sigue haciendo más rico y el bolsillo de los padres, profesores y trabajadores sigue sufriendo.
    Sería bueno los periodistas se acercaran a un económico y se hiciese un trabajo sobre lo que es oferta y demanda y aclaremos estos términos. Pues en este caso, asociado al transporte, aunque la demanda está muy por encima de la oferta, esta oferta se repone en cada viaje que dan, y no es el mismo caso cuando hablamos de los productos del agro que cuando se acabaron se acabaron y ya. Se puede revisar también sobre las regulaciones legales que establece el estado para sancionar estos infractores, pues si se le quiere poner un nombre a todo esto me parece que bien se le puede llamar evasión de impuestos, no creo que en su declaración de ingresos incluyan el sobreprecio del servicio.
    Toda esta problemática es un tema con muchas aristas para cortar, espero que realmente los que deban tomar cartas en el asunto actúen y en algun momento no tan lejano podamos ver la mejoría en nuestra provincia.

  • ProfesoraUCLV

    Muy oportuno teniendo en cuenta lo sucedido en el caos de ayer lunes en la mañana en la parada de Buen Viaje, que quedó resumido en el graffitti que la vox populi, un pueblo bien enojado, terminó escribiendo en la acera la irónica palabra HONESTIDAD. Lo que más me alarma es que este excelente trabajo fue publicado el 22 de junio y el 25 tenemos que vivir el clímax del irrespeto, en que las motos cobraban 20 y 15 pesos por transportar a los estudiantes a sus exámenes finales, a sus defensas de trabajos de diplomas, a los momentos culminantes de nuestro curso escolar. Qué más tendrá que suceder para que la Dirección de transporte de esta provincia y todos los implicados den la respuesta que merecemos los estudiantes y trabajadores de la UCLV. Cuánta más indignación. Si la razón de ser de estos transportistas es APOYAR la transportación pública en bien del pueblo y termina siendo la EXPLOTACION y HUMILLACION al pueblo santaclareño, es hora de no seguir OPINANDO sobre una situación que no sostiene una OPINION más sino una SOLUCION

  • Mery Ramírez Fariñas

    Ya esto se pasa de castaño oscuro, es un puro descaro permitido por los responsables de controlar a estos inescrupulosos motoneteros que no tienen una gota de conciencia, ni piensan en el pueblo trabajador que es al final quien paga las consecuencias. Mi opinión es que ya el Gobierno a todos los niveles debe tomar partida en el asunto y actuar en consecuencia.

  • Omar Ernesto

    Tienen que parar. Me pregunto: ¿Hasta cuándo las autoridades santaclareñas mantendrán la guardia baja ante estos vividores? Es necesario que se tomen las medidas pertinentes para erradicar este mal que afecta a los estudiantes, profesores y al pueblo en general.

  • Mónica Sardiña Molina

    Primero, quiero felicitar y agradecer a la periodista y a Vanguardia por tratar este asunto tan urgente en la agenda pública.
    El tema de los precios de las motonetas de la Universidad me toca bien de cerca, porque sitemáticamente me encuentro en el lado de los «desposeídos». Aunque también he pasado la vergüenza de cambiar de bando cuando estoy apurada.
    Los principales culpables somos queines nos rendimos ante la presión de la subasta. No solo cedemos a los precios abusivos, sino que humillamos a nuestros semejantes. En las colas de las motonetas, de las guaguas y de los trámites veo las peores miserias humanas. La solución la encuentro en las instituciones estatales, en un cuerpo de inspectores que puede controlar los precios, las salidas y las violaciones en cada piquera. Los viajeros también tenemos que cumplir con nuestra parte, porque, si seguimos a este paso, el dinero gobernará los hospitales, las escuelas, los servicios sociales y todas las conquistas de esta Revolución que garantizan la igualdad de todos los cubanos.

    • mery Ramírez Fariñas

      En el día de hoy todo está normal, parece que el excelente artículo surtió efecto, pero lo bueno sería que se mantuviera la medida y que no fuera solo en el día de hoy para callarnos la boca. La Universidad necesita que esta situación sea resuelta cuanto antes. Los trabajadores sufrimos las consecuencias.

  • ProfesoraUCLV

    Esta mañana amenecemos con la alentadora noticia de que dos inspectores controlan la cola de motonetas en la parada de Buen Viaje. Ahora solo nos resta esperar que sea una medida que se estabilice y no se deje de supervisar, para no retornar al estado de precariedad del cliente. Agradecemos a los periodistas de Vanguardia su compromiso con la opinión del pueblo y específicamente de la comunidad universitaria, porque estamos seguros que el ejercicio de la opinión que ha realizado el medio sobre este tema ha sido determinante para su solución.

  • Eléctrico

    Muchas felicidades por tan excelente artículo una vez más. Esta periodista destila mucho talento, la ha venido siguiendo cada vez que escribe. Muchas gracias.

  • Leopoldo Callejas

    Lo q dice la talentosa Yinet lo apruebo al 100% y sin embargo no tengo palabras, ni forma de comentar este articulo.
    La pobreza material pasa, lo que no pasa es la pobreza de espiritu, la pobreza de alma, la pobreza del gusto. Los hay por ahi llenos de cadenas y anillos y pulsas y aretes, vacios de cerebro, sin embargo. Lo peor de todo esto, es que la perdida de valores se esta imponiendo y a la sociedad, aqui, alla y acuya se la esta comiendo el comején. Es maltrato que te roben en la pesa, es maltrato que te escondan la mercancia, es maltrato que vayas al Guije y traten descaradamente de robarte, es maltrato que para irte a la UCLV te "claven" 10 $, es maltrato que para que te atiendan en una institucion, tengas que llevar una merienda. La dignidad y la moral de la persona decente, no la puede comprar ningun nuevo rico de pacotilla, ni ningun "aldeano vanidoso", ninguno de esos funcionarios intermedios corruptos, ni empleados de pacotilla. Diaz Canel casi lo dijo: el principal enemigo de la Revolucion no es el imperialismo, sino la corrupcion tanto economica como mental.

    • yinet

      Sabias palabras, Leopoldo. Como decía un gran pensador, los honestos no pueden ser inadaptados sociales solo porque la dignidad se la haya comido el «comején». Justicia lo que demande justicia. Muchas gracias a todos los foristas por sus valiosísimos comentarios. Todo lo que ha sucedido en Santa Clara: los comentarios del pueblo, la hilera de «honestidades» escrita en la calle Buen Viaje demuestran que «nunca será suficiente cualquier capital monetario para comprar la dignidad y la moral de las miles de personas que habitan y trabajan honestamente en esta ciudad, Santa Clara».

    • msurd

      quizás nuestra economía necesite lo mismo que nuestra prensa, lo mismo que nuestra constitución! es decir necesitamos construir o mejor cambiar nuestra actual economía por una más incluyente!!! Donde absolutamente todos estemos más y mejor o profundamente incluidos, no solo en los discursos, sino en el hacer diario, en las decisiones, en las propuestas, en la construcción de soluciones... en fin posiblemente coincidamos en que debemos decidirnos y partir rumbo al socialismo y para ello una basta con una constitución socialista sino contamos con estructuras que nos faciliten el cumplimiento de lo dictado o reformado en LA LEY DE TODOS!! en fin no es posible o al menos ha de ser complejo construir una economía que responda a las necesidades de quienes no tienen claro cuál es su meta, que sueños merecemos hacer realidad, que queremos en fin "para obtener algo; es imprescindible tener claro, cuál es ese algo que se pretende obtener!" Y aunque parezca mmm mientras nos declaramos una cosa, no son pocos los cubanos que sueñan alcanzar otras, mientras decimos estar construyendo y haciendo un supuesto algo, insistimos en comparaciones con un mundo que no va ni tiene ni comparte nuestros supuestos objetivos!! o sea, decimos estar construyendo algo diferente pero que soñamos alcanzar lo mismo que sueñan aquellos diferentes!! Mientras declaramos ser una sociedad incluyente nuestra prensa, nuestra economía la hacen y deciden algunos que ha juzgar por los resultados índices de corrupción etc. podríamos decir que no están a la altura que necesita el socialismo de estos tiempos!!

  • Leopodo Callejas

    La corrupcion esta omnipresente en nuestra sociedad . Todo ese anecdotario descrito aqui y desprendido de experiencias personales q cada cual expresa, se extiende a toda la geografia de lo cotidiano. Desde q ponemos un pie en la calle y miramos alrededor empiezan.
    ¿Será un secreto q en los hospitales se roban el alcohol (ojalá q sea sólo el alcohol) y lo venden en la calle? ¿O que el combustible conque ruedan la mayoria de los vehiculos destinados al transporte privado es bizneado y sale del asignado a vehiculos estatales, fabricas, cementeras, maquinaria agriola estatal, etc? ¿Y con qué harina, aceite, levadura y sal se hacen las pizzas que se venden en la calle? ¿Y de dónde salen el 80 % de lo q se comercializa en las cuevas de las candongas?¿En cuál bodega, carnicería, tienda u otro establecimiento no lo roban en el pesaje?
    ¿Y entonces por qué no se faculta a la prensa para que entreviste al funcionario, jefe, director de panaderias, de gastronomia provincial, director de CUPET, de transporte publico, etc etc etc? Los totíes tienen jefes y no siempre la culpa es de los totíes. La Asamblea Nacional, gobiernos provinciales, municipales y sus respectivos consejos de administración tienen entre sus responsabilidades controlar y si no lo hacen, pues hay inexorablemente q exigírselas y si no son capaces de allo, cambiar a unos y a otros. El periodismo tiene q ser de indagación, investigación y de búsqueda para que sea efectivo y juegue su papel de contraparte y si al funcionario "no lo han autorizado", seguir subiendo.hasta el penacho para q la verdad "nos ponga la toga viril", aunque haya que violarles el secretismo en q se escudan y publicar con puntos y comas el andamiaje q se han inventado, para conocimiento de todos y conocer la efectividad o el mal manejo de los q representan a la mayoria. Corruptos hay de abajo a arriba. Los de abajo se benefician del descontrol e inercia de los de arriba.







  • msurd

    quizás vamos ya necesitando una ley que regule los % de utilidades o sea quizás parte del pollo del arroz que se nos va echando a perder este las libertades extremas que algunos se van tomando... o sea regular los precios posiblemente no sea realista pues los precios fluctúan mucho más rápido que ley alguna pero posiblemente podamos tener un mecanismo que seguro no ha de ser fácil crear pero si necesario para que aquell@s que comercializan no consigan duplicar los precios o poner el precio que cada quien crea justo a sus necesidades!!! En fin coincidimos con quienes apuestan por leyes dispuestas a regular las utilidades posibles a obtener para que aun cuando exista un costo de producción elevado ello no signifique que el intermediario final obtenga mejores ganancias que quienes producen...

    • José David

      Eso ha sido inventado hace ya mucho tiempo. En los países con una econnomía que se respete, el llamado Fisco no regula los precios, sino el margen comercial, y !sorpresa! resulta difícil que le autoricen un margen superior a 0,45 % (es decir, 45 centavos por peso invertido.) Pero para lograr esto es necesario exigir fichas de costos bien calculadas y que exista un comprobante de cada materia prima que se consuma, una nómina de salarios bien hecha (Hablo de los trabajadores por cuenta Propia), un mecanismo que sea capaz de probar los ingresos reales, etc.

    • msurd

      correctisimo José David el tema es por qué si tenemos la facilidad (CDR, SINDICATOS y uno de los mayores controles economicos) no lo aplicamos en pos del bienestar social!!?? seguramente en la Cuba de nuestros días no ha de ser tan complicado exigir una declaración jurada sobre las utilidades que cada uno pecibe anualmente y ello compararlo con los gastos el modo de vida etc!!! en fin "por que con tanto calor no descubrimos el agua fria"!!??

  • Juan Antonio Hernandez Caraballo

    Los lucradores, revendedores, que no producen son la Némesis que cobran las transgresionnes de los negligentes.

  • Guillermo

    Me he vuelto un ferviente lector de las cosas que escribe Yinet, lo mejor de todo no es su verbo cuidado pero preciso, sin palabras rebuscadas ni altisonantes, no es la perfección del texto, ni la frecuencia con que escribe, todo ello es de excelencia, pero para mi, lo mejor de todo es leer como una jóven profesional es capaz de abordar temas tan peliagudos de forma profunda, sin minimizar el impacto negativo de cada problema, sin quitarle la responsabilidad al que la tiene, diciendolo todo de forma directa pero con mucho respeto, me alegra tremendamente saber que es producto de esta Revolución que defiende y que el futuro está asegurado en el Periodismo y en la historia, en relación a este tema, todo es cierto, lo más preocupante es que ocurre a la vista de todos y con el conocimiento de todos, incluidas todas las autoridades políticas, administrativas y de orden interior y no pasa nada, los que tenemos que utilizar cada servicio pagamos, simplemente pagamos, es una triste realidad, ¿será que a los que pueden y tienen que cambiar esta realidad no les importa?, gracias, sigue así, perdona que te tutee, mis años me permiten esa libertad.

    • yinet

      Muchas gracias, Guillermo. A usted y a todos los foristas que amable, respetuosa y profesionalmente han discutido sobre un tema que mortifica no solo a los villaclareños, sino a todos los cubanos. Ello indica que nuestro trabajo ha revuelto conciencias y eso nos satisface infinitamente. Gracias también pos sus elogios. Aún soy muy joven, y en esta profesión recién me inicio. Por tanto, me queda un mundo por aprender de todos mi colegas y de ustedes también.

  • Yo

    Mucho bla...bla...bla y nada de soluciones, hasta cuando los cubanos vamos a tener que seguir esperando por un gobierno que haga la tierra temblar... donde cada cosa funcione como tiene que ser y donde todo tenga respuesta para el infeliz pueblo que vive machucado hasta más no poder.

  • Hector

    Sin dudas en este llamado de atencion te acompaña toda la razon. Ojala los responsables le prenten atencion.

  • ProfesoraUCLV

    Sería reconfortante saber que la administración pública de mi provincia LEE estos comentarios, los ANALIZA como sentir del pueblo y le ayuda a la búsqueda de soluciones. Parece que estos reservorios para quejas no son espacios que acostumbra a leer la Dirección Provincial de Transporte

  • Jose L

    Un saludo al equipo de redacción de este sitio y muchas gracias por la gran labor que realizan.
    Yo soy Social Mánager de la Universidad Agraria de La Habana y de la app Qvacall y sigo mucho esta sección de opiniones y cada ves que suben un nuevo artículo lo comparto en los perfiles que administro.
    Son muy buenos en lo que hacen, sigan así haciendo un periodismo comprometido con el pueblo y siempre a la Vanguardia.