Vegueros de Camajuaní a punto de cumplir la siembra

Fuera del calendario óptimo para sembrar, los cosecheros villaclareños continúan con la plantación de la solanácea y apuestan por rendimientos superiores en el cultivo.

A comienzos de la campaña de siembra, en octubre pasado, solo el 91% de las áreas tendrían garantía de combustible para el riego de agua, y 177 ha serían de secano. (Foto: Carolina Vilches Monzón / Archivo de Vanguardia)
Visto: 975

Unas 50 hectáreas de tabaco restan por plantar en Camajuaní, territorio que se ubica, junto a Manicaragua, Placetas y Santa Clara, entre los mayores cosecheros de la solanácea en la provincia, al asumir más del 29 % del compromiso del cultivo en la actual campaña.

El fomento de los vegueríos, como ocurre en los últimos años por razones objetivas y subjetivas, se corrió de sus meses óptimos (octubre-diciembre), y según especialistas, antes de que concluya enero se completarán las 600 hectáreas asignadas a este municipio.

Estiman rendimientos superiores a 1tn/ha, cifra posible en el cultivo de la hoja en la provincia. (Foto: Manuel de Feria / Archivo de Vanguardia)

El monto, inferior a unas 65 ha en relación con lo sembrado el pasado año —cuando se obtuvieron aquí 606 toneladas de la hoja—, obedece a reajustes de las superficies ante dificultades con los suministros de combustibles para el riego de los campos y de fertilizantes.

No obstante, los rendimientos en la campaña se estiman superiores a una tonelada/hectárea, cifra no imposible en Camajuaní al lograr igual volumen en recolecciones anteriores, dijo Juan Antonio Navarro, analista de producción en la Unidad Empresarial de Base perteneciente a la Empresa de Acopio y Beneficio del Tabaco (Tabacuba) en Villa Clara.

De acuerdo con el especialista, los agricultores sienten preferencias por las variedades Corojo 2010 y  Sancti Spíritus 2006 en cultivos a sol, dada la resistencia a la enfermedad “pata prieta” (Phytophthora nicotianae), muy dañina a la calidad de las ramas.

También las simientes seleccionadas responden a alta productividad en los cortes, hecho que augura buenos resultados en los pronósticos de los rendimientos, precisó el funcionario.

En tal propósito interviene el 32.7 % de los 1605 vegueros que siembran tabaco en Villa Clara, y los camajuanenses destacan por las atenciones culturales a sus sembrados y la tradición en el empleo de medios biológicos (Bacillus thuringiensis y Trichoderma), así como en el desarrollo de las técnicas de cultivo en tapado.

La tradición de cultivo de tabaco se acentúa en una región que estima altas cifras de capas con rangos de exportación en rama, superior al 50 % de lo recolectado, aptas, además, para la utilización en fábricas de puros para la comercialización foránea.

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.