Ciclones tropicales: Principales medidas de protección familiar

Consejos extraídos de una guía elaborada este año que se nutre de las experiencias acumuladas tras el paso de los últimos los ciclones tropicales por el país.

Portada del pdf de la Guía familiar para la protección ante desastres naturales
Visto: 724

La familia debe concebir un grupo de medidas para la protección de sus integrantes, sus bienes (que incluye a mascotas, animales de crianza) y la economía familiar ante el peligro de los ciclones tropicales. En caso de que la vivienda ofrezca seguridad, deben pensar cómo pudieran contribuir a la protección de otras personas.

Es importante el conocimiento que se tenga de las vulnerabilidades que presenta el lugar de residencia y la vivienda, considerando en esta última el estado del mantenimiento constructivo, resistencia del techo, paredes, ventanas y puertas ante fuertes vientos, posibilidades de derrumbe, filtraciones a causa de las intensas lluvias y peligro de inundación por estar en zonas bajas, cercanas a ríos, canales, cañadas o zonas costeras.

El grado de veracidad de los planes de protección de la población, de la zona de defensa y de la comunidad donde reside un grupo de familias, depende de que conozcan el lugar a donde deben acudir para protegerse (a otras casas, centros de evacuación u otras instalaciones estatales con condiciones de seguridad y alejadas de las áreas de riesgo), así como de los plazos en que se debe hacer el traslado para evitar movimientos en la noche o bajo los peligrosos efectos de los vientos, las lluvias o el mar.

Principales aspectos que debe tener en cuenta la familia:

(Foto: Tomada de Internet).
  • Conocer el lugar del centro de evacuación, instalación estatal o vivienda donde se tiene prevista su protección y el plazo para la presentación al lugar establecido para la reunión y el posterior traslado. En el caso del traslado a viviendas de amigos o familiares, en qué momento deben presentarse.
  • Antes de salir, desconecte todo lo que pueda ocasionar accidentes en la vivienda.
  • Buscar vías de traslado alternativa en caso de obstrucción de la ruta planificada.
  • Preparación de un bolso o mochila familiar para situaciones de desastres, con medios y recursos indispensables, para las familias que deben protegerse  en otras viviendas, centros de evacuación, otras instalaciones, cuevas u obras protectoras.
  • Garantizar la salud a personas discapacitadas, de la tercera edad, niños y embarazadas y buscar los medios para facilitarle su movimiento, permanencia y las necesidades básicas durante su protección en lugares seguros.

Contenido del Bolso o Mochila Familiar para situaciones de desastres:

  • Una muda de ropa y prendas para protegerse de la intemperie (lluvia, calor o frío, según el lugar y la época del año).
  • Un radio portátil que funcione con baterías, energía solar y magneto,
  • Una linterna de mano que funcione con baterías o pilas,
  • Pilas o baterías suficientes para el radio y la linterna.
  • Velas, fósforos.
  • Alimentos que no requieran refrigeración, en envases pequeños para evitar desperdicios y de preferencia que estén listos para su consumo inmediato. Se incluyen alimentos infantiles en caso de que las necesidades familiares así lo indiquen.
  • Recipiente con agua para beber, hervida y clorada.
  • Pastillas para purificación de agua.
  • Abrelatas y cubiertos.
  • Repelente para insectos o mosquitero,
  • Artículos de higiene personal.
  • Medicamentos que han sido prescritos para el tratamiento de enfermedades, acompañado con las recetas del médico. Debe asegurarse una provisión razonable.
  • Documento de identificación personal de los integrantes de la familia que estarían reunidos.

¿Qué hacer en la fase  de Alerta?:

  • Revisar el cumplimiento de las medidas de protección en la vivienda. Desinstalar y proteger antenas de televisión, paneles solares u otros recursos que pueden ser afectados por las fuerza de los vientos, en el caso de los depósitos de agua ubicados en el techo, siempre que sea posible llenarlos de agua y amarrar  sus tapas.
  • Si la protección de la familia se realiza en lugar distinto a la vivienda donde reside, estar listo para trasladarse en el plazo que se indique, la ocupación de obras, túneles, casas refugios o habitaciones de emergencia, antes de la influencia de los efectos destructivos del ciclón.
  • Establecer la cooperación con los vecinos de acuerdo a las señales coordinadas.
  • Observar estrictamente las medidas higiénicas y sanitarias.
  • En caso de ser observador voluntario o poseer en su vivienda un Punto de Alerta Temprana, organiza y realiza por turnos de trabajo, la observación meteorológica e hidrológica (niveles de agua), fundamentalmente hacia ríos y micropresas cercanos que puedan observarse desde el lugar y afectar este. Informa si es posible cada 3 horas de la situación.
  • Proteger los depósitos que contengan sustancias peligrosas y ubíquelos en lugares donde no se pueda mojar.
  • Mantener la disciplina y la observancia de las normas de convivencia social, respeto y solidaridad humana en los lugares donde se concentran personas protegidas. No ingerir  bebidas alcohólicas.

Zonas rurales

Es recomendable a los núcleos familiares que residen en áreas rurales, distribuyan las tareas a ejecutar por cada miembro de la familia, ya que unos aseguran el cumplimiento de las medidas de protección de la masa animal, otros las referentes a los cultivos o cosechas y otros las que se cumplen directamente en las viviendas o en  interés de la familia y la comunidad.

 PDF de las guías: