Los agradecidos que acompañan

«Se necesita ahora más que nunca, templos de amor y humanidad que desaten todo lo que hay en el hombre de generoso y sujeten todo lo que hay en él de crudo y vil».

Visto: 2388

Tania se le fugó a la muerte con la voluntad y el susto de un pájaro herido. No se supone que la madre de un bebé de dos meses tenga cáncer. Que casi se muera. Que no pueda amamantarlo porque la enfermedad le borró medio torso y le dejara la voz en un hilo, ¡a ella, la de la risa que desintegra el silencio como un mazazo contra un muro de porcelana! Pero Tania pudo, y le estafó once años al punto final de su vida. ¡Demasiada mujer para quedarse a medio camino!

Sin embargo, el suyo no fue un combate de un solo soldado. Su doctor le prometió que un día irían juntos al Cobre a agradecerle a la Caridad y que, juntos también, «bajarían» un trago largo de ron, de esos que te arrullan y aletargan, y te sacan las sonrisas más tontas y los juramentos más sinceros. «Yo no tengo manera de devolverles el favor, pero cada vez que bese a mi hijo me acordaré de ustedes y les mandaré el ashé de Orula y la gracia de Cachita».

Aplausos por los médicos que luchan contra el COVID-19Y Tania no olvida. Ahora, menos. Antes de las nueve de la noche, ella y su familia salen a la acera. Las palmas le chocan y rompen la mudez de la calle desnuda. Aviva a los vecinos, espanta el espanto, y la voz que fue una hebra de sonidos es hoy una cuerda tirante y gruesa, un instrumento para el agradecimiento y la esperanza: « ¡Bravo mi gente!»; «más alto, más alto, para que nos oigan»; «¡GRACIAS, CUBA!».

La escucho noche tras noche, mientras aplaudimos  desde lo alto de nuestro tercer piso, y le explico a mi niño que con ese gesto el mundo envía un mensaje sin palabras a cada trabajador de los servicios de Salud. «Y a mi Nato». Y yo que « ¡claro, a tu abuela también!». Y a Charo —mi brillante amiga del pre, doctora en New York—,  que con letras rápidas y nubladas me respondió la única pregunta que se me ocurrió hacerle: «Por ahora estoy bien. En una semana, no sé».

Y a Yadira, en España, que llora en el baño del hospital donde trabaja. Y a Alexander, el enfermero de manos pálidas y ojos hermosos, negado a aceptar la resignación de los ecuatorianos pobres que ven en la muerte un designio doblemente inevitable para los de su clase. Y a los doctores que en unos días traerán al mundo a la hija amada de una amiga amada. A los que tocan puertas, a los que sostienen manos, a los golosos que perdieron el apetito y a los que fuman por el estrés.

«Se necesita ahora más que nunca, templos de amor y humanidad que desaten todo lo que hay en el hombre de generoso y sujeten todo lo que hay en él de crudo y vil». ¡Ay, Martí! Por ellos, y hasta que el mundo ría de nuevo, aplaudiremos.

Se han publicado 12 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Manuel Ignacio

    Claro, todos los dias a las 9pm nos fundiremos en un solo aplauso por ellos, esos soldados de batas blancas q libran dia a dia esta batalla contra la muerte, gracias, los agradecidos siempre los acompañaremos y gracias a usted periodista por tan conmovedor articulo

  • Yanet

    Precioso y emotivo escrito , desde mi balcón también aplaudimos a las 9 y q asi sea hasta q como dices volvamos a sonreir q sera asi claro q si!!!!!

  • Gretta

    Como me encanta leerte, cuando leí la frase tuve una duda que ya me aclaraste al final, y es que Martí parece un profeta porque tiene una frase perfecta para todo. Me ha encantado Liena!!! Un abrazo desde Vigo .

    • Liena M. Nieves

      Gretta, un profeta es jaja. Tranquila de saber que se cuidan y que están bien, gracias por leerme y, sobre todo, por la amistad

  • ORO

    Esta pandemia le ha enseñado a muchos gobiernos, de una manera bastante cruel, y sobre todo a esos que aún en condiciones extremas tratan de denigrarnos y desacreditar nuestro sistema de salud, el precio tan alto que se paga cuando no se prioriza, por encima de todo, la vida de las personas. ¡¡¡Que lástima¡¡¡ los gobiernos que decidieron lamer las botas al poderoso vecino del Norte, y se sumaron a la campaña difamatoria de nuestros médicos, hoy, en su fuero interno, darían todo por regresar nuestras misiones a sus países, ¡¡¡Que pronto la vida les demostró cuan errados andan¡¡¡ y sus pueblos ni hablar, saben del altruismo, la bondad y la profesionalidad de nuestro personal de salud, hoy presentes en sus ruegos y plegarias,
    Cuba es un ejemplo por excelencia de solidaridad a nivel planetario, pero es también el pueblo más bloqueado, el que más duro ha tenido que batallar por más de sesenta años para defender su existencia, el que han intentado aislar y condenar por su rebeldía. Quizá eso nos ha hecho apreciar en su justa dimensión el valor de la vida y de la solidaridad.
    Mientras el imperio amenaza y despliega su ejército como una ruin y cobarde amenaza, los pueblos aplauden y agradecen.
    Cuando esta pesadilla termine habrá que hacerle un gigantesco monumento a estos aguerridos hombres y mujeres de batas blancas, un monumento que se convierta en un ícono de nuestra isla.


  • Karina

    Precioso trabajo Liena, un sencillo homenaje a esos hombres y mujeres que salvan vidas y un rayito de esperanza para el mundo. Besitos desde Encrucijada

  • María del Carmen Núñez

    Tengo tanto pero tanto orgullo a leer tus escritos, al leer cada palabra te imaginó escribiendo emocionada, eres facinante y sobre todo siempre recordando a tus amigos y seres queridos. A las 9:00pm los agradecidos fundimos en un aplauso a todo el personal de la salud que día a día, minuto a minuto, segundo a segundo luchan contra la muerte. Te admiro mucho.

  • Beatriz

    Exelente escrito que nos dice en pocas palabras el sentir de cada cubano que agradece lo q día a día hace nuestros trabajadores de la salud para librarnos de esta tremenda enfermedad, no solo los nuestros , todos los del mundo. Aplaudiremos por cada uno de ellos.

  • chaviano

    Excelente artículo. Muy humano y esperanzador. Muchas gracias

  • Mayte Orozco

    Muy linda reflexión !! Me sacaste la lagrimas , muy triste todo lo que estamos viviendo ?

  • Yoanny

    exelente trabajo?

  • Katy

    Liena, tu mensaje me hizo llorar, maravillosa tu reflexión, ojalá les llegue a todos aquellos que no tienen la capacidad de entender lo grande que es nuestro país y demostrar una vez más que SÍ SE PUEDE. Besitos desde Manicaragua