La «Helms-Burton»: una ley inaplicable en Cuba (+Video)

Las verdaderas intenciones de la Ley Helms-Burton fueron esclarecidas por Ricardo Alarcón de Quesada y Rodolfo Dávalos Fernández en debate popular en Santa Clara.

Rodolfo Dávalos y Ricardo Alarcón participan en debate popular sobre la Ley Helms-Burton en Santa Clara.
Rodolfo Dávalos Fernández (a la derecha), junto al moderador del debate, Humberto López (al centro), y Ricardo Alarcón de Quesada. (Foto: Carlos Rodríguez Torres)
Visto: 719

Ricardo Alarcón de Quesada, diplomático, político y escritor, y el jurista Rodolfo Dávalos Fernández, Premio Nacional de Derecho, dialogaron en Santa Clara con delegados del Poder Popular, presidentes de consejos populares e integrantes de organizaciones de masas, para profundizar sobre los capítulos de la Ley Helms-Burton y sus implicaciones en la sociedad y economía cubana.

Durante el encuentro, los prestigiosos intelectuales cubanos explicaron los daños que trae consigo a los intereses de los actuales y futuros inversionistas estadounidenses, quienes pudieran ser demandados en tribunales por cualquier persona natural o jurídica de su país. También abordaron el impacto de esta ley en la inversión extranjera, el turismo y los trabajadores no estatales, al desestimular a inversionistas que negocien en Cuba, ante los riesgos económicos e inseguridad jurídica que entraña esa legislación.

Ricardo Alarcón de Quesada.
Ricardo Alarcón de Quesada. (Foto: Carlos Rodríguez Torres)

De igual forma, se refirieron a que la ley Helms-Burton cuestiona la legitimidad de las nacionalizaciones dispuestas por la Revolución después de 1959, e insistieron en que estas se hicieron con apego al Derecho Internacional, amparadas en el artículo 24 de la Constitución de 1940, vigente en ese momento.

Sobre la genocida política, Ricardo Alarcón, quien fuera canciller y presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, precisó que resulta una Ley inaplicable aquí, porque para hacerla realidad deberán apoderarse de la isla. «Está concebida solo para Cuba, y busca universalizar el bloqueo y codificarlo», acotó.

Ambas personalidades insistieron en que un elemento esencial para avanzar en la «transición a la democracia» diseñada por la Casa Blanca para Cuba, es la devolución de las propiedades a personas o entidades que las perdieron el 1.º de Enero de 1959, o después, porque las relaciones futuras entre un gobierno democrático en Cuba reconocido por EE. UU. tendrán como condición la solución del sistema de la propiedad.

Entre las intervenciones de los participantes en el encuentro, Ramón Prado, presidente del consejo popular Capiro-Santa Catalina, dijo a nombre de los presentes que los santaclareños no cederán ante las pretensiones yanquis, y tendrán que venir a quitarles lo que actualmente disfrutan gracias a la Revolución, y eso no será tan fácil como piensan.

Participantes en el debate popular sobre la Ley Helms-Burton.
(Foto: Carlos Rodríguez Torres)

Por su parte Alarcón manifestó su confianza en el futuro, porque  como señaló: «No hay Trump que dure cien años ni mundo que lo resista», y destacó que los cubanos no pueden bajar la guardia ante las pretensiones yanquis, «porque no se puede confiar en el imperialismo ni un tantito así», como expresó el Che.

Video:

Se han publicado 1 comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Teresa Gil Perez

    Desde mi punto de vista creo que no debemos descuidarnos ni un segundo porque el señor Trump y su camarilla son sumamente peligrosos . Ellos están dando coletazos en todas direcciones pero su objetivo siempre es el mismo subyugar, saquear y dominar cosa que estamos seguros aquí no van a lograr.