Las veinte sonrisas de Cheo Ibar

Hace 23 años, José Ibar protagonizó una de las más grandes hazañas registradas por un lanzador en el béisbol cubano, al ganar 20 juegos.

José Ibar, pícher cubano.
José Ibar, único lanzador cubano con veinte victorias en una Serie Nacional de Béisbol. (Foto Tomada de Internet)
Visto: 861

Casey Stengel, uno de los mejores directores de equipo en la historia del deporte de las bolas y los strikes, afirmó en una ocasión: lo principal en un juego de béisbol es ganar. Todo lo demás pasa a un segundo plano.

Por eso, más allá de los defensores y detractores que pueda tener la frase, no hay dudas de que las 20 sonrisas de José Ibar Medina, con los Vaqueros de La Habana —proeza concretada el 24 de marzo de 1998, hace 23 años—, se cuentan entre las más grandes hazañas logradas por lanzador alguno en nuestras series nacionales de béisbol.

Nacido en Songo-La Maya el 4 de mayo de 1969, lugar donde residió durante unos ocho años hasta que sus padres se trasladaron hacia San José de Las Lajas, en 1977, Ibar no había mostrado números impresionantes en las dos versiones anteriores.

José Ibar, pitcher cubano del equipo La Habana.
El derecho de los entonces Vaqueros de La Habana estuvo imbateable en la temporada de 1997-1998. (Foto: Tomada de Internet)

En la temporada de 1995-1996 exhibió siete y siete, con 6.37 de promedio de efectividad, y en la siguiente, ocho y ocho, con 3.80. Es decir, Ibar arrancaba la contienda de 1997-1998 con un nada halagüeño saldo de 15 ganados y 15 perdidos.

Aunque vale apuntar que aquellos habían sido campeonatos de 65 desafíos y ahora se trataba de un certamen de 90 partidos.

El estelar derecho abrió su temporada récord con una salida exitosa contra la Isla de la Juventud, ocho carreras a una, en la fecha inaugural, el 15 de noviembre de 1997, mientras al laborioso Carlos Yanes le tocó salir cabizbajo del estadio Nelson Fernández.

Cinco días después aventajaba a Matanzas, una a cero, en el parque Victoria de Girón. Posteriores victorias frente a Pinar del Río, dos a una; Cienfuegos, tres a cero, e Industriales, dos a una, y Ciego de Ávila, cinco a una, en un choque donde redondeó los 1000 ponches propinados, vislumbraron que el diestro de Provincia Habana iba camino de una actuación histórica.

El 5 de febrero de 1998 logra su primera hazaña en su memorable campaña, al llegar a 14 triunfos consecutivos, y superar a Villa Clara, tres anotaciones a dos, en el estadio Sandino, en un encuentro bien apretado que estuvo empatado hasta el noveno capítulo, cuando los Vaqueros pisaron dos veces la goma.

La sonrisa le permitió a Ibar igualar una marca que poseía Rolando Macías desde la justa de 1968-1969, precisamente el año en que Cheo había llegado a este mundo.

El 10 de febrero de 1998 ocurrió lo que no había sucedido durante casi tres meses de haberse dado la voz de play ball. En el estadio Calixto García, Holguín, doblegó a Provincia Habana, cinco a tres, para provocar la primera caída de Ibar en el torneo.

Los Cachorros, con Oscar Gil en la lomita, decidieron el juego en el propio episodio de apertura con un paquete de cuatro carreras.

¿Cómo reaccionaría Ibar después de perder la cadena? ¿Mantendría su hermetismo? El habanero se encargó de disipar las dudas: el 17 de febrero de 1998 dominó a Las Tunas, ocho carreras a una, y alcanzó su victoria 15 ante un solitario descalabro. Esa cantidad de aperturas exitosas no las había conseguido nadie desde la cita de 1983-1984, cuando el camagüeyano José Sánchez ganó 15 desafíos que lo llevaron a integrar el equipo Cuba al Mundial de La Habana, celebrado en octubre de ese año.

Aclaramos que esto fue en un certamen más corto de 75 choques. Cinco días después, el 22 de febrero de 1998, derrotó a Camagüey, cuatro a una, para lograr su triunfo 16, cifra que superaba las 15 que había obtenido sumadas las dos lides anteriores.

En ese momento declaró al colega Héctor Miranda Pérez, en entrevista publicada en el semanario Trabajadores: «Mi pronóstico de ganar 15 desafíos resultó pequeño, no hemos llegado al final y ya los superé. Pero tengo otras metas: volver al equipo Cuba y mantenerme, no como en la Copa del 95, que llegué y enseguida volví a casa».

Refirió en otra parte de la conversación: «Lo más importante es ayudar al equipo. Si para clasificar tengo que romper el récord de Braudilio Vinent, es posible que lo haga».

El vaticinio de Ibar se cumplió. El martes 17 de marzo de 1998, en cerrado duelo Cheo aventajó a Maels Rodríguez, una carrera a cero, e igualó la primacía de 19 triunfos impuesta por Vinent en 1973, aunque este último lo hizo en una temporada de 78 encuentros, pero eso no demerita el resultado de Ibar.

«Siempre admiré a Vinent. Empatar su récord a los 25 años es para mí un honor en el cual nunca pensé», declaró al periodista Sigfredo Barros, del diario Granma.

Luego, el 24 de marzo de 1998, a expensas de los propios Gallos de Sancti Spíritus, José Ibar salía vencedor, seis a cero, convirtiéndose en el único serpentinero que ha podido archivar 20 triunfos en una serie nacional. Eso sí, el récord se quedó en La Maya, porque tanto Braudilio Vinent como Ibar nacieron en Songo-La Maya.

Actuación de José Ibar en la campaña 1997-1998
José Ibar, lanzador del béisbol cubano. JL G P PRO EL CP CPL K BB PCL
24 20 2 909 196.1 34 33 189 50 1.51

Con excepción de Metropolitanos, Ibar tuvo decisiones contra  los restantes oponentes en la fase clasificatoria, aunque a los Metros los enfrentó dos veces en cuartos de finales, y salió airoso en ambas oportunidades. A Industriales y Sancti Spíritus los doblegó en tres ocasiones, mientras que un par de veces dominó a Isla de la Juventud, Cienfuegos y Camagüey.

Una vez sonrió contra Matanzas, Pinar del Río, Ciego de Ávila, Granma, Santiago de Cuba, Villa Clara y Las Tunas. Con Holguín exhibió uno y uno, y solo tuvo saldo desfavorable ante Guantánamo, que lo venció en la única decisión que sostuvieron.

Para realzar aún más su hazaña, se convertía en el quinto lanzador en adueñarse de la llamada triple corona con sus 20 juegos ganados, 189 ponches y 1.51 de promedio de carreras limpias. Fue el principal baluarte para que su equipo ocupara la cuarta posición en un campeonato que concluyó con la conquista del título por parte de Pinar del Río.

Se han publicado 7 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • holguinero

    Q bueno q halla sacado este reportaje de José Ibar,no lo conocía mucho,lo vi en Béisbol de Siempre un programa q lamentablemente desapareció ,debían rescatarlo,con otro formato en fin,y siempre me pregunté quién era este pitcher,hoy evacué mis dudas.Creo q participó en un campeonato internacional fuera de Cuba,si pudieran abundar más en este sentido.Que es de la vida de el,se retiró en Cuba o emigró.

    • Alejandro libertad

      Creo q emigro alguien me puede decir cuantas series jugo y cuantos juegos gano,,,,no recuerdo bien porque empeze a ver béisbol en esa época pero creo q hubo algo turbio en el retiro o se fue del país o cometió una indisciplina no lo recuerdo si alguien me ayuda a aclararlo ,,gracias

  • Carlos Anibal

    BN. Las triples corona del pitcheo son verdaderas hazañas, por lo dificil. Se me escapan dos de los que lograron la triple tengo al azucarero modesto verdura en su IISNB con su 1.58 pcl, su imponente 7-1 g/p y 55 ko.
    Luego Carrero en la xv, con 0.46!! Que no es record, pero impresiona , sus 8-0 invicto, y 94 ponches y tengo a ibar en la 37.
    Rogelio fue 7 veces leader en ponche. Yera y maels tres. Pero leader en pcl hay varios con dos entre ellos nuestro Freddy Assiel. Y en mas victorias en una serie, tambien hay varios que repiten dos veces como maximo, Freddy es tambien uno de ellos. De VC estuvieron cerca de la triple Riveira, Arrojo, y el propiio freddy. Tremendos lanzadores de nuestro beisbol no lo tkenen : alarcon, aquino, macias, huelga, shanga, braudilio, Rogelio, norge luis, lazo, contreras, duque, jorge luis valdez y otros estelares. Estoy especulando sevun mis datos de series nacionales.

    • Osvaldo Rojas Garay

      Saludos Alejandro Libertad , José Ibar trabajó en 18 temporadas, en las que ganó 173 juegos y perdió 100.Tuvo un promedio de efectividad de 3.45.

    • Osvaldo Rojas Garay

      Estimado Carlos Aníbal, aquí le va los serpentineros que han alcanzado la triple corona en el béisbol que se juega en nuestro país después de 1962.
      Lanzador: Año: G K Pcl
      Modesto Verdura 1963 7 55 1.58
      Omar Carrero 1976 8 94 0.46
      Rogelio García 1978 (IV Selectiva) 10 111 2.21
      Reinaldo Costa 1984 (X Selectiva) 12 60 1.67
      José Ibar 1997-1998 20 189 1.51
      Maels Rodríguez 2000-2001 15 263 1.77
      Lamentablemente ya fallecieron Modesto Verdura y Omar Carrero.

  • Carlos Anibal

    BT. Muchisimas gracias Osvaldo, pero de las selectivas, sin duda lo mejor en beisbol en Cuba, hay un apagon informativo para los de a pie, me refiero a los que no somos profesionales o no practicamos la recogida de datos por si mismo. Yo tengo los datos de las guias que tampoco las he podido conseguir todas. Y se me escapo anoche Mael, por que tenia dudas si habia sido Arrojo o Mael. Solo unos pocos lo han logrado, a nuestro freddy siempre le han faltado ponches.
    A Ibar lo vi hace uno 4 o 5 ańos en el restaurante donde yo trabajaba y no recuerdo que nos dijo de lo que estaba haciendo. Solo recuerdo que mantenia aun un fisico de atleta

  • LuisO

    Muy buen trabajo, además del tremendo año de José Ibar, la otra conclusión que podemos sacar es que dentro de los campeonatos organizados, el de Cuba debe ser el más desorganizado del mundo, miren siguiendo una sola noticia cuantos cambios de formatos pudimos ver, con ese relajo el trabajo de un estadístico a la hora de poner en orden los récords se torna casi imposible.