Quizás sea usted…

¿A que usted no trabaja en ningún otro centro donde por estos días atender a un cliente es acto de pura proeza? ¿Por segundos pudiera ponerse en sus zapatos?

Visto: 2664

Quizás no sea usted el que desafíe la enfermedad que está acabando con la vida de miles de personas. Quizás sean sus hijos o sus nietos y usted observe pasivamente. En ese caso, no hay duda de que también sea cómplice:

«Encerrada en cuatro paredes jamás. Por eso, me vestí como Dios manda y fui a tomar helado, a dar una vuelta por el boulevard que, a propósito, estaba bastante cargadito de colas. Parece que no soy la única que detesta estar enjaulada».

Quizás no sea usted hijo de los trabajadores de salud contagiados con la COVID-19. ¿Y si lo fuera? ¡Ah!, todo cambiaría. Apuesto a que sería el primero en juzgar a los ciudadanos que impulsan la maldita curva de contagios:

«¿De nuevo cloro? Estoy harto. Si no muero del coronavirus me moriré ahogado en estas tiendas. No me lavo más las manos. No puedo con este nasobuco y mucho menos, como una estatua, a dos metros de distancia, sin conversar».

Quizás no sea usted, señor, el padre de ninguna joven, de ningún agente de la seguridad que ahora mismo implanta el orden cívico, elemental, que personas como usted son incapaces de mantener.

Pero hay más. En esa misma fila desordenada e impaciente, abarrotada de personas, puede que haya alguien con gripe. También, algún contacto de un ser fugaz que vino del extranjero y se haya ido con el mismo sigilo. Ese contacto sabe que por respeto a la salud colectiva debiera quedarse en casa, pero hace colas «por deporte».

¿Será usted uno de los miles de vulnerables amparados por la ley? Entonces, ¿qué hace exponiendo su vida?

¿A que usted no es familia de ningún trabajador que vende productos de primera necesidad por más de ocho horas diarias?

¿A que usted no trabaja en ningún otro centro donde por estos días atender a un cliente es acto de pura proeza? ¿Por segundos pudiera ponerse en sus zapatos?

Y no me venga, de nuevo, con el viejo cuento de histeria colectiva:

«Estadísticamente, me gano antes la lotería que morir de coronavirus. Eres del grupo etario que no presenta ni siquiera 0.05 % de mortalidad ¿A qué le temes tanto?». 

«Vivir nuestra ya de por sí complicada vida con el terror irracional de una pandemia más y, para colmo, de una enfermedad muy rápidamente transmisible pero poco mortífera, es absurdo…»

A usted le digo lo que tantas veces reitero: me cuido por ti, por mí, por nosotros, para que no haya ni un cubano menos. Si pudiera vivir estos días encapsulada, ¡claro que lo hiciera! No es miedo sino prevención, que es lo que toca.

Por favor, piense: hay muchos que no pueden quedarse en casa por usted mismo. Porque hay otros que deben salir a buscar el sustento diario, a distribuir y vender ese sustento diario mientras usted hace de la espera un caos.

Perdón por si no son, quienes leen, los responsables de estas colas egoístas, necias, indolentes… Quizás, sí. Por si acaso, culpo a las «colas» para no ofender. 

Se han publicado 10 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Yasma

    Eso es una locura

  • Katy

    Hola Yinet si todos se llenaran de conciencia y se quedaran en sus casas se evitaran muchos problemas, en estos días tan complicados que estamos viviendo "algunos" nos damos cuenta del peligro de no estar en casa porque nos encontramos dando lo mejor de nosotros por el cuidado de muchos. La IGNORANCIA y el EGOISMO de muchos vienen a complicar el trabajo de muchos que arriesgamos nuestras vidas por el bien de todos. por favor QUÉDESE EN CASA

  • Felix Cesar Gómez

    Hola Yinet,antigua compañera de estudios.Artículo muy a tono el que realizas,y creo que todos debieran leerlo,ya que,es triste que unos pocos irresponsables manchen el trabajo diario que otros realizan,enfrentado los riesgos a que conlleva infectarse con la Covid-19,y más desde mi trinchera como médico de familia,atendiendo una de las áreas mas complicadas de la ciudad y donde mas indisciplinas sociales se cometen.Espero que llegue tus palabras y estos modestos comentarios a las personas mas necias y de difícil entendimiento.Saludos

  • Robe

    En las bodegas no quieren vender nada, la canasta básica no alcanza para el mes, en algunas zonas no hay agros cerca, y los particulares con sus precios no resuelven, adquieres muy pocas viandas y vegetales por casi el salario del mes, es un abuso, la gente tiene que caminar y hacer largas colas para nada, no se toman medidas para mejorar el acceso a la alimentación.
    Horrible, usen la matematica y la logica,
    Ecuacion
    Necesidad de salir por viveres + escaces aguda de viveres+negligencia por falta de percepcion del peligro+virus altamente contagioso+formas de contagio aun no esclarecidas totalmente +personas involucradas directamente con el virus =30000 -40000 personas actualmente portadoras de esta enfermedad, calculo que aumenta diariamente
    OJALA Y ESTE EQUIVOCADO...... Solo saquen la cuenta de los positivos y multiplique por la capacidad y rapides de propagacion....

  • Alexey

    En estos tiempos tan difíciles ante la peligrosa pandemia el posible contagio y propagación se hacen cada vez más evidentes , cito el ejemplo de hoy miércoles 29 de Abril en Sagua la Grande Provincia Villa Clara amanece la cadena abarrotada de personas para la compra de el preciado arroz tan imprescindible para nuestra alimentación ,reitero una vez más , quien no sabe que la cuota del mes no alcanza , entonces me pregunto que haremos las personas que laboran en el horario que se ofertan estos productos para adquirirlo , dejaremos de trabajar para poder tenerlo en nuestra mesa y arriesgar a nuestras familias ,¿ Porque no se ofertan en nuestras bodegas a precio no subsidiado y hací de esta forma eliminaríamos las aglomeraciones de personas y evitaríamos la propagación ?, desde horas de la madrugada y poniendo en riesgo su vida y la de todos , nuestro presidente aboga porque no se centralicen los productos pero nos damos cuenta que se hace todo lo contrario , Sagua la Grande no existe ningún caso de contagio hasta el momento pero ,ojalá y no ocurra, pero si sucede habrá casos a montones ,las personas mientras continúe la escases y lo que se oferte sea distribuya equitativamente para que llegue a todos seguirá existiendo las aglomeraciones y el peligro latente estará en frente de nuestros ojos .

    • Alexey

      Disculpeme rectifico el arroz en Sagua la Grande se ofertó en la cadena de tiendas Caracol a 90 centavos el kg . Gracias.

    • Carlos Manuel

      Compañeras, compañeros y todos los que alcancen leer mis palabras ¡ Opinen!
      Para nadie era secreto que los precios en todos los productos iban a subir con las reformas salariales, por ello no me asombro. Me asombro que los precios en todos los productos visitan la estrella solar y las reformas salariales no llegaron. No van a llegar por el momento a raíz de todo lo que nuestro país está cruzando el COVID-19. Mi salario y el de miles, es de $540.00 cup. Arroz a 15 y 20, huevos a 4, pasta dental a 50, desodorantes a 100. Claro en el mercado negro porque en el legal para un trabajador es un calvario alcanzar al menos un jabón. En Sagua todavía están bien.

  • Fabián

    Te doy toda la razón quien se queda en casa quien lo tiene todo y no tiene ninguna nesecidas de buscar nada gracias a que se lo ponen todo en un carro por así cualquiera el que tiene niños chiquitos no puede darse el lujo de quedarse sentado esperando sí no sale se muere de hambre.

    • Idelvis

      Así mismo es ,quien trabaja con el estado no tiene tiempo de estar el día entero en una cola , para ver si alcanza comprar algo , mientras que cuando llega a su casa en el horario de la tarde ya lo que le queda es mirar al cielo.que como , y preguntándose , que preparo de comida, seré mago.

  • José Alberto Cardoso Gómez

    Hay que seguir buscando fórmulas casi mágicas para evitar las aglomeraciones en tiendas y mercados de todo tipo, hay escasez de todos los productos y artículos basicos. La gente salen a la calle desesperados, la mayoría empeñados en resolver las necesidades básicas de su familia, otros a acaparar para revender. Yo soy de los que piensa que la Libreta de Abastecimiento debe jugar su papel, su uso garantiza la equidad y elimina la aglomeración y otras manifestaciones sociales negativas a partir de aquí.
    Cuando la revolución triunfó había más necesidad que ahora, un recio bloqueo comercial y financiero, hubo hasta invasiones armadas contra nuestro país y epidemias y gracias a la Libreta de Abastecimiento y otras medidas de control para la distribución equitativa de productos básicos en la población sobrevivimos.
    Hoy hay dirigentes que no conocieron o no quieren recordar aquello, al parecer cultivan este desorden por algún interés particular. A veces conviene que esté el río revuelto para que gane el pescador. Solo hay que ver las acciones que lleva a cabo hoy contra acaparadores,( para mí ladrones) para darse cuenta de lo que está pasando.