Historia de un barrio contada por su gente

Tan importante como la satisfacción de necesidades materiales en nuestras comunidades resulta la mirada desde las ciencias sociales y la construcción, entre todos, de mecanismos participativos más democráticos y autónomos en los barrios.

Con los escasos recursos disponibles, se emprendió la urbanización de algunas zonas de Condado Sur y la pavimentación de las calles más deterioradas. (Foto: Ramón Barreras Valdés)
Con los escasos recursos disponibles, se emprendió la urbanización de algunas zonas de Condado Sur y la pavimentación de las calles más deterioradas. (Foto: Ramón Barreras Valdés)
Visto: 1761

Asfalto recién vertido, polvo de cemento impregnado en todas las superficies, colores renacidos sobre las fachadas, aceras donde antes corrían aguas albañales, redes hidrosanitarias recuperadas y microvertederos eliminados, integran un paisaje de renovación —el mejor que han apreciado sus habitantes durante décadas— en el consejo popular Condado Sur, de Santa Clara.

La pavimentación de la calle San Pedro se volvió noticia el pasado miércoles, gracias a la tregua de la lluvia. Los vecinos se congregaron en la intersección con Estrada Palma, para mirar de cerca la ansiada transformación, ayudar a los operarios y sugerir cambios acordes con los recovecos de un barrio que bien conocen.

De sus 79 años de vida, Silvio Nelson Ávalos Arredondo ha pasado 37 en el Condado. Hace dos semanas duerme sobre un colchón nuevo y ya no se preocupa por los estragos que pueda causar la lluvia en su casa. (Foto: Ramón Barreras Valdés)
De sus 79 años de vida, Silvio Nelson Ávalos Arredondo ha pasado 37 en el Condado. Hace dos semanas duerme sobre un colchón nuevo y ya no se preocupa por los estragos que pueda causar la lluvia en su casa. (Foto: Ramón Barreras Valdés)

Entre el ajetreo y el chapapote, Miguel Rafael González Areosa observa satisfecho cómo cambian la imagen, la higiene y hasta el ánimo de los moradores. Mientras, Pedro Antonio Navarrete Ocampo, con solo 7 años, ve más próximo el sueño de caminar y jugar en una vía libre de charcos.

Para el anciano Silvio Nelson Ávalos Arredondo y su cuidadora, Mariela Rodríguez Morejón, la alegría llegó hace dos semanas, con la renovación total de su vivienda. La obra, asumida por la Delegación de la Agricultura, les devuelve la tranquilidad a ambos, pues sus enfermedades les impiden acometer acciones constructivas por esfuerzo propio o enrolarse en los demorados trámites de un subsidio.

Similar beneficio recibe Elisa Contreras Valdés, aquejada de las secuelas de la influenza AH1N1, que le arrebató un hijo, y madre de otra niña que padece una cardiopatía. Plena de esperanzas observa cómo los muchachos del grupo de restauración El Trébol adelantan la casa, que debe estar lista a finales de diciembre, y no le alcanzan las palabras ni la emoción para agradecer la ayuda de Odalys Rodríguez Peñate, directora de la Empresa de Mantenimiento Vial y Construcciones de Villa Clara.

En su primer mandato como presidenta del consejo popular Condado Sur, María Teresa Sánchez Rodríguez se ha ganado el respeto y la credibilidad de los vecinos con un diálogo franco y permanente. (Foto: Ramón Barreras Valdés)
En su primer mandato como presidenta del consejo popular Condado Sur, María Teresa Sánchez Rodríguez se ha ganado el respeto y la credibilidad de los vecinos con un diálogo franco y permanente. (Foto: Ramón Barreras Valdés)

Incansable en medio de tantas labores permanece María Teresa Sánchez Rodríguez, la presidenta del consejo popular. Se mueve con su grácil figura de un lado a otro, camina con tacones sobre cualquier superficie, dialoga con los vecinos, atiende innumerables llamadas telefónicas, se preocupa por el bienestar de las familias y exhorta a construir, entre todos, una comunidad mejor.

Los datos ilustran la dimensión de la responsabilidad que asume: en 2.2 km2 residen 21 170 personas. De las 5492 viviendas, 4170 se encuentran en estado regular o malo, existen 5975 núcleos vulnerables y 122 madres con tres hijos o más.

Itinerarios

A juicio de Osmani García López, presidente de la Asamblea Municipal del Poder Popular en Santa Clara, tales transformaciones resultan inéditas. En otras provincias cubanas los trabajos se han concentrado en una circunscripción a la vez; sin embargo, las áreas del Condado abarcan 15.

Si bien los trabajos cobraron mayor intensidad a partir de agosto y septiembre de 2021, tienen como antecedente un diagnóstico realizado por estudiantes, profesores e investigadores de la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas (UCLV) en 2017.

«De los 51 asentamientos poblacionales de Santa Clara, 32 se consideran áreas complejas, y la mayoría coincide con barrios ilegales. De estas, priorizamos 16. En una primera etapa —hasta el 31 de diciembre— trabajaremos en Condado, Base Aérea-Amanecer, Cuncuní y Julián Grimau (conocida como Yabú). A partir del 1.º de enero comenzaremos con las restantes y terminaremos lo que haya quedado pendiente, precisa García López.

Entre las acciones constructivas sobresalen el remozamiento de edificios multifamiliares, consultorios médicos y otros locales dedicados a la prestación de servicios a la población. (Foto: Ramón Barreras Valdés)
Entre las acciones constructivas sobresalen el remozamiento de edificios multifamiliares, consultorios médicos y otros locales dedicados a la prestación de servicios a la población. (Foto: Ramón Barreras Valdés)

Según el informe elaborado por la Asamblea Municipal del Poder Popular de Santa Clara, las acciones más urgentes van encaminadas a los viales, las instalaciones hidrosanitarias, el abasto de agua, el alumbrado público, el tratamiento de los desechos sólidos, el fondo habitacional, la atención a los núcleos más vulnerables y la garantía de servicios básicos a la población.

Para agilizar las soluciones, los delegados de circunscripción cuentan con el apoyo de entidades (padrinos). Además, cada institución asume los compromisos afines con su objeto social. Sobresalen: Vivienda, Planificación Física, Acueducto y Alcantarillado, Comunales, Empresa Eléctrica, Geominera del Centro, empresas de la Construcción, Agricultura, Comercio, Educación, Salud, y Trabajo y Seguridad Social, entre otras.

Comunidades «con todos y para el bien de todos»

Aunque la mayoría de las labores emprendidas hoy en los barrios santaclareños resuelven demandas materiales acumuladas durante años, Osmani García espera que trasciendan el plano físico. «Más que acciones constructivas, el proyecto busca estimular la participación, involucrar a la población en los diferentes procesos para cambiar la mentalidad, las maneras de hacer y las condiciones de vida en estos lugares».

María Teresa Sánchez también rechaza la lógica «intervencionista». Defiende la actuación de los trabajadores sociales y los proyectos sólidos, con estrategias educativas, de prevención e integración, capaces de transformar entornos y conciencias.

Desde el Centro de Estudios Comunitarios, adscrito a la Facultad de Ciencias Sociales de la UCLV, la doctora en ciencias Celia Marta Riera Vázquez define la comunidad como el grupo social donde transcurren procesos de cooperación y participación en torno a un proyecto colectivo. A su juicio, el trabajo comunitario debe tener una finalidad emancipatoria.

«No puede dejarse a la espontaneidad o la improvisación, por el peligro de actuar solo en la superficie y mantener intactas las causas reales de los problemas, ni quedar detenido en el momento movilizativo, que reduce la participación a lo circunstancial, al “efecto demostración”. Debe conformarse, entonces, desde la organización y la planificación conscientes», asevera.

En el parque América Latina se lleva a cabo una rehabilitación completa de sus aceras, bancos, luminarias y jardines, un compromiso con los vecinos de la comunidad y con el Comandante Juan Almeida Bosque, fundador del barrio de igual nombre. (Foto: Ramón Barreras Valdés)
En el parque América Latina se lleva a cabo una rehabilitación completa de sus aceras, bancos, luminarias y jardines, un compromiso con los vecinos de la comunidad y con el Comandante Juan Almeida Bosque, fundador del barrio de igual nombre. (Foto: Ramón Barreras Valdés)

Por su parte, el doctor en ciencias Isaac Irán Cabrera Ruiz, profesor titular del Departamento de Psicología de la UCLV, precisa que llegar con un proyecto externo crea beneficiarios pasivos, ajenos a la propia solución. «La población tiene que incorporar sus sentidos, la reflexión crítica de la cotidianidad, e implicarse en el logro colectivo como protagonista de su propio destino. Esto creará una situación especial de la subjetividad que les permitirá sentirse parte».

De acuerdo con la profesora Riera Vázquez, el trabajo comunitario tiene que contribuir a consolidar la participación de la población en el diagnóstico de problemas, potencialidades y oportunidades para la transformación, así como el debate de opciones de solución, la toma de decisiones, la ejecución y el control de los procesos de cambio.

Entre las fortalezas de los barrios de la provincia, identifica la disposición de los ciudadanos a mejorar las condiciones de los barrios, la voluntad política del Estado y el Partido para hacer más participativos los procesos decisorios, la implementación de la autonomía municipal, refrendada en la Constitución de la República, y los vínculos academia-gobierno y ciencia-política.

Asimismo, estima imprescindible la articulación de la labor del delegado, el presidente del consejo popular y todos los sujetos gestores del trabajo comunitario. Ello significa construir nuevas vías y formas del ejercicio de la democracia, más allá de las convocadas por el Poder Popular.

Particular relevancia concede el profesor Cabrera Ruiz a los líderes. «A diferencia de los funcionarios gubernamentales, estos suelen tener un amplio conocimiento de las necesidades de la comunidad, de las capacidades o limitaciones de sus miembros y los recursos en su poder o próximos a adquirir. Deben movilizar a las personas del grupo, promover la participación, tener capacidad organizativa, ser considerados como modelo de acción y fuente de información, y responder a un compromiso con el logro del bienestar colectivo».

Para convertir los barrios en espejo de sus habitantes, queda muchísimo trabajo pendiente. Los beneficios de esta cotidianidad retadora, desgastante y contradictoria solo resultan visibles a través de prismas colectivos, diálogos respetuosos, vecindarios diversos y armónicos, que crecen con la voluntad de su gente.

Se han publicado 8 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Honesto

    No soy de esa zona pero me siento contento al ver tanto avance en esas comunidades por lo menos hay calles nuevas que lo necesitaban, ojalá y continúen ese trabajo por muchas calles de Santa Clara. Felicitaciones a la nueva delegada del condado sur, espero que le conseda la varita mágica al delegado de Las Minas en el consejo popular Anton Díaz para que reparen aquí también.
    CUBA VIVE

  • Yo

    Que bueno. Deberían asfaltar el último tramo de la calle Santo Tomás que choca con la calle Barcelona en el Condado Sur , está hecha un desastre y tiene un puente que no tiene barandas, está llena de aguas sucias que recorren la calle.

  • mario p li

    Deben asfaltar las calles del Rpto. Santa Catalina pues la cantidad de baches ya son Huecos los q tenemos en las vias, no solo el Condado lo requiere, sino varios barrios tambien

  • Salomón

    Que bueno por saber qué lugares específicos han sido beneficiados con algún tipo de mantenimiento constructivo .
    Que dolor tan grande he sentido hoy al dar una vuelta por mi Caibarien natal, es increíble el nivel de deterioro y destrucción en que se encuentra el municipio, el casco histórico se va a venir abajo en cualquier momento ,propongo que en vez de un cangrejo a la entrada del pueblo , mandar a construir un monumento a la dejadez al abandono y a la desidia,.

  • Mary

    Ojalá lleguen las reparaciones hasta las calles Nazareno, 1ra y 2da del Condado Norte. Ya son un terraplén y cuando ponen el agua es un río lo que corre por la calle Nazareno.

  • Maria del Carmen Rodriguez Trujillo

    Me gustaria si algún dia hacieran lo mismo en la Zona de la loma de belen, sobre todo en la calle c e/ 5ta y 6ta .

  • Yanet

    Deberían alguna vez mirar las calles de Reparto Libertad, específicamente la calle C que es la arteria principal que atraviesa el barrio, y en el año 2000 una inversión inconclusa hecho relleno, aplanó, preparo todo y en el momento crucial de echar el asfalto abandono el lugar. Mucho a llovido desde entonces y el arrastre fluvial a provocado un descenso en el nivel de la calle de hasta 40 cm en algunos tramos. Hoy calle abajo se han construido 3 edificios multifamiliares para principalmente los casos de madres solteras con 3 y más hijos, quienes tendrán que día a día transitar ese terraplen para llegar a su escuela primaria, secundaria y circulo infantil, así como la bodega y la carniceria

  • Yo

    Me siento feliz de ver mi provincia salir poco a poco adelante y los menos afortunados ver como salen delante dios quiera y la voluntad de nuestros gobernantes no se acabe en condado sur y se den un brinquito por caracatey donde los niños van a la escuela con los zapatos enfangados por el deplorable estado de las calles barrio adentro y ect ect ect gracias por darnos la oportunidad de expresarnos Somos Continuidad patria o muerte venceremos