Avanza cosecha cafetalera

Los cosecheros serranos ya tienen un 33 % de los acopios previstos en la campaña. Ante el déficit de combustible, garantizan el empleo de arrias de mulos para el trasiego de los frutos recolectados.

Café
(Foto: Ramón Barreras Valdés)
Visto: 952

Los caficultores villaclareños aspiran a acopios superiores a las 790,7 toneladas del grano cereza, cifra que rebasará en un 10 % el monto conseguido en la cosecha anterior. Este resultado evidencia un aumento en los rendimientos y la producción a partir del rescate de la disciplina tecnológica en la atención a las plantaciones.

«Hasta la fecha, hay recogidas unas 138 toneladas de café arábico, decisivo para la exportación, y el 92 % de ese volumen llega a la planta de beneficio de Jibacoa, especializada en la recepción de ese cultivo», dijo Pedro Blanco Méndez, director técnico de la Empresa Agropecuaria ubicada en la porción montañosa de Manicaragua.

«La prioridad es despulpar el 85 % del café recibido y lograr parámetros de calidad técnica que afiancen los rangos de exportación del grano oro resultante del beneficio», destacó.

De la recolección total prevista, unas 426,8 t corresponden a cerezas arábicas, y el resto, a variedades robustas localizadas en territorio serrano de Güinía de Miranda, lugar que cuenta con amplias áreas sembradas con esos cafetos y dispone, además, de una moderna planta industrial para la recepción del fruto, indicó.

Ante la contingencia energética del país, emplean 12 arrias de mulos, con unos 266 animales, adiestrados para el traslado de las cerezas acopiadas en zonas de cosecha inaccesibles hasta puntos cercanos a las carreteras principales que conducen al centro de beneficio de Jibacoa. Similar estrategia aplicarán a partir del mes entrante cuando aumenten los volúmenes recolectados en Güinía de Miranda y territorios aledaños.

Explicó que para hacerle frente a la maduración de las cerezas, debido entre otros factores a altas temperaturas y a la humedad residual de la serranía, existen dificultades con los sacos para envasar los frutos acopiados, y hasta la fecha solo recibieron un 30 % de la cantidad total de insumos solicitados.

Blanco Méndez precisó que durante el período sembraron unas 515 ha de nuevos cafetos, con variedades arábicas y robustas resistentes a enfermedades y altas productoras, programa que muestra un 107 % de cumplimiento, con lo cual garantizan crecimientos y reposiciones anuales del cultivo.

Las atenciones culturales a las plantaciones también logran resultados positivos en un cultivo que en la serranía villaclareña rebasa las 1300 hectáreas en explotación, tanto en asentamientos altos —Arroyo Bermejo, Picos Blanco y Topes de Sabanita, a 700 metros sobre el nivel del mar—, como en otros menos elevados —La Herradura, Boquerones y Jibacoa—, señaló.

 

 

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.