Y las «gracias», ¿por dónde andan?

¿Será acaso que el vocablo gracias y sus acciones derivadas pertenecen a un diccionario de la prehistoria?

Visto: 2433

Varias veces me pregunto cómo es posible que en pleno siglo XXI, dominado por el desarrollo científico y tecnológico, una parte de la sociedad involucione y olvide reglas o detalles tan elementales que en toda época han formado parte de la vida.

¿Será acaso que el vocablo «gracias» y sus acciones derivadas pertenecen a un diccionario de la prehistoria? Y no le echen la culpa de su omisión a la juventud, porque ya sucede en generaciones que pueden incluirse en el grupo de la llamada tercera edad.

Hace unos días, por la esquina de Luis Estévez y Martí iba una señora acompañada de una adolescente —supongo que era la nieta—, y por cortesía le cedí el paso. Ni una ni otra me agradecieron el gesto. Entonces tomé yo la iniciativa y di las gracias para ver si reflexionaban y les asomaba un poco de vergüenza.                                                                                                       

Y no es el único caso. Sucede con otras personas mayores, con embarazadas, con madres que llevan cargados a sus hijos pequeños o con aquellos que trasladan una carga pesada y queremos ser corteses, cediéndoles el paso, ayudándoles en algo…

Ilustración de Alfredo Martirena sobre la educación formal.
(Ilustración: Alfredo Martirena)

De manera similar ocurre cuando se recibe un servicio en un establecimiento y muy pocas empleadas responden ante un gesto o palabra de gratitud que emana del cliente. No obstante, si aparece una «propinita», el panorama cambia. ¡Increíble!

Aquí tampoco admito que me hablen del nivel educacional, porque los contrastes resultan abismales. Conozco a doctores de renombre y a otras personalidades a quienes si escuchamos decir gracias habrá que darles un reconocimiento o premio especial, aún sin instituir. Sin embargo, he compartido con campesinos de la comunidad Guillermo Llabre, ubicada en el  distante Corralillo, protagonistas de verdaderas lecciones de cortesía y buen trato.

Para evitar malos entendidos, en un mundo en el que cada cual, lamentablemente, interpreta a su manera, no generalizo. Como bien digo una cosa, afirmo otra. He visto a jóvenes y ancianos que constituyen modelos de personas decentes, de pies a cabeza; y a profesionales que merecen condecoraciones especiales porque con su bregar y acciones cotidianos nos dejan un magisterio práctico que llena de orgullo.

En estos trances recuerdo al abuelo —apoyado en su bastón— al que le cedí el derecho en la acera y fue tanta su gratitud que no sabía qué decirme. Ese día sentimos una felicidad increíble al ser partícipes de aquel momento sin recompensa material, pero que toca las fibras del alma.

Tales acciones deben prevalecer en la vida. Llegar a un lugar y sentirse bien tratado, sobre la base de la decencia y la cultura del detalle.

Pongo el ejemplo de la heladería Dulce Crema, en pleno Boulevard de Santa Clara, cuyo colectivo, encabezado por Roberto Nodal González, tiene esa nota distintiva para quienes lo visitan. Agradecimiento, buen trato y cortesía son premisas del establecimiento que deben generalizarse. Y ojalá que termine pronto este período de las colas asfixiantes, tumultos y amasijos humanos.

Además, seguiré admirando a los que saben dar las gracias. Pudiéramos tener miles de preocupaciones y situaciones complejas en el día a día, pero es absurdo olvidar que somos seres humanos y que los demás no tienen culpa de esos momentos amargos.

Recurro al más grande de los cubanos cuando dijo: «Quien tiene mucho adentro, necesita poco afuera. Quien lleva mucho afuera, tiene poco adentro y quiere disimular lo poco».

Entonces, alimentemos lo interno en cada quien, rescatemos esos valores y que los tiempos difíciles nos alejen de la indiferencia. Abrazar la nobleza social y reencontrar el camino por donde andan extraviadas las gracias.

Se han publicado 20 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Juan ...

    "Entonces tomé yo la iniciativa y di las gracias para ver si reflexionaban y les asomaba un poco de vergüenza."
    Gracias por hacernos reflexionar en tiempos tan complejos.

  • Sofía

    Increíblemente es así. Ni más ni menos. Pero pienso también como dice un viejo dicho popular " Lo q bien se aprende nunca se olvida ". La educación nace en la cuna y aunque la sociedad cambie el educado siempre va a ser educado,de eso no se va a cansar. Este tema es muy amplio .

  • YoandyCT85

    Excelente reflexión casi todos le echan la culpa a la juventud con el habitual dicho.Pero son muchos los mayores q no agradecen nada y aveces piensan q por su edad y experiencia lo saben todo y e visto en la calle muchos jóvenes muy educados y sobre todo con muy buenos modales entonces no solo parece q la juventud esta perdida si no los adultos van por el mismo camino.

  • Jorge Nilo

    Gran tema Ricardo, las gracias brillan por su ausencia y cuando las das te miran con asombro, pero es que da trabajo que te contesten el saludo, o una respuesta amable y como bien decía un lector no es de jóvenes, es de todos, una vez alguien me pidió la hora sin mediar saludo ni nada, solo "oye la hora", le digo -buenas tardes- y me contesta, "ah puro ya eso no se usa" y ¡no era un joven!, gracias por el tema Ricardo.

    • Juan ...

      Buen dia, escuchar al que pregunta aunque sepas que no puedes responder lo que te preguntan. Orientar de acuerdo a lo que conoces, dedicar tiempo a escuchar e intercambiar.
      Desearle un buen dia al terminar la conversación y no creo que encuentres persona que, aunque no te lo diga, se sienta bien de haber hablado contigo.

  • Joaquín Alejandro Díaz Leiva

    MUCHAS GRACIAS HERMANO ricardo por tocar con maestría este tema de tanta sencibilidad y que por estos tiempos andan de patas hacia arriba. una ves una colega del val le del Yaki por esa región tan linda de Sonora me comentó a manera de consejo y cito ~EXISTEN 3 PALABRAS MÁGICAS QUE ABREN LAS PUERTAS DEL ÉXITO Y ELLAS SON, CON PERMIZO, MUCHAS GRACIAS Y POR FAVOR Y ESO NO FALLA PQ MI PADRE QUE YA NO ESTÁ ENTRE NOSOTROS ME PLATICABA QUE LA EDUCACIÓN FORMAL EXISTE PARA USARLA Y ESO ES UNA GRAN VERDAD. POR TAL MOTIVO QUISIERA EN ESTE ESPAVIO FELICITAR A LA JÓVEN yAMILKA POR SU TRATO TAN LINDO Y HERMOSO CUANODF REJRCE TU TURNO EN EL CAFÉ TÚ-TÉ EN L TRISTÁ Y J.B.ZAYAS. Y MUCHAS GRACIAS ROCARDO POR RECORDARNOS LOS POSTULADOS DEL COMPORTAMIENTO SOCIAL. MsC. Joaquín
    Alejandro.

  • Lily

    Ojalá y me hubiese encontrado con alguien como usted q me cediera el paso en la acera o el asiento d la guagua o en cualquier otro lugar público para darle las gracias y tirarle una foto. La cortesía se ha desaparecido completamente. En tiempos d mi abuela los hombres jamás contemplaron una mujer d pie mientras ellos permanecían sentados y para nada se trataba d machismo, solo d buena educación.

    • Juan ...

      Aunque no lo crea existenen y puede que su rostro no sea el que quiere ver ni le inspire intercambiar palabra alguna.

  • Juan ...

    Le puedo contar de jóvenes buenos y de adultos excelentes. Le confieso que tengo dias buenos en los que no clasifico ni entre los " peores" y dias malos en los que no deseo que nadie se sienta en mi situation y son en los que mejor me relaciono con las personas. Reitero lo que dice el periodista:

    "Entonces tomé yo la iniciativa y di las gracias para ver si reflexionaban y les asomaba un poco de vergüenza."

    Pido que no se juzgue a las personas a la primera, segunda o tercera. Todos tenemos dias especiales y dias en que necesitamos que nos cedan el paso aunque las leyes digan que no tenemos prioridad y si hay algo que nos hace reaccionar es tropezar con alguien que se detiene, nos sonrie, saluda y dice adelante que puedo esperar used tiene prisa, tenga buen dia.

  • Rebeca

    Me comentaron de este trabajo y estaba loca por leerlo. MAGNÍFICO ARTÍCULO Y MUY A TONO CON NUESTRAS REALIDADES. FELICIDADES.

  • Samanta

    Me sucedió en una ocasión q un chofer de la ruta 8 tuvo q pararse a darme su asiento al verme embarazada para ver así quien se dignaba a hacerlo. Fue una situación muy difícil para mi pues los asientos de impedidos y de embarazadas estaban ocupados. Algunos rieron por el hecho pero no sedieron su asiento. Lo q la actitud de aquel chofer fue impactante,conmovió al mas apurado por llegar a su destino y así pude sentarme.

    • Lien

      Actitud inteligente ...

  • RAUL RODRIGUEZ

    Estoy de acuerdo contigo RICARDO. Donde estan escondida las gracia?.Recuerdo en las camionetas particulares cuando sube un anciano o mujer embarazada o con algun niño de meses cuando personas sin corazón por asi decirlo no se levantan de sus asienta,hermano mio hay q tener la cara dura.Comparto estos criterio con uds porque los apresio como familia aun sin conocerlos. Si alguno de uds me quiere llamar ahi les va el movil.59639362.Gracias por dejarme compartir con uds estos criterios.Cudence y a la COVID,DECIRLE NO.FELICIDADES HERMANOS.

  • Pool

    Me encanta el artículo. Toca un punto muy crítico en la actualidad, y es la pérdida de ciertos valores que siempre caracterizaron al cubano, y que nunca debieron desaparecer.
    La gentileza, el respeto y los buenos modales son elementos que enriquecen cualquier relación social.
    No sé si a ustedes les sucede lo mismo, pero cuando veo actos de cortesía y respeto, siento una enorme satisfacción.
    La ternura de nuestros corazones no se debe perder por nada del mundo.

  • Dr Juan Depestre M

    Gracias, no seré, denigrante, ofensivo ni difamatorio, pero otros muchos y yo nos encontramos en el grupo de médicos que si estamos en el maravilloso mundo de decir gracias, de mirar a los ojos del paciente de brindar nuestra mano, no importa el lugar del planeta que nos encontremos, me apena ese comentario sobre los que usted menciona.
    Mi mayor respeto, y siga practicando con su ejemplo.

  • Lien

    No creo hallan perdido educación. Se podrá perder lo que nunca se tuvo ? Es muy cierto las normas y hábitos de cortesía no son títulos que se otorgan en ninguna escuela , no necesitan para su uso nivel cultural alguno , si de una cuna educada .

    • george

      Así es Líen has dicho una gran verdad. Saludos

  • Héctor Martín

    Muy bueno el artículo, no creo que sea un problema de jóvenes, menos jóvenes o estos tiempos que por lógica son diferentes a pasados. La mejor manera de vivir es actuar de la misma forma que quieres que actúen contigo. Me gustó mucho haber tenido en cuenta a Martí como ejemplo imprescindible.
    Agradecido por la oportunidad.

  • Jorge santis

    Cuando yo estudie en los años del 76 al 82 en la educación media, se nos daba el libro de educación formal, saludos,como formar en cada ocacion, y como sentarse al comedor, como alimentarse y como usar los cubiertos y era obligado conocerlos o no salias de pase. Que bueno si todos aplicáramos las tres palabras nagicas

  • Carlos

    Hoy somos un pueblo instruido, pues ha sido objetivo de nuestra revolucion desde el año 59, creando una gama de instituciones educacionales a todo lo largo del pais, pero desgraciadamente hemos perdido la educacion formal, aquella que transmitieron nuestros antepasados y que hoy veo que se hace muy difisil rescatar pues se ha perdido mucho desde la casa y no podemos justificar con las situaciones en que hoy vivimos, pues situaciones peores se vivieron en otras decadas.