Mensajero de farmacia, una Iniciativa que debe perdurar

Ahora que pasamos a la segunda fase de la recuperación nos preguntamos si la medida de nombrar activistas que actúan como mensajeros de las farmacias en los casos que así lo necesitan perdurará o no.

Visto: 2870

Nombrar activistas que actúan como mensajeros de las farmacias en los casos que así lo necesitan constituye una iniciativa villaclareña acogida con beneplácito por toda la población durante la etapa más difícil de la COVID-19.

Ahora que pasamos a la segunda fase de la recuperación nos preguntamos si la medida perdurará o no. Y es que varias de las personas dedicadas a esta actividad han tenido que incorporarse a trabajar, y muchos CDR han quedado en opción cero.

Al respecto dialogamos con Ezequiel Martínez Martínez, director de la Empresa de Farmacias y Ópticas en Villa Clara, quien asegura: «En mi opinión la medida llegó para quedarse porque, sin lugar a duda, ha resuelto un gran problema. No solo se evitaron las extensas colas, a las cuales acudían personas de la tercera edad, sino que hemos logrado una distribución más justa y equitativa».

Caricatura de Alfredo Martirena sobre los activistas de farmacias.
(Ilustración: Alfredo Martirena)

Según el directivo, esto significa que en lo sucesivo se mantiene la compra de medicamentos mediante activistas. Ello ayuda, además, a que se vendan en la misma proporción en que llegan a los establecimientos. Añade Martínez Martínez que se ha hecho un llamado a las organizaciones políticas y de masas del barrio para que, de conjunto con los delegados de las circunscripciones, se busque a una persona que sustituya al activista que por razones laborales no puede continuar cumpliendo la tarea, cuyo impacto ha sido muy positivo.

Como se conoce, la opción eliminó el negocio de la venta de turnos en las colas. Hoy son 8034 los que se dedican a llevar los medicamentos hasta los hogares de los más necesitados. La cifra puede variar, a partir del interés de los cederistas y federadas. «Si hemos caminado un tramo tan necesario, tenemos que mantenerlo», afirma Ezequiel.

Respecto a la posibilidad de remunerar la actividad, el director de Farmacias y Ópticas dice que por parte de su Empresa no es posible, ya que no cuentan con el presupuesto requerido para ello. Además, se trata de una labor que surgió sin fines lucrativos y resulta una tarea humanitaria, que pudieran encomendarles los CDR y la FMC a algunos de sus afiliados. Con 173 farmacias en Villa Clara y 92 medicamentos controlados, ahora existen 291 469 pacientes con tarjetones.

En opinión de esta redactora, tal vez los gobiernos municipales pudieran valorar el uso de parte del 1 % del impuesto para la contribución al desarrollo local con el objetivo de pagar, al menos unos 100 pesos, a quienes se dedican a tan humana actividad, la cual han realizado hasta ahora por altruismo y generosidad. Lo cierto es que la experiencia de los activistas, que ha tenido una elevadísima aceptación por parte de las personas beneficiadas, debe perdurar.

Se han publicado 5 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • yuniesky

    El problema con los mensajeros es q eran o son compañeros q tenían en su mayoría los centros de trabajos cerrados al empezar a trabajar ellos van a dejar d cumplir con esa función al igual q loa estudiantes q hicieron esa tarea

  • Mariah

    Por favor antes de hacer el escrito se hubieran dado una vuelta por Regla, tenemos 70 y 80 y jamás me han traído un medicamento, y encima ya ni la comida traen, informe de mejor con esta edad tenemos que salir

  • Ranchuelero

    En el último párrafo usted resume lo que pretendía escribir porque si un anciano tiene que pagar, además, porque le lleven el medicamento la cuenta que nunca les ha dado se les va a complicar aún más.
    Por acá, en Ranchuelo, reunieron a todos los ancianos que les llevaban almuerzo y comida a la casa para que comenzaran a asistir al local donde la elaboran y no es mala ídea que con el 1% que han utilizado cada año en reparar el prado, volver a reparar el prado y seguir reparando el prado lo utilicen en pagar a mensajeros que distribuyan la comida a los ancianos. Incluso, propongo que los trabajadores sociales (que en su momento se formaron en cantidades industriales) participen en la tarea de forma voluntaria así como los trabajadores de la plantilla del gobierno y de las organizaciones políticas y de masas para que con el ejemplo demuestren lo que se puede hacer con ese segmento de población para mejorarle su existencia.

  • Mayra

    Soy activista de mi barrio y llevo a la farmacia 32 tarjetones de mis vecinos incluyendo además muchas recetas. He estado hasta 3 horas y media recibiendo esos medicamentos. Pienso que se debería tener en consideración, al menos darnos el derecho de comprar módulos con artículos elementales de aseo o víveres, sin necesidad de hacer colas.

    • Damisela Machado Delgado

      PROFE usted fue profesa mia siempre leo sus escritos estoy trabajando en el ibp coincido plenamente con el contenido de su ultimo parrafo,saludos damisela