Aires de juventud

«Los Comités de Defensa de la Revolución son una organización que nació para ser eterna», expresó nuestro líder histórico Fidel Castro Ruz.

Visto: 839
(Ilustración: Martirena).

Desde cada cuadra se gesta un cónclave permeado de actitud joven. Una cita para presentar resultados, metas cumplidas, logros, experiencias; exponer el banco de problemas que nos aquejan y las potenciales soluciones, a partir de la convocatoria de masas.

En esta ocasión, «el papel de la juventud será protagónico. La organización que no apueste por su juventud tiene vida limitada, solo nos perpetuamos en la medida que trabajamos con el relevo», asegura Orestes Llanes Mestre, vicecoordinador nacional de los CDR.

Son jóvenes, transgresores e irreverentes; tienen menos de 40 años y en su fisonomía se estampa el ansia de cambio, de superación y la voluntad, el optimismo y la fuerza para lograrlo. Cuentan con el respaldo de la comunidad, pues fueron sus propios vecinos quienes decidieron darles el protagonismo como Destacamento Juvenil IX Congreso.

Laboran en un ambicioso proceso de análisis, crítica y restructuración. Es tarea de todos favorecer y mantener un diálogo horizontal, fomentar la participación ciudadana y empoderar a la gente, dándole tareas y responsabilidades que los beneficien y nos beneficien como comunidad.

Apuestan por la intervención consciente, activa y disfrutable. Las reuniones tienen que ganar en arrojo y dejar de ser un momento de obligada presencia para quedar bien y no buscarnos problemas ni miraditas incómodas del presidente del CDR, u otros directivos a diferentes niveles.

Cuando las tareas de la organización en un territorio no avanzan no podemos escudarnos en la apatía: hay que analizar la eficiencia del trabajo de los cuadros de la organización. En los movimientos de masas la apatía se genera cuando falta la convocatoria; lleva convencer, motivar, explicar, tocar puerta por puerta si la respuesta para los vecinos no es la deseada.

El funcionario, líder carismático y perspicaz, no se ahoga en el triunfalismo; al contrario, desprecia las lisonjas en apuesta por la crítica constructiva como trabajo profiláctico que cura y fructifica.

Existen deficiencias en la política de cuadros. En un grupo de territorios no está completa la plantilla, y realmente, un ejército no puede aspirar a la victoria si no tienen al frente genuinos dirigentes comprometidos, justos, corajudos y bien preparados.

«Sabemos que es una organización de las más envejecidas en el país, pero es la más popular, la que sale desde el mismo barrio y hay que involucrar a todos. Desde el destacamento hacemos que los CDR sean también, diversión, efervescencia, tesón, y eso es fundamental», aseguran sus integrantes.

Por ello, desde cada barrio villaclareño y cubano, los más jóvenes emanan convicción y compromiso. Las iniciativas implican y gestionan oportunidades para que cada cederista se convierta en protagonista de su propio desarrollo y no sea el verticalismo la voz absoluta de mando. En vísperas al IX Congreso la tarea apremia y la historia impulsa; esperemos que  los Comités de Defensa de La Revolución, renazcan con aires de juventud.

 

Se han publicado 2 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • curbelo

    DIOS…no hay peor ciego que él no quiere ver.

  • msurd

    ARTÍCULO 6. Las organizaciones políticas juveniles cuentan con todo el reconocimiento y el estímulo del Estado en su función primordial de promover la participación activa de las masas juveniles en el desarrollo político, económico y el proceso de inclusión plena del sector...
    ..los sectores conformados por nuestras juventudes deberían constar con los espacios para expresar sus opiniones?? cuando se escuchan preguntas como estas algunos insisten en afirmar que Cuba es nuestra y que toda opinión diferente o alejada a los intereses del PCC no son cubanos o responden a intereses extranjeros lo cual evidentemente corre el tremendo riesgo de ser o no pasar de ser una terrible manipulación!!! pues los cubanos no deberíamos tener que pedir permiso a un sector para expresar nuestras opiniones más si coincidimos en que para existir debemos constar 1ro con el derecho a expresarnos!!! igualmente con frecuencia escuchamos terribles expresiones que aseguran que el poder les pertenece a quienes coinciden plenamente con determinada ideología lo cual no tiene nada que ver con el derecho a existir pues lógicamente 1 para ocupar cargo alguno posiblemente se debe constar con el voto de las mayorías 2 expresar o sea existir es un derecho con el cual todos deberíamos acceder o constar más cuando aseguramos y nos autoproclamamos socialistas y por ende plena y totalmente incluyentes... en fin podríamos preguntarnos existe el socialismo excluyente?? por qué nuestra carta magna nuestra ley primera no incluye a toda las juventudes en lugar de limitar el derecho y respaldo constitucional solo para un sector por que no reformamos la constitución de esta manera