La papa, renglón definitorio en el Yabú

El cultivo de papa, otras viandas y granos, representan un puntal en la diversificacion agropecuaria del Yabú, en Santa Clara.

Cosecha de papa en Villa Clara.
En zonas del Valle del Yabú sembraron 107,5 hectáreas, y estiman recoger unas 2418,7 toneladas, cifra que supera los volúmenes de la anterior campaña. (Foto: Ramón Barreras Valdés)
Visto: 469

En el Valle del Yabú, los cosecheros de papa, iniciadores de la recolección en la central provincia de Villa Clara, estiman acopios superiores a las 2 418,7 toneladas de la vianda. Sin embargo, confían en mayores volúmenes al extremar medidas fitosanitarias y consolidar el riego de agua estable según las óptimas propuestas agrícolas.

El monto rebasará lo alcanzado en similar contienda anterior, cuando aquí plantaron una cifra inferior a la actual y obtuvieron pésimos rendimientos por deficientes manejos del cultivo.

La entidad de Santa Clara, enfrascada en el modelo de empresa socialista que afianza la diversificación agropecuaria, tiene 107,5 hectáreas de siembra del tubérculo en franco desarrollo vegetativo y precisan de un mes para efectuar las colectas sin grandes desplazamientos de fuerzas movilizadas y ajenas al sector.

Los sembrados se localizan en Albarrán, Pararrayo y Pirey, granjas que cuentan con modernos tractores empleados en la rotura y siembra y extracción de las simientes. También disponen de un amplio sistema de riego de agua por canales y máquinas eléctricas de pivote central, medios que humanizan las labores de los trabajadores del campo.

Los especialistas vaticinan, según el despunte excelente de variedades europeas que situaron en surcos, llegar a rendimientos de 24 t/ha, cifra posible por las observancias fitosanitarias. No obstante, el plan propuesto está por debajo de ese registro. La cantidad, de un modo u otro, dejará atrás los 17.8 t/ha que registraron en la campaña pasada.

El Yabú está responsabilizado, además, con el 35% del área total que cultivará la provincia. El número también coincide con la producción que enviarán al consumo fresco y directo a la población y frigoríficos. Las restantes siembras y cosechas se harán hasta mediados de abril en los municipios de Sagua la Grande, Santo Domingo y Remedios, sitios de las plantaciones.

Algunos de los suelos empleados en programas de viandas y de granos pertenecen a unas 1660 hectáreas que antes permanecían ociosas o infestadas de marabú, terrenos aptos ahora para proyectos productivos y diversificados y en camino de consolidar la rentabilidad económica de la entidad estatal.

Las transformaciones tecnológicas en la Agropecuaria Valle del Yabú, abanderada en anteriores décadas de la Revolución de los Rendimientos, la convierten, por las características de sus suelos, en puntal abastecedor y de desarrollo integral en viandas y vegetales dirigidos al abastecimiento a la capital provincial.

La empresa cuenta, además, con una minindustria para la elaboración de pulpas, conservas y encurtidos, fundamentalmente en frutas y vegetales aprovechados en picos de cosechas.

También entre sus fortalezas aparecen las ventas sistemáticas que ejecuta a instalaciones del turismo en fronteras con surtidos de elevada calidad y variedad, con los cuales  elevan los ingresos monetarios que destina al mejoramiento de las condiciones tecnológicas y de vida de sus trabajadores.