La nueva jungla

Los usureros de siempre han sabido extraerle el zumo a uno de los momentos más críticos de la historia reciente de este país. La contraparte cojeó desde el principio y llega a rastras, cuatro meses y no sé cuántas rectificaciones después, y las carencias espesan a fuego lento e implacable.

Visto: 2922

El trapicheo virtual. La «lucha» online. Economía de trueque —como la de las sociedades del Neolítico—, con la diferencia de que,  del 6000 a. C. a la Cuba ávida de consumo, lo intercambiado ya no es el excedente de cosechas pródigas ni especias o sedas babilonias, sino productos otrora ordinarios y (re)cotizados hoy bajo la (i)rracionalidad de una economía doméstica apopléjica: cinco libras de arroz por un desodorante y par de jabones, una sortija de oro por una banda de cerdo, frijoles por pasta dental, tenis Puma por champú.

Comercio electrónico legal e informalMercadeamos como bucaneros desde que abrimos los ojos al nuevo día. La «caza» en las redes demanda ferocidad y astucia, estoicismo y un bolsillo generoso, pues lo que no puedes encontrar por las vías teóricamente formales —lo comprado en las tiendas, «amigo», colero o noche en vela de por medio—, estará expuesto en la gran vitrina de la bolsa negra digital. Dos o diez veces más caro.

No son la única oferta, claro está. A algunos molesta que en Facebook o Telegram se propongan otros cientos de artículos importados o de factura artesanal, pero los niveles de demanda dependen de su calidad o del gusto y la capacidad adquisitiva  de las personas. La «cosa» reside en el atropello añadido a una cotidianidad desgastante en la que, visto y comprobado, muy poco funcionan el distanciamiento físico y el comercio electrónico en las tiendas virtuales.

Megas van y megas vienen. Paquetes y promociones, 3 y 4G; gente en pie de guerra desde las 6:00 a.m., batallando, con las yemas de los dedos, en un mercado donde los satisfechos son  pocos y los elogios se evaporan. Lo que sea que busques en el mundo «real» quizás estará perdido; mientras, los precios trepan como gatos azorados que nos descarnan, violentan y empujan a un ruedo virtual de dos rutas: el de la reventa a mansalva y el de la irrespetada  legalidad.

Durante los últimos meses, por obra y (des)gracia de esta crisis sanitaria mundial, los internautas cubanos hemos reforzado el tejido social a niveles inauditos. Al cierre del 2019, Etecsa anunciaba que 3.7 millones de líneas móviles tenían acceso a datos, y en febrero pasado, el «Informe digital 2020», especializado en redes sociales y tendencias digitales alrededor del mundo, develó que el 63 % de la población de la isla —7.1 millones de personas—  ya está conectado a Internet. O sea, la cifra de teléfonos celulares con navegación resulta escasamente inferior al total de viviendas particulares censadas en el año 2012 en este país: 3 882 424. Por tanto, pretender minimizar el impacto de la creciente informatización sobre los hábitos y las formas de consumo constituye, ahora mismo, una osadía contradictoria.

¡Quiénes, como nosotros, para sacar cuentas!; incluso, la reventa también crea mercados competitivos que arrastran clientes de toda clase. A algunos les resulta factible pagar, a un sobreprecio «aceptable», los productos de primera necesidad, ya sea por distancia, economía o poco tiempo disponible para dedicarle a una cola; a otros no les tiembla la mano y dan 100 pesos por un tubo de pasta Perla. En los grupos online hay para todos: ofertas de combos que combinan artículos del extranjero con Rexona y Espumil, tarifas especiales para compradores espléndidos o mensajería inmediata libre de costo. Coser y cantar. Masoquismo con ropa.

En este minuto, cuando centenares de personas ya se han reincorporado a sus ocupaciones habituales y en los salarios se percibe una mejoría, el comercio electrónico debería posesionarse como la opción más viable para millones de cubanos. Menos aglomeraciones en las tiendas, más oportunidades de acceso para quienes no cuentan, ni lo harán, con la tecnología necesaria, y la posibilidad de desbrozar la infección del acaparamiento. En teoría. La experiencia o, mejor dicho, el trauma de usuarios nos ha demostrado con saña que la confianza ciega en TuEnvio es cuestionable.

A estas alturas ya sabemos del incremento exponencial de la demanda, de la saturación del servidor de DataCimex, del aumento del ancho de banda, de devoluciones, colapsos, dos cierres temporales, reorganizaciones y más colapsos. A estas alturas, cubanos con más y con menos, han invertido decenas de miles de pesos en paquetes de navegación que les permitan acceder al bendito portal de los «milagros», y no para almacenar, ya que puede adquirirse solo un módulo por orden, sino para alimentar a sus familias o contar con artículos de aseo que no les alcanzarán por un largo período ni mucho menos, aunque mejor es algo que nada.

En algunos grupos de Telegram, por ejemplo, se comparten los links de los módulos que saldrán a la venta en varias provincias. La treta informática agiliza el proceso y, prodigiosamente, esquiva los «congelamientos» y las demoras a la hora de pagar. Los simples mortales sin amigos «hackers» no llegamos ni siquiera a ver la oferta del día, o apenas atrapamos algún combo con uno o dos de los productos que precisamos —la latica de peras en almíbar es como los clásicos, nunca expira—, pero en el momento de la transacción a través de Transfermóvil, la página tiene un ictus.

Tres minutos después, el carrito vacío. Expiró. Is gone, como el esfuerzo y tus preciados megas.

No obstante, como supervivientes furibundos que somos, también creamos grupos en las redes —Intercambios VC, en Telegram—, para canjear, «pelo a pelo» o con vuelto de por medio, el sobrante innecesario de los combos: culeros desechables por café, toallas húmedas por jabón y acondicionador, galletas de soda por la lata de tomate frito. De Antón Díaz a la Subplanta, del parque a la Vigía, a pie o en ómnibus semillenos, y el querido Durán apelando a la distancia, la conciencia y el recogimiento social.

Mientras tanto, ya es pan de cada día la certeza compartida de que en Cuba aún quedan brechas en el deber ser del comercio electrónico. Si a las afueras de La Riviera —el único establecimiento del territorio dispuesto hasta ahora como tienda virtual— la fila para recoger las compras inicia en la madrugada y suma, bajo sol y lluvia, a cientos de clientes; si las multitudes nunca dejaron de serpentear, ni siquiera en los peores días de contagio, en calles y aceras; si se habla del servicio con disgusto e irritación, no encuentro los porqués que impidan la desconcentración y venta organizada de los productos deficitarios.

Los usureros de siempre han sabido extraerle el zumo a uno de los momentos más críticos de la historia reciente de este país. La contraparte cojeó desde el principio y llega a rastras, cuatro meses y no sé cuántas rectificaciones después, y las carencias espesan a fuego lento e implacable.

Que dicha modalidad constituye una opción idónea y más que probada en el mundo es verdad sabida por todos. Sin embargo, su implementación en medio de una crisis global, privados, además, de la infraestructura tecnológica para resistir la embestida de millones de usuarios, ha cobrado una factura altísima en términos de confianza del cliente en la gestión comercial, mas no imposible de revertir.       

Se han publicado 28 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Aliuska

    Liena,,tan atinada y genial como siempre,,sólo una pregunta,,hasta cuándo tendremos que arrastrar con la ineficacia de los que ,supuestamente, deben solucionar estos problemas??? Es hora de acción y solución, el pueblo no quiere más palabras!!!

  • José David

    Cuando se va a construir un edificio, previamente hay que calcular el cimiento necesario para soportar ese diseño. Creo que esto no se tuvo en cuenta a la hora de establecer el comercio on-line en Cuba. La tecnología actual de nuestras empresas comercializadoras, ni la preparación de quienes tiene que operarlas no permiten aún este futuro, que no deja de ser un salto necesario en el ordenamiento económico de nuestro país.
    Por otro lado, el acaparamiento y la consiguiente especulación (lo que se encuentra tipificaco como delito en nuestro Código Penal vigente) es una asignatura pendiente desde hace mucho tiempo. Me atrevo a asegurar que hoy el primer lugar en los incrementos del patrimonio de los cubanos se encuentra en la especulación financiera y no en la generación de riquezas. Mientras sea mas plausible ganar mas con menos trabajo, menos valor tendrá el trabajo y la generación de riquezas que respalden de forma real el incremento del patrimonio. Si gano mas multiplicando precio, ¿para qué necesito producir más? y esta práctica multiplica el desabastecimiento real debido a las condiciones económicas por la que atraviesa Cuba en estos momentos. En la práctica del Derecho hay que tener en cuenta la peligrosidad social del hecho punible y creo que estas acciones que ponen en peligro el objetivo primario de nuestra Revolución socialista, que es el bienestar del pueblo trabajador y humilde, reviste una peligrosidad social bien alta, por cuanto pueden hacer más daño que cualquier acción, bélica o no, de nuestros enemigos allende los mares. Hoy mas que nunca nuestros Directivos en cada lugar tienen que largar la distancia de su mirada mas allá en el tiempo y la distancia., calcular mejor las consecuencias de cada acción que se realiza y, sobre todo, ponerse mas del lado de Liborio y con el oido bien pegado a la tierra.

  • Zugor Seg.

    …la ‘apuesta’ por el comercio electrónico (reconocido que es muy, muy necesaria para la situación actual, y ‘muy bonita y muy moderna’), es como la famosa frase que dice ¿poner la carreta por delante de los bueyes’. Mucha necesidad y voluntad, prácticamente ninguna posibilidad que no sea la del papelazo del gatillazo actual.
    Con una pandemia que está afectando fuertemente la economía global, con una aberrada abominación anaranjada cuyo mayor logro ha sido la eliminación de más de 5000 personas por la pandemia y desordenar el funcionamiento mundial si alguien pensaba que no, con los apretones de tuercas que está recibiendo nuestra economía por todo ello, ¿y seguir insistiendo en ello?

  • Cliente

    Liena. Usted como siempre poniendo el dedo sobre la llaga.
    Cuántas Lienas hacen falta en este país?
    Yo digo que miles. Y se que muchos aplaudirían si esto sucediera.
    A su artículo no le faltó nada. Solo algunas respuestas que podemos imaginar, pero por siempre quedarán guardadas bajo llave, como por qué los productos de primerísima necesidad de las Shopping no se han puesto controlados por la bodega.
    Sobre esto no quiero hacer ninguna afirmación. Solo un análisis muy personal que es posible que coincida con el que muchos han hecho.
    ¿Quienes se benefician con el hecho de que estos productos continúen siendo vendidos en esas tiendas?
    1. Los coleros.
    2. Los dependientes de esas tiendas.
    3. Los familiares y amigos de esos dependientes.
    4. Los administrativos que de una manera u otra tampoco se pierden ninguno de los productos que allí se expenden.
    Saque usted sus propias conclusiones.

  • Fantomas

    Sin nada que aportar. Ahora solo queda la pregunta de los que utililizamos la tecnología y las comunicaciones en los medios de prensa para que nuestro presidente se retroalimente con LA opinion del pueblo. ?Será posible que los moderadores de estos sitios digitales puedan diferenciar las opiniones de los que intentamos facilitar LA gestión de los gobernantes de las de los que desde nuestras filas y desde el exterior pretenden desvirtuar lo que se pretends lograr desde los niveles superiores de LA direction del pais? Me preocupa que las palabras del presidente sean mal interpretadas.

  • Liena M. Nieves

    Ante todo, gracias a todos por la lectura, aunque bien sé que estos temas del «cubaneo» diario, del afán por proveer a nuestras familias, de mantener el bienestar de un pueblo inmenso como este (creo que el adjetivo INMENSO se queda corto), siempre levanta voces encontradas mas, felizmente, coincidentes en lo importante: toda obra es perfectible, y para lograrlo, hay que escuchar, leer y mirarles a los ojos a los hijos de esta isla. Lo acaba de decir nuestro presidente: precisamos de la crítica constructiva, de apostar por una mayor participación ciudadana, de involucrar a la gente en la toma de decisiones sobre los asuntos concernientes a su calidad de vida, así que no podemos darnos el lujo de tirar la toalla y ver solo manchas y fracasos, sino posibilidades de desarrollo y oportunidades para rectificar. La prensa, el pueblo, y los decisores de este país.
    Un abrazo para todos

    • YoandyCT85

      Felicidades a Liena, creo q la opinión del pueblo debe ser más escuchada y sobre todo prestar la atención debida a cada una de ellas,hay veces q parece pasar por alto.

    • Pool

      Coincido con usted, Liena. Y VANGUARDIA siempre ha sido tolerante con los comentarios aunque algunos sean divergentes.
      Espero que en otros espacios también sepan escuchar a nuestro Presidente. Recientemente me vetaron un comentario en un medio de prensa digital nacional. No incumplía ningún requisito establecido. Solo que mi opinión al parecer era no coincidente con los del resto de los foristas, y llamaba las cosas por su verdadero nombre.

    • Hgo

      ¿Y qué opiniones del pueblo consultaste? Porque en mi opinión si me preguntara algún periodista diría que la culpa no es del pueblo, la culpa es del gobierno (principalmente de Villa Clara) de no abastecer lo suficiente las tiendas y de no buscar alternativas a las colas. Es casi como si no les importara

  • Cliente

    Mi otro comentario parece que se pasaba de rosca y no me lo publicaron. Voy a poner una versión reducida para ver si ahora tengo suerte:

    “Liena. Usted como siempre poniendo el dedo sobre la llaga.
    Cuántas Lienas hacen falta en este país?
    Yo digo que miles. Y se que muchos aplaudirían si esto sucediera.
    A su artículo no le faltó nada. Solo algunas respuestas que podemos imaginar, pero por siempre quedarán guardadas bajo llave, como por qué los productos de primerísima necesidad de las Shopping no se han puesto controlados por la bodega.”

    Gracias por publicar este.

  • Pilongo

    Excelente artículo como siempre, hoy no voy a opinar es como llover sobre mojado.

    Saludos.

  • Lupe

    Es verdad todo y hasta en entérese y en la calle programas de la radio están los revendedores

  • Carlos

    Creo que la correcta utilización de los medios y recursos digitales y electrónicos pueden ayudar mucho en facilitar a los clientes la adquisición de los productos disponibles para la oferta, pero situaciones como las que vivimos en estos momentos de agudización por el coronavirus en las escaseces de productos elementales para vida, las hemos vivido en otras etapas por razones diferentes. En las crisis y en las no crisis donde tampoco nunca se ha logrado abastecer adecuada y satisfactoriamente a los consumidores, siempre todo el empeño gubernamental y tecnológico se ha concentrado en la distribución de lo que se puede disponer para la oferta. A mi juicio si queremos realmente dar un salto y salir de la mediocridad y las arbitrariedades en las etapas de crisis y no crisis debíamos sin desatender la distribución concentrar los esfuerzos en la esfera de la producción eliminando y sustituyendo los mecanismos burocráticos que han impedido y mantienen inmovilizados el crecimiento y desarrollo de nuestra economía.

  • Lily

    Excelente artículo, solo falta añadir la corrupción q existe detrás del servicio Tuenvio y d los revendedores q casi siempre poseen mayor cantidad d productos q los existentes en el almacén d una tienda. Cómo es posible si solo venden un artículo x persona? Corrupción total y nadie hace nada al respecto.

  • Frank Medel

    Me parece bien en algunos sentidos su comentario.... Pero tiene que delimitar algunas cosas
    Pertenezco al grupo de aviso de Telegram de tu envío....ahí somos una comunidad de 860 personas que el primero que ve en el sitio avisa a los demás...no hay nada de malo en eso...cualquiera puede acceder al grupo...a no ser que se haya Unido y lo hayan sacado por 0 actividad o casi nula....el grupo es para cooperar e informar e interactuar....no parece ser una Jungla....de hecho hay buen rollo en el grupo...
    Lo otro es en el grupo de intercambio que se creó debido al surgimiento de los combos, con el noble objetivo de cambiar o ceder productos que no deseaba la persona y que habían venido incluido en su Combo..teniendo en cuenta equivalencia monetria.... Lo que se ha ido incluyendo otros productos como arroz, frijoles en los cuales no estoy de acuerdo pero bueno al menos tienen la posibilidad.
    De la forma en que veo el artículo me suena mal la forma en que se abordan algunas cosas y es necesario delimitar pues tal parece que estoy siendo miembro de una mafia desde que empezó la COVID...y dónde he mantenido el distanciamiento y me he evitado el disgusto en colas físicas interminables... La invitó a que entre nuevamente en el grupo de telegram....si desea hacerlo me escribe... Para que pueda apreciar otras artistas del problema COMO POR EJEMPLO QUE LOS VILLACLAREÑO TIENEN PROHIBIDA HACER COMPRAS EN CIENFUEGOS....y así muchas más
    Atentamente Frank Medel

    • amaury

      coincido 100% con el comentario de frank.....y sobre todo con el tema de que Vc no pueda comprar en la virtual de cfg!!!!!

    • Liena M. Nieves

      Hola Frank, así son las interpretaciones, a algunos les molesta, a otros
      les resulta indiferente porque no se trata de su realidad, mientras que
      muchos más se sienten identificados al 200%.
      Si usted realiza una segunda lectura del trabajo verá que no juzgo ni
      impugno los grupos de Telegram (estoy en el de los avisos y en
      Intercambios VC), sino que los pondero como estrategias de supervivencia
      en tiempos muy, muy duros. Lamento que en la decodificación de mis
      palabras sintiera que usted forma parte de una mafia, como dice, pues de
      ser así, en esa misma mafia estaríams involucrados casi todos: que tire la
      primera piedra el que, por necesidad, no haya tenido que comprar algo a
      sobreprecio.
      A mí y a la mayoría muy poco nos interesa que en Revolico, La Cadonga o en
      donde sea vendan bisutería, ropa, zapatos, ajuares para casas....lo que
      sea, es la reventa desvergonzada de los artículos de nuestras tiendas en
      divisas la que levanta ronchas y malestares, y ello es precisamente en lo
      que centro mi comentario, o sea, en el control y abastecimiento inficiente de las tiendas virtuales
      estatales, en comparación con el flujo permanente de las formas
      «alternativas» de comercio electrónico.
      Saludos

    • Juan ...

      Del tema leo dos interpretaciones:
      1- Los combos que se diseñan en las TRD, CIMEX y otras cadenas de tiendas cubanas no los hacen los cubanos que vivimos con los que nos cae a diario y necesitamos lo escencial y que cueste poco.
      2- Cuando aparecen grupos en internet que se dedican a vender lo que algunos les sobra de lo que compran en TRD, CIMEX y otros, aunque sea a lo mismo que costó, indica que en TRD, CIMEX y otros estan trabajando para el pago por resultados de sus trabajadores y no tienen en cuenta el pago de "otros trabajadores" que estan interruptos por problemas de la pandemia o por reestruccturación de sus entidades que ahora "alguién" se percató que no es rentable cuando más falta hace que defiendan su razón de existir.
      Escribo esto para no mencionar a los que toda su vida trabajaron y ahora viven con la jubilación que no les da para nada.
      Ojalá que alguno de los que deciden en estos aspectos puedan pensar en grande para que lo que hay para distribuir no dependa de los que tienen dinero, cargos y facilidades de intercambio en las redes de internet.
      Lamentablemente estas cuestiones que se exponen hacen reaccionar a los implicados de forma tal que cada cual muestra las razones para justificar su actuar que considero que no debe ser juzgado a la ligera por el resto de las personas.
      Todos tienen sus argumentos válidos pero considero que le toca el sector estatal TRD, CIMEX y demás tiendas de vendas minoristas jugar su papel equilibrado para que a la población le llegue lo que necesita. Las estrategias para los que estan en condiciones de sacar adelante la economía del país está definida pero necesitamos que no sea equivocada, una vez más, afectando a los que nada pueden hacer al respecto.

  • liset

    Su articulo me parece desmesurado, no estoy de acuerdo en mucho de lo que escribe y creo que fue desarrollado en medio de un berrinche. El comercio electrónico a pesar de sus pesares tiene que ser una prioridad, no importa q sea imposible comprar de lo que muchos se quejan, esa culpa no es del comercio electrónico,ni de telegram sino de malas administraciones. los grupos de intercambio son colaborativos!! si hay lucro esta muy lejos de la intención de sus creadores. Saludos.

    • Juan me tiene sin cuidado

      Es cierto, pero la mayoría de los que pertenecen a esos grupos colaborativos viven de las ganancias que los "errores" de TRD y CIMEX les propician. Para mi los que deciden el futuro de CIMEX y TRD tienen mucho que ver con esos grupos que proliferan.
      Que conste que no soy periodista y tampoco estoy en berrinche. Solo identifico a los oportunistas y mientras tenga energias voy a emitir mis críterios y hacerlos llegar a todos los niveles, por las vias que establece la constitución.
      Así que al que le pique lo que escribo que siga con su "berrinche" en las redes sociales para que demuestre sus verdaderas intenciones.

  • Hgo

    Algunas cosas del artículo están muy bien, otras no tanto. La solución a estos problemas no es atacar a los grupos de Telegram en donde las personas se ayudan y comparten trucos y hasta se intercambian productos de primera necesidad. La solución es criticar a quienes ustedes los periodistas tienen obligatoriamente que defender, a esos que crean una tiendas llenas de productos de primera necesidad y dejan sin nada las tiendas en que los cubanos pueden comprar.

  • Dari

    Hace años leía en un libro q la solución a las goteras no era abrirle huecos al piso (se refería a las casas de otros países q el piso es de madera y debajo tienen el sótano) Creo q es hora de dejar de buscar culpables y atacar la raíz del problema. Mucho análisis y nada de solución. ES HORA DE COGER LAS GOTERAS y dejar de abrir huecos al piso.

  • Luis

    Buen comentario pero hasta cuándo la culpa va a ser de otros y no del gobierno que es el rector en todo esto el.gobierno tiene tanta culpa o más del reguero que se tiene con todo

  • Li

    Excelente artículo, no la había visto hasta el día de hoy, les envío mis comentarios (disculpe si me extendí un poco):

    1 - Al igual que "Cliente" sigo sin entender por qué los productos más necesitados no los han puesto por la bodega.

    2 - Con Tuenvío hemos resuelto las necesidades básicas toda mi familia, es verdad que cada día es más difícil comprar, porque cada día son más tratando de comprar. A Tuenvío VC le queda pendiente la demora en la entrega a domicilio (está en 14 - 15 días), en la Habana contrataron con CubaTaxi y la mayoría de las tiendas reparten en 72h, creo que pudiera ser una experiencia a imitar y así le daríamos trabajo a otro grupo de personas, que pudieran estar necesitadas de empleo.
    La mayoría que compramos por esta vía somos personas trabajadoras que ni nos gusta hacer cola ni tenemos tiempo para ello.

    3 - El canal de intercambio es muy bueno, pués así adquirimos productos que necesitamos y cedemos de lo que ya tenemos, siempre al mismo precio, eso es una premisa, y he visto botar del canal a quien ha intentado exigir más del verdadero precio

    4 - Es mi opinión muy personal que la tensión que tienen las "shoping" se debe a la desaparición del cerdo y la claria, que aunque ya han explicado que se debe a la falta de pienso, esto le ha impuesto una presión más a las "shopings", y es una asignatura pendiente.

    5 - Creo que es momento ya de realizar las ferias agropecuarias, aunque sean distintas, más espaciadas, más distribuidas, pero si creo que son necesarias, no creo que va a haber más cola que para el pollo en la shoping.

    6 - La provincia tiene que apostar por el comercio electrónico, porque ese es el llamado de nuestro presidente y porque ese es el futuro.
    Le pongo otro ejemplo, Citmatel creó la plataforma superfacil para la compra por la población y con pago por transfermovil y enzona(no necesitas tarjeta multibanca):

    https://www.superfacil.net/

    Dónde varias empresas se han sumado, pero creo que está muy incipiente acá en Villa Clara esta es la tienda:

    https://www.superfacil.net/universal-villaclara

    Ej: Camaguey
    https://www.superfacil.net/universal-camaguey

    Citmatel vende algunas piezas para pc:
    https://www.superfacil.net/partes-piezas-accesorios

    Por qué no se unen Labiofam, los atelieres con sus productos, tantísimos artesanos que pudieran vender por esta vía, incluso campesinos, cooperativas, aunque sea con el servicio de recoger en tienda, pero ya sabes que tienes tu producto ahí guardado.

    El inhivit también se ha sumado al comercio electrónico, ellos como siempre a la vanguardia:
    http://www.inivit.cu/comercio/

    El Xetid también creó una plataforma para la socialización y encadenamiento de los productos entre empresas, también muy subutilizada en nuestra provincia:

    http://www.granma.cu/cuba/2020-02-18/disponible-plataforma-digital-que-encadena-al-sistema-empresarial-cubano-18-02-2020-23-02-03

    https://empresascubanas.xutil.net/

    7 - A Etecsa sugerirle que continúe vendiendo celulares de gama media, los equipos que ellos venden además de la garantía soportan todas las redes de Cuba y son muy buenos.

  • LEA

    Los invito a que entren al grupo de Telegram donde nos ayudamos entre todos y ponemos los avisos cuando sacan productos, para que comprueben la dinámica del grupo y vean que no hay nada de malo: https://t.me/TuEnvio_Sta_Clara

    • Liena M. Nieves

      Hoa Lea, claro, no hay nada de malo en el grupo (ese en específico) donde simplemente avisan y cooperan entre todos. El problema está en los otros (que hay varios, no sé si lo sabía), que incluyen los códigos de los productos que aún no han salido en la plataforma de tuenvio.cu, por lo que los usuarios corrientes nunca llegan a tener una oportunidad real para adquirir los módulos. Créame, escribo con conocimiento de causa, si no, jamás me atrevería a publicar una letra.
      Saludos

  • Lily

    Liena, su artículo es auténtico y verídico, aunque muchos lo critiquen. Puede ser q ellos se beneficien con el sistema Tuenvio, pero yo misma nunca he logrado comprar aún teniendo los combos dentro del carrito pq me sale un cartel azul diciendo q se "agotaron" los productos, sin embargo otros enfrente d mis narices han comprado en el instante, eso está muy extraño. No tengo conocimiento del grupo de Telegram, ni de otros. Además existen personas como los ancianos q no pueden comprar por esta vía pq ni siquiera tienen celular ni tampoco ingresos suficientes para ello. Por otra parte me indigna q las tiendas USD tengan abastecimientos mientras q las otras estén casi vacías, eso es una verdadera falta de respeto al cubano trabajador y abnegado q vive de su "salario". Me identifico mucho con sus artículos y solo me queda una pregunta al estilo de Marco Antonio Solís: Adonde vamos a parar?

  • Lily

    Conclusiones del asunto:
    1-Algunos trabajadores de Tuenvio están involucrados, sino d q forma van a saber los códigos d los productos q aún no han sido publicados para la venta?
    2-Solo "algunos" pueden acceder al "Selecto Club del Sistema Tuenvio".