Ordenamiento monetario, también en la Universidad

¿Cómo se impementa el ordenamiento monetario en una unidad presupuestada de subordinación nacional que contribuye con el financiamiento estatal mediante la gestión de ingresos propios?

Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas.
Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas. (Foto: Tomada de la página web de la UCLV)
Visto: 1071

Luego de escuchar durante muchísimos años el ciclo conferencia-clase práctica-prueba-calificación en la jerga estudiantil, se invierten los roles. La Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas (UCLV) se coloca frente a un desafío digno de examen de premio. Sin derecho a segunda convocatoria, tendrá que aplicar todo el conocimiento adquirido para salir airosa de un ejercicio inédito, impostergable y trascendental: la Tarea Ordenamiento.

Como unidad presupuestada de subordinación nacional, la institución académica enfrenta dos retos fundamentales: la distribución racional de los recursos asignados, y la comercialización de bienes y servicios para contribuir con el financiamiento estatal y gestionar con autonomía los ingresos propios.

Ordenamiento en la academia

Máster en Ciencias Reinaldo Rodríguez Marín, director general de Economía en la UCLV,
Máster en Ciencias Reinaldo Rodríguez Marín, director general de Economía en la UCLV. (Foto: Javiel Fernández Pérez)

Durante los últimos días del 2020, los especialistas de Economía y de Recursos Humanos se dedicaron al estudio urgente de la legislación que regularía los cambios económicos posteriores, y a preparar los sistemas informáticos para una transformación financiera sin precedentes.

Acorde con el decreto ley 17/2020, cuatro procesos simultáneos impactaron sobre la comunidad universitaria a partir del 1.º de enero del 2021: unificación monetaria y cambiaria, corrección de precios relativos al sector de las personas jurídicas, eliminación de subsidios excesivos y transformación en la distribución de los ingresos de la población.

Según el máster en Ciencias Reinaldo Rodríguez Marín, director general de Economía en la UCLV, el primer aspecto implicó la preparación del personal y los sistemas contables para afrontar el cambio de las cuentas y transacciones de CUC a pesos cubanos.

Tampoco resultó fácil para la Sociedad Interfaz de Ciencia y Tecnología (SICTE S.A.), que funciona desde octubre de 2020, con la casa de altos estudios del territorio como accionista mayoritaria.

De acuerdo con su presidente, el Dr. C. Gilberto Quevedo Sotolongo, la devaluación del peso cubano obligó a renegociar los 26 proyectos contratados el año anterior, sin aplicar el coeficiente máximo de 4.25 a ningún cliente.

Similar impacto sufrió el financiamiento inicial de la Sociedad. Entre octubre y diciembre no tuvieron tiempo para gastar toda la suma en CUC, y la conversión de las cuentas mediante la tasa de 1x1 disminuyó notablemente la capacidad adquisitiva de la entidad.

Dr. Cs. Gilberto Quevedo Sotolongo, presidente de la Sociedad Interfaz de Ciencia y Tecnología (SICTE S.A.).
Dr. Cs. Gilberto Quevedo Sotolongo, presidente de la Sociedad Interfaz de Ciencia y Tecnología (SICTE S.A.).

A los servicios académicos hacia el exterior también se refirió Quevedo Sotolongo. La unificación monetaria y cambiaria exigió una renegociación con todos los estudiantes extranjeros de pregrado y posgrado, cuya modalidad de pago cambió de CUC a dólares. «Este caso ha sido mucho más complejo, porque una parte de ellos no está en Cuba y tuvimos que conversar con cada uno. Aunque no hemos concluido el proceso, ya todos conocen las nuevas condiciones, y muchos están recontratados y pagando».

Como resultado de las modificaciones de precios en el sector de las personas jurídicas, Reinaldo Rodríguez Marín explicó la necesidad de recontratar a todos los proveedores y prestadores de servicios. El error inicial de muchos empresarios de multiplicar los precios certificados por el índice máximo de la media de la clase disparó las tarifas y obligó a rehacer los contratos hasta tres veces.

Si bien la decisión de «mantener los comedores obreros donde resulten imprescindibles, asegurando el cobro de sus servicios a precios sin subsidio» quedó aprobada desde 2011, en los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, las tarifas aplicadas a raíz del ordenamiento monetario resultan más que impactantes.

Gráfico del salario en la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas.
(Fuente: Dirección de Recursos Humanos de la UCLV).

«Teníamos subsidiado prácticamente todo lo que ofertábamos. Antes los trabajadores compraban los siete platos, aunque no los consumieran, porque no costaban más de $ 2.40. A partir de diciembre hicimos un estudio muy fuerte para lograr un promedio entre 10 y 12 pesos, e incluir las ofertas más caras como opcionales. Hemos procurado que con 450 pesos al mes nuestros trabajadores puedan comer lo que ofrecemos», detalló Rodríguez Marín.

En este caso, se impone un análisis individual de cada grupo escala. Para cualquier trabajador con un salario de 2100 pesos, el precio total del almuerzo representa más del 20 % de su sueldo, mientras que para un profesor con la categoría docente de instructor, este gasto no llega al 9 % de los 5060 pesos que recibe mensualmente.

Según el director de Economía, el aumento de los precios y el carácter opcional de los platos imponen la compra del tique con un día de antelación. «Como la Universidad es tan compleja y muchos trabajadores tienen horario abierto, aspiramos a informatizar el proceso, de modo que puedan conocer el menú, elegir lo que quieren y, a partir del número que los identifica, se les descuenta la suma de manera automática en la nómina».

Cuestión de bolsillos

Con la redistribución de los ingresos que percibe la población se pretendía estimular el interés por el trabajo y consolidar el salario como principal fuente de riquezas. Al mismo tiempo, se aspiraba a «enderezar» la pirámide salarial en Cuba y establecer una adecuada diferenciación, según los requerimientos de los cargos ordenados en cada grupo escala.

Sin embargo, el Dr. C. Fernando Marrero Delgado, director de Recursos Humanos en la UCLV, encuentra el punto de partida de la actual reforma en el año 2019, cuando se realizó un incremento salarial significativo para el sector presupuestado. «En aquel entonces logramos estabilizar la fuerza de trabajo en la Universidad: disminuyeron enormemente las bajas y aumentaron las solicitudes de empleo, lo que nos permitió cubrir plazas en áreas importantes».

Sobre los nuevos sueldos en la Educación Superior, Marrero Delgado estima que sí se logró diferenciar los salarios que perciben operarios, trabajadores de servicio, administrativos, cuadros y técnicos. Incluso, en el interior de este último cargo, aprecia una adecuada distinción entre los de nivel medio y los de nivel superior.

Dr. C. Fernando Marrero Delgado, director de Recursos Humanos en la UCLV.
Dr. C. Fernando Marrero Delgado, director de Recursos Humanos en la UCLV. (Foto: Javiel Fernández Pérez)

Como sucedió en el resto del país, la UCLV inició la aplicación de la reforma salarial en diciembre, primero con el anticipo de 1000 pesos, que benefició a 3296 trabajadores, y luego con el pago del salario correspondiente al propio mes.

El proceso continuó en marzo, con la aplicación de la Resolución 44/2021, del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social. Otro incremento salarial equivalente a un grupo de complejidad (250 pesos) para todos los docentes de la Educación Superior benefició a 1483 profesores en la UCLV.

«El gasto de personal aumentó de 3 a 15 millones de pesos al mes. Ello denota en qué medida creció la capacidad adquisitiva de nuestros trabajadores, aunque sabemos que el incremento exagerado de los precios afecta el valor real del salario», destacó el director de Recursos Humanos.

El impacto social de la medida volvió a elevar la demanda de empleo en la UCLV. Los nuevos contratos permitieron cubrir las necesidades de agentes de seguridad y protección, nocturnos para la residencia estudiantil, y personal vinculado con los centros de aislamiento y el hospital de campaña activados en la institución durante la pandemia de COVID-19.

«Ha sido un proceso difícil. Tuvimos que estudiar con profundidad la plantilla real en cada área, para hacer un uso adecuado del presupuesto destinado a gasto de personal y garantizar el salario de los 3500 trabajadores que tenemos como promedio hoy», señaló Marrero Delgado.

Aunque el receso impuesto por la pandemia disminuye el consumo de muchos servicios en la Universidad y deja en la incertidumbre toda proyección económica, Reinaldo Rodríguez Marín, director de Economía de la UCLV, entiende la necesidad del ahorro y el manejo estratégico y eficiente de los recursos como fuentes inmediatas de riqueza.

«Esta Universidad terminó en diciembre con 89 millones de pesos y hoy está trabajando con 490 millones. Al igual que la población, la institución tuvo un respaldo del presupuesto estatal. Estamos conscientes de que es mucho dinero, que no podemos esperar más, por ello lo estamos ajustando constantemente.

«En la medida en que se rectifiquen y estabilicen los precios, indiscutiblemente, el profesional universitario tendrá un salario más decoroso, acorde con su condición. La Tarea Ordenamiento también ha llevado a que las personas cobren por el cargo que ocupan. Ahora nos toca buscar la eficiencia, que cada cual cumpla con lo que le corresponda», concluyó.

La empresa en la Universidad

La Sociedad Interfaz de Ciencia y Tecnología (SICTE S.A.) abrió nuevos horizontes a la UCLV. Con la comercialización de bienes y servicios y la transferencia de tecnología, fortalece los vínculos universidad-empresa, y estimula el quehacer de la comunidad científica. Asimismo, contribuye a incrementar las exportaciones, la sustitución de importaciones y los encadenamientos productivos que demanda la economía cubana.

Sobre el quehacer actual de la empresa, el Dr. C. Gilberto Quevedo Sotolongo destacó la gestión de 47 proyectos asociados a programas nacionales, sectoriales y territoriales, y otros 45 demandados por el sector empresarial.

Aunque se muestra insatisfecho con la exportación de bienes y servicios, anunció la suscripción de cuatro contratos internacionales y ratificó la prioridad de encontrar nuevas posibilidades en el banco de resultados de otros proyectos. Severamente afectados por la pandemia, los servicios académicos hacia el exterior vuelven a cobrar vitalidad con la presencia de profesores de la UCLV en universidades extranjeras, y continúa la formación de estudiantes extranjeros de pregrado y posgrado en la propia institución.

Planta Experimental de Cemento de Bajo Carbono, en la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas.
Planta Experimental de Cemento de Bajo Carbono, instalada en la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas. (Foto: Carlos Rodríguez Torres/Archivo de Vanguardia)

Otra importante fuente de divisas radica en la gerencia de eventos, fundamentalmente, la Convención Científica Internacional, aunque en 2021 la COVID-19 eliminó de un golpe el 30 % de los ingresos planificados.

El presidente de SICTE S.A. corroboró la firma de bases permanentes en las universidades de Camagüey, Ciego de Ávila, Cienfuegos y Sancti Spíritus, para elevar el potencial científico con profesionales de la región central del país.

La perspectiva no puede ser otra que el éxito. Con medio millón de pesos al cierre de 2020 y 1.9 millones al cierre del primer semestre de 2021, las utilidades superan ampliamente el capital inicial.

Parte de estos ingresos se incorporan a una cuenta para el autofinanciamiento de la ciencia, independiente del presupuesto asignado a la Universidad. Además, al término de cada proyecto, los profesionales implicados reciben una remuneración directa, de acuerdo con su participación.

Aunque varios factores —objetivos y subjetivos— todavía opacan los beneficios del ordenamiento monetario en Cuba y la paralización de muchas actividades no permite un diagnóstico cabal del impacto económico en la casa de altos estudios, sí se abren nuevas posibilidades. Es hora de aprovecharlas.

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.