La cola, el lobo, y ¿el hombre nuevo?

Liborio, saqueado y hundido en cuentas salariales que nunca alcanzarán, mientras, a la luz del día, los mismos personajes desangren mercados sin que la policía o los inspectores —de tan etéreos, considerados, casi, simples leyendas urbanas— impongan, prohíban y controlen.

Visto: 5482

A las tres de la tarde del 24 de enero, un bebé de unos dos meses compró nueve cajas de malta a tres palmos de mi nariz. Lo juro por mi abuela. Envuelto en una colcha azul, rendido entre los brazos de su madre adolescente, fue el «salvoconducto» para evadir la fila que creció, rápida como disparo, cuando se supo que, después de no sé cuánto tiempo, venderían «Bucanero» en la tienda Siboney.

Acaparamiento y reventaLa madre, adolescente con lengua suelta, es tan niña que llegué a pensar que podría ser la hermana. El bebé no llora ni abre los ojos,  aunque ella hable alto y con frases duras como verdugazos, pues necesita que todos deduzcan que la punta de la cola es su sitio y que de allí no la moverá ni un tifón japonés.

Tras el mostrador, un empleado empapado en sudor baja las cajas. Unas 20 o 25, calculo. Delante de mí solo aguardan la «niña» que carga al niño; una señora que cuenta sobre los antojos de su hija embarazada—a la que le comprará cinco maltas—; un abuelo de carnes oscuras y ojos chiquitos que a cada rato se registra el bolsillo de la camisa, saca un billete de tres CUC y lo vuelve a guardar; una rubia bajita, y mi madre y yo…

—El máximo es 24 latas por persona. ¿Quién es el primero?

—¡Mamiii!

Con el bebé también viene su abuela. La abuela acaba de apagar el celular y, con la mano alzada para que la vean desde la calle, avisa a una mulata que entró con dos muchachones. Llegó otra que tose, como atragantada con canela en polvo, y se interpone entre la abuela —la madre adolescente se retiró para amamantar al bebé, de pie, recostada a una pared— y la señora de la hija embarazada. Con ella trajo a un hombre que no mira de frente a nadie, y que le pidió callarse y no responder a la rubia bajita cuando le preguntó que «hasta cuándo la cara dura». La última en incorporarse chasqueó los dedos y nos dedicó una mueca de asco.

—Maritza, métete aquí, pa’ que cojas tu caja.       

Y Maritza, que solo pasaba por allí, sonrió con pena y hasta vaciló al dar el primer paso. Pero la rubia bajita le gritó que tendría que pasarle por encima. Un antiguo profesor de la Universidad habló de leyes y mencionó a Martí, «herido de muerte», si viera al cubano convertido en el lobo de su gente. Al fondo de la cola, una enfermera amenazó con llamar a la policía.

—Mami, recuerda que el niño también tiene derecho a una caja, ¡no te dejes meter el pieee!

La horda hizo lo suyo y salió de allí con el botín sobre los hombros. El bebé nunca lloró. Y yo me sorprendí, contrariada por mi propio sentimiento de repulsión, odiando en silencio a gente que nunca vi —incluida una «niña» que cargaba a un niño—; lastimada por las miserias humanas, la violencia y el ultraje, que a nadie parece dolerle o, al menos, no lo suficiente.

Ya se da por normal que nos aplasten. Reconocemos, incluso, que solo tendremos oportunidad si la «turba» nos deja algo, si quiere hacerlo, si hubiera demasiado…pero nunca ocurre.

En una tienda racionan, y en otra venden para llenar sacos. Los «elegidos» conocen, con tres días de antelación, dónde sacarán detergente, pasta de tomate, culeros desechables, colonia, jabón de cinco pesos, refresco, toallas húmedas, cubos, cemento, pintura. Lo que sea. Lo saben porque la información es oro y como tal se paga. Lo hacen porque el mayor espejismo de abundancia en esta ciudad es un mercado ilegítimo al que acudimos, como topos encandilados, para comprar a precios ridículos lo que nos arrebatan en los establecimientos estatales.

¡Qué lástima de leyes que pesan menos que una mácula de polvo!

El discurso gubernamental aguardando por el reverdecer de la conciencia ciudadana y la solidaridad colectiva, y la inflación —patentada por vampiros—, en el fondo del problema. Liborio, saqueado y hundido en cuentas salariales que nunca alcanzarán, mientras, a la luz del día, los mismos personajes desangren mercados sin que la policía o los inspectores —de tan etéreos, considerados, casi, simples leyendas urbanas— impongan, prohíban y controlen. ¿Anarquía para unos y cinturón de tres vueltas para otros?¿Condescendientes por incapaces? ¿Hasta cuándo?

La del 24 de enero, a las tres de la tarde, debió ser la cuarta cola del bebé «zapador» en brazos de su mamá «niña». Ese día, en el Boulevard, también hubo cerveza, Vita Nova y detergente.

Él, ¡tan inocente!, vulnerado y expuesto a la voluntad de otros. Como nosotros, adultos tolerantes, pasivos y resignados.

Se han publicado 48 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Alina

    Liena muy bueno tu articulo, pero querida....es mas de lo mismo, eso que sucede a diario TODOSSSSSS (e incluyo a las autoridades del territorio) lo saben y eso es ciertamente lo más triste...no hacen nada, no se inmutan, implantan una medida hoy y ya mañana nadie la cumple...asi a la cubano te digo que se limpian el FORRO, los gerentes de las tiendas son los primeros en permitir y cuando no es asi es pq son unos irrespetados...en fin....a los de ARRIBA no les importamos los de ABAJO porque estoy convencida que cuando ellos quieran "malta bucanero" (por mencionar un ejemplo entre muchos) la tienen bien garantizada...entonces es como digo...medidas para hoy y asi se limpian el pecho pero nadie supervisa...entonces no sirve de nada.....No obstante...VALENTIA LA SUYA al hablar asi tan directo y de frente de un tema que a los cubanos como nosotros nos sentimos realmente identificados....valentia la suya al expresar algo tan cierto como: ¡Qué lástima de leyes que pesan menos que una mácula de polvo!...¿Anarquía para unos y cinturón de tres vueltas para otros?¿Condescendientes por incapaces? ¿Hasta cuándo?........OJALÁ...OJALÁ y sirva de algo....OJALÁ y alguien de PODER tenga el valor de hacer algo al respecto....es lo que sinceramente quisiera. Saludos.

  • Pool

    Sencillamente, BRILLANTE este artículo de excelente técnica narrativa. Lástima que muchos, la mayoría de los acaparadores involucrados, harán caso omiso a tan sugerente propuesta con añoradas medidas que se muestran escondidas entre líneas.
    Yo añadiría, ya en buen cubano, que es tiempo de acabar con estos estereotipos de personas abusadoras. Y también es hora de exigir el actuar de nuestras autoridades.
    Si hay personas velando para meterte una multa por echar un papel en el piso del boulevar, TIENE que haber el doble de personas que velen porque estas conductas deplorables antes nuestras escaseces, no proliferen con la impunidad que lo están haciendo.
    Ya la lista de denuncias se está haciendo larga. La lista de soluciones también debe crecer. El pueblo lo exige.

    • Liena M. Nieves

      El pueblo Pool, el pueblo que denuncia y se agota bajo el asedio de las mismas caras con los mismos modus operandi... aunque nunca suceda nada. Aquí seguiremos! Un abrazo

  • salvaje

    Liena como harian falta varios periodistas como Ud en este pais... del articulo ni comentar, ya se ha dedicado mucho espacio a este tema en todos los ambientes posibles y los comentarios en el pais completo rondan por ahi....espero que a los periodistas los lean y que alguien haga lo que le toca hacer...

  • Fantomas

    Con todo el respeto, ?usted omitió algo o lo dejó a los lectores?. Ese día en el boulevard y los alrededores del parque había más de 20 agentes de la PNR observando como unos pocos se llevaban las cajas de malta bucanero en cantidades industriales sin hacer nada al respecto.

    Cómo cree usted que con el desabastecimiento que hay se va a vender este tipo de producto por cajas y sin embargo ese día lo que usted describe y más sucedió a las narices de los directivos de esa TRD (que debieron poner tope menor a la cantidad de maltas por persona que se despacha), a la de sus sus superiores, de los inspectores, del gobierno municipal y gran cantidad de representantes de la PNR (y si no lo creen hagan que revisen los videos captados por las cámaras de vigilancia del centro de la ciudad y muéstrenlos en algún noticiero del Telecentro de Villa Clara).

    Nada, sin palabras para comentar.

    • Liena M. Nieves

      A buen entendedor, Fantomas, a buen entendedor.... Saludos

  • Guiorgui Morales Perez

    Desgraciadamente ese es un problema en nuestra sociedad de hoy, ni los inspectores, ni la policía parecen que puedan controlar el problema de los acaparadores, que siempre son los mismos en todos lados y en todas las colas, hasta cuando esa indisciplina social se va a permitir.

  • Alexis

    Liana, tu escrito es mas claro que el agua embotellada, para mi el maximo responsable de toto esto es el gobierno( antes el presidente de la Asamblea del PP, ahora el Gobernador), lo mismo con lo mismo. Las leyes existen, pero los encargados de hacerlas cumplir no lo hacen, no justifican ni el salario de antes ni el despues del incremento y por su puesto tampoco la confianza depositadas en tan altos cargos.

  • Natacha

    Ya veo que la situación de los "bebés" compradores es nacional, me sucedió lo mismo en una fila para adquirir un espejo y cuando reclamé desde la misma cola me acusaron de inhumana e insensible, hasta que el mismo bebé en brazos de cinco o seis adultos diferentes compró una cantidad obcena de espejos. Nunca he visto legislado en Cuba que una mujer por llevar un niño o estar embarazada tenga preferencia en las colas, es una cortesía social de la cual creo que se abusan porque un bebé de brazos no se mira en un espejo, probablemente todavía no consuma malta y muchoooooooo menos cerveza. Qué triste!

  • Carlos

    Esto es una EPIDEMIA nacional, lo lamentable es que que los dirigentes de nuestro pais se desgastan orientando, explicando... pero en la base, en la calle la realidad es otra.Estamos fortaleciendo los gobiernos en todos los niveles, pero de que vale al ver tanta indisciplina social y los que tienen que velar por esto como la policia, inspectores...no hacen nada, si alguien de esa cola enfrenta la situacion el problema llega a ser mayor, incluyendo la violencia fisica, pues estas escorias no respetan a nadie. Sigo plantiando que ningun cuentapropista tiene que vender nada que oferten las unidades del comercio, porque si lo hacen estamos autorizando la REVENTA y ellos solo deben vender lo que sean capases de producir, creo que eso fue lo que se dijo cuando se autorazaron en Cuba.Si se puede en la calle hacer una campaña para acabar con esta pleve,que no estudia, que no tiene educacion, que le faltan el respeto a todos, que andan en manadas, que no trabajan y tienen mas dinero que un doctor, un profecianal de cualquier entidad.La policia no puede continuar en las calles PASIVOS ante tanta indisciplina,hay que aplicar la ley con rigor, son ellos los encargados de lograr LA TRANQUILIDAD CIUDADANAS.

  • Katherine Noriega Colás

    Estupendo artículo pero el bebé funciona para unos y para otros no tanto. Yo misma he sufrido eso. Embarazada, parada horas esperando en una larga cola; soportar que me digan que mi barriga es gordura o ya con mi pequeña en brazos miren a otro lado para no dejarme pasar. Si hay falta de control e imposición de leyes, la carencia y la miseria humana que impera en la ciudadanía da asco. Tener que soportar que me digan te lo voy a vender xq andas con tu bebé y ver desfilar en mi cara a otras personas con las cajas de las dichosas maltas "Bucanero", es lo que debo escuchar x intentar ser mejor persona y ejemplo para mi niña.

  • Beatriz

    Muy bueno tú artículo. La cruda y triste realidad. La turba aplasta a un pueblo trabajador. Eso mismo pasó hace unas semanas en la tienda Variedades Siboney con la venta de cestos plásticos para ropa. Su precio en la tienda 8cuc.. El precio actual en la candonga 20 cuc, y no porque me lo dijeron lo denunció, sino que fue a mi propio esposo al que se lo propusieron. A donde vamos a parar.

    • Liena M. Nieves

      Así es Beatriz, lo mismo hicieron con las bañaderas para bebés: de 7 y pico a 15; las toallas húmedas de 2 pesos y algo en 6, los culeros a 18 y a 20....y no son de importación, son los productos de nuestras tiendas. Nada, que la saga de La gran estafa podría filmar 3 o 4 partes más en nuestra candonga. Saludos y gracias por la lectura y sus palabras

    • ALEXIS

      La Gran Estafa...un interesante libro que muchos debieran leer...Sería bueno, que un día el Vanguardia se dedicara a publicar, un resumen del artículo y sus comentarios, pues los que podemos acceder a esta vía somos insignificantes respecto al resto de la población. O al menos darle una hora más al programa la hora de todos y llamarle LAS HORAS DE TODOS

    • caridad

      La Gran Estafa de Eudocio Ravines, si no recuerdo mal el autor. Excelente libro, por lo que concuerdo muchos deben leerlo. Es parte de la cultura que necesitamos para comprender mejor situaciones tan execrables como la que se relata y vivimos cada día. Excelente artículo. Una luz al final del túnel ????

  • Yorjanis Manresa

    El problema se resuelve el día que las tiendas y comercios se conviertan en lo que deberían ser, establecimientos de venta y no de regulación o limitación como son hoy, cuando se logre un surtido estable de los productos que todo el pueblo necesita. La actitud de los revendedores, es mala, perversa, pero provocada por la escasez de unos productos y la falta de dinero en los bolsillos de las familias por otro, no es tapar el.sol con un dedo, es darnos cuenta que la sociedad con un hombre nuevo no se logró, ni se logrará, porque el hombre nuevo falleció en los años 90

    • Germán

      Es cierto que lo que provoca el acaparamiento es la escasez. Pero también es cierto que si los que acaparan después revenden, hay que perseguir, capturar y sancionar al revendedor. Mientras no se haga, seguira ese problema. El delito solo desaparece, o al menos disminuye, cuando se hace incosteable para el delincuente. De otra forma, la impunidad es un aliciente, y no funcionará ninguna medida que se tome en la limitación de la venta. Pueden limitar la venta de un artículo, como ha sucedido, y sigue funcionando el mercado negro. Hay que ponerle límites a la venta "por la izquierda". Es la única manera.

  • David

    En varios lugares es asi,con la carne de cerdo que es mas necesaria tambiem pasa ,en estos momentos solo uns casilla vende diariamente y yo quisiera DENUNCIAR
    lo que esta ocurriendo en la casilla de la Empresa Porcina Villaclara situada en calle 3ra,esquina D de la Vigia Sta Clara ,ayer a la 1pm ,se repitioi lo que hace tiempo viene sucediendo
    1-Los primeros 15 numeros para comprar estan siempre reservados,para los vecinos de alli,la mujer que vive al frente y vende cafe por la noche.
    2-Un antiguo carretonero que vive por 3ra al doblar la esquina y que se dedica comprar todas las cabezas que entran para elaborar chorizos.,un vendedor de pizza que vive al frente por la calle 3ra ,todos maracn para varias personas,4 o 5 y luego venden esos turnos a50 pesos.
    3-La cola de impedidos fisicos es un relajo y el administrador incluso permite que algunos entren con otras personas a las cuales les van a comprar.
    4-La presencia de la PNR es nula,vi al Jefe de Sector alli en Dic y llego cuando la venta hiba por la mitad y solo se dedico a ver lo que compraban los clientes y no a ver el desorden de la cola'
    Quien arregla esto..?
    HASTA CUANDO ..??

  • David

    LA VENTA DE CARNE DE CERDO TAMBIEM TRAE PROBLEM ,PUES ES POCA actualmente solo un lugar la vende diariamente y alli ocurren violaciones que quisier DENUNCIAR
    lo que esta ocurriendo en la casilla de la Empresa Porcina Villaclara situada en calle 3ra,esquina D de la Vigia ;Sta Clara ,el miercoles 5 de febrero ,se repitioi lo que hace tiempo viene sucediendo
    1-Los primeros 15 numeros para comprar estan siempre reservados,para los vecinos de alli,la mujer que vive al frente y vende cafe por la noche.
    2-Un antiguo carretonero que vive por 3ra al doblar la esquina y que se dedica comprar todas las cabezas que entran para elaborar chorizos.,un vendedor de pizza que vive al frente por la calle 3ra ,todos maracn para varias personas,4 o 5 y luego venden esos turnos a50 pesos.
    3-La cola de impedidos fisicos es un relajo y el administrador incluso permite que algunos entren con otras personas a las cuales les van a comprar.
    4-La presencia de la PNR es nula,vi al Jefe de Sector alli en Dic y llego cuando la venta hiba por la mitad y solo se dedico a ver lo que compraban los clientes y no a ver el desorden de la cola'

    • Pilongo

      y que me dices David de la gorda coja de la blusa azul de flores , la enana mulatica que entra con dos más porque no puede cargar, de la canosa de la calle 4ta, el rokero de la esquina ,el mulato del MZ etc... jajaja nada siempre son los mismos y uno a esperar que la mafia termine.

  • Joe

    El hombre nuevo que se creo despues de 1959. Se veran horrores dice la biblia

  • Emanuel Hernandez

    Muy buen artítulo !!! Es la pura realidad de nuestra provincia .La pregunta es hasta cuando?? Los que trabajamos y aportamos a nuestro país nos vemos limitados a pasar por tontos delante de ese tipos de gente .Todos eso vas mas alla de la escases eso va en la mente y en el corazón corrompido de esas persona inescrupulosas primero del que le avisa y segundo del que lo compra.

  • GACMTZ

    Excelente articulo periodista, muy valiente, es verdad que todo lo que está sucediendo es producto de las escaseces, pero por encima de esto lo poquito que se oferta lo acaparan unos pocos para revenderlos a precios sumamente elevados, como si ellos lo produjeran, esto hace que nosotros los que trabajamos y percibimos un miserable salario la vida nos sea más difícil en medio de tantas limitaciones. Soy del criterio a igual que lo han expresado algunos de los que me antecedieron en sus comentarios que esto es responsabilidad del Gobierno, que no hacen cumplir lo que el mismo dispone. Para mí no es limitar las ventas, el comercio está para vender, lo que hay que hacer es accionar de forma severa con los revendedores, incluyendo los autorizados como son los “legalizados”. Como se explica que compren productos al comercio estatal en ventas minoristas y después lo revenden, un refresco de latica le cuesta 10.00 pesos y después lo ofertan a 15.00 pesos, y así sucede con la malta, la cerveza y otros. El problema de la reventa de productos ha cogido fuerza que no está fácil resolverlo, si venden detergente, nosotros los que trabajamos no lo podemos adquirir, pero después lo ves en una silla en las puertas de las casas. Todo eso necesita que se haga denuncia, le aseguró que no, lo que hace falta que se aplique con rigor lo que está establecido para estos casos, tema este que le corresponde a la DIS y otros cuerpos inspectivos, que dentro de su encargo estatal se encuentra este, en lo cual debe apoyar la PNR. Compañero Gobernador, ayer Presidente de la APPP, el problema es grande, porque se ha dejado que se acumule debido a no haberse accionado con sistematicidad y con el rigor que esto lleva. Ahora está difícil coger el buey por los tarros, pero se necesita que se haga algo que el pueblo vea que valió la pena hacer una nueva estructura de gobierno. Esto lleva un orden y soy pesimista, en mi criterio ya está situación no la arregla nadie, pero se puede mejorar. OJALÁ ESTE EQUIVOCADO Y SE ARRGLE, ESTOY CONVENCIDO QUE, SI SE LO PROPONEN, SE LOGRA, PERO NO VEO QUE SE ESTE HACIENDO ALGO AL RESPECTO, NOSOLO CON LO PALNTEADO EN ESTE ARTICULO, SINO TAMBIEN CON LA INCIPLINA SOCIAL QUE ABARCA TODAS LAS VIOLACIONES QUE SE COMETEN DIA A DIA EN TODAS LAS ACTIVIDADES. Saludos
    Gustavo

  • Pilongo

    Liena te felicito , uno de los mejores articulos que he leido en el Vanguardia en años. Espero te permitan seguir escribiendo y no te postren en una silla a escribir sobre el consumo de platanos en Afganistan.

    • Liena M. Nieves

      Tranquilo Pilongo, no corro ni correré tal riesgo. Hay lengua dura para rato! Saludos

  • Tajante

    Coincido con todo lo que plantea el compañero Gustavo (GACMTZ). Pero quiero analizar un poco más, o más bien dar una visión más clara del origen de los problemas.
    Cuando se autorizaron masivamente los trabajos por cuenta propia, no existía -ni aún existe- un Mercado mayorista. Si los cuenta propistas tienen que tirarse contra un mercado minorista, es lógico que para tener ganancias, tienen que subirles el precio a esos productos, en su mayoría procedentes de tiendas en divisa, que de por sí tienen un precio elevado.
    Quienes sufren al final de la cadena?
    La población que se los compra a estos precios inflados.
    Eso es en cuanto a los precios. Pero algo peor ocurre en cuanto a la disponibilidad de productos en las tiendas estatales.
    Al existir los nuevos mercados privados, estos necesitan un volumen de productos para garantizar sus ofertas los 12 meses del año. Esto se convierte en enormes compras, que limitan la adquisición al resto de la población que antes los adquiría según sus necesidades.
    Todo ello es lo que ha resultado como consecuencia de la proliferación del trabajo por cuenta propia sin un mercado mayorista a su disposición.
    Pero es una paradoja cuando nos ponemos a pensar que muchas veces se ha dicho, y hasta legislado, que los cuenta propistas solo pueden vender lo que ellos elaboran, y no los productos industriales, o elaborados que vende el estado.
    A pesar de que esto está legislado, sencillamente no se cumple, no se exige, y no se controla.
    Conclusión: Los productos por un lado entran a las tiendas en divisas, y por otro salen en cantidades exhorbitantes para los negocios particulares para ser vendidos a precios muy por encima.
    Quienes sufren al final de la cadena?
    El pueblo.
    Esto es válido para productos industriales, como gastronómicos.
    En las llamadas Candongas, se venden muchos productos traídos del extranjero, a pesar de que las normas aduaneras prohíben la importación de estos productos con fines comerciales.
    Pero la mayoría de los productos que allí vemos, provienen de las llamadas Shopping. De donde se esfuman como por arte de magia, y muchas veces no salen a su venta por el mostrador.
    En los llamados paladares sucede lo mismo, pero con los productos comestibles. En las Shopping están escasos estos productos, en las paladares siempre abundan, pero a precios que doblan el de las Shopping.
    También tenemos el caso de los merenderos arrendados. Una solución que le dió gastronomía a sus unidades para quitárselas de encima.
    Pero resulta que estos merenderos acaparan casi todo el suministro que llega a los almacenes de gastronomía y Cadena ideal. Y los venden a precios muy elevados. Este es un magnífico ejemplo de REVENDEDERA AUTORIZADA.
    Y quienes sufren al final de la cadena?
    El pueblo trabajador, con salarios que todavía son insuficientes, y cuyos bolsillos son los que proporcionan las riquezas a los cuentapropistas acaparadores. A los merenderos revendedores.
    Producto de todo esto, las personas al verse con poco dinero para asumir los precios de los productos, acuden a ejercer actividades que les aumenten su poder adquisitivo.
    De ahí surgen los intermediarios entre los campesinos y los mercados agroindustriales.
    También los carretilleros, clásicos revendedores.
    También una serie de personas que ilegalmente venden cualquier cosa para satisfacer sus necesidades.
    Para enderezar el asunto, habría que cambiar muchas cosas. Pero es muy difícil a estas alturas, por la fuerza que han tomado debido a ineficientes medidas de control, entre otras cosas más....
    Pero, si existe la voluntad de hacerlo, creo que se podría revertir todo esto.
    Gracias por publicar mi comentario.

  • GACMTZ

    A `propósito del artículo publicado y las opiniones emitidas sobre el tema, ayer el Presidente de la Republica en reunión con los Gobernadores planteó que había que enfrentar las ilegalidades, que los inspectores solo en algunos casos actuaban contra los Cuenta propistas organizados, pero contra los totalmente ilegales, que no están autorizados a ejercer la venta de productos no se hace nada, haciendo énfasis en los revendedores, bueno en fin creo que la mayoría de la población lo escucho. Ahora yo digo ¡Hay que esperar que el Presidente de la Republica tome carta en al asunto para que un problema se resuelva¡, pues el mismo ha planteado en reiteradas ocasiones como debe actuar un cuadro, que no está solo para cumplir tareas. ¿Ahora invocado por el Presidente esa tarea se cumplirá? Espero que sí, pues el que no cumpla lo indicado pienso que será sustituido automáticamente, sino seguiremos lo mismo con lo mismo. ¡ESPERO QUE NO!
    Saludos y gracias por publicarme.

  • Abel

    Es lo que ocurre todos los días en todos los establecimientos de Santa Clara donde se vende algo necesario para el hogar (que es todo lo que oferta el estado) yo que soy un simple ciudadano conozco creo a más del 90 % de esos acaparadores pero que lástima que la policía y los inspectores no saben esto y en los lugares que se revenden y sufro toda la prepotencia de esos ciudadanos, un día le salí al frente en el mercado de Buen Viaje y me querían meter un cuchillo, ? Hasta cuando hay que soportar tanta impunidad? Saludos y Gracias por tan buen escrito.

  • Li

    Lo más triste es que los productos van a parar a la Candonga, una Candonga que a todas luces y con toda la IMPUNIDAD del mundo venden todo esto a precios astronómicos (porque no es para sacarle 3 pesos). La venta en la Candonga de productos que solo se producen y venden en nuestras tiendas es una falta de respeto a LIBORIO. Y repito es a todas luces y NO PASA NADA. Desde medicamentos, jeringuillas, esparadrapos (no sé como se escribe), detergente de todas las marcas, papel sanitario, plomería de la que sacan en la tienda del reparto José Martí, perfumes Suchel y Pinturas (Y QUE NADIE ME DIGA QUE TRAEN UNA TANQUETA DE PINTURA DE PROVARI O CAJAS DE LOSAS NI DE RUSIA NI DE GUYANA, POR FAVOR)
    Y MEJOR NO SIGO PORQUE ME VA A DAR UN INFARTO.
    Ahora no es cerrar la candonga por cerrarla, existen personas que expenden alimentos con calidad y buen precio y realmente resuelven a hospitalizados , familiares y personal de salud. (Y NO ME REFIERO AL POMO DE LITRO Y MEDIO DE REFRESCO GASEADO QUE YA VA POR 45 Y 50 PESOS, si no a comida bien elaborada incluyendo sopas, bocaditos, dulces y yogures caseros). También venden plantas, ropa elaborada y zapatos artesanales. Quitando estos ejemplos lo demás es una mafia y no tiene otra palabra "mafia" .

    • Liena M. Nieves

      Hola Li, coincido plenamente con usted: la cosa no es cerrar la candonga y con eso acudir a la solución de botar el sofá, sino ver y controlar QUÉ se vende ahí dentro, porque «entre cielo y candonga no hay nada oculto». Los que elaboran alimentos, como bien usted dice, resuelven un problema inmenso que los hospitales de la zona no tienen cómo satisfacer, y es la venta de productos de calidad y necesarios como sopas, caldos, jugos naturales, yogurt, meriendas.....mucho que han resuelto a quienes no son de Santa Clara y no tienen quien les lleve una comida decente a los enfermos y acompañantes. A nadie le molesta que vendan gafas, ajuares de casa, electrodomésticos, piezas para carros y motores, plantas ornamentales, adornos, ropa, zapatos.... de hecho, muchas veces solo existen ahí y es la única manera de resolverlos.Pero el cemento que JAMÁS llega al mostrador de las tiendas, el detergente, la pasta de dientes, los cintillos, los culeros desechables, colonias, talco, la pintura (que de 12 CUC pasan a 35 porque les da la gana)....ay por favor, eso ocurre porque se les dio bandera blanca!!!! Mafia, con violencia incluida: no lleva otro nombre.

  • Li

    Y los productos de aseo en moneda nacional como el jabón, el detergente líquido, el papel sanitario, la pasta diente, en mi humilde opinión debieran venderlo racionado por la libreta, a igual precio, pero racionado, para evitar el acaparamiento.

  • Pensador

    Recientemente he visitado varios foros de diarios digitales cubanos.
    El tema más candente es la escasa disponibilidad de productos de cualquier índole.
    Me uno a todos aquellos que consideran que en momentos de crisis se precisa de medidas certeras para aliviar situaciones asfixiantes.
    Mi criterio, y creo que el muchos también, es que llegó la hora de darle protagonismo de nuevo a nuestra libreta de abastecimiento.
    Si la toma de medidas contra las “indisciplinas” acaparadoras no ha dado resultado, es de vital importancia el racionamiento controlado de todos los artículos y productos de primera necesidad que están deficitarios.
    No hacerlo, aumentará la presión en la caldera, y las consecuencias podrían ser devastadoras.
    Estoy convencido de que a la altura que están las cosas, no bastará con el convencimiento. Por otro lado, el racionamiento sería la medida más justa para todos.

  • estela

    Una mafia, más organizada que la italiana y la rusa.

  • Francisco Ruiz

    Es hora ya que los gobiernos locales GOBIERNEN. Sí el Presidente Muniicipal caminara la cuidad, sin visitas anunciadas e hiciera alguna cola, otro gallo cantaría.

    • El que disfruta la vida

      Que disfruten de la botella también. Que a los del gobierno no les asignen combustible ni les permitan sacar los carros de un parqueo custodiado por sus electores.

    • Disfrute sus vivencias

      Que disfruten de la botella también. Que a los del gobierno no les asignen combustible (ni tengan el control de este), que les parqueen sus carros en un lugar custodiado por sus electrores para que tengan que rendirles cuentas de cada movimiento que realizan con combustible asignado por las entidades que se lo ganan por sus gestiones y resultados.

  • Abelardo Mena

    Muu buen texto!! Letra con filo! Pero recuerde es la eterna carestia cronica quien genera esas distorsiones sociales.

  • PAPIRRIKI

    Sabrá la periodista que a las TRD solo las pueden inspeccionar su organización. Nada de inspectores estatales, comercio interior u otros.
    Se presupone la inocencia mientras se demuestre lo contrario.

    • Andrómeda

      Por lo que usted escribe se llega a la conclusión de que en Cuba existen entidades que se rigen por las leyes de otra galaxia. ¿Cómo vamos a resolver los problemas y carencias del país si existen organismos y personas intocables?

  • yovc

    es que esto que pasó el 24 de enero pasa a diario en muchas partes, y lo peor es que es conocimiento de los inspectores, policia, y muchos mas, estos hechos se denuncian en el sitio soyvillaclara, donde segun el eslogan es un dialogo abierto entre el pueblo y la asamblea y otros organismos, cosa esta que no ocurre, escribimos y volvemos a escribir y sobre lo que escribimos no pasa nada, ves los mismos autos de organismos que no paran y no vuelven a parar a pesar de denunciar sus chapas, los revendedores siguen revendiendo, al agua sigue corriendo por las calles y acueducto no hace nada, sigue habiendo insalubridad en santaclara, siguen rompiendo calles centricas y no centricas y no pasa nada, muchas cosas se denuncian y NO PASA NADA, tambien hay camaras de seguridad en varias partes, pero no estan para eso, hay una camara en la esquina de aleman y marta abreus, y los carretones siguen parando en esa esquina interrumpiendo el trafico y llenando de estiercol y orine todo ese lugar que por demas tiene al lado un cuentapropista para la venta de alimentos, y todo ese una cadena. ufff la lista de violaciones seria interminable y NO PASA NADA

  • Luis

    La gran verdad es que los unicos culpables aca son esas empresas que nadie las pone en su lugar y que son del gobierno porque no ponen orden a tal cosa si no ahi solo que se vendan 4 por personas y en los ditu igual la que se van a consumir nada mas no ventas de cajas pero a las empresas solos les importa recoger el dinero aparte que detras de todo esto esta la gran mafia cubana para llamarla de alguna manera y que empieza con su cupula que son los mismos administradores de estas cadenas que la verdad es asi porque en esta situacion tan espantosa que viven los cubanos todos quieren sacar su tajada y bien buena la verdad los primeros abusadores aqui son los mismos sin generalizar empleados de estas cadenas ...la verdad creo que esto no tendra solucion mientras las empresas sigan sin poder generar la cantidad de producion necesaria que demanda el pais y aunque el bloqueo existe aca el bloqueo de ideas interno que ahi es mayor ..la verdad siempre las empresas aca se la pasan poniendo escusas y entre ellas el bloqueo eso ya todos sabemos que existe. .pero no devemos pensar en eso y basta ya de usarlo siempre de escusa para todo que ya cansa eso ..y ponganse a buscar soluciones a trabajar que es lo que menos de hace en este pais un pais de solo reuniones y acuerdos pero nada que se hace nada ...dias canel el pobre mas bien lo deveria aca es hacer una limpieza general aca hace falta gente que no piense en el enemigo y el bloqueo que sabemos existe si no en ver como lo burlo y salimos a delante porque a como vamos cada vez uno cree que estamos siendo dirigidos por gente que no le importa el pueblo un carajo ..y esto no lo digo por el presidente que sienpre a esta a pie de cañon que hasta en bisicleta salia a buscar y solucionar los problemas lo digo por el monton de doble cara que ahi en este pais dirigiendo y gordo de buena vida ...señores seamos realista o esto toma orden y camino o se nos jode este pais que llego hacer un paraiso para los cubanos ...aqui la palabra no es bloqueo aca la palabra es trabajar y lo que no sirba sea empreza o lo que sea cerrarlo y abrir nuevas cosas ahi que arriesgar o conformarnos con lo ahi ..algo que los cubanos no merecen

  • yovany

    Liena que orgullo para tus padres haber leído tan maravilloso artículo, es una realidad de lo que sufrimos a diario las personas honestas, es triste ver como personas inescrupulosas, malsanas, delincuentes, se aprovechan de la falta de recursos, de las limitaciones, para actuar de tal manera, claro, que todo esto es permitido desde hace ya algún tiempo por todos, algunos culpan a los dirigentes, otros a la policía y así la maldita culpa no llega a tener responsable. Lo real es que la población , ese liborio, sigue cargando el peso del desorden, la especulación y el abuso, me pregunto como puede el Estado estimular la comisión un delito? y hablo de la especulación, soy revolucionario, trabajador, militante del PCC, vivo de mi salario y paso trabajo para comprar en un establecimiento estatal cualquier producto de los que mencionas, es el propio estado el que los produce, pero para quien?. Estoy de acuerdo con el TCP pero ordenado, controlado, estoy de acuerdo que el estado no puede seguir carqando con algunos servicios, pero también entiendo que al pueblo alguien lo tiene que proteger y ese papel le corresponde a nuestro estado, sigue escribiendo artículos como éste, tu eres de la estirpe de Nieves t Mary.

    • Solidario con Liborio

      Saludos Yovany. Es grato observar cada intervención elogiando artículos como este que rompen los esquemas de una prensa que hasta hace poco evadía asuntos candentes, y se iba por la complacencia hacia aquellos que miran con malos ojos las críticas a nuestros propios problemas.
      El asunto que ha llamado la atención de todos, tiene sus aristas dirigidas hacia muchos lados.
      Las carencias llevan a las personas que deben resolver sus problemas, a hacerlo sin mirar hacia el lado. Es así como tratamos de subsistir sin importarnos el perjuicio que podamos causar a nuestros semejantes.
      Esto se ha dilatado demasiado. Los que debían detener el desorden, no lo hicieron, y con ello se hicieron cómplices.
      Se han anunciado medidas que al final no se toman. Y cuando esto sucede crea un precedente que envalentona al transgresor de las leyes.
      Para mí, y sin ánimos de ser pesimista, creo que este asunto llegó para quedarse.
      Lo digo porque para resolverlo, habría que remover a muchas personas de sus cargos, enseñar muchos valores a nuestros pobladores, cambiar nuestras mentalidades, y sobre todo ser solidarios; cosa que hace mucho hemos perdido.
      Quiera Dios que yo esté equivocado, pero no espero milagros. Sobre todo cuando todos no hablan el mismo idioma, y Liborio lo está mirando.

  • Orlando

    Liena: la reventa se ha convertido en un modo de vida de no pocos coterraneos, la impunidad con que lo hacen ha envalentonado de sobremanera a los malechores, que al final, son un eslabón más en la cadena, estos conocen al dedillo dónde, cuándo y qué van a sacar, nunca están en el lugar equivocado, donde veas a los coleros, ponle el cuño algo van a sacar, entiendase cualquier producto que reporte alguna ganancia, y con el desabastecimiento y las carencias, todo lo que venda hace falta y está en falta.
    El fenomeno tiene cada vez más aristas y el irrespeto va más allá de los coleros, ha tomado auge "EL IMPEDIDO FISICO", (ente social que amparado en un carné se siente con derecho a pisotear a los demás) y no hablo de todos los impedidos, te cuento mis vivencias en los pocos días que de este 2020: A finales de enero llegué a la tienda nueva del Sandino con la intencion de adquirir un paquete de detergente, la cola trascurría en aparente calma hasta que llegó un ciudadano con un físico nada que envidiarle a Mijain López y una salud a prueba del coronavirus, esgrimiendo un carné de "IMPEDIDO" porque es mudo, lo indignante del asunto es que, según los que más tiempo llevaban en la cola, era la tercera vez que llegaba con el mismo modus operandi. A la cola del refresco dispensado en el reparto Villajosefa llegó una anciana --bastón incluído-- con dos jabas a comprar ocho pomos dela refrescante bebida, y por supuesto, delante de todos porque es" IMPEDIDA" por respeto a los años nos quedamos mirando y más bien a la espectativa para ver como aquella viejita se llevaría aquel montón de años, el bastón y dos jabas cargadas de pomos de refresco, tarea dificil para cualquiera ¡¡¡ Que chasco¡¡¡

  • ORLANDO

    Liena: El flagelo de la compra-reventa, y el irrespeto hacia los demás, en lo que a colas se refiere, presenta muchas aristas y va desde los coleros habituales –los que han hecho de esta ilícita actividad un modo de vida— hasta los que se sienten con derecho a pisotear a los demás esgrimiendo cualquier pretexto, te cuento tres ejemplos que he vivido en los últimos dos meses: (1) En el mes de febrero marqué la cola para comprar detergente en el nuevo mercado del Sandino y todo transcurría en aparente calma, hasta que llegó un mozalbete con una salud a prueba del coronavirus y, como decimos los cubanos, con un carapacho nada que envidiar a Mijain López, esgrimiendo un carné que lo acredita como ”IMPEDIDO” (mudo) con el ánimo de comprar delante de todos, el hecho no se consumó pues precisamente en ese momento llegó la policía y los que más rato llevaban en la cola se quejaron pues el mudito de marras ya había comprado dos veces. (2) A la cola del refresco dispensado, que ocasionalmente vende una pipa en el reparto Villa Josefa de esta ciudad, llegó una anciana, bastón en mano y ocho pomos de 1.5 litros, por supuesto, a comprar delante de todos pues clasifica en la categoría “IMPEDIDO” todos nos quedamos a la expectativa para ver como la viejita lograba irse con aquel montón de años, el bastón y además dos jabas con 8 pomos de refresco, ¡¡¡Que chasco¡¡¡ una vez efectuada la compra aparecieron dos jóvenes muy risueños que esperaban sentados en la acera contigua, tomó una jaba cada uno y los tres se marcharon. (3) Encontrándome en la dulcería “El Capuchino” de nuestra ciudad, con la intención de comprar algunas golosinas para los nietos, llegó una ”EMBARAZADA” con su pareja, él, de manera algo descompuesta dijo que su esposa iba a comprar delante de todos pues estaba embarazada –MIS RESPETO PARA ELLA-- cosa que nadie objetó, alguien de la cola molesto por la forma en que se manifestó el joven le dijo, porque no la sientas a ella en el parquecito de la esquina y haces la cola tú que no está embarazado, la respuesta no se hizo esperar, se armó la discusión y el barullo, si no tuvo mayores consecuencias fue porque la propia embarazada, abochornada, recriminó la actitud de su pareja y se retiró del lugar.
    Te das cuenta, con esos truenos ya los necesitados de una cola han ido perdiendo la sensibilidad ante tanta indolencia y oportunismo, hoy no es extraño ver a un impedido físico con un puesto ambulante en cualquier lugar de la ciudad vendiendo cualquier cosa (culeros desechables, detergente, jabón, vasos, etc.) y cuanto producto deficitario sacan en mercados de productos industriales, tiendas de TRD u otros. Súmesele a esto la aparición de otro eslabón en la cadena, LOS NIÑOS, a quienes madres y padres inescrupulosos lo ponen en la cola para adicionar un paquete de detergente, una caja de malta, un pomo de aceite o lo que aparezca. Hasta cuando tenemos que soportar estas actitudes que van en detrimento de nuestros valores y del bolsillo de los que trabajan, de los que no pueden hacer cola por que no tienen tiempo y ni remotamente se imaginan donde sacarán lo que necesitan. Los coleros manejan la información del lugar, el producto y hasta la cantidad que van a ofertar, de la CANDONGA nada te voy contar que sea nuevo, todo lo que sacan en cualquier lugar a las 2 horas está a la venta allí,HUELGAN LOS COMENTARIOS.

  • alex

    muy bueno el articulo pero para nada las autoridades toman medidas otro lugar asediado por los revendedores esta en los bajos del 12 plantas sandino en la cadena , todos los que revenden productos ahi debajo a la cara de todos se pasan el dia ahi y cuando llega algo por supuesto que son los primeros en la cola y despues sus compinches llegan , como por arte de magia aparcene las mismas caras de morenas alborotadors enredando la cola a la cara de todos para despues revender ...los trabajadores de esos establecimientos no tiene la culpa como algunos dicen aqui , si se sabe que en estos momentos de carencias y necesidades no alcanzan los productos y se ha hecho en varias trd para cuidar la integridad del lucgar y a los dependientes que no son cuidadores por que si se sabe la distribucicon de cada mercancia en cada lugar donde estan lso encargados de mantener el orden interior que ya le subieron el salario y muchas veces pasan vestidos de uniforme y viran la cara para el otro lado para no buscarse problemas,,,señores el policia es como el medico que en cada momento debe hacer cumplir su trabajo..se imaginan un medico que no atienda una persona desmayada o hipertensa por decir que no esta trabajando en ese momento, aunque bueno hay de todo en nuestro dia , los cubanos hemos perdido mucho esos sentimientos de los cuales años atras estabamos orgullosos anque aun quedamos algunos que siempre estamos prestos a ayudar a los demas, pienso que nadie debe estar autorizado a revender las cosas que produce el estado para la poblacion por lo que la policia debe decomisar la mercancia e imponer multas ....

  • Raynier Armenteros Alfonso

    Los casos que han informado por el NTV o la prensa no son representativos de la cantidad de personas y grupos que se dedican a la reventa y especulación. Constantemente vemos en la calle personas que circulan vociferando la venta de artículos de primera necesidad y otros que solo se venden oficialmente en las cadenas de tiendas. Coditos, Sombrillas, Detergente, Aromatizante, Legía y muchos más. Si hubiera un policía en cada esquina de los más recónditos barrios y ciudadelas en todos los territorios, la cantidad de detenidos todos los días llenaría camiones. Pero hagan una búsqueda solamente en los sitios del mercado informal de clasificados más populares como revolico, porlalibre, bachecubano, cubisima, etc. para que vean el volumen de ofertas que no se justifican pues no son productos que alguien importó del exterior, sino que muchos son adquiridos en las cadenas de tiendas nacionales. Sin mencionar las mesas de los cuentapropistas con licencia autorizada, pero que ofertan diversidad de artículos adquiridos en la tienda estatal. Es en parte, solo en parte, por estas causas que, a una persona trabajadora, honrada y que vive de la decencia es difícil encontrar los productos que necesita, ya sin hablar del desabastecimiento y la deficiente distribución. Y ni hablar de productos ofertados cuyo origen real la causa del desvío y la malversación por parte de administradores corruptos e irresponsables. Es toda una cultura de comportamiento, casi una “idiosincrasia”, instaura y alimentada por años de descontrol y mala administración.

  • Wham!

    Liena,usted a escrito un artículo brillante, no solamente en villa clara sucede todo eso aquí en la habana también y en estos meses de covid las colas se han puesto peores. En el noticiero dicen que están acabando con los acaparadores y revendedores pero cuando vas a una cola ves que la vida sigue igual, en resumen seguimos en las misma porque los que tienen que controlar la situación viven muy bien y tienen todo asegurado.