Logo de Sexeando

Clausura en la «planta baja», los buzones de la esperanza y de lejos, pero padres

Vaginismo, nuevas opciones ¡para abandonar bebés!, y maternidad subrogada (desmitificando la panacea), son el «plato fuerte» de la entrega de octubre.

Sexualidad femenina: vaginismo
(Foto tomada de Internet)
Visto: 2017

Turulatos como pollos encandilados, con media cara para ver el mundo y la sonrisa oculta por miedo al «bicho»….Llegó octubre, y los cubanos ya avistamos un fin de año de vidrieras flacas, sin el abrazo de los que llegan desde lejos, y pendientes aún de nuestro amado Dr. Durán, como aquel miércoles de marzo en que la noticia de la «invasión» viral nos removió el sosiego, aunque no teníamos idea de que seis meses y 22 días después todavía hablaríamos en términos de alarma y que el nudo en el estómago, lejos de zafarse, se tensaría un poco cada día.   

Pero la vida rueda y rueda, a veces cuesta arriba, en terrenos escarpados o por el borde del barranco. ¡Menos mal!, digo yo, que nunca faltan razones para enfocarnos y desviar energías positivas, ya sea para diluir angustias, cercenar problemas o auto imponernos un régimen de paz espiritual que nos aleje de la amargura y el estrés. Y encima, si leen Sexeando, contarán con la triple garantía de entretenerse, aprender y encontrar ayuda sin ni siquiera haber abierto la boca. ¿Pecaré de presuntuosa? Supongo que, tantos años después, estos «desbordes» sean perdonados y queden entre nosotros.

No les robo un segundo más. Acá va un resumen de temas y noticias de sexualidad que marcan tendencia en el planeta Internet. Volveremos a encontrarnos el primer sábado de noviembre. Hasta entonces les deseo, como siempre, salud, suerte ¡y mucho amor!

Mundosex

La raíz de muchos de los mayores agobios femeninos se oculta  bajo una costra de mudez y vergüenza arraigada en el subconsciente. Criadas para aparentar la lucidez y serenidad de una santa; socialmente estandarizadas como muros de contención de carne y hueso; llamadas a asentir, engendrar y acceder…

Nuestro placer sexual aún es asumido —peor, autoasumido—  en el tercer o cuarto escalón de las preocupaciones básicas de cualquier persona. Los hombres nacieron biológicamente incapacitados para fingir orgasmos, pero demasiadas de nosotras están dispuestas a simularlos con tal de contentar el ego y no quedar en el mustio rol de la amante tibia.

Sexualidad femenina: vaginismo
(Foto tomada de Internet)

Sin embargo, otras tantas —se estima que, aproximadamente, el 7% de la población mundial— ni siquiera pueden contar con el recurso del clímax teatralizado. El vaginismo, incluido por la Organización Mundial de la Salud entre las disfunciones sexuales femeninas, se describe como la imposibilidad de mantener relaciones íntimas con penetración, pues el síntoma principal de dicho trastorno consiste en la persistencia en el tiempo de contracciones involuntarias en la musculatura vaginal, —específicamente en el músculo pubocoxígeo— que, al retraerse,  obstruye la entrada a esta e impide el coito, o lo dificulta sobremanera.

Hasta el momento, las opiniones de expertos en ginecología, psiquiatría y terapia sexual, divergen en cuanto a la posibilidad de establecer un diagnóstico estable que pueda deslindar con exactitud entre las causas físicas y psicológicas. No obstante, sí coinciden respecto a la preeminencia del factor psíquico: algunas manifiestan que son capaces de excitarse y experimentar orgasmos, pero que no soportan la más mínima insinuación de un contacto más invasivo, y otras alegan que les aterra —al punto de experimentar ataques de pánico— la sola idea de imaginar un acto sexual que implique penetración.

«Cualquiera que sea la causa, el vaginismo puede tener un efecto devastador en la calidad de vida. Estas mujeres no solo encuentran muy difícil gozar de una relación sexual, sino además, la incapacidad de poder ser penetrada dificulta mucho la decisión de comenzar una familia», considera la Dra. Paula Hall, psicoterapeuta británica especializada en temas de salud femenina y sexualidad.

El hecho de que el 20% de las jóvenes que experimentan sus primeras relaciones íntimas aleguen que la experiencia resultó traumática, dolorosa, y que no están dispuestas a repetirlas con brevedad, arroja luces sobre las valoraciones de la reconocida ginecóloga inglesa Leila Frodsham: «El sexo es complicado, no solo es físico. Cómo nos criamos, en qué creemos y nuestras experiencias sexuales forman parte de cómo nos sentimos con respecto al sexo».

Las causas del vaginismo pueden dividirse en dos grupos: las orgánicas (relacionadas con alteraciones de las paredes vaginales, que provocan rigidez y estrechez; y debido a malformaciones genéticas o atrofia severa de la mucosa durante la menopausia), y las psicológicas, cuyas manifestaciones físicas tienen un origen recurrente en prejuicios culturales y religiosos, aprensiones infundadas desde la infancia —como provocar desasosiego respecto al acto de perder la virginidad— y falsas percepciones sobre el valor moral de la mujer que disfruta del sexo. Lo peor es que, generalmente, esta situación se asume bajo estricto silencio, y la mayoría solo pide ayuda cuando la frustración llega al punto de aislarlas de cualquier forma de roce erótico y afectivo.

Los monstruos de la imaginación. La autocensura como ejercicio cotidiano. El temor a no ser «suficiente». Por desgracia, pan de cada día. Vivir en un país de gente aparentemente desinhibida tampoco ha sido garantía para las miles de mujeres víctimas de sucesos vejatorios —con y sin su consentimiento—; hijas de una educación basada en el recelo y la demonización del placer físico como derecho humano elemental o, simplemente, demasiado asustadas para aceptar su legítima orientación sexual.

Existen cientos de alternativas para solicitar y recibir ayuda, pero la primera tabla de salvación reside en nuestra capacidad de sobreponernos y de aceptar que la infelicidad del cuerpo no es un designio pétreo, sino un estado reversible.

¡No me lo vas a creer!  

Cuando en febrero del 2014 Bélgica se convirtió en el primer país del mundo, por amplio apoyo del Senado y de la población, en aprobar la eutanasia para menores de edad —siempre que la solicitud cuente con la aprobación de los padres y de un equipo médico, se trate de un padecimiento en estado terminal y el paciente sufra de dolores imposibles de aliviar, incluso, por drogas prescritas—, la comunidad internacional creyó presenciar una de las más inauditas muestras de temeridad en la historia contemporánea, equiparada, incluso, como causa probable de la destrucción del núcleo básico de las sociedades civilizadas.

Buzones para abandonar bebés en Bruselas
Así será el buzón de Bruselas, previsto a instalarse en los primeros días de octubre. (Foto tomada de Internet)

Sin embargo, el anuncio, a mediados del pasado mes, de que, después de tres años de litigio, la ONG Corvia había recibido la autorización para abrir en la ciudad de Bruselas el primer buzón en el que las madres y padres que lo precisen podrán dejar a sus hijos recién nacidos, sobrepasó para muchos todo límite posible de tolerancia.

La  portavoz de Corvia, Mathilde Pelsers, celebró la decisión judicial alegando que «nos felicitamos, porque cada niño debería tener derecho a un futuro»; a la vez, negó que la iniciativa incite al abandono de los menores, pues en realidad ofrece la posibilidad de proporcionarle al bebé un ambiente más seguro. Como norma, las mujeres que no desean o no pueden asumir una maternidad responsable, dejaban a los pequeños en lugares tan peligrosos como estacionamientos de hospitales, de unidades de policía o a la intemperie, en sitios públicos, expuestos a las asperezas del clima.

El de Bruselas será el segundo buzón que se emplaza en Bélgica —el primero se instaló en el 2000, en la ciudad de Amberes—. Los representantes de la ONG explicaron que, gracias a este dispositivo, las mujeres «en situación de angustia» solo tendrán que empujar la minúscula puerta verde y depositar a los bebés en una especie de caja con calefacción, descrita como «un nido acogedor». Al cerrarla, quedará bloqueada al acceso externo, sonará una alarma que notificará a un miembro de Corvia y también se le dará aviso a un médico y a las autoridades. Junto al nido habrá una pieza única de un rompecabezas que servirá como identificador para los casos de familias que deseen encontrar luego al menor.

El índice de fecundidad en Bélgica es de 1.62 hijos por mujer. El 70% de las uniones formales terminan en divorcio —la tasa más alta del planeta—, y la prevalencia de embarazos no deseados en la adolescencia resulta bastante elevada en esa nación, a pesar del acceso universal a medios anticonceptivos y de que el aborto clínico es legal allí desde el 4 de abril de 1990.

Más allá del dilema ético y humanista para quien analiza un fenómeno sin arraigos en Cuba, lo cierto es que los buzones ofrecen una alternativa de supervivencia para seres indefensos que llegaron al mundo privados de lo fundamental: el amor de quienes les dieron la vida.   

Sexo al Derecho

Unos que deciden deshacerse de la más hermosa prolongación de la carne y el alma, y otros que atraviesan el mundo con tal de acunar a una criatura propia, aunque nacida de un cuerpo ajeno. La maternidad subrogada, conocida como vientres de alquiler, también ha padecido los estragos de una pandemia que insiste en apartarnos, incluso, de nuestros mayores sueños.

Maternidad subrogada y alquiler de vientres
(Foto tomada de Internet)

A mediados del pasado mayo, en el hotel Venice, localizado en Kiev, se vivió el drama de acoger en sus habitaciones a 35 recién nacidos, hijos de padres residentes en otros países y continentes. Ante la negativa del ministro ucraniano de Relaciones Exteriores de permitir la entrada de extranjeros, una de las primeras medidas de control sanitario adoptadas en casi todo el planeta, los pequeños debieron ser alojados en la instalación, al cuidado de enfermeras, mientras esperaban al momento en que las familias pudieran recogerlos.

Desde el 2015, Ucrania despuntó como una de las capitales mundiales del negocio de la subrogación, con servicios más económicos —entre 30 000 y 45 000 dólares, notablemente asequibles si se les compara con la tarifa de 120 000 dólares de los  Estados Unidos— para miles de parejas que encontraron en la clínica BioTexCom la posibilidad de gestar a sus hijos en vientres de alquiler.

El tema no asombra por su novedad ni mucho menos —en Estados Unidos el primer acuerdo legal se firmó en 1976; la legislación británica al respecto data de 1985, y la de Georgia, de 1997—, ni siquiera en Cuba, donde el debate constitucional centró un importante foco de atención sobre los derechos reproductivos de los distintos modelos de familias que hoy coexisten en la isla. Sin embargo, al analizar las exigencias formales de las once naciones que actualmente aprueban la gestación subrogada, resulta evidente que las riendas del tan preconizado respeto foráneo por las diversidades son más cortas que lo que muchos suponen:

Los cuerpos legislativos de siete países favorecen únicamente a parejas heterosexuales casadas, y cuatro a mujeres solas que presenten suficiente evidencia médica para demostrar su incapacidad de concebir. En cuanto a las parejas homosexuales que intentan tener un bebé, las opciones se restringen a Canadá, a siete de los 50 estados norteamericanos, a los residentes en Reino Unido y los de las ciudades de QueenslandTasmania y Nueva Gales del Sur, en Australia.  

Y pensar que la balanza entre ansias y disposición marca tantas desigualdades, en un escenario global donde se ha generalizado como beneficio social la decisión de interrumpir vidas, pero no de construir familias.

Se han publicado 8 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • MUY BUENO Y REFLEXIVO ESE ARTICULO SOBRE EL VAGINISMO TUVE UNA NOVIA QUE SUFRIA CON ESO DEBO DESTACAR A COLACION QUE POR ARTICULOS COMO ESOS SE PUEDE ENTRAR AL SITIO CONSIDERO QUE SI NO HACEN AMENO REALMENTE NO DA GUSTO UDS TIENEN TODO EN LA MANO HAY NOTI

    MENSAJE POR ENVIAR

  • Luis Y

    Muy interesantes temas, gracias Liena. Se aprende siempre un poquito en estos dias locos.

    • Liena M. Nieves

      Hola Luis Y, pues si aprendió y se entretuvo, ya nos damos por satisfechos Gracias y feliz semana para usted y los suyos.

  • george

    Hola Liéna muy interesante e instructivo sus artículos y dan una vision actual y mundial. La felicito muchos éxitos.

    • Liena M. Nieves

      Buen día George!, qué bien que lo tenemos de nuevo por acá. Disfrute la lectura y divulgue lo aprendido, que el conocimiento es el único bien que más crece mientras más se comparta. Saludos!

  • Redes CENESEX

    Nos orgullece que periódicos como este dediquen un tiempo y espacio para publicar temas de la sexualidad y que muchos van tomando notas para conocer sobre los temas mas complejos y difícil y poco tratados .
    En hora buena jóvenes como ustedes comprometido con el debate y preparación sobre el tema.

    • Liena M. Nieves

      Saludos!, gracias por dejar acá sus apreciaciones sobre nuestra sección, que data del verano del 2014. Seis años de aprendizaje colectivo, intercambio y crecimiento junto a nuestros lectores. Confío en que, a lo largo del país, surjan nuevos espacios que dinamicen los análisis sobre los tantos temas de la cotidianidad. Un abrazo, Liena

  • Yayo

    Buenas tardes, me inetreso casi siempre por esta sección de Vanguardia, siempre es interesante leerla, se aprende y lo mas asombroso es ver lo que le suceden a las personas, y ni por nuestras mentes pasa lo que significa o las causas. Gracias por este espacio.
    Y si buscamos dentro de nosostros, dentro de nuestras relaciones o de alguien que esta cerca nuestra vemos que sí, que hemos estado presente alguna medida con lo que aquí se publica. Liena no te imaginas hasta donde llega en las personas lo que investigas y nos dejas en cada publicación. Pero por esas cosas de la vida, pocos lo comentamos y nos atrevemos a dar una opinión, un consejo.....
    Tenemos hijos, y que inetresante sería sentarnos y orientarlos en todas estas cosas.... por suerte mi hija cuando le cae en la mano el Vanguardia va directo a esta sección.....
    Gracias por ayudarnos a conocer, aprender y en el mejor de los casos a sobrepasar cualquier limite, y que nuestras vidas sean mejores...............