Las neuronas no salen de vacaciones

Villa Clara insiste en investigaciones relacionadas con riesgos pulmonares, pero también valen las pretensiones dirigidas a la corrección de las anemias, el asma bronquial, la úlcera del pie diabético y la psoriasis, entre otras.

Niños del proyecto Diabetes y yo
Uno de los proyectos que sobresale en Villa Clara a favor de la prevención y educación es el denominado Diabetes y yo, del hospital pediátrico José Luis Miranda. Liderado por la Dra. Julieta García Sáez (en el centro de la foto) junto a un grupo de colaboradores atiende a niños diabéticos a la vez que se convierten en promotores de salud. (Foto: Ricardo R. González)
Visto: 976

Comienza agosto. El verano transcurre sin un ápice de clemencia, y aun así los expertos no descansan en el afán de protegernos a partir de numerosas investigaciones que tienen como premisa el bienestar humano.

De ahí el afán en los 31 ensayos clínicos que se ejecutan, de los cuales cerca de un 80 % están dirigidos a la terapia contra el cáncer, como segunda causa de muerte en el territorio.
Cuánto hacen nuestros científicos en favor de que los pulmones respiren de manera aceptable, en medio de aire contaminado y plagado de fumadores pasivos, para alejarlos de esas células dañinas que comprometen la vida, y bajo este precepto, quizás en algún que otro intenso verano, salió gracias al talento local la única guía diagnóstica terapéutica existente en Cuba dedicada al manejo de la neoplasia pulmonar.

Resultados existen. A pesar de la incidencia de este tipo de cáncer en Villa Clara, la provincia resulta la de menores decesos en relación con la cifra de pacientes diagnosticados.
Mientras unos recesan en este tiempo y otros prosiguen la cotidianidad, vale saber que por al trabajo realizado el territorio fue seleccionado como área demostrativa para el abordaje de esta modalidad de tumor, con asistencia sobresaliente de la consulta de sombra pulmonar existente en el hospital universitario Arnaldo Milián Castro.

Una labor asumida por neumólogos en busca de reducir el intervalo en el diagnóstico, lo que influye en la calidad del tratamiento efectivo para la posible curación.
Estas experiencias derivaron una consulta multidisciplinaria con notorios resultados en una demarcación que incrementa, cada año, la cifra de mujeres afectadas por el padecimiento.
De todo ello emanan saldos prometedores al existir el llamado grupo de pacientes denominado «largo sobreviviente», integrado por aquellos que rebasan tres veces las expectativas de vida a partir del empleo de fármacos cubanos.

No menos importantes son las acciones de los expertos de la Unidad de Investigaciones Biomédicas (UNIB), perteneciente a la Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara, en el desempeño de los biomarcadores o técnica utilizada para predecir, pronosticar y precisar el cáncer pulmonar, por citar algunos de sus objetivos.

Desde otras aristas

Si bien la provincia insiste en los riesgos pulmonares, valen a la vez las pretensiones dirigidas a la corrección de las anemias, el asma bronquial, la úlcera del pie diabético y la psoriasis. Más del 90 % de estos estudios se desarrollan en unidades de la atención secundaria de los hospitales: Oncológico Celestino Hernández Robau, Clínico Quirúrgico Arnaldo Milián Castro, Pediátrico José Luis Miranda, Cardiocentro Ernesto Che Guevara, y el Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología (CPHEM).

La mirada de los especialistas se mantiene alerta, y existen otros proyectos que escapan del rigor de los ensayos clínicos y no por ello dejan de aportar a la prevención del cáncer y de otras enfermedades crónicas no trasmisibles.

Estos involucran también a municipios como el caso del sistema de acciones educativas e intersectoriales para modificar factores de riesgo asociados a la conducta suicida, en Camajuaní y Corralillo, o la promoción de salud cardiovascular en Santo Domingo.
Figuran, además, los intentos por prevenir el cáncer cérvico uterino en la Octava Villa, la vigilancia integrada para la detección de la enfermedad renal crónica oculta en pacientes de riesgo que están hospitalizados en el «Arnaldo Milián Castro», así como la intervención educativa —que se desarrolla en Cifuentes— relacionada con factores de riesgo modificables asociados a la hipertensión arterial.

La Universidad Médica de la provincia asume un importante rol con la finalidad de prevenir la diabetes mellitus en docentes de la Facultad de Tecnologías de la Salud.
Como no hay nada más importante que la vida de un niño, también la infancia tiene su espacio en el mundo de la prevención. Desde su hospital se sigue el síndrome metabólico o grupo de afecciones que ponen en riesgo para desarrollar una enfermedad cardíaca o la diabetes tipo 2, considerada la forma más común del padecimiento.

En este sentido, resalta el proyecto Diabetes y yo, liderado por la Dra. Julieta García Sáez y un grupo de colaboradores, dirigido a la atención de esos menores, convertidos a la vez en promotores de salud.

Y aunque la imagen del verano es de sol, playas, paseos, ríos… vale la pena dedicarle un tiempo a la obra de quienes, a pesar de estas bondades, prosiguen ejercitando las neuronas para el bien de todos en esta intensa etapa estival.

Se han publicado 1 comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Vicente Rodríguez

    Un reconocimiento para todos los científicos que dedican parte de su vida a proteger a la humanidad.