Garantiza el CBQ villaclareño calidad de sus producciones

El CBQ abastece a la totalidad de las biofábricas de vitroplantas y deviene principal rubro exportable de la institución. 

Especialistas del Centro de Bioactivos Químicos, de Villa Clara.
Amalia, Ana Rosa y María Isabel ultiman detalles sobre las próximas investigaciones. (Foto: Cortesía del CBQ)
Visto: 1087

Un rasgo distintivo del Centro de Bioactivos Químicos (CBQ), de la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas, es el cumplimiento de normativas inherentes al control de la calidad, avalado por las instituciones y medios establecidos en el país.

Vitrofural, producto del Centro de Bioactivos Químicos, de Villa Clara.
(Foto: Cortesía del CBQ)

La ingeniera Ana Rosa Brito Martínez, directora de producción de la entidad, subraya que los reglamentos se aplican a la Furvina como principio activo para la obtención del Dermofural, un ungüento tópico antifúngico que evita la proliferación de determinados tipos de hongos, y que está sometido en la actualidad a las correspondientes pruebas para ampliar su espectro como antibacteriano.

También los códigos son aplicados al Furvinol destinado a la rama veterinaria, con usos oftalmológicos, comercializado a través de Labiofam.

No menos importante resulta la obtención del Vitrofural, que sustituye procesos convencionales en materia de propagación, a fin de evitar la contaminación microbiana en medios de cultivos destinados al logro masivo de vitroplantas.

El CBQ, adscrito a la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas, abastece a la totalidad de las biofábricas con esas vitroplantas y deviene principal rubro exportable de la institución, en tanto el extracto blando de propóleo cumple los requisitos cualitativos para fines cosméticos cuyas utilidades son aprovechadas por Suchel, empresa líder en la producción de jabones, detergentes y perfumería en Cuba.

 

Furvinol, producto del Centro de Bioactivos Químicos, de Villa Clara.
(Foto: Cortesía del CBQ)

Cada análisis incluye las materias primas a utilizar en la planta productiva, así como los envases, que al decir de la licenciada en farmacia Amalia Calvo Alonso, jefa del Departamento de Control de la Calidad, son inspeccionados de acuerdo con las normas estipuladas. 

El centro científico villaclareño tiene como reto la certificación del Vitrofural como rango superior para el producto, según destaca la ingeniera Maria Isabel Díaz Molina, directora de calidad, quien precisa lo riguroso de un proceso integral sometido a numerosas inspecciones, auditorías y controles a la totalidad de los productos y servicios científico-técnicos, toxicológicos y ecotoxicológicos, conjuntamente con el análisis del agua.

La entidad cuenta con el Reconocimiento Ambiental Territorial (RAT) por su licencia de manejo ambiental ante desechos peligrosos, y cumple el tratamiento de residuales líquidos en la planta de producción para no afectar el entorno. 

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.