A combatir el desfalco de combustible

Ante ciertos desfalcos en algunas entidades villaclareñas, el desempeño de la Fiscalía Provincial tiene por objetivo eliminar definitivamente las sustracciones del denominado oro negro en nuestro territorio.

Visto: 1406

El tema robo de combustible, un asunto pendiente en Cuba, retorna a nuestra página de comentarios ante la necesidad de eliminar de una vez las sustracciones del preciado recurso, cuyo tópico fuera abordado con fuerza y de manera crítica, por la máxima dirección del país en las recientes reuniones de las comisiones permanentes de trabajo de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Villa Clara no está exenta a este fenómeno, a pesar de las pesquisas a la red de servicentros y a entidades estatales que de manera sistemática realizan los inspectores de la Oficina Nacional para el Control del Uso Racional de la Energía (ONURE), y las disposiciones adoptadas en el 2018 por el Consejo de Ministros, a fin de enfrentar esta problemática.

Ilustración de Martirena sobre el robo de combustible
(Ilustración: Martirena)

Sobre las medidas contra quienes incurren en el hurto y uso indebido del combustible, autoridades de la Fiscalía Provincial en su comparecencia al programa En línea con la ley, de Telecubanacán, precisaron que son severas, con un enfrentamiento resuelto a todos los delitos asociados a este fenómeno para erradicar este mal extendido a todo el país.

El tópico cobra mayor importancia si tenemos en cuenta que el combustible –importado en su mayoría y con dificultades para adquirirlo en el mercado externo ante el recrudecimiento del bloqueo de los Estados Unidos contra Cuba- resulta vital para el desarrollo económico y social de la isla.

Ante ciertos desfalcos en algunas entidades, el desempeño de la Fiscalía Provincial -amparada por la Resolución 15 del 2019, que regula la actuación de esa instancia en torno al tema- tiene por objetivo eliminar definitivamente las sustracciones del denominado oro negro.

Delitos de esta índole han sido identificados en Villa Clara, y la cadena de autores y receptores se encuentra a disposición de la justicia.

La severidad en las sanciones –como expresaron los representantes de la Fiscalía Provincial- pudiera conllevar a la confiscación de todos los bienes utilizados para la comisión del delito o los obtenidos del dinero mal habido.

Entre las entidades que incurrieron el año pasado en estos desmanes se encuentran las empresas de Ferrocarriles del Centro y Acueducto y Alcantarillado.

Está claro que el descontrol conduce al desvío de combustible y a su venta con fines lucrativos en el mercado negro, pues como dice el refranero popular, a río revuelto, ganancia de pescadores.

El Código Penal establece sanciones que van desde tres meses, un año y hasta ocho años de privación de libertad –en dependencia de la gravedad del delito-, así como otras sanciones accesorias asociadas al decomiso del transporte empleado en el traslado del combustible y las viviendas utilizadas como almacén o para su trasiego.

Romper el círculo vicioso como consecuencia de la impunidad resulta una urgencia a resolver a corto plazo, para acabar con un mal que socava la economía cubana.  

Se han publicado 5 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Estudiante

    Lo único que puedo decir es que desde hoy ya nos Está afectando el "no hay petróleo " o El ya subió el precio. ....Y al doble. ...Se imaginan eso. No va ha ser fácil...sube el precio del combustible;sube lo que cobran los boteros disminuye el transporte público estatal por recortes y por que no hay conbustible . El salario de los trabajadores es el mismo entonces como costear los gastos????? Y no se diga los que trabajan..Los que estudiamos....seguimos en lo mismo pero para adelante; a la carga....algún día será mejor

  • yo

    este cuento es como los de andersen... viejosssssssssss.

  • Raidel Lopez Aparicio

    La situacion con el robo de combustible es el cuento del nunca acabar, el estado implementa medidas , resoluciones, controles , inspecciones, GPS, y nada, continua igual, ahora el tranporte en la provincia sufre una gran crisis con la reduccion del combustrible, porque segun tengo entendido es una de las entidades que se sobregira en el gasto de combustible o no tienen control sobre el mismo, pero al final el que paga ese descontrol es el pueblo, y debiera ser al reves que pague el o los que tenian que controlar, imaginensen que en Sana Clara normalmente circulaban unas 75 guaguas de transporte urbano y siempre estaban llenas, y si no que le pregunten a esos cubanos de guaguas, no a los de carros,pero ademas las motonetas y otros, tambien se ponian en horarios picos muy dificil, como ahora que solo circulan un promedio de 40, Es dificil que los cubanos tengamos que pagar por el descontrol de otros, que falta hace que el este estado y gobierno que tanto se esfuerzan por organizar, controlen y sean mas severos con los que tienen la obligacion por ley de hacerlo.

  • Paulino

    Puede ser que el robo de combustible tenga relación con el precio que tiene en los servicupet si el estado pusiera presios como los de la calle muchos no se arriesgarían a comprarlo robado

  • El pueblo

    Trabajador
    Yo creo que es fácil el control del combustible en manos de particulares, con tan solo presentarse un cuerpo de inspectores que no sean sobirnables por supuesto, e ir a la terminal municipal y verificar la procedencia del combustible con que cuentan los 30 o 40 camiones que transportan pasajeros diariamente y que como mínimo cada uno lleva 300 litros en tanque y también cruzar la acera e ir a la Piqueras de las máquinas y hacer lo mismo, me imagino yo que de esta forma se presione a los particulares a tener justificante del combustible empleado. A mí punto de vista el estado y el gobierno tienen claro que estos medios de transporte usan combustible procedente de las entidades estatales pero no quieren enfrentarse a tal situación porque se sabe que este procedimiento puede provocar una situación compleja con el transporte y es más fácil decir que hay q controlar y exigir a nivel de empresas cuando ese lema nunca ha llegado a erradicar el problema. Si se le exige el comprobante al particular y se sanciona si no cuenta con este o se le declara como robo por no contar con dicho comprobante, entonces nadie robaría del estado porque no tendría receptores. Así de fácil....