¿Dónde estás, maestro?

¿A qué se debe el éxodo de profesores? ¿Carencia de compromiso? ¿Les falta autoridad profesional y reconocimiento social? ¿Poco de dinero en el bolsillo?

Visto: 1814
Ilustración para trabajo sobre éxodo de profesores.
Del curso 2013-2014 al 2017-2018, más de 4000 educadores del Ministerio de Educación (Mined) en Villa Clara se marcharon de las aulas para desempeñar diversas labores, parte de ellas en el sector no estatal. (Foto: SMB) 

Hace algunos años, Edel decidió abandonar el magisterio. Bien sabe la vida que no fue por faltarle el compromiso, sino por dura y pura economía. En ese entonces, acabaron para él las interesantes reflexiones del físico estelar, del hombre de ciencia, del joven promesa para la educación santaclareña.  

Ahora mismo no tiene decidido si alguna vez regresará a las aulas. Eso quisiera. Pero en tanto no se resuelva el tema salario y otros tantos pendientes, seguirá donde mismo: vendiendo productos en una shopping.

Y mientras miles de maestros buscan sustento delante de un timón, al calor del surco, con martillo y cincel en mano o en las más diversas labores, Villa Clara se las ingenia para intentar que en las aulas no exista un alumno sin recibir clases.

Así, el éxodo de profesores en nuestro país aturde a quienes apostamos todo por la educación. Duele ver cómo, luego de tantos años de estudio y consagración en el gremio, muchos educadores se marchan de las escuelas para no volver atrás. Del porqué de este fenómeno, Vanguardia conversó con profesores y máximas autoridades del sector. 

 

Oiga, ¡familia! 

Según el Dr. en Ciencias Liem O’Farrill Mons, director de Educación en Villa Clara, el mayor déficit de profesores se encuentra en la enseñanza media, aunque el fenómeno no resulta privativo de este nivel, sino del sistema educacional en general. Aunque es cierto que la remuneración salarial resulta el tema que traspasa diametralmente el asunto, otras causas objetivas y subjetivas han desalentado alguna vez a los maestros cubanos.

«Nací para ser maestra. Pero hoy día resulta imposible asumir la profesión sin incomodarse. Si se le rompió una silla o una mesa al estudiante, si hay un libro roto, si el aula está sucia o despintada: todo ello debe solucionarlo el maestro en muchas ocasiones. Y lo más difícil es que pocas veces puede contarse con el apoyo de la familia», explica A, profesora de primaria que se niega a exponer su nombre en el semanario.

Éxodo de profesores por curso escolar en Villa Clara.

Para B, profesora veterana, «no había mayor placer que ver a los muchachos crecer, apoyarlos en el camino hacia la educación superior o hacia una profesión que los hiciera cultos, preparados y útiles». Mas, no lograba «lidiar con las indisciplinas» cuando  tomó la decisión de su vida: trabajar como cuentapropista. Pero la pasión por el magisterio no es algo que pueda esfumarse repentinamente. Por eso, en las tardes, B se da un gustazo «repasando a muchachos con deseos de aprender».

Aunque señala que los malos comportamientos siempre han existido, «antes la figura del maestro era venerada por el alumno, la familia y la sociedad. Hoy, la mayoría de los padres ven el centro de estudio como un lugar de segura estadía de sus hijos y no como un plantel de educación y formación de valores. Para los padres, el alumno siempre tiene la razón, y más de una mamá delante de mí le ha dicho: “No le hagas caso a esa vieja loca”».

Oiga, familia, ¿cómo vamos a permitir que se rebaje la estima y se descredite a quienes forman los hombres y mujeres del mañana? Vale la pena que hagamos un profundo examen de conciencia al respecto. Solo así podrán evitarse actitudes en contra de la civilidad y la ética social. 

Aceptar los errores de casa

Aunque la ruptura de los nexos entre escuela, familia y comunidad constituye un factor decisivo para que muchos profesores abandonen las aulas, otra carga de responsabilidad opera sobre las erróneas políticas de dirección de algunos centros escolares. 

Profesor dando clases.
(Foto: Ramón Barreras Valdés)

C, joven graduada de la Escuela Pedagógica Manuel Ascunce Domenech, de Santa Clara,  apenas aguantó dos cursos en su primaria. Aun cuando logró enseñar a leer y escribir a los pequeños, decidió que su mejor opción era marcharse. «Mi primera y única experiencia fue traumática. Me ubicaron en primer grado, un año muy complejo académicamente. Tuve que soportar burlas y que mis compañeros de trabajo y los padres de los alumnos me llamaran maestrilla», comentó. 

Estas historias de vida, si bien no son regla infalible, constituyen preocupantes casos que se repiten. Ello violenta el prestigio y la credibilidad no solo de los educadores, sino también de los centros escolares donde se consuma el hecho.

Otras realidades de los profesores apuntan hacia la sobrecarga de asignaturas, las negativas de superación y la encomienda de cargos de dirección a jóvenes egresados, entre otros factores que trazan la ruta hacia el descontento. 

Por esos motivos, «si la cosa no cambia», A piensa que no se recontratará luego de su jubilación. «Creo que no puedo con toda la carga. Debemos llevar los planes de clase, registros de asistencia, 0-9 (medios básicos), las revisiones de libretas y cuadernos, así como todo lo que pida la directora en los consejos. 

«Además, los especialistas —instructores de arte, profesores de Inglés, biblioteca y computación, entre otros— casi nunca te cubren el aula. Entonces, por falta de tiempo, a veces tenemos que completar los documentos los fines de semana, en la casa», expone esta consagrada docente, cuya experiencia laboral supera los 30 años en el sector.

Gráfico sobre éxodo de profesores por enseñanza.

A propósito del tema, el director provincial de Educación asegura que hoy los profesores han de llevar menos documentos que en épocas pasadas. «E incluso, hace algún tiempo se racionalizaron las visitas a clases y se dividieron en dos los períodos de evaluaciones, para dar posibilidad de rectificar errores».

Otras historias socavan la educación en la provincia. «Fueron varios los sinsabores que me dejó el impartir clases. Pero no aguanté más cuando mis superiores me ordenaron revisar con lápiz y goma, pues ningún alumno podía ponchar», constata D, quien resolvió «colgar los guantes» sin pensar en sus diez años como profesor en la especialidad de Construcción de Maquinarias.

Algo queda claro: compromiso a veces falta, pero más que ello,  autoridad profesional, reconocimiento social y un poco de dinero en el bolsillo. Porque todos aquellos que hayan contribuido alguna vez al sistema de enseñanza de este pueblo cubano, merecen más que respeto y consideración. A ellos, los que se fueron, no podemos recriminarlos, sino motivarlos al regreso, por el que muchos aguardan. 

Un balance de soluciones 

El éxodo de profesores incide directamente en las aulas.  Aun así, actualmente Villa Clara tiene cubierto el 90 % de la plantilla docente, según el director provincial de Educación. El resto del personal que imparte clases se ha suplido mediante diversas alternativas, como las contrataciones por hora, la reincorporación de jubilados y el trabajo del Contingente Pedagógico, entre otras.

Aula de primaria en Cuba.
Garantizar la cobertura docente es uno de los principales objetivos de trabajo del Ministerio de Eduación en Cuba. (Foto: Tomada de Internet)

«En Santa Clara, dicho Contingente es la principal alternativa. Hablamos de los estudiantes de las universidades que acceden a realizar un contrato profesional con nosotros por una mínima cantidad de horas clases. Indiscutiblemente, no todos esos estudiantes tienen el dominio de la didáctica y la metodología, pero sí del contenido. Aunque esta no es la solución deseada, constituye una atenuante», asegura O’Farrill Mons.

—¿Cuál es la solución definitiva para que, como dice usted, en las aulas no exista un alumno sin recibir clases?

—En los últimos dos cursos hemos cumplido con la política de lograr los planes de ingreso a los centros formadores de maestros: la Escuela Pedagógica, el Colegio Pedagógico, y aumentar las matrículas del curso regular diurno.  Ello nos permite asegurar una renovación para aquellos que se marchan del sector. Nuestra responsabilidad recae en tratar de orientar y seleccionar correctamente a los jóvenes que deseen ser maestros.

«Respecto a los directivos, debemos gestionar y asegurar todo lo que se pueda hacer por la atención al maestro en el orden de la preparación de las escuelas, el local de clases, buró, módulo que se le otorga, etc., además de ejecutar otras acciones que aseguren su bienestar».

Gráfico sobre éxodo de profesores por municipios y enseñanza.

Enhorabuena, con tesón y entrega incondicional, miles de educadores aún consagran su vida al magisterio y otros tantos se preparan para hacerlo, «porque enseñar es labor eminentemente humanista».

Así lo considera Carlos Alberto Rodríguez Alonso, director del IPU José Martí, de Camajuaní, quien recibió hace pocos días, junto a otros 21 educadores activos, la condición de Personalidad Distinguida que otorga el Partido y el Gobierno en Villa Clara. Nada mejor que sus propias palabras para plantear estrategias que sitúen a los maestros en el lugar que les toca por derecho merecido. 

«A quienes dirigimos nos toca aprender a retener nuestra fuerza laboral con formas de ser y hacer éticas y cercanas a las vicisitudes de la gente. Si no hay dinero, sí tiene que haber preocupación y políticas novedosas que permitan estimular. A muchos nos mantiene en el sector el compromiso, el arraigo a una profesión que nos ha forjado. Debemos aprender a manejar los disgustos e insatisfacciones para que no rebasen las motivaciones».

Se han publicado 22 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • lad

    dinero es lo que se necesitapara que compense la dura labor de un educador de estos tiempos. No tienen que buscar otras causas de falta de maestros. En otros paises que he estado los alumnos y padres son peores pero el salario compensa y los maestros no faltan.

  • Vidal

    Lo mas preocupante es la propia ceguera de los directivos del sector acerca de las causas del éxodo de profesores. Luego la complacencia de "buscar políticas y métodos" para evitar lo imposible sino se resuelve la causa principal: los bajísimos salarios. Lo primario y esencial es resolver el asunto del salario y otras estimulaciones posibles, y luego revisar el resto de los elementos de éxodo que son bastantes. Nada, no hay peor ciego que quien no quiere ver. Ah y en la educación superior es igual o peor. Revisen para que vean.

  • mercy

    considero que el exodo de maestros se debe en primer lugar al poco salario que perciben,si al menos eso fuera compensado con algo mas, como por ejemplo una estimulacion en CUC, derecho a comprar en tiendas de modulos ,ect nuestros maestros hicieran hasta lo imposible por que la educacion salga adelante,eso sin contar la poca disciplina de los estudiantes, que la mayoria no respetan,contestan y en muchos casos los padres no hacen nada por mejorar esa situacion

  • mire

    Buenos días, en mi opinión personal no se basa la déficit de maestro por falta de compromiso, sino de muchas otros aspectos, en mi caso el pasado día 21 de septiembre , hace 3 años que deje de ejercer la labor de educadora , profesión que me gusta y que disfruto y cada vez que paso por el instituto me da mucha nostalgía, pero la realidad es que nos disgustan mucho y no nos respetan como debe ser porque el maestro es un eslabón fundamental, porque es quién te enseña y te orienta desde pequeño.

  • García

    Que pena, que los que se quedan dando clase no sean los mejores.

  • jorge

    Estimados Todos, El principal problema de los educadores es el económico. hagan un solo balance de cuanto se le paga al maestro por horas clases? Supongo que un maestro normalito esta dando entre 20 a 30 horas clases a la semana y luego recibe un salario entre 500 y 750 pesos por mencionar un rango, entonces a cuanto se le pagan las horas?. Por ejemplo en un país latinoamericano las horas clases a profesores de tempo parcial se le pagan entre 60 o 70 pesos por decir algo de las horas un poco mal pagadas. Entonces no hay nada que refutar la educación esta muy mal pagada en nuestro país. Si a lo anterior se le suma todos los temas burocráticos que debe hacer un maestro ya se jodió aún mas la cosa. Muchas veces se atormenta al profesor con mucho papeleo que si el muchacho ni vino hoy a la escuela que paso, ahi va el maestro a averiguar, que si se jodio una mesa o una silla ahi va el maestro a resolver con padres de familia porque en la escuela no hay recursos, que si vamos hacer una actividad extracurricular ahi va el maestro a pedir favores a los padres resolviendo por aqui y resolviendo por alla. Luego el mismo maestro entra en un compromiso con esos padres y aunque el alumno sea malo ya saben lo que pasa nota final aprobatoria. Luego, el maestro se levanta y se pregunta ahora como le hago para llegar a mis clases, luego como le hago para llegar a mi casa. En fin tienen que abrir sus mentes y darse cuenta que al maestro hay que pagarle lo que se le debe de pagar porque ellos están formando a los nuevos profesionales del país. Muchas veces leemos por aquí o por otro medio que esta cubierta el 90% de la masa de profesores pero quien se ha preguntado con que calidad están esos profesores, quien evalúa esa calidad?. No es menos cierto que hay muchos maestros con un montón de faltas de ortografía, maestros que enseñan la matemática muy mal, por ejemplo en un prueba de ingreso a la educación superior han habido paquetes enteros con un simple error, 2x=0, respuesta x=2, Así de simple este error, háganse la pregunta quien le enseño esto a los muchachos? porque uno o dos puede ser pero un paquete entero y no solo un paquete sino varios paquetes, eso no es un simple error es un catastrófico error que se lo enseñaron así a los muchachos. entonces hay que pensar en todo por una parte en Subir el salario considerablemente sin subir los costos y por otra mejorar la calidad. No es posible que personas en su actividad de cuenta propia siendo repasadores ganen mas en una semana de trabajo que el maestro común en un mes. Como tampoco se vale que los maestros de las diferentes enseñanzas ya se saque los problemas de encima diciéndoles a los estudiantes que tu repasador te aclare las dudas. O simplemente un gran porciento de los padres de familia ya no confían en los maestros de las escuelas y te dicen ha es por eso que lo tengo en el repasador el fin de semana. Y se escuchan expresiones así como: Si no fuera por el repasador mi hijo o hija no hubiera salido bien. El repsador hace su mejor trabajo porque sabe que recibirá un buen pago económico por lo tanto el problema esta ahí para empezar pague bien lo que se merece un maestro y luego disminuyale la carga administrativa de tanto papeleo y resolvedera que ellos no están para hacer esa función , busquen a otros creen nuevas plazas para que hagan esas funciones y al maestro déjenlo hacer su trabajo que es educar dentro de un salón de clases. Saludos.

  • El estudiante complacido

    ¿Que dicen de los profesores que se ven obligados a aprobar a sus estudiantes para que no le den una evaluación mala que afecte a su salario?
    La maldita culpa siempre la paga el que trabaja directo con los estudiantes, a los directivos de los Centros de Enseñanza lo único que les importa es complacer a los que inventan los indicadores que hay que cumplir para que luego se pueda decir que la Educación es del Primer Mundo.
    Muy triste la realidad porque los estudiantes ya conocen que les van a decir las respuestas a los exámenes y no les interesa estudiar ni asistir a clases. Además, el tema de no asistir a clases tiene otras implicaciones fuera del Centro de Enseñanza por lo que reto a las periodistas de este artículo a averiguar que hacen los estudiantes cuando supuestamente están en clases y no es así.

  • José David

    Tengo 56 años. Mi generación ha dado buena parte de los grandes científicos que hoy reinan en Cuba. En mis tiempos de Primaria, allá por los años 60, mi grupo tenía casi 60 alumnos, no existía la figura de la Asistente pedagógica. Las maestras (Casi todas eran mujeres), nos brindaban de cuando en vez algún "cocotazo" o utilizaban la temida "regla de palo". !Y cuidado con hacer el cuento en casa!, porque te esperaba otra "Tunda". En mi aula de tercero o cuarto grado habían varios estudiantes ya en edad secundaria, porque simplemente no pasaban de grado. Ya en la Secundaria y el Preuniversitario cuando un alumno era de los más indisciplinados, se citaba a sus padres, se le entregaba el expediente y le decían "Mira a ver si en otra escuela lo quieren". Hoy, hecho un viejito, cuando veo a alguna de esas maestras, siento la inmensa alegría de ver que hicieron de mí el hombre que soy. Esos métodos fueron en su momento calificados de "Bárbaros", y ya no existe el pilar fundamental de la educación: la DISCIPLINA. Cuando comparo mi generación con las actuales se me enfría el corazón, Aún me erizo cuando oigo el Himno de Bayamo, hoy los muchachos ni se dan por enterados. Hoy me siento incapaz de mal responder a un mayor o un superior, los jóvenes de hoy se muestran irreverentes. Aún soy capaz de recordar con nitidez los principales hechos de nuestra Historia Patria, hoy un jóven promedio no conoce, por ejemplo, quién fue Vicente Aguilera. Las comparaciones no tendrían fín, pero creo que, con independencia del salario (un maestro hoy gana casi el doble de lo que gana un trabajador promedio, con nivel superior, en muchas de nuestras empresas) la principal causa del éxodo está en la mala atención a esos profesionales, la falta de disciplina, el promocionismo (se ha llegado a afectar el salario de los maestros y profesores que tenían alimnos desaprobados o ausentes, sin analizar las verdaderas causas de esto). No solo de pan vive el hombre, pero eso también es importante. Hoy en nuestro país un "carretonero" gana mucho más que el Dr. Rodrigo Alvarez Cambra, uno de los mejores traumatólogos del planeta, y hasta que no seamos capaces de resolver esto, existirá el desestímulo a la consagración la sapiencia y el deseo de crecer como HOMBRES Y MUJERES de verdad. Digo: "Brindadores de información hay muchos, Profesores quedan unos cuantos, MAESTROS ¿DONDE ESTAN?.

    • Qco

      José David, coincido 100% con usted. Excelente comentario (mi madre es Maestra Normalista)

  • Aldo

    Hay que recordar que el ser social determina la conciencia social.

  • Alicia

    Soy maestra recien graduada y ahora que choco con la realidas de las escuela es que me doy cuenta de la grandeza de un maestro. Es verdad que el salario no alcanza, pero ese es un problema en varios sectores, yo creo que el mayor problema es que los maestros tenemos que lidiar con problemas tanto de conducta en los alumnos como en las familias que muchas veces no nos apoyan en la educacion de sus hijos. Este problema cuando lo comparas con el poco salario es entonces cuando prefieres trabajar en otra cosa que aunque cobres lo mismo no enfrentas tantos retos.

  • Miriel

    Me gusta educar,pero solo regreso si estos y otros aspectos son conciderados a nuestro favor,realmente el maestro de hoy en dia es muy maltratados por todos,desde los alumnos y hasta los los propios dirigentes del sector,que no ven el trabajo del que realmente lo merece.Hay cuatro años que me fui ,pero si realmente lo concideran bien y algún dia cambia,cuenten conmigo.....

  • Yinet

    Foristas
    Muchas gracias a todos por sus experiencias. Es triste sí, ver cómo se marchan excelentes profesionales de la educación, aún más cuando no es un secreto que muchos de los nuevos graduados no tienen un ápice de vocación. Años atrás, cuando era una niña, por los años 2000, todavía el maestro era muy venerado en el aula, como dice José David, con esas reglitas de palo.
    Es notorio ver cómo en pocos años se ha degenerado el concepto social que sobre el maestro se tiene hoy día. Mucho falta por hacer y por reivindicar su figura. A ellos les debemos mucho, son la base del futuro de este país.

  • JUAN XXIII

    MAGNIFICO ARTICULO, AHORA HACE FALTA Q LOS DIRECTIVOS DE EDUCACION INTERIORICEN LAS CAUSAS POR Q LA MALDITA CULPA NO LA TIENE NADIE, SINO OIGALOS HABLAR ELLOS SON LOS TRABAJADORES DE EDUCACION LOS DEMAS SON LOS MAESTROS Y PROFESORES
    CREO Q EL PROBLEMA NO SE RESUELVE CON SALARIO, SINO CON ATENCION, NADIE SE ACUERDA DE SUS PROBLEMAS Y TIENEN QUE RESOLVERLE LOS PROBLEMAS DE ALUMNOS, COMUNIDAD, FAMILIA, NADIE SE ACUERDA DE Q ELLOS VIVEN EN LA MISMA LA SOCIEDAD Y CON LAS MISMAS TENSIONES

  • Noel Ramos

    Considero que el problema del éxodo de maestros en nuestro país se debe a varias causas una la falta de respeto y consideración de los alumnos y padres a los maestros. Yo vivía en el campo y mis maestros eran respetados por todos los padres y alumnos así como los trabajadores de otras ramas, los métodos que usaban, hoy se dice q no eran educativos sin embargo son recordados por todos como buenos. Un gran % , de estos alumnos llegamos a formarnos como profesionales en diferentes ramas. El otro gran problema que se presenta es el salario de los maestros y profesores, es real que estos salarios son irrisorios comparados con los de otros organismos y entidades. No entiendo ni veo bien que un profesional de la educación tenga un salario de 750.00 promedio y un ayudante de la construcción o mecánico que trabaje en la constructora militar por poner un ejemplo promedie un salario de 3500.00 pesos, además de tener desayuno, merienda y almuerzo. Solo por el hecho de que se construye para el turismo y tiene perfeccionamiento empresarial; llevamos más de 8 años hablando de que no se puede subir salario a las Unidades Presupuestadas y organismos globales de la economía porque no hay presupuesto, sin embargo quitamos las escuelas de 1 a 10 alumnos, quitamos brigadas de mantenimiento de las escuelas para pagar miles de pesos a particulares para reparar las escuelas las cuales se realizan muchas veces con más mala calidad que antes, se gastan miles de pesos en impresiones a particulares de documentos, creamos el impuesto especial sobre del 5, 8 y 10% de los trabajadores que reciben un salario por encima de los 500.00 pesos, en estos años se ha incrementado los trabajadores por cuenta propia que también aportan al presupuesto del estado, esto solo por citar algunos ejemplos y sin embargo la educación al igual que los organismos globales de la economía mantienen salarios bajos. Las Empresas en perfeccionamiento empresarial han resuelto el problema de sus salarios en la mayoría de los casos subiendo los precios de las producciones y servicios cuando le cobran a terceros, soy del criterio que es hora que se analice bien el problema de los salarios y en esta esfera es fundamental, En nuestro país seguimos cediéndole terreno al capitalismo, buscando alternativas a nuestra economía, ¿tendremos que pasar la educación a privado también?, hoy más de un 50% de los niños estudiantes de primarias sus padres le pagan a un repasador porque se dice que en las escuelas no se aprende y sin embargo esos repasos se realizan en un horario donde la curva de rendimiento del estudiante está en su más bajo nivel. Escuchemos a aquellos que ya peinan cana y andan con la jaba al hombro haciendo mandados si no va hacer demasiado tarde para resolver nuestros problemas.

  • Edgardo Martínez García

    Se necesita en primer lugar reoganizar el horario escolar ,una sección es de clases ,la otra sección tiene que ser para potencializar las capacidades deportivas, culturales, con carácter obligatorio ,el Maestro crecería su salario en un 25 porciento cada 5 años si su evaluación es muy buena o excelente , es desir después de 20 años el Maestro resibiria un crecimiento salarial del 100 porciento de su salario actual, esto es una propuesta que ayuda a esa hermosa y difícil profesión ,después de 20 años de servicio ininterrumpido el crecimiento se mantiene cada 5 años con igual caracteristica hasta llegar a los 40 años de servicio creo que eso va ayudar mucho en la formación de las presentes y futuras generaciones, de no hacerlo así ,quien formará la nación ?

  • BTC

    Soy una trabajadora del sector educacional el problema que hoy afecta a nuestro sector es el tema SALARIO.No hay otro,somos el sector más afectado en cuanto a esto.

  • Carlos fonseca

    Muy bueno el artículo y los comentarios.....¡¡¡¡MAESTROS, AY MAESTROS¡¡¡¡¡¡ COMO TIENEN QUE TRABAJAR, ENFRENTARSE A SITUACIONES DENTRO DEL AULA, NO TINEN AL MUERZO Y LOS QUE LOS TIENEN NO HAY QUIEN SE LO COMA, NO TIENEN UNIFORMES, NO LES DAN ZAPATOS ETC....... ESTOS COMENTARIOS SOLO LO LEEN LOS VC UNOS 200 000..... LOS DIRECTIVOS DE ARRIBA COMO SE DICE NI LO LEEN... QUE ME DICEN?

  • juanito padron

    Y que pasa con los que se quedaron,en la secundaria ruben martinez villena de vueltas se perdio la etica,las malas palabras estan por todos lados y muy importante :delante de los niños,que llegan a diario a sus casas sorprendidos por las frases y palabrotas de los profesores,si las pongo aqui no me publicaran pero se las pueden imaginar,de las mas fuertes para una escuela..y las visitas vienen y van y no pasa nada..

  • ra

    Falta de salario fundamentalmente
    A educacion le falta algo desde hace rato que estimule a los que trabajan en ese sector

  • YNC

    en mi opinion los maestros deberian de ser los trabajadores con mejores incentivos para el trabajo: derecho a jabas de aseo, de productos alimenticios, a compra de modulo de ropa, facilidades de acceso a centros recreativos, si el salario no se puede aumentar que las administraciones locales asuman la estimulacion de los maestros porque la educación es la mejor inversion que puede realizar el pais. con una educacion de excelencia no tendriamos tantos problemas de indisciplina social que destruyen todo lo que se invierte.

  • MilagrosMS

    Considero que hoy se ha perdido mucho en lo referente a la educación, estuve en el sector durante 13 años, en ese entonces todavía el maestro era un poquito más respetado que ahora, pienso que los bajos salarios si afectan y contribuyen al éxodo de maestros, pero LA DISCIPLINA O INDISCIPLINA DE PADRES Y ALUMNOS, LA FALTA DE ATENCIÓN Y ESTIMULACIÓN son elementos que también cuentan, hoy los padres piensan que la escuela está para resolver todas las necesidades educativas de sus hijos y olvidan que la educación comienza en la cuna y termina solo con la muerte, siempre tenemos que ser educadores y sobre todo educar en valores: el respeto , la responsabilidad, la cortecía, ... y muchos más tienen que comenzar en la casa, considero además que el salario y la estimulación del maestro no se debe condicionar con los resultados docentes, hay estudiantes que no aprenden, todos no lo hacen al mismo ritmo, la enseñanza especial existe y hoy queremos que todos los niños estén en la enseñanza general y cuando los valora el CDO entonces es ¨abandono pedagógico¨ como si la maestra solo debiera atender a ese niño que tiene dificultades y no al resto del grupo que también tiene que diferenciar,!!!!es complicado!!!!!!, amo el magisterio, salí del sector por promoción en el año 2005, hoy tengo limitaciones que me impiden regresar pero a pesar de todo siempre que puedo ayudo a los niños que tengo más cerca y lo hago por amor, no les cobro nada, estoy en desacuerdo con los repasadores, eso desvaloriza a suscolegas de profesión y me solidarizo con los que se empeñan en mantenerse en el sector, creanme que si pudiera regresara sin pensarlo.