En función de la salud

Tres hospitales villaclareños y uno de Sancti Spíritus no han dejado de atender a los más de 200 pacientes que reciben tratamiento de hemodiálisis, gracias al esfuerzo de los trabajadores de la UEB CubaTaxi Villa Clara.

Taxi de hemodiálisis, Villa Clara
(Foto: Carlos Rodríguez Torres)
Visto: 1505

A pesar de la difícil situación epidemiológica producto del nuevo coronavirus, tres hospitales de Villa Clara y uno de la provincia de Sancti Spíritus no han dejado de atender a los más de 200 pacientes que reciben tratamiento de hemodiálisis.

(Foto: Carlos Rodríguez Torres)

Esto no solo se debe a la constancia y preparación de los profesionales de la Salud encargados de sus cuidados, sino al esfuerzo de los trabajadores de la UEB CubaTaxi Villa Clara, encargados de la transportación de estos sensibles clientes.

«Nosotros hemos acatado las directrices orientadas a nivel de país para la empresa, las cuales son dedicar por completo nuestro servicio a los pacientes dializados y sus acompañantes, asegurando las condiciones higiénico-sanitarias de estos y nuestros choferes», explicó a Vanguardia Felipe Morales Pérez, director de la unidad.

Unos 99 conductores de la empresa trasladan hasta el Hospital Provincial Arnaldo Milián Castro, en Santa Clara, así como a los hospitales de Sagua la Grande, Caibarién y el municipio espirituano de Yaguajay, a unas 229 personas necesitadas de este tratamiento especial.

Aunque normalmente la empresa dedica buena parte de sus recursos a este y otros servicios, la presencia de la COVID-19 en el país ha obligado a redoblar sus esfuerzos:

«La primera disposición que adoptamos a nivel de país fue reducir la capacidad de cada carro en un 50 % —dijo Morales Pérez—. Esto, por supuesto, nos garantiza una seguridad sanitaria de los pacientes y choferes, pero nos obliga a disponer de más taxis, más cantidad de combustible y recorrer más kilómetros en total, un esfuerzo que hacemos con gusto, por la importancia que tiene», argumentó.

La segunda medida que tomó CubaTaxi, según explicó el directivo, fue la de proteger a unos 40 choferes que, por su edad o patologías, se declaran como vulnerables. Asimismo, se decidió que la Empresa TaxisCuba apoyase al servicio con algunos casos específicos.

«Llevamos varios días en este sistema y, hasta ahora, no nos ha surgido ni una sola incidencia negativa», asegura Felipe Morales, quien señaló la importancia de los conductores de vehículos que trasladan a estos sensibles pacientes.

(Foto: Carlos Rodríguez Torres)

«Es importante que la población conozca, además, que nuestros carros circulan solo con la identificación de que pertenecen al sistema de atención a pacientes de hemodiálisis, pues todos nuestros servicios de piquera están detenidos», aclaró el directivo.

Hasta hace muy poco, los trabajadores de CubaTaxi estuvieron también al servicio de los diferentes centros de aislamiento de la provincia, transportando a pacientes y trabajadores. Ahora, su misión es otra, aún más importante: velar por la vida de muchas personas en medio de una difícil situación.

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.