Indecencia

En tiempos llamados a desatar una «irreconciliable batalla contra la incultura y la indecencia» habrá que aportar lo mejor de cada individuo para irrigar el corazón, limpiar el alma y transformar las acciones en bienestar colectivo.

Visto: 1579
Hombre parado
(Caricatura: Alfredo Martirena)

En tiempos llamados a desatar una «irreconciliable batalla contra la incultura y la indecencia» habrá que aportar lo mejor de cada individuo para irrigar el corazón, limpiar el alma y transformar las acciones en bienestar colectivo.

Indecencia es pensar en lo individual y olvidar al prójimo, especular con los precios y olvidarse del otro, tener las fibras tan duras como para vender un medicamento a sabiendas que lo más preciado de la persona es su salud.

Indecencia es minimizar el talento y las posibilidades creativas de un trabajador en cualquier oficio, someter a las manifestaciones artísticas al descalabro de la chabacanería y el mal gusto, a generalizar en el lenguaje cotidiano las frases más obscenas y grotescas que puedan escucharse.

Indecencia es amar por razones materiales e intereses propios sin que fluya el sentimiento, obstaculizar la existencia de una ciudad cuando debemos entregarlo todo a fin de mejorarla, y criticar de manera desmedida sin aportar un ápice a las soluciones.

Indecencia es atentar contra la propiedad colectiva, hacer que proliferen los microvertederos para empañar la imagen de la urbe, contribuir a la suciedad de las calles y avenidas con total impunidad.

Indecencia es burlarse de los símbolos patrios de cualquier nación, confinar las normas elementales de convivencia que tanto se violan, regalar el silencio ante un gesto de cortesía en vez de llenarlo con un GRACIAS.

Indecencia es no respetar el orden de llegada a una cola, vivir como si estuviéramos en una selva donde impera la ley del más fuerte, alejarse del necesitado en momentos que más lo requiere, dejar de tender una mano en el instante preciso.

Indecencia es todo lo que influya en retrocesos, burlarse de las incapacidades ajenas, despreciar que existen los buenos días, las buenas tardes o las buenas noches, sustituir la comunicación por la incomunicación.

Indecencia es todo lo que afecte el amplio universo de los valores, Indecencia es eso… simplemente, INDECENCIA.  

 

Se han publicado 14 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Luciano Rodríguez

    Excelente artículo para estos tiempos. Cuantas verdades dice. Ojalá todo el mundo lo leyera y comenzara a cambiar aquellas cosas que no andan bien en nuestra vidas para que influyan, positivamente, en la sociedad.

  • Teresita

    Sintético, pero PROFUNDO. Aplausos.

  • Carlos

    Muy buen articulo, lo que es una lastima que los que cometen las INDECENCIS, no leen estos articulos, no ven los programas de la TV o escuchan la radio, muchos dejaron las escuelas hace mucho tiempo, solo se dedican a ver lo del paquete, jugar en los moviles, entre otras cosas, entonses que podemos hacer, si en nuestro pais estan creadas todas las vias para enseñar, educar, persuadir.Hay que aplicar la ley, la policia tiene que jugar sus funciones en la calle, implantar respeto, aplicar las multas, los inspectores hacer su trabajo con respeto, si podemos ganar la batalla
    entre todos, pues somos un pueblo culto.

    • Ricardo González

      Estoy muy de acuerdo Carlos. Es triste ver como a diario proliferan esas tantas manifestaciones de indecencia que están muy vinculadas a la pérdida de valores. Si cada quien nos analizáramos y pusiéramos un grano de arena el panorama cambiaría. Muchas gracias por su comentario.

  • Lidia Ramírez

    Espero que lo publiquen también en la edición de papel. Muy a tono con estos tiempos.

  • Osmany

    MUY BUEN ARTÍCULO. INDECENCIA TAMBIÉN ES VER COMO ARTÍCULOS DE PRIMERA NECESIDAD COMO LA PASTA DENTAL Y MEDICAMENTOS DE PRODUCCIÓN NACIONAL NO SE ENCUNTRAN EN LIS ESTABLECIMIENTOS ESTATALES Y SIN EMBARGO VER A CIERTOS INDIVIDUOS VENDIENDO ESTOS ARTICULOS APRECIOS MAS ELEVADOS. INDECENCIA... DE DONDE LOS SACAN?

  • Ramón Martínez

    Que bueno sería que este artículo se analizara en las escuelas y en reuniones comunitarias. Soy profesor de una escuela y ya me imprimieron el artículo para valorarlo con mis alumnos cuando inicie de nuevo el curso escolar.

  • Maritza

    Aplaudo este artículo. Son de las cosas que necesitamos.

  • Magda

    Muy buen artículo pero falto señalar la imposición de la musica alta muchas veces con letras chabacanas en cualquier lugar y a cualquier hora sin respeto alguno por el prójimo un mal que cada día coje más fuerza sin que las autoridades le den la importancia que tiene de acuerdo al daño que hace a la vida de las personas

  • Oscar

    Excelente, entre todos hay que combatirlos y eliminarlos. Hacen mucho daño y no sé lo podemos permitir.

  • Luis Fundora

    ARTÍCULO QUE DA EN LA DIANA. MAGNÍFICO.

  • Raidel Lopez Aparicio

    Feñlicidades Ricardo , que buen articulo,hace falta que gran parte de los servidores publicos comiencen a practicar los tan necesarios habitos de cortesia, digase todo el que presta un servicio al pueblo:salud , educacion,vivienda,bufetes colectivoc, fiscalia, esos que a veces le hacen tan engorrosa la vida a la poblacion, que ahora con el aumento salarial no sea tan necesario el SOCIOLISMO, tan arraigado en la sufrida Cuba de hoy.

  • Fernando

    Buen trabajo periodistico, esta tarea es de todos y es de a largo plazo, pero no podemos renunciar a ella, necesitamos orden y pasarle por arriba a la impunidad.
    Indecencia es tambien imponerle a la comunidad condiciones de vida no autorizada.
    En el edificio no. 132 en la Vigia,entre calle 6ta y 9vna, Vigia Sur, santa clara, atras del circulo infantil y del Mercado Vigia Sur, en el area del jardin,de este edificio, area comun, se le ha impuesto a todos los habitantes un cercado lleno de madera, latas y cosas de todo tipo, donde ademas se almacena sancocho y propiedad del señor Manuel, ocupante del apartamento del segundo piso, apto no. 13, el que no tiene una gota de concideracion ni con sus vecinos ni con el esfuerzo que hace el estado por mantener estas areas limpias como tarea de choque a la proliferacion de mosquitos y otros vectores y donde los funcionarios de vivienda no pudieron resolver este problema por su incapacidad, afectando todo el edificio como posibles victimas de infestacion de DENGUE u otras enfermedades. Cabe destacar que en esta comunidad no hay organizacines politicas que funcionen, y este campea por su respeto.
    Esto tambien es indecencia, esto hay que combatirlo, pero las autoridades facultadas para esto no lo hacen y no se resuelve el problema.

  • José A Glez Delgado

    Cuantas verdades necesarias donde la indecencia es un mal común que destruye las buenas costumbres ciudadanas enhora buena periodista