Para que no falte el helado

La entrada en funcionamiento de una miniplanta de helado en Coppelia, permite una mayor estabilidad de los servicios en la demandada cremería santaclareña.

Según encuestas realizadas a los usuarios, el helado elaborado aquí, a partir del 29 de diciembre, tiene buena calidad, por su sabor y consistencia. (Foto: Ramón Barreras Valdés)
Visto: 1887

Dar un paseo por la ciudad de Santa Clara y concluir el recorrido en el Coppelia, resulta una tradición arraigada entre los villaclareños, desde que la cremería de la calle Colón abriera sus puertas el 14 de febrero de 1967.

A pesar de los años de explotación, el inmueble mantiene su esplendor como el primer día, luego de ser sometido a varios procesos de reanimación.

Sin embargo, en los últimos años el déficit de helados ha conspirado contra las aspiraciones de mantener los horarios establecidos, con las consiguientes insatisfacciones de la población.

La nueva miniplanta produce diariamente unos 800 galones de helado. Ello favorece la estabilidad de los surtidos en Coppelia y otras de sus dependencias. (Foto: Ramón Barreras Valdés)

La apertura de una miniplanta de helados en la Empresa de Productos Lácteos La Villareña, en Santa Clara, alivió las tensiones con el preciado alimento, pero no lo suficiente como para satisfacer su demanda, ante la cantidad de usuarios que diariamente acuden a la instalación gastronómica para saborear sus especialidades.

No fue hasta noviembre del 2019, cuando, teniendo en cuenta esta situación, el Ministerio de la Industria Alimentaria —atendiendo a las recomendaciones dejadas por el Consejo de Ministros— decide dotar Coppelia de una miniplanta similar a la existente en La Villareña, para incrementar los surtidos y evitar interrupciones en el servicio.

Tras un acelerado proceso inversionista, la tecnología procedente de Argentina, fue instalada en su segunda planta por técnicos de la Empresa de Refrigeración y Calderas de Camagüey, y especialistas de la Empresa de Automatización Integral (CEDAI) del patio, quienes propiciaron su arrancada el pasado 29 de diciembre.

Yoel Fariñas Sarduy, jefe de Brigada, interrumpe el trabajo para atender al equipo de prensa de Vanguardia, interesado en comprobar la marcha del equipamiento.

«La plantilla está integrada por 13 trabajadores pertenecientes a la Empresa de Productos Lácteos de Santa Clara, entidad encargada de aportar la materia prima necesaria para procesar las mezclas compuestas por leche, grasa vegetal, estabilizadores y saborizantes.

«Conforman la nueva tecnología una caldera, un homogeneizador y mezcladores, así como un tanque de maduración, un banco de hielo, dos neveras e igual número de equipos encargados de elaborar el helado».

También, José Miguel Chongo Veitía, jefe de Neveras, precisó que próximamente prevén el arribo de dos compresores de frío, indispensables para aportarle al producto final la temperatura adecuada durante 24 horas, antes de proceder a su comercialización.

De igual forma, aguardan la llegada de dos frízeres para completar el equipamiento de la máquina de paleticas, otra de las propuestas que añadirá Coppelia a sus ofertas.

Contar en su propio espacio con una miniplanta de helados, anima a Daisy Gómez Hurtado, administradora del establecimiento, por más de tres décadas.

«Actualmente, la planta baja se mantiene abierta al público de 10:00 de la mañana a 2:00 de la tarde, y los sábados y domingos hasta por la noche, en dependencia de la cobertura de helado. Mientras, la planta alta lo hace de 6:00 a 10:00 p.m., y los domingos hasta las 11:30 p.m.»

Otros destinos de las producciones lo constituyen la cremería Sueños de Mujer, en el reparto José Martí; la carpa instalada en áreas del Sandino, la red de carritos móviles ubicados en el centro de la ciudad y los ómnibus habilitados para llevar la demandada golosina a los consejos populares.

La idea de que Coppelia nunca cierre sus puertas por falta de helado, está latente en el colectivo, que aspira a ampliar los horarios y crear nuevos servicios, como la venta de dulces en la planta alta. No obstante, como explicó Daisy, la estabilidad dependerá de cómo se comporten el año, el aseguramiento de las materias primas y los planes de ventas previstos para el 2020, teniendo en cuenta las limitaciones por las que atraviesa el país.

Que no decaiga Coppelia exige la búsqueda de alternativas e innovaciones para mantener las especialidades con la sustitución de productos deficitarios por otros.

Aquí tampoco se descarta el retomar los contratos con el Combinado Lácteo Escambray, en Cumanayagua, que hasta hace un tiempo fuera su principal proveedor.

«A Coppelia arriban personas de toda la provincia y un poquito más allá —insiste la adminstradora—.  Cuando vienen a hacer una diligencia a Santa Clara, no se van sin antes pasar por aquí».

Esta afirmación la corroboró la cifuentense Daily Dávila Morales, quien, al momento de nuestra visita, saboreaba una de las especialidades de la cremería, en compañía de su esposo y su pequeña hija María Gabriela.

Otras opiniones favorables fueron expuestas por clientes asiduos a Coppelia, los cuales confirmaron la buena calidad de los surtidos y las atenciones recibidas en una de las instalaciones consideradas un ícono de la ciudad, próxima a cumplir sus 53 años.

Se han publicado 17 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • LAP

    Muy buena noticia esta, solo que para que todo fuera como debe ser, hay que mejorar el servicio en COPPELIA, aun dista mucho de lo que el pueblo necesita, la calidad del helado es bastante aceptable, el lugar bonito, la bajilla, bastante aceptable, el trato y el servicio a los clientes consumidores es lo que dista aun mucho de lo que el pueblo merece y sin embargo son muchos los trabajadores y usted los ve parados en las barandas y conversando y mesas sucias, sin agua, lento servicio y poco profesional, tambien la soda de los diferentes helados pesima y con un montaje muy malo, algo que hay que rescatar tambien y que decir de los dulces, es un bochorno, que esos dulces se vendan en un lugar con nombre COPPELIA que es un ballet de los mas refinados que existen y por la calidad de lo que debe ofertarse debe responder a ese nombre.

    • idalia

      Habrá que limar esas asperezas para que Coppelia siga siendo un ícono de la ciudad de Santa Clara. Sobre los dulces, prevén crear una dulcería en el propio establecimiento que espero mejore la calidad de estas golosinas.

  • Fred

    Menos mal, porque eran muchos más los días que Coppelia estaba cerrado por falta de helado que abierto. Pero quisiera hacer una pregunta a las autoridades correspondientes, cuándo es que se va ha intervenir la planta baja de la instalación, hace casi un año que se terminó la planta alta, hay que esperar a que esta se deteriore para intervenir abajo.

    • idalia

      El año pasado recibió algunas acciones de reanimación la planta baja. Se repusieron los carteles de las especialidades y la carpintería, se mejoraron las luces, etc.

    • Fred

      Si pero creo que esas acciones son mínimas, casi toda la madera esta en mal estado y esa es la que necesita intervención inmediata.

  • elier

    En camajuaní se montó una miniplanta, algo similar y en menos de un mes de rehabierta la cremería ya hay problemas en el suministro y seguimiento del buen servicio. Todo parece indicar que sacan el helado por fuera y se lo venden a los particulares (los más beneficiados) y éstos lo revenden en sus heladerías dentro del mismo municipio. Cuando se acabará la indolencia de los directivos ante tanto reclamo de la población. Lo mismo ocurre en otros centros gastronómicos donde practicamente no se vende nada. Dice que no hay pan, que no hay pollo, que no hay embutidos , no hay huevos para dulces. Y el TCP lo tiene todo, sacado del mismo territorio.

    • Pool

      Estimado Elier:
      Lo que usted plantea sobre el helado, es perfectamente auditable. No se cansen de plantearlo. Ya verán que algún día revientan los culpables y sus cómplices. Camajuaní es grande, pero no como para que se “pierdan” las cosas como por arte de magia.
      Mientras más lo planteen, más se le aflojan las piernas a los infractores.

  • Pool

    Veo que ya aprovisionaron de tapabocas a los del área de producción. Ahora falta que hagan lo mismo con los del área de expendio. No hacen nada con tener gorro en el pelo, si no cuentan con protección en la boca. Recuerden que muchas enfermedades se trasmiten por vía oral, esas compañeras respiran constantemente sobre el helado, y si hablan, muchas micro partículas de saliva caerían sobre él.
    No es difícil llevar la higiene a la perfección. Muchas enfermedades son prevenibles simplemente cumpliendo sencillas normas higiénicas.

  • jazz

    Creo que ahora que al parecer se resolverá el problema de la escasez de helado deberían enfocarse en brindar un mejor servicio al público. Hay mucho que mejorar en ese sentido, como demoras innecesarias, atención con desgano, no te llevan agua a las mesas, mesas sucias... De nada vale la inversión hecha para reparar Coppelia y la entrada en funcionamiento de una nueva planta si el personal que brinda servicio allí no es eficiente y servicial.

  • abel

    No entiendo antes entre semana el servicio era hasta las 10 pm y ahora que tenemos planta de helado es hasta las 2pm. Todos los que trabajamos estamos obligados a ir los fines de semana, sin remedio.

    • Leo

      Si no se entiende eso, porque haz minimizado el horario de Coppelia, eso hay que revisarlo.
      Tambien queiro comentar, si ahora va a existir mas helado, porque no dar mejor atencion en la carpa del sandino que vende helados del coppelia y venderlo en las mesas que estan habilitadas y no solo en barquillas o vasitos y las mesas todas apilonadas en un rincon. Pienso que EL PASEO DE LAS CARPAS DEL SANDINO FUE UNA MUY BUENA IDEA EMERGENTE, PERO HAY QUE TRABAJAR EN MEJORAR LA HIGIENE Y LOS SERVICIOS TANDO EN LA DEL HELADO COMO EN LAS OTRAS, TAMBIEN DARLE MANTENIMIENTO Y HACER VERDADERAS EXTENSIONES DE LOS RESTAURANTES Y CAFETRIAS QUE REPRESENTAN. POR FAVOR, NO QUITAR LAS CARPAS, SINO DARLE MEJOR ATENCION LOGISTICA Y DE SERVICIOS Y QUE SEAN LUGARES ADECUANDOS Y CONFORTABLES PARA LA MISION QUE TIENEN DE PRESTAR SERVICIOS GASTRONOMICOS. DESDE QUE SE HUBICARON YA HACE COMO TRES AñOS NO HAN RECIBIDO NINGUN TIPO DE MANTENIMIENTO Y MEJORA.

  • Reinaldo

    De verdad que no entiendo. si el helado se produce aqui como es posible que se abra la planta baja solo de 10.00 a 2.00. cuando siempre estuvo abierta hasta la noche. ADEMAS por que los sabores siempres son los que menos gustan. El chocolate por ejemplo casi nunca esta presente y todos los particulares lo tienen siempre.

  • Raul

    Esto no lleva ni ciencia ni magia. Considero que lleva control y exigencia. Revisar la idoneidad de los RRHH que trabajan en Coppelia. Desde hace mucho dejo de ser un icono de Santa Clara. Hoy tiene todo para volver a serlo, con una infraestructura bella y remodelada, fábrica propia de helado. Toca brindar un buen servicio, a mí criterio sobran muchos de los q allí trabajan pq no brindan ni brindarán un buen servicio, pq el mal está desde la selección del personal. Los directivos ni controlan ni supervisan. Apliquen lo legislado en idoneidad demostrada y volverá nuestro amado Coppelia a ser un lugar preferido de los Santaclareños.

  • El carguero

    Q ue bueno que ya en santa clara se restablezca la producción de helado

  • El carguero

    Estoy muy contento con esta información.

  • Lázaro

    LA CALIDAD NO ES UN ACTO, ES UN HÁBITO EN MUCHAS ACTIVIDADES HEMOS PERDIDO HACE MUCHO EL HÁBITO.

  • Juan

    Pero en la realidad lo que se observa es el mismo compelía de siempre con sus puertas cerradas al público porque no hay helado porque cuando no es Juana es su hermana