Nuevas regulaciones para el desarrollo habitacional: ¿de qué se trata?

Vanguardia entrevistó a Juan Carlos Gómez Novoa, Director de Vivienda en Villa Clara para indagar sobre estas directrices.

(Foto: Archivo).
Visto: 1212

Según consta en la Gaceta Oficial Extraordinaria de la República de Cuba No. 15 y la No. 16, del 2017, publicadas este martes 11 de abril, el país traza nuevas políticas para el desarrollo habitacional.

Para saber de qué se tratan conversamos con el Director de Vivienda en Villa Clara, Juan Carlos Gómez Novoa, quien explicó que se delinearon cinco directrices fundamentales, las que serán esbozadas a continuación.

Subsidios

 Los subsidios en cifra

Según Juan Carlos Gómez Novoa, Director de Vivienda en Villa Clara, desde el 2012  hasta la fecha (cierre de febrero 2017) se habían recibido 23 185 solicitudes, de las cuales se han aprobado 7726. Por tanto, 6 549 fueron denegadas y el resto está en proceso de evaluación.

El financiamiento entregado supera los 370 millones de pesos y este 2017 se prevé entregar algo más de 90 millones.

Más del más del 90 % de las obras terminaron en fecha. De los aprobados se culminaron 4819 (62%) viviendas, de ellas 3691 corresponden a células básicas habitacional, 239 a conservaciones menores y 889 a conservaciones mayores. Además, casi 700 viviendas de las concluidas están vinculadas a afectaciones por eventos meteorológicos.

Desde su puesta en práctica en el 2012, han beneficiado a familias de bajos recursos, las cuales reciben un financiamiento para construir o reparar su vivienda. Desde su implementación hasta la fecha, se ha acumulado cierta experiencia, la cual permite ajustar más estas normativas jurídicas a la realidad.

En este sentido, Gómez Novoa detalló los cambios que introduce la nueva política:

«Para evitar el compás de espera (pues el nivel de financiamiento es inferior al cúmulo de solicitudes), se van a realizar dos convocatorias anuales coherentes con el presupuesto del que se disponga.

«Ahora el término de respuesta pasa de 45 a 70 días hábiles para que este pueda ajustarse al tiempo necesario destinado al estudio de los casos.

«También se modifica el mecanismo de evaluación para las aprobaciones de los casos. Antes era puramente valorativo, ahora se fijan índices que permiten establecer límites de solvencia y proteger a los más vulnerables.

«Por otro lado, se le va a dar tratamiento a algunas indefiniciones como los fallecimientos, la renuncia al subsidio otorgado, o la salida definitiva del país del beneficiado. En estos casos, las personas que forman parte del núcleo familiar u ocupan el inmueble pueden solicitar continuar con el subsidio.

«La ley dispone la cancelación de subsidios cuando sean otorgado a partir de datos o declaraciones falsas».

El valor referencial

Juan Carlos Gómez Novoa, Director de Vivienda en Villa Clara. (Foto: de la autora).

Como ya conoce la población y explica el Director de la Vivienda en Villa Clara, «cuando se vende o dona la vivienda hay que pagar un impuesto, es decir, un por ciento del valor que se declara. Este valor legal está subsidiado. Por ejemplo, una vivienda de placa, puede tener un precio legal de 15 000 CUP; aunque, el propietario la venda en 500 000 CUP. Ahora se va a tasar un valor referencial bastante parecido al real y, por tanto, el impuesto va a aumentar. El valor referencial también se va a aplicar a las nuevas viviendas que se entreguen por el estado».

Según el diario Granma, «se ha decidido “establecer un valor referencial de las viviendas solo a los efectos del cálculo de los impuestos”.

«“Dicho valor referencial no constituye un nuevo valor legal de la vivienda, solo se emplea para calcular de forma complementaria los impuestos a pagar, ya que el precio de transferencia fijado entre las partes continúa siendo la base de cálculo de los tributos”».

 

Por esfuerzo propio

En este aspecto Juan Carlos Gómez Novoa  detalló que se prevé el traspaso de viviendas estatales en ejecución para su terminación por esfuerzo propio.

«Tenemos una cantidad de vivienda que se construían por vía estatal y que están paralizadas por la situación económica del país. En el caso de Villa Clara hay un poco más de 200 (unas 16 887 en el país). Estas se van a transferir para que las personas a las que iban a ser asignadas las terminen por esfuerzo propio o se les entregarán a damnificados por fenómenos climatológicos, albergados o casos sociales».

Legalización de las viviendas

El funcionario también explicó que muchas familias afectadas por eventos climatológicos comenzaron a construir con premura sus inmuebles sin realizar los trámites legales y ahora podrán legalizar su vivienda.

Más sobre los subsidios

Además, en el caso de los subsidios, Gómez Novoa apuntó que si el beneficiario vende el inmueble antes de habitarlo por 15 años tiene que devolver el dinero entregado.