Después del susto, ¡la vida!

Expertos villaclareños logran reinsertar a la cotidianidad a un paciente con un aneurisma aórtico abdominal que pudo resultar fatal. Un regalo de la ciencia al ya próximo Día de la Medicina Latinoamericana.

Visto: 1875

Aneurisma aórtico abdominal del paciente Carlos de León Benítez.
Observe el enorme ensanchamiento en la aorta que presentaba el paciente. (Foto: Cortesía del Dr. Luis Felipe Vega)

El protagonista de esta historia fumaba una cajetilla de cigarros o más al día, en dependencia del grado de ansiedad y las tensiones provocadas por la cotidianidad, Pero todo no quedaba en su afinidad marcada por la nicotina porque registraba, además, una presión arterial inestable (HTA) con cifras relativamente altas, aunque para Carlos Alberto de León Benítez no era motivo de preocupación debido a que, según sus confesiones, se adaptó a vivir con esos niveles.

Operado de la cervical en 2009, le aparecían, de vez en cuando, ciertos dolores en otras partes del cuerpo —sobre todo en la región lumbar, en los hombros y la espalda—,  que asociaba a rezagos de esta intervención y a los que también se acostumbró como parte del diario.

Mas el acontecer de Carlos dio un giro diametral en este noviembre de 2020 a partir de un encuentro con el Dr. Rolando Fuentes Morales, especialista en medicina interna, quien gracias a su visión experimentada lo vio algo delgado y con un vientre pronunciado que no se correspondía con la complexión anatómica, por lo que indicó un chequeo de rutina.

Así comenzó este capítulo, y cuando el Dr. Alexander Vázquez Roque, especialista en imagenología, procedía al ultrasonido, detectó una irregularidad que llamó su atención. Pulsó una y otra vez, pero no quedaban dudas: Aparecía un ensanchamiento en la arteria aorta abdominal reclamante de seguimiento inmediato.

No había opción. Luego de varios estudios y juntas médicas se determinó el proceder intervencionista en uno de los salones del Cardiocentro Ernesto Che Guevara, de Villa Clara, ya que por sus características peligraba la vida y exigía una praxis inmediata.

Sábado de tensión

Lo que debe conocer

— Un aneurisma es la dilatación o ensanchamiento anormal de las paredes de la arteria aorta, la principal del organismo que transporta sangre oxigenada desde el corazón hacia otras partes del cuerpo. Si esta irregularidad crece puede romperse y provocar un sangrado peligroso e incluso la muerte.

— En el caso de los aneurismas aparecen los torácicos (AAT) que ocurren en la parte del vaso sanguíneo que pasa por el pecho, y los abdominales (AAA) localizados en esa región.

— Predominan en el sexo masculino a partir de la sexta década de vida con una prevalencia de tres veces mayor sobre las mujeres, y cuando confluyan uno o más factores de riesgo.

Para Juan Bautista de León Benítez, el hermano de Carlos, los minutos de aquel sábado 21 de noviembre parecían horas, junto a la impaciencia del resto de la familia. Se decidía el todo por el todo luego de que un equipo de multidisciplinas integrado por expertos del hospital universitario Celestino Hernández Robau, radiólogos, cirujanos vasculares e intervencionistas, anestesiólogos, y cardiólogos del propio Cardiocentro corroboraron el diagnóstico. A través del angiotac, o estudio mínimamente invasivo de los vasos del organismo, se precisa el aneurisma yuxtarrenal muy próximo a las arterias renales, cuya posición complejizaba los procederes.

El equipo contó con la colaboración del profesor Rubén Moro Rodríguez, prestigioso cirujano vascular, en tanto el Dr. Luis Felipe Vega Fleites, especializado en cardiología intervencionista, subrayó que desde que se hizo el diagnóstico a la realización del proceder medió el tiempo justo para determinar, mediante tecnologías específicas, los diámetros de la aorta y del aneurisma, a fin de encontrar el dispositivo requerido.

«En este caso fue necesario implantar una prótesis o malla para recanalizar los vasos a través de un stent o dispositivo de metal y evitar afectaciones en las arterias renales, lo que provocaría un infarto agudo con desenlace fatal», argumenta el especialista.

El proceso se realizó a partir de una incisión pequeña próxima a la ingle para encontrar la arteria femoral, colocar el propio stent, extraer la sección dañada de la aorta, y realizar el resto de los pasos destinados a reparar el aneurisma.

Intervención quirúrgica de un aneurisma aórtico abdominal en el Cardiocentro Ernesto Che Guevara, de Villa Clara.
En pleno proceso intervencionista, que se extendió durante una hora y treinta minutos en los salones del Cardiocentro villaclareño. (Foto: Cortesía del Dr. Luis Felipe Vega)

«Este paciente demandó un estudio en el que sobresalió la inteligencia colectiva y el empleo de prótesis sumamente costosas en otros países, valoradas en unos 13 000 dólares por su implante, además de que se requirió el traslado del dispositivo específico desde el hospital William Soler, de la capital cubana, con la participación del Dr. Juan Carlos Ramiro Novoa, de la prestigiosa institución, quien se mantuvo durante la realización del proceder», precisa Vega Fleites.

Una hora y 30 minutos, aproximadamente duró el acto, y resultó significativo que en apenas 14 días el aneurisma había incrementado su volumen en un 30 %, lo que ya anunciaba un curso letal que hubiera conducido a un notorio sangramiento, anemia y shock.

Dr. Luis Felipe Vega Fleites, a su modo de ver, ¿cuáles son los factores que inciden en la aparición de los aneurismas abdominales de la aorta?

Dr. Luis Felipe Vega Fleites.
«Se desconoce la causa exacta de esta afección provocada por el debilitamiento en la pared de la arteria, mas no son descartables los antecedentes familiares, el hábito de fumar y la presión arterial descompensada y sin terapéutica adecuada durante varios años», precisa el Dr. Luis Felipe Vega Fleites. (Foto: Ricardo R. González)

—Una HTA no controlada, el hábito de fumar que desestabiliza la pared arterial, los antecedentes familiares, junto a otras incidencias desconocidas, y a las propias características de la arteria aorta que al no tener demasiada capa muscular tiende a dilatarse a esa altura.

—¿Causan síntomas?

—Por lo general trascurren asintomáticos. Depende del tipo de aneurisma ya que algunos pueden crecer de manera solapada hasta crear un cuadro más agudo. Existen dos variantes: el torácico, que obedece, por lo general a una causa congénita, y el abdominal, que responde a factores adquiridos debido a las propias características de la aorta que inducen a la dilatación. 

—¿Pueden prevenirse?

—En efecto, mediante el control de los factores de riesgo, como en el caso de la HTA y la diabetes mellitus que acompañan de por vida, pero el hábito de fumar si está en las manos de cada persona, por lo que aconsejamos que si no quieren pasar por un mal momento como el de Carlitos que hagan una vida más sana alejada del humo, con medida en la dieta y ejercitación física encaminada a evitar la obesidad.

Ya en casa

Mediaron 48 horas a partir de que concluyera el proceso intervencionista y la recuperación en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) para que Carlos de León recibiera el egreso. Su médico cataloga la evolución de muy satisfactoria y sin contratiempo alguno, por lo que se reinsertará a la sociedad de manera progresiva y en unos 30 días volverá a impartir sus clases en la Facultad de Ingeniería Eléctrica de la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas.

Paciente Carlos de León Benitéz en su hogar luego de ser operado de un aneurisma aórtico abdominal.
Luego del mal rato, Carlos Alberto de León Benítez ya en casa junto a su familia, en proceso de recuperación. (Foto: Ricardo R. González)

Quien lo vea, no le parecerá que está operado, presenta su dinamismo habitual, y lo más importante, reflexiona a favor de modificaciones en su vida.

«El Carlos actual es otro, yo volví a nacer. Mi sistema de vida tiene que cambiar, y utilizo el eslogan del coronavirus de vivir bajo la nueva normalidad».

Agradecimiento familiar

Juan Bautista de León Benítez, también profesor de la UCLV, quiso dejar su gratitud para todo el equipo que atendió a su hermano.

«Nuestro eterno agradecimiento a los doctores: Juan Carlos Ramiro Novoa, especialista del cardiocentro Wiliam Soler, de La Habana, y Luis Felipe Vega Fleites, del Cardiocentro Ernesto Che Guevara, de Villa Clara, que junto al conocido Dr. Rubén Moro Rodríguez, cirujano vascular de esta última institución, practicaron una novedosa cirugía con resultados exitosos para mi hermano.

Hago extensivo este reconocimiento a los médicos, personal de enfermería, paramédicos, técnicos, ingenieros, pantristas, y al cuerpo de seguridad y protección de este prestigioso centro dirigido por el Dr. Jesús Satorre Ygualada.

Todos hicieron posible el novedoso resultado, e incluyo también al personal de la sala de terapia intensiva B. Ello es muestra de la calidad de nuestra medicina cubana y de por qué el Cardiocentro Ernesto Che Guevara es colectivo vanguardia en nuestro país. A todos muchas gracias».

De su etapa anterior declara que no experimentaba síntomas mayores, solo algunas molestias en la región lumbar, próximas a los riñones, sumado a digestiones irregulares y cansancio, sobre todo al caminar. «A veces en dos o tres cuadras tenía que parar o sentarme, y seguía achacándoselo a la cervical».

En sus 59 años no quisiera recordar el día en que le hablaron de la opción intervencionista como única salida posible. «Se me unió el cielo con la tierra, y detesto pensar en eso».

Lo que sí da rienda suelta a su agradecimiento al equipo que participó en el caso, porque «cada uno posee el brillo de una estrella. He tenido la dicha de criarme en un ambiente médico, aunque sin vocación para estudiar la carrera y por ello me incliné hacia la ingeniería.

«Muchos de los que me salvaron fueron compañeros o alumnos de mi padre y de mi tío, Juan B. León Villa y Joseíto… (Un paréntesis y rompe en lágrimas). Los dos fallecieron de un AAA en tiempos en que el desarrollo científico y tecnológico no había adquirido el nivel actual; pero condicionado a este avance hay que destacar el factor humano e intelectual de la ciencia cubana».

—¿Y tu futuro?

—Extraño mucho el aula, a mis alumnos y deseo que 2020 se vaya pronto. El mañana será de aportes y cuidados. Cigarro y otros vicios se fueron definitivamente, dalo por hecho, y escríbelo con confianza, porque después de un susto…, me quedo con la vida.

Se han publicado 12 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Teresita

    Excelente artículo. Parece que estamos viviendo ese proceso y felicitaciones a todo el equipo médico y paramédico.

  • Gabo

    Viva cuba linda,eso si vale.saludos desde áfrica, un agradecido.

  • Evelio

    -Estas vivo de milagro- me dijo.mi doctora especialista en cardiología en Sancti Spiritus. No la contradige. El milagro se llama Dr. Luis Felipe Vega Fleites, el me ha prolongado la vida, el a mejorado mi calidad de vida, yo no podía caminar, bañarme, hasta comer era un suplicio, ingresos y más ingresos, noches sin dormir por la angina y dificultad para respirar, así no vale la pena vivir. Hasta que un día caí en las manos de Luis Felipe, un doctor del cardiocentro Ernesto Guevara de la Serna en VC, un doctor muy amable, muy humano y altamente capacitado. Yo con una enfermedad coronaria multivasos fase III de alto riesgo, ocho veces al salón de hemodinámica, 8 ACTP, más de 10 stens, y ahora hace más de 19 meses y estoy vivo y bien, aprovecho este comentario para también agradecer al doctor Rosendo a todos los que trabajan en el salón, a los enfermeros, a las enfermeras a las trabajadores de servicios a las cras del dpto de Seg.Social, a los farmacéuticos, a los camilleros, a los custodios, a todo, pues TODOS son muy humanos, y gracias País que haz hecho posible estos sueños de los que dieron sus vidas para que estos éxitos existieran, gracias Fidel y a toda la pléyades de hombres y mujeres que dedicaron su existencia para hacer posibles estos sueños. Médico, me siento bien, nos vemos cuando se pueda. GRACIAS A TODOS.

  • Yudislay

    Historias asombrosas como estas son las q me hacen sentirme orgullosamente cubana y fidelista, profe felicidades y disfrute su segunda oportunidad y para los galenos q hicieron posible q se contase esta historia con un final feliz gracias por dedicarse a lo mas sagrado: salvar vidas. Esa es mi CUBA la amo

  • Hortensia Iglesias

    Me hubiera gustado ver este artículo en la edición sabatina de Vanguardia. Que lástima.

  • María

    Felicidades a ese equipo de médicos, una experiencia que se repita muchas veces, por su muchos cubanos padecen de ese problema y nunca se había echo algo así y por desgracia fallecian eso nunca más sucederá, un avance más después de tantos obstáculo, cuba adelante.

  • Héctor Martín

    En una oportunidad un amigo médico (clínico) me comentaba, las personas se pasan la vida maltratando su cuerpo, comiendo, bebiendo, fumando, haciendo cosas indebidas y luego quieren curarse en menos de una semana. Es un comportamiento irracional por un ser racional. Carlos ahora tiene oportunidad de seguir disfrutando la vida y me imagino que pueda contribuir a la campaña contra el hábito de fumar.

  • Ronald Díaz

    Me ocurrió lo mismo que a Hortensia. Lo esperaba en la edición del sábado. Estos son temas sumamente interesantes y son logros de la medicina villaclareña y cubana.

    • Marien

      Felicidadesssss a ese equipazo d galenos q t devolvieron la vida,te toca vivirla,no la desperdicies,un abrazo aunque la Covid no nos lo permita.

  • rolando

    Felicidades al paciente y a todo el equipo medico actuante.Este caso me recuerda al de mi padre (Rolando Solís Gatorno) quien también fue operado de un aneurisma en esa región con excelentes resultados en el 1995 ó 1996 en el hospital Arnaldo Milián Castro ,al concluir la operación, la magnitud del caso mostró lo acertado de la cirugía y de la decisión de los médicos y aunque ya falleció, no fue a consecuencia de eso , vivió después sin los síntomas de dolor que le provocaba su padecimiento durante mucho tiempo .Solo lamento no poder resaltar aquí los nombres de quienes le salvaron la vida pero aún de forma anónima también los felicito

  • Joe

    Buenas noche...tengo que felicitar a mi professor rolando fuentes .buen ser humano.le debit mucho a el y tambien a mi companero de estudio al doctor luis felipe vega gran hombre y gran profesional.exelentes cualidades..gracias mi Santa Clara .Cuba.

  • Ayremis

    Verdad que nuestros médicos como decimos en buen cubano están escapa'os.Lo mejor del mundo para ellos y no hay duda que SOMOS RICOS EN LO QUE DE SALUD SE TRATA.Felicidades y lo mejor del mundo para el afortunado y sus maravilloso equipo de salud