Revolucionar el corazón del barrio

Provechosa preparación a los 121 presidentes de consejos populares en Villa Clara para el tercer proceso de rendición de cuentas.

Reunión de preparación de presidentes de consejos populares de Villa Clara.
Los presidentes de consejos populares de Villa Clara concluyeron su preparación para el proceso de rendición de cuentas. (Foto: Carlos Torres)
Visto: 604

Yudí Rodríguez Hernández, primera secretaria del Partido en Villa Clara.
Yudí Rodríguez Hernández, primera secretaria del Partido, llamó a fortalecer el trabajo comunitario con todos los actores del barrio, liderados por los presidentes de Consejos Populares y los delegados de circunscripción (Foto: Carlos Torres)

En el resumen de la reunión de capacitación a los 121 presidentes de consejos populares de Villa Clara, con el objetivo de preparar el tercer proceso de rendición de cuentas del delegado a sus electores, del XVII período de mandato; la primera secretaria del Partido y miembro del Comité Central, Yudí Rodríguez Hernández, llamó a defender la sostenibilidad y viabilidad del socialismo y materializarlo en la labor comunitaria en los barrios y bateyes.

Rodríguez Hernández aprovechó la ocasión para, a nombre del Buró Provincial del Partido,  reconocer la labor y el esfuerzo de quienes, en estos meses de pandemia de COVID-19, han estado junto al pueblo y defendiendo la labor del Poder Popular en sus 45 años.

La primera secretaria del Partido llamó a realizar un combate permanente en las redes sociales en defensa de las conquistas del pueblo, y que esta lucha nazca y tenga como epicentro físico los barrios.

Presidentes de consejos populares de Villa Clara.
(Foto: Carlos Torres)

También reflexionó sobre la necesidad de buscar a las personas más idóneas para que ocupen responsabilidades, así como a fortalecer el trabajo de prevención y atención social, siempre desde la comunicación oportuna y sistemática con los vecinos.

Alberto López Díaz, gobernador de Villa Clara.
El gobernador de Villa Clara, Alberto López Díaz, enalteció el papel de los presidentes de consejos populares y los llamó a prepararse para el tercer período de rendición de cuentas, que se extenderá desde el 10 de noviembre hasta el 31 de diciembre (Foto: Carlos Torres)

La calidad de los servicios, la solución de los planteamientos de los electores y la situación alimentaria del pueblo deben aparecer entre las prioridades, además de los procesos políticos relevantes; entre ellos, las asambleas municipales del Partido, que comienzan a partir de los primeros días de noviembre por el municipio de Caibarién.

Por su parte, el gobernador de Villa Clara, Alberto López Díaz, insistió a los presidentes de consejos populares en la importancia de solucionar los problemas sociales. «No sé trata de intervenir la comunidad, sino de dialogar, de escuchar a la gente. No resulta una tarea más, lleva amor, sensibilidad y compromiso», precisó.

La vicegobernadora del territorio, Milaxy Sánchez Armas, actualizó a los presidentes sobre el programa de atención a comunidades vulnerables y acerca de la soberanía alimentaria y la educación nutricional.

También se hizo una evaluación de la situación actual de la COVID-19 en el territorio y de cómo la vacunación resulta clave para el control de la pandemia, lo que se viene demostrando en los municipios de Santa Clara y Sagua la Grande.

«Hay mucha fortaleza en la provincia para avanzar y aunque no se podrán resolver todos los problemas, no puede haber abandono ni descuido. Hay presupuesto para comenzar a resolverle los problemas más perentorios de la gente», significó el gobernador López Díaz.

Reconocimiento a los presidentes de consejos populares de Villa Clara, entregado por la dirección del Partido y el Gobierno en la provincia.
Merecido reconocimiento a presidentes de consejos populares de Villa Clara con una trayectoria relevante. (Foto: Carlos Torres)

Igualmente en la sesión de capacitación fue analizada la marcha del trabajo comunitario integrado, así como las respuestas a los planteamientos a los electores.

Se han publicado 1 comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • ranchuelero

    Si como convoca Yudí Rodríguez Hernández a que "esta lucha nazca y tenga como epicentro físico los barrios" lo primero que tenemos que analizar es a los Delegados que "supuestamente" nos representan (no es a todos pero el porciento debe ser significativo). A esos que los ciudadanos les dimos el voto para que representaran nuestras comunidades y que luego de pasar un tiempo nunca estan cuando se trata de atender los planteamientos de los ciudadanos, inventan horarios y lugares de atención a la población en los que no pueden estar porque "tiene otras prioridades".

    Me refiero a los que ponen todo su empeño en controlar lo que se asigna de alimentos y aseo a su comunidad, porque para eso si les sobra el tiempo, y permanecen en los lugares que se comercializan estos productos hasta que termine el plazo que se da para adquirirlos y lo que quede repartirlo entre esos "directivos que han facilitado la aparición y distribución de las mercancias". Estoy describiendo a aquellos Delegados que gestionan materiales de construcción para los más necesitados: sus familiares, amistades y las reparaciones de su casa y no les interesa el río de aguas albañales que está frente a su casa porque necesita los materiales que "le asignan" o "resuelve" para ampliar su casa.

    Esos Delegados son los que en las pocas oportunidades que se reunen con sus electores persuaden y disuaden a los asistentes para que no planteen los problemas que los afectan diciendoles que con lo difícil que está la situación se hace imposible su solución y que está orientado que ese tipo de planteamiento no quede registrado.

    A diario nos preguntamos sobre cómo puede ser que en las condiciones difíciles que vivimos siga prosperando la casa de estas personas y las de su familia a causa de las ilegalidades que ellos cometen y que nadie ve ni puede actuar contra ellas. Si, para colmo, "ese Delegado" debe trabajar a tiempo completo para su comunidad porque es "profesional" cómo creen ustedes que en los barrios se pueda defender la sostenibilidad y viabilidad del socialismo y materializarlo en la labor comunitaria en los barrios y bateyes?

    Si no se parte del ejemplo de los que elige la comunidad como Delegados se hace muy difícil que nuestro proyecto de revolución se incentive en el ciudadano común y mucho menos en el ciudadano que tiene potencial para sumarse a esta tarea pero no la ve posible porque conoce de la pata que cojean los que deben representarlo y no lo hacen.

    Nota: Lo que describo es copia fiel de lo que veo a diario en el actuar de mi delegado y de las carencias que percibo en mi entorno con soluciones factibles, aún en tiempos difíciles, si los recursos que asigna el país se distribuyen y utilizan correctamente.