Revivir la historia desde Cafetal González

Hace 150 años, los villareños se levantaron en armas contra el despótico gobierno colonial español, secundando a sus hermanos de Oriente y Camagüey.

Acto en el Cafetal González
La cubanía y el patriotismo marcaron el acto que recordó el alzamiento villareño contra España, el 7 de febrero de 1869. (Foto: Arelys María Echeverría)
Visto: 435

Amanecer en un lugar sagrado de la patria fortalece el espíritu. Y ver salir el sol ante el monumento que rememora el instante glorioso en que más de 5000 villareños se concentraron en la finca Cafetal González para lanzar el grito de Independencia o Muerte, resulta un espectáculo inolvidable.

Ese fue el sentimiento que se vivió en la mañana del miércoles 6 de febrero, cuando los villaclareños, en representación de todos los villareños, recordamos el día en que la región central de Cuba acudió al llamado de la patria y secundó la heroica lucha iniciada por Carlos Manuel de Céspedes, en su ingenio Demajagua.

Historiadores en el acto en el Cafetal González
La presencia de los destacados historiadores Eduardo Torres Cuevas y Rolando Rodríguez, junto a las principales autoridades de la provincia, honraron la conmemoración patriótica. (Foto: Arelys María Echeverría)

De la mano del buen arte, y con un absoluto respeto de la historia, se declamó el soneto «10 de Octubre», de José Martí, exaltando que «Del ancho Cauto a la Escambraica sierra / Ruge el cañón, y al bélico estampido / El bárbaro opresor, estremecido, / Gime, solloza, y tímido se aterra».

Y fueron bellamente dramatizadas aquellas palabras escritas por el patriota santaclareño Eduardo Machado Gómez, cuando calificó el levantamiento villareño como «(…) el mejor en cuanto a cantidad de elementos de guerra. Más de cinco mil villareños había en la concentración del valle de Manicaragua La Moza, y todos juntos no contaban cuando más que con 200 armas de fuego, casi todas escopetas, y de estas muy pocas nuevas».

Acto en el Cafetal González
El ingreso de nuevos jóvenes a las filas de a UJC y de trabajadores destacados al Partido marcaron un momento del acto homenaje. (Foto: Arelys María Echeverría)

Previamente, una joven manicaragüense había encabezado la cabalgata de más de 30 jinetes, en hermosa remembranza de la abanderada de aquella mañana inolvidable del 7 de febrero de 1869: Pastora González, la hija del dueño del Cafetal, José, Pepe, González.

Acto en el Cafetal González
La bella abanderada rememoró ese momento del alzamiento, cuando Pastora González portó la bandera de la estrella solitaria en la finca Cafetal González, propiedad de su padre. (Foto: Arelys María Echeverría)

La topa insurrecta —conformada por trabajadores de la UBPC Cafetal González— rompió el silencio matinal con el toque a degüello, y su jefe dio el parte de guerra a las personalidades y autoridades presentes en el acto, entre las que se encontraban los destacados historiadores Eduardo Torres Cuevas, presidente de la Academia de Historia de Cuba, y Rolando Rodríguez García; ambos, premios nacionales de Historia y de Ciencias Sociales, así como las máximas autoridades del Partido y Gobierno en Villa Clara, Julio Ramiro Lima Corzo y Alberto López Díaz, respectivamente.

Hubo también entregas de carnés de la UJC y del PCC a un grupo de jóvenes y trabajadores destacados del municipio de Manicaragua, y no faltaron canciones de arraigada cubanía como La bayamesa, de Céspedes y Fornaris, y El Mambí, de Eduardo Sánchez de Fuentes.

Acto en el Cafetal González
El presidente de la UNHIC, Jorge Luis Aneiros, llamó a profundizar en esa rica historia patria. (Foto: Arelys María Echeverría)

Las palabras centrales del acto conmemorativo estuvieron a cargo del máster en Ciencias Jorge Luis Aneiros Alonso, presidente de la Unión Nacional de Historiadores de Cuba (UNHIC), quien ponderó la trascendencia del levantamiento armado de los villareños en Cafetal González y realzó las figuras de patriotas como Miguel Gerónimo Gutiérrez, quien presidió la Junta Revolucionaria de Villaclara; de Eduardo Machado Gómez, el tribuno y políglota santaclareño, autor del primer proyecto invasor en la historia de Cuba; y de los primos hermanos dobles Guillermo y Antonio Lorda Ortegosa.

En ese recuento de hombres ilustres, hoy poco conocidos, hizo también mención a los hermanos cienfuegueros Federico y Adolfo Fernández Cavada; el primero de ellos, bautizado con el sobrenombre de General Candela, por aplicar la tea incendiaria como estrategia de lucha contra España; y del general espirituano Honorato del Castillo, líder indiscutido de la región espirituana.

Acto en el Cafetal González
La siembra de una postura de cafeto marcó el inicio de una tradición que deberá ser cultivada por los pobladores de la zona, depositarios de ese rincón sagrado de Villa Clara. (Foto: Arelys María Echeverría)

Igualmente, el presidente de la UNHIC llamó a continuar profundizando en estos hechos históricos como fuente indispensable de formación de valores: «Todavía quedan muchas cosas que estudiar de estos alzamientos, precisiones a hacer del lugar exacto donde se produjeron determinadas insurrecciones para determinar su correcta señalización. Definir detalles sobre la participación de los principales combatientes y enaltecer más el papel de la mujer en el alzamiento independentista; muchas de ellas, hijas y esposas de aquellos que se levantaron en armas el 6 de febrero de 1869».

Lo sucedido en Cafetal González fue una verdadera clase magistral de Historia. Una clase que caló hondo y emocionó a todos, incluidos los prestigiosos historiadores invitados a la ocasión, quienes, para dar vida a una nueva tradición, sembraron bolsas de cafeto, en honor al nombre de aquella finca que se preciaba de sus buenos cafetales.

José Martí afirmó que «de amar las glorias pasadas, se sacan fuerzas para adquirir las glorias nuevas». Eso fue exactamente lo ocurrido en Cafetal González, a 150 años de aquel acontecimiento; un ir al pasado de nuestra historia, para regresar más fortalecidos y leales al presente de la patria.

A una patria que se prepara para tener, el venidero 24 de febrero, otro momento de honda significación histórica y ganar en las urnas la batalla del Sí en el Referendo Constitucional.

Monumento en el Cafetal González
Tarja que recuerda el instante glorioso cuando los villareños secundaron el alzamiento de Carlos Manuel de Céspedes, el 10 de octubre de 1868. (Foto: Narciso Fernández Ramírez)

 

Se han publicado 1 comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Kacire

    Primero mis felicidades, pues aunque estuve en la Habana...por demás trabajando en mi P.Dirección de transporte de Alimentos..pues..tuve cierta primicia..Gracias a Mayuli.. mi corresponsal del corazón, que quiso compartir conmigo, primero la neblina como un mar cubriendo todo el Cafetal, quedando los penachos a ojo visor... paisaje misterioso que se asemeja a una puerta al pasado, pues por demás tuvieron que adentrarse en la neblina, mientras se cordinaban los últimos movimientos para efectuar el acto..hay me falló la cobertura..pero en minutos por la perseverancia ya estaba al tanto de todo... y..realmente las impresiones orales que tengo son hermosas.. jajaj..A pesar de ser un miembro activo de la Asamblea de Gobierno, mi Mayu conserva esa mirada de niña que asombrada se deleita con los detalles... Ya hablando de detalles, pues sobre el artículo, y sobre algunos acá... sé que es periodismo y que su principal objetivo es que sea" "Informativo"...Pero, ya hablando como A.Plástico...mm.. no deja de serlo si enriquece por demás, la noticia. Creo a mi corto saber, que más que un pueblo culto, somos un pueblo letrado.. aún nos falta aglutinar esa cultura...ahora bien amantes de lo hermoso..antes de comunicarme la Noticia, el momento, lugar...de que va... llévame como buen lector... hacia la magia del Cafetal.. y luego muestrame el sentimiento emanado del acto... no vivo en V.Clara..y apenas conozco algo de Manicaragua... pero, si les hablara por demás de mi municipio 10 de Octubre acá en la capital de todos..les llevaría agarrados de mi mano por los detalles de un Entorno, un tanto diferente al suyo... y me aseguraría que supieran visualizar el lugar del cual les hablo...y su disfrute...para luego aterrizar en lo informativo, lo pragmático... somos un pueblo cálido..la noticia pienso debe ser cálida, y más si la alegría la aborda en su contexto....Nadie aludido, solo un mero lector, no pretendo transformar el estilo de nadie..solo mejorar la persepción de la mirada hacia expandir las visitas y consultas de quienes no somos de esa tierra tan linda, de la cual ando enamorado..jajaj..sin celos, es que esas lomas del Escambray..Hanabanilla...Sta. Clara..jajaj..seep..me gusta... Una idea, para los de acá.. investigando cosas de mi municipio, por mi labor...me topé con el caso de Isabel Abréu.. hermana de Martha Abréu...y un sitio emblemático de mi municipio..."La Finca de los Monos"..jajaj...santuario de muchos animales y en donde la hermana loca (así la llamaba Martha y la familia)...se acsó literalmente con uno de sus chimpances.. por una causa muy noble y no tan loca, la preservación de especies que luego de su muerte fueron distribuidos por varios Zoológicos del país...y miren...encontré un puente hacia V.Clara desde mi Municipio hacia uds...jajaja.. y fue solo una ojeada... exorto a que rescaten la reseña, atraigan con historias que por demás engalanen la a veces férrea Noticia, que en realidad no tiene por qué ser obtusa.. existen muchas maneras de decir... de transmitir y lo más importante en un periodista, pienso yo Comunicar.. es solo una amable crítica, una ingenua sugerencia y un insentivo para que vean el alcance de sus páginas...