Los «adjuntos» del Parque Vidal

Leyes, decretos, circulares, artículos... ¿Quién se encarga de hacerlos cumplir para evitar que el centro de Santa Clara sea un reservorio de heces y orine?

Visto: 2018

Una mirada a los contornos del Parque Vidal tras el paso atronador del fin de semana, advierte que el marco de atentados a la propiedad social va más allá de la agresión a los bancos reservados para el descanso o de la pérdida del césped ante la avalancha de internautas.

Me sitúo en las instituciones aledañas a lo que constituye el corazón de la urbe, esas que no esconden las huellas de quienes las han convertido en verdaderos baños públicos, y dejan la mezcla de orine y material fecal con sus deplorables olores en los recovecos de las altas columnas.

Baste señalar el instituto preuniversitario Osvaldo Herrera, la Biblioteca Provincial Martí, el pasillo de lo que fuera el Salón ECO, fundamentalmente en su esquina hacia Buen Viaje, y el Centro de la Moda y las Costumbres.

Ilustración de Alfredo Martirena sobre personas que orinan en la vía pública.
(Ilustración: Alfredo Martirena)

Si lo duda, eche un vistazo al amanecer del lunes y encontrará las más diversas modalidades en medio de esos charcos pestilentes que deben limpiar los propios trabajadores de los centros afectados, sin que los días entre semana queden libres de pecado.

No pocas veces me pregunto si en un siglo de tantos adelantos tecnológicos, en el que un científico aporta el mejor de los hallazgos en bien de la humanidad, y en una era que admite la comunicación con cualquier parte del mundo mediante la Internet, ocurran embestidas públicas contra el ornato solo comparables con lo sucedido en tiempos cavernícolas, o actualmente, en las regiones más pobres del planeta.

A veces me aterra que esas actitudes inad- misibles se incorporen a los códigos de la vida moderna a tal punto que sean vistos como algo «normal». ¿Es que acaso la mente humana sufre una involución tan cruda o nos contagiamos con esas manifestaciones que por ser ya tan reiteradas las incorporamos a la rutina del día a día?

Si algo tiene Cuba es que constituye un país con leyes, decretos, circulares y artículos para casi  todo. Ahora bien, la teoría es muy bonita, pero ¿quién se encarga de hacerla cumplir? ¿Dónde están los actores responsabilizados con ejecutar lo que queda claro en las legislaciones?

Reviso las vigencias y aparece, entre otros, el Decreto 123 del Consejo de Ministros, vinculado a las infracciones contra el ornato público, la higiene y otras actividades, mas parece que lo legislado anda por un camino,  y  las  conductas  humanas  decisores y cumplidores, por otro bien distante.

Es cierto que a la autoridad le ocupan obje- tivos precisos, pero ante hechos que laceran la civilidad e influyen en lo colectivo, hay que tomar cartas sobre el asunto si queremos una sociedad guiada por indispensables normas. Al César lo que es del César, y cada cual tiene una cuota de responsabilidad en el problema.

Muchas veces estas preguntas sobre quié- nes son los encargados de poner orden quedan entre bambalinas y comienza el clásico peloteo, si tú, si yo… Sin embargo, no se entiende que a pocas cuadras de unos baños públicos en el Boulevard, tan cerca de las patrullas de la PNR que custodian los alrededores del Parque, el centro de la ciudad se convierta en una plaza para el reservorio de orine y heces.

Aquí no es cuestión de presupuestos ni de falta de recursos, sino de indolencias, degradaciones cotidianas, y esa pérdida de valores —aunque algunos estudiosos discrepan del término— que corroe a individuos y les traspasa la médula.

Ahora la provincia desarrolla la estrategia comunicacional Villa Clara con Todos, una feliz iniciativa para tratar de devolverles la imagen a esos lugares tan queridos de la llamada patria chica, que permanecen en el corazón de aquellos que bien la aman.

Resulta inobjetable la añoranza cuando nos alejamos del terruño al ver una foto de la Glorieta, de la Peña de Los Fakires, de la escuela donde estudiamos, del sitio que recuerda el primer amor o del propio Parque Vidal; mas es triste apreciar microvertederos proliferantes por cualquier punto, y el hecho de que perdimos desde hace años aquel eslogan que identificaba a Santa Clara como una de las urbes más limpias de Cuba.

La guirnalda se ha apagado y me duele escribirlo, pero la realidad no admite parches y está a la vista de todos. Ojalá que cada uno nos sumemos a la maravillosa idea de transformar el entorno donde desarrollamos la vida, que cada quien cumpla sus obligaciones, y no falte en la conciencia individual el afán de eliminar esos «adjuntos» inaceptables que rondan por el Parque Vidal y otros sitios. Cortarles sus tentáculos se impone como necesidad, en bien de todos.

  • Daniel Sanchez Gonzalez

Hemos tenido que esperar un programa (Villa Clara conTodos), para hacer acciones que cambien la imagen de la ciudad, eso de todas formas en bueno, pero creo que debieran ser incluidas acciones que se solucionen problemas muy serios, muy importantes y urgentes como lo son las 4 paradas que son necesrias construir en el Reparto Ciro Redondo, que el pueblo no tiene donde esperar el transporte, una farmacia en un local sin uso que pertenecia a la PNR y hoy es un vertedero y criadero de mosquitos, que surtan la placita que esta vacia y en mal estado, un lugar donde comercializar el gas, que se respeten las señalkes del transito que los camiones entran dentro del reparto, y que solucionen el salidero de agua que he denunciado a todos los niveles.

  • raul

Ay parque Vidal, como extraño tus cafeterias, tu salon de exposiciones, tu olor a comida recien cocinada mezclado con olor a combustible de los automoviles, tus cines, las colas en la parte de atras del Camilo para ver la pelicula mas taquillera, el Soda, el Que Bien, tus farolas que no son las que hoy estan pendientes de un hilo al caer, El Villa Clara, la Marquesina en moneda que ganamos todos los cubanos..... en fin cuanta nostalgia parque Vidal, todos nos preguntamos... Cuando volveras a ser el que fuiste ?

  • peDRi Mdez

ssssi, mi colega periodista, por ejemplo yo soy de Caibarien y visito mucho esta urbe capitalina y hace unos dias tuve que ir a resolver algunos problemas de caracter urgente y he pasado por uno de los portales que embellece el area del parque y lo que vi y oli fue para salir como la bala que tiro la pistola, es mucha descaradez que se este haciendo eso, lo cual es una falta de respeto total, pero como dice el dicho, uno es hijo del maltrato

  • josejru

Considero muy correcto el comentario, pero esto solo se le da solución si las autoridades de la ciudad le dan solución donde hacer esas necesidades, que cuando hay que hacerlas si no hay lugar donde depositarlas, la orine, heces fecales, un papel u otro objeto, es seguro que se depositan en el lugar que uno entienda.
La solución es que en todo centro de servicio público como son los casos de: Biblioteca José Martí, Cafeterías, merenderos, Casa de la Cultura, La Toscana, El Teatro la Caridad, Museo de Artes Decorativas, Salón Eco, Cine Camilo Cienfuegos, Galería de Arte, Restaurantes etc. Tengan estas instalaciones disponibles, sino que salud pública los cierres y no les permitan dar servicios, para que no tengan ganancias. Hoy dan el servicio a costa de lo que sea, antes los tenían, hoy no los tienen o están con un candado puestos o clausurados, o el que lo tengan no lo limpian y la higiene es pésima.
Además en la calle hay que colocar cestos en diferentes lugares.

Después viene lo otro, la exigencias de las autoridades para no permitir estas indisciplinas.

Considero que sería un buen tema para que el Programa Alta Tensión, de Jorge Gómez, Abel Falcón y su equipo de la CMHW, reúna a las autoridades de gobierno, empresariales, PNR, Supervisión y Control, Salud Pública, OTN y otras comparezcan para que el pueblo las escuche en dos o tres sábados seguidos.

  • yanay espinosa sánchez

no logro entender tengo 26 años y cuando tenia más menos unos 7 u 8 años mi ciudad era limpia no tenia que llegar mojada a la escuela por pasar por incontables salideros que se combierten en rios y el coppelia era la salida más esperada para el sabado es una desgracia que mis hijos no puedan ver lo que yo recuerdo de mi ciudad y tengan que vivir en la suciedad y el mal trabajo de muchos que se tapan ojos y oidos.

  • jorge

hace poco el gobierno hizo publico la erradicacion de los carretones en el area hospitalaria, al parecer estos fueron mas fuertes que el gobierno, no entiendo nada. solo repito que es inadmisible esta concentracion de carretones vertiendo estiercol y orine de animales cerca de hospitales de tanta importancia como el materno, infantil y el clinico quirurgico arnaldo milian.

  • Leonel Torres

La mentalidad de la tribu se ha ido imponiendo, a fuerza de admitir y permitir conductas maleducadas, chavacanas, de mal gusto, mediocres y fronterizas con lo antisocial lo cual ha ido invadiendo todos los estratos de nuestra sociedad y devolviendonos a la comunidad primitiva. Por cuestiones especificas he visitado las capitales de todas las provincias y pueblitos desde Pinar del Rio a Baracoa. En la mayoria se notan las transformaciones que las han ido embelleciendo modesta pero paulatinamente. En Santa Clara el proceso es en sentido contrario. Si algo no funciona en toda esa maraña de decretos y normas, es la exigencia de los encargados de aplicarlos y hacerlos cumplir. Por otra parte esta la inexistencia o insuficiencia de baños publicos. La creacion de algunos muy bien pudiera ser un aporte social colectivo de todos esos cuentapropistas de alrededor del parque, que de mucho espacio publico se apropian copando aceras y hacen tanto dinero, aprovechando el enorme privilegio de la situacion de sus negocios. Serian los primeros beneficiados del embellecimiento y saneamiento de la zona lo que aportaria prestigio a sus negocios. Por otra parte si bien los caballos no van al baño ni se esconden detras de columnas para hacer sus necesidades, el CAM tiene que seguir repensando en soluciones mas drasticas, a la circulacion de carretones y limitaciones a su trasiego por las calles la ciudad. También en la ubicacion de algunas piqueras son focos de malos olores y transmision de enfermedades. Los ejemplos mas clasicos son las del infantil, al lado de la zona donde se concentran los hospitales mas importantes de la provincia y la piquera de la central frente al 12 plantas. El orine se respira desde practicamente a la entrada de la ciudad, frente al mercado agropecuario por donde trasiega una gran parte de los productos alimenticios que se consumen en Santa Clara. Santa Clara ha declinado en lo que a limpieza, saneamiento y belleza se refiere y la caracterizaba: recuperar lo que se perdio sera una tarea muy dificil..

  • jorge

realmente a veces nos cansamos de opinar, escribir, denunciar lo mal hecho en la ya destruida y la que fuera la bella ciudad de Santa Clara, tampoco sabemos, por que no responden, como es logico, a los reclamos de los que escribimos aqui de aquellos encargados de hacer cumplir lo que esta establecido, no tenemos respuesta del Gobierno ni del Partido, no sabemos si estan haciendo algo para que nuestra ciudad no se hunda mas en el deterioro no solo del patrimonio sino de la suciedad (y no porque los trabajadores de comunales no hagan su trabajo, porque nos consta que se pasan la vida barriendo la suciedad que muchos de forma indolente botan en nuestra calles) sino por el vertimiento de orine y estiercol de los carretones, lo he dicho en varias ocasiones hasta que no haya un brote de alguna enfermedad no solucionan el problema. esos que pintan la fachada del Teatro, los que orinan en los portales, todos nos preguntamos donde estan los inspectores? acaso tienen temor de enfrentarlos? quien le pone el casbabel al gato? quien es el encargado de hacer cumplir lo establecido? la policia? no existen guardaparques? hasta tanto seguiremos viendo como nuestra ciudad dentro de poco sera fantasma, espero publiquen el comentario.

  • jorge

realmente a veces nos cansamos de opinar, escribir, denunciar lo mal hecho en la ya destruida y la que fuera la bella ciudad de Santa Clara, tampoco sabemos, por que no responden, como es logico, a los reclamos de los que escribimos aqui de aquellos encargados de hacer cumplir lo que esta establecido, no tenemos respuesta del Gobierno ni del Partido, no sabemos si estan haciendo algo para que nuestra ciudad no se hunda mas en el deterioro no solo del patrimonio sino de la suciedad (y no porque los trabajadores de comunales no hagan su trabajo, porque nos consta que se pasan la vida barriendo la suciedad que muchos de forma indolente botan en nuestra calles) sino por el vertimiento de orine y estiercol de los carretones, lo he dicho en varias ocasiones hasta que no haya un brote de alguna enfermedad no solucionan el problema. esos que pintan la fachada del Teatro, los que orinan en los portales, todos nos preguntamos donde estan los inspectores? acaso tienen temor de enfrentarlos? quien le pone el casbabel al gato? quien es el encargado de hacer cumplir lo establecido? la policia? no existen guardaparques? hasta tanto seguiremos viendo como nuestra ciudad dentro de poco sera fantasma, espero publiquen el comentario.