Obras inconclusas… ¿hasta las calendas griegas?

Se dilatan tanto en el tiempo que parecen nunca acabar…

Caricatura sobre las obras sin terminar
(Ilustración: Alfredo Martirena)
Visto: 6129

Hay obras constructivas cuya ejecución demora tanto en ser finalizadas, que parecen interminables y da la sensación de que concluirán en las calendas griegas, en alusión a esa frase latina que ha llegado a nuestros días como sinónimo de nunca, pues, a diferencia de los romanos, los griegos no tenían calendas.

Se convierten en verdaderas obras del siglo, y no necesariamente por la importancia, sino por el lapso entre su inicio y la terminación. En Villa Clara han existido varias de su tipo, y ahora está en el tope de la vox populi la ampliación de la Carretera Central, banda a Placetas, en el tramo comprendido desde la calle 5ta de la Vigía hasta la Circunvalación, una distancia de 1,4 kilómetros de extensión.

Igualmente, cual elefante dormido, en espera de mejores tiempos, se encuentra el llamado «Parque Chino», del Sandino. Esa extensión de terreno -de 45 214 m2, unas 4,5 hectáreas-, que debió ser un gran parque temático, devino un enorme hierbazal donde yacen sepultados millones de pesos en obras de cimentación realizadas para los sofisticados aparatos de diversión que nunca llegaron a montarse.

Aunque en ese espacioso lugar citadino no han faltado intentos posteriores para dotarlo de funcionabilidad, como el más reciente en el tiempo, cuando allí se concibió un complejo recreativo, cultural y de servicios con la participación de Pescavilla, Comercio y Gastronomía, CIMEX, TRD (hoy Tiendas Caribe), entre otras entidades del territorio, ambicioso proyecto que fue paralizado tras el paso del huracán Irma en septiembre de 2017.

En relación con la ampliación de la Carretera Central algunos malintencionados han llegado incluso hasta comparar su tiempo de terminación con el lapso que llevó construirla en su totalidad, entre los años 1927-1931, con una extensión de 1 139 kilómetros de largo. Otros han especulado que fue fruto del voluntarismo -no de una planificación sensata- y ha faltado dinero para terminarla.

Realmente, dicha ampliación se ha dilatado más de lo previsto, pues inició en abril de 2017 y llegado el último cuatrimestre de 2019 aún no ha finalizado.

Pero también es cierto que se han presentado contratiempos e imprevistos con las redes soterradas de acueducto y alcantarillado lo que ha llevado obligado a aplicar variantes de solución no planificadas. A ello se suman los meses de paralización tras el paso de «Irma» y luego de la tormenta subtropical Alberto, eventos de la naturaleza que obligaron a mover hombres y recursos hacia los lugares afectados.

Ahora, cuando ya se avizora la luz a la salida de túnel; o sea, la casi terminación de la obra, en el rango del 70 %, la carencia de combustible y la no existencia de la mezcla asfáltica indispensable para darle los toques finales al tramo que va desde la Circunvalación hasta la rotonda de la Doble Vía, vuelven a dilatar su conclusión.

Para los vecinos aledaños, la necesaria ampliación a cuatro vías de la Carretera Central  ha traído inconvenientes adicionales, pues las rutas de guaguas han tenido que ser desviadas, con las consabidas molestias.

Pero, al tiempo, muchos de ellos han visto mejoras en el abasto de agua, en el drenaje pluvial y en la colección de los residuales, los cuales antes iban a parar a las cunetas. Además, con el beneficio adicional de contar con aceras, contenes y badenes, que realzan la urbanización de la zona.

Afirma Pedro Julio González León, director del Centro Provincial de Vialidad, que nunca en estos dos años y cuatro meses ha faltado el presupuesto: «Fue una obra pensada, planificada e incluida en el plan de la economía, con un valor aproximado de 3,3 millones de pesos. Cierto, quedan cosas por hacer, incluido fundir 114 m3 de hormigón para las losas de la rotonda frente a la secundaria básica Fe del Valle, pero cada día hacemos un chequeo a pie de obra para impulsarla y llevarla a su más pronta terminación, aunque por la limitaciones de recursos, no podamos dar una fecha fija».

Lamentablemente, y no sería justo dejar de mencionarlo, en todas estas obras dilatadas en el tiempo pesan mucho también las causas objetivas, aquellas propias de una economía subdesarrollada y atenazada por el bloqueo.

El pasado lunes 9 de septiembre, el presidente cubano Miguel Díaz-Canel abordó el tema de la vialidad, reconoció las afectaciones que ha tenido el programa a nivel de país y llamó a seguir avanzando en este frente, con la búsqueda de fórmulas locales: «Lo que no podemos es quedarnos quietos»

Con ese espíritu revolucionario, a pesar de las limitaciones actuales, habrá que seguir trabajando, para así evitar que en verdad nos cojan las calendas griegas.

 

Se han publicado 11 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Maury

    Si no pueden terminar, por lo menos atiendan las vías alternativas o desvíos, la calle al costado del 12 plantas que comunica la carretera Central con ave Sandino parece terreno lunar, por la cantidad, no ya de baches sino cráteres que se le han hecho, la vía que pasa frente a la planta de gas ya se ve resentida por el paso de tanto vehículo pesado. De la calidad discrepó con el Cro. Pedro Julio, usted a visto la calidad de las aceras, esa será la entrada a nuestra ciudad debemos ser celosos con la calidad y la cultura del detalle, ojalá y no la llenen de horribles maceteros.

    • Alexis

      Maury, el mal estado de las vías alternativas, demuestran la mala calidad en la ejecución de estas, sobre todo del asfaltado, que hace mucho rato no se ejecuta como dicen las normativas.

  • Alexis

    Estimados, al final, excepto por Irma y Alberto, tienen que haber problemas de mala planificación, o burocratismo, o jugar a querer hacer muchas cosas con poquito...lo cierto es que se está hablando de casi 900 m de vial...y como dice el escrito son más de dos años...

  • Alexis

    Faltó comentar que en nuestra provincia, y por qué no, país, se adolece mucho de ese problema, por ejemplo la carretera Santo Domingo - Corralillo...y más recientemente, la ampliación del cardiocentro, que debe llevar más de 13 años...inconcebible, que una obra de importancia no se haya terminado...sin embargo en esa etapa se han construido en los cayos 14 hoteles y tres pueblos, me pregunto si es la misma economía o "hay dos" ...acaso no se pudo dejar de construir un hotel y priorizar ese centro...

    • Maury

      En efecto deberían hacer públicos los "números" acerca del coste de los "pueblos" del cayo, centros por cierto donde casi nadie va y lo digo con conocimiento de causa, he trabajado en ellos y los he visitado como cliente. Si tomáramos todo ese dinero y se echáramos arriba a una ciudad tan depauperada como Caibarien hoy los santaclareños sentiríamos sana envidia de no vivir allá pero no a alguien se le ocurrió construir estos pueblos fantasmas, en ocasiones feos, y gastar millones, repito esos números deberían ser de dominio público, tanto el costo como lo aportado a Gaviota.

  • Ernesto

    Dejemos ya de justificar el burocratismo, la carretera central banda a placetas se ha demorado por el mal trabajo de alguien, sancionenlo y ya está. Terminen con los paños tibios de una vez.

  • Guillermo RoCar

    De justificaciones está empedrado el camino al infierno, pero para muchos las justificaciones siguen siendo suficiente explicación, por eso es que van a durar más en nuestro tiempo que todas las obras y las calendas griegas, no hay análisis crítico ni autocrítico, sin quitarle peso a las afectaciones del bloqueo y los fenómenos naturales, siempre vamos a tener en ellos "el pan nuestro de cada día" para justificar.

  • ra

    y cuando terminen con la cerretera central banda Placetas
    la inversión por las calles aledañas por donde transitan todo tipo
    de vehiculos ahora
    debe ser millonaria

  • Cayero

    Seria bueno incluir entre esas obras inconclusas q todos conocemos. Un ejemplo son los apartamentos del Rpto Van Troi II en Caibarien que desde el paso de Irma perdieron la cubierta impermebealizante y se filtran a chorros cuando llueve. Ni ALMEST ni ninguna otra empresa ha dado solucion a este problema. No se le ha dado importancia al deterioro de esos apartamentos donde han ocurrido accidentes por cortes electricos y propensos a enfermedades por la excesiva humedad en ellos. Quien puede "ocurrirsele" alguna solucion alternativa teniendo en cuenta la situacion actual? Las rasillas tambien se importa del exterior? Fundirle una capa de concreto es imposible por el bloqueo? Creo que esto se puede solucionar si se visita esta comunidad y se organiza el trabajo junto a los habitantes. Seguro que no eaperaremos otro año mas de "cantar bajo la lluvia" en nuestros apartamentos.

    • Maury

      Triste su caso amigo Cayero, hace casi 20 años estuve a punto de aceptar una oferta muy tentadora de trabajo en los entonces incipientes hoteles de los cayos y uno de los todavia no construidos apartamentos y hoy leyendo su denuncia me convenzo aún más de que estaba en lo cierto, de haber aceptado estuviera tan afectado como usted, lo cierto es que no sé por qué en nuestro país es cada día más común ver cómo obras de alto impacto comienzan y no se terminan o se extienden por lapsos de tiempo impensables; otro ej: el otrora hotel Florida encima de lo fue el cine Villa Clara, esta obra trajo como resultado el cierre de la esquina de Tristá y Parque de eso hace ya dos años o más y hasta hoy ni hotel, ni parque ni nada, por qué? Quién responde por tener un parque bello como el nuestro cercenado no en una sino en dos de sus esquinas, esperemos que alguien lo haga un día y que para bien de todos lo pilongos e invitados nuestro parque vuelva a lucir sus mejores galas.

  • Alba R Garcia Rivero

    No es de la magnitud de las anteriores obras del artículo PERO.....Otra obra inconclusa está en la calle 6ta entre A y Carretera Central en la Vigía, donde producto de una tupición de varios meses en la acometida central del alcantarillado y de un primer trabajo en la via pública, dejaron todo a medias y hoy, lo que fue una calle cimentada es un campo de hierbas, tierra. La antigua avenida está intransitable, el descenso de las aguas pluviales por ella ha buscado un cauce anormal, afectando sobremanera a los vecinos de las zonas más bajas en las cercanías a la Carretera Central. Hasta por poco un camión se impacta contra una de las casas por desviarse de las lomas de tierra y plantas que crecen en el medio de la calle. Ya el vencindario está cansado de accionar y nada sucede, creo que a ellos si los va a coger las calendas griegas pues de esto hace ya varios y largos meses.En esta cuadra los más afectados son los varios ancianos que viven en ella y no pueden acceder hasta sus casas por la destrucción de la via.