Ojo crítico sobre la zafra

A pesar del esfuerzo desplegado por los azucareros villaclareños aun en pleno enfrentamiento a la COVID-19, la indisciplina agroindustrial afectó los resultados productivos.

Tiro de caña en camiones para central azucarero.
El elevado tiempo perdido en cosecha por el corte y tiro de la caña constituyó un lastre que atentó en los resultados de la zafra. (Foto: Luis Machado Ordetx).
Visto: 1200

Los preparativos para la próxima zafra en Villa Clara, con menor asignación de recursos materiales que la precedente y volúmenes inferiores de materia prima, obligan a mirar con otros prismas las indisciplinas tecnológicas que originaron incumplimientos en la fabricación de crudo.

Entrada de caña al central azucarero.
La frescura de la caña, las materias extrañas y quemas indiscriminadas de campos, dejaron insatisfacciones en el procesamiento fabril. (Foto: Luis Machado Ordetx).

El discreto aprovechamiento de la norma potencial de molida en los ingenios, entre otros factores objetivos y subjetivos,  contribuyó a no ejecutar como se estimó un 6.5% del programa de azúcar durante el período que terminó el pasado mes.

Por ese concepto la provincia, mayor productora de crudo del país, con siete industrias en activo en la recta final, estuvo distante de las 177 000 toneladas previstas.

La mayor incidencia, a pesar de las medidas higiénico-sanitarias de enfrentamiento a la COVID-19 y el esfuerzo de los azucareros, está en el bajo comportamiento de las molidas, registro que marcó un 47%, según se conoció en debate crítico en el cual intervinieron directivos, especialistas, operarios y cosecheros del sector.

Reynaldo Ruiz Guevara, director de producción industrial del Grupo Azcuba, precisó que el alto tiempo perdido en cosecha y transporte de  caña, de acuerdo con los datos, se tradujo en pérdidas de unas 14 000 toneladas, cifra decisiva para la satisfacción de la meta.

Amado Cordero, especialista de Azcuba en Villa Clara.
Amado Cordero López llamó a desterrar las indisciplinas agroindustriales que afectan el proceso fabril. (Foto: Luis MachadoOrdetx).

Los volúmenes de caña quemada y las materias extrañas que llegaron a los basculadores y otras desobediencias agroindustriales perturbaron la calidad e inocuidad de los crudos. Ese aspecto, dijo Ruiz Guevara, a diferencia con lo apreciado en el resto del país, tiene un «estancamiento» en la provincia.

Alertó que en la venidera zafra, para la cual se organizan la reparación de maquinarias, así como la siembra y atenciones a las plantaciones, requiere de ingenios con molidas superiores al 70% y un crudo final que ostente rangos de competitividad en mercados foráneos.

En tal sentido Andrés Durán Fundora, director de la Empresa Azucarera,  subrayó la necesidad de cambiar conceptos informales arraigados en fábricas, pelotones de corte y unidades productoras. También llamó a frenar los decrecimientos cañeros en un territorio urgido de plantar más y elevar los rendimientos por encima de las 38.31t/ha conseguidos en la contienda.

Por su parte Amado Cordero López, especialista de la entidad, añadió que las estrategias que se trazan tienden a torcerse por violaciones tecnológicas en áreas agrícolas e industriales.

Por su parte Félix Hernández Blanco aclaró que el nuevo Sistema de Pago de la Caña por la Calidad (SPCC), fijado a productores estatales y privados, marcó una diferencia, y llegó para quedarse, pero reclama rigor porque persisten fallas organizativas. No obstante demostró la calidad en los jugos primarios que procesaron las industrias, y hubo logros en la eficiencia fabril. Las materias extrañas disminuyeron en relación con la contienda anterior, pero todavía se registran elevadas cifras, según las muestras de laboratorios químicos, apuntó.

Durante el balance del sector se criticó a sistemas de zafra que violaron las estrategias de corte de caña de acuerdo con las composiciones de cepas establecidas, y tampoco definieron los índices de consumo de materia prima, con bajos rendimientos agrícolas y con campos infestados de árboles leñosos.

Reconocimiento a la jefa del laboratorio químico del central Héctor Rodríguez, de Sagua la Grande.
Silvia Sola Sánchez, jefa de laboratorio químico y paradigma de trabajo en Héctor Rodríguez, recibió un reconocimiento por su desempeño profesional. (Foto: Luis Machado Ordetx).

La generación de electricidad por tonelada de caña molida no se comportó como años anteriores, y la entrega al Sistema Eléctrico Nacional (SEN) quedó al 87% de lo planificado.

La ocasión fue propicia, además, para declarar al ingenio Héctor Rodríguez (Sagua la Grande), como el mejor de la provincia, mientras se entregaron certificados de reconocimientos a las industrias Heriberto Duquesne (Remedios), Panchito Gómez Toro (Quemado de Güines), Ifraín Alfonso (Ranchuelo), Quintín Bandera (Corralillo) y Carlos Baliño (Santo Domingo), y no alcanzaron sus encomiendas productivas las fábricas José María Pérez (Camajuaní) y Abel Santamaría, de Encrucijada.

También fueron estimulados trabajadores y especialistas  con resultados sobresalientes en las entidades del sector.

Se han publicado 2 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Kamilo

    El problema es que al final se hace una autopsia al/muerto y durante la campaña no se fue semanalmente al campo a ver las/enfermedades que había,
    Una zafra comienza/a/las once de la mañana de hoy y termina al otro día a/la misma hora.
    Es ahí donde se chequen problemas y se buscan alternativas en caliente,
    Su faltó,que se hizo mal hoy,y que tenemos que hacer para que mañana no nos pase,previendo lo que se nos puede presentar mañana.
    Pero no,al parecer no se usan la/medicina curativa del mal de ayer y no se aplica la medicina preventiva de lo que puede aparecer mañana
    Al final vienen los llantos,los sollozos,la autopsia,la despedida de duelo y a/enterrar el muerto,que si le hubiéramos chequeado a diario,se hubiera podido/salvar.
    Pero el muerto,muerto esta !!

  • Milian Rodriguez-Lima

    Muy estimado Luismo voy a opinar nuevamente alguien cree que con un aprovechamiento de la molida al 47 % se puede cumplir algún plan, esto es un desastre desde cualquier ámbito, alguien lo duda no lo creo el tiempo perdido en cosecha y transporte de caña, de acuerdo con los datos, se tradujo en pérdidas de unas 14 000 toneladas, cifra decisiva para la satisfacción de la meta. Alguien se a preguntado cuanto representa esta cifra bueno es poco menos que el plan del Heriberto Dúquesne. Al precio actual del azúcar en el mercado unos 331.0 USD por tonelada cuantos dólares se dejaron de ingresar por este concepto, la respuesta 4 634 000 de USD esto es inconcebible para una economía como la nuestra que no se puede dar el lujo de perder ni un centavo, mis mas sinceras felicitaciones a los trabajadores de los que si cumplieron y exhortar a los incumplidores a prepararse mejor para la próxima contienda, ahora a trabajar duro para cumplir el plan de siembra de primavera muy difícil de concretar, pero busquemos los mayores niveles posibles y con calidad.
    Milian Rodríguez-Lima
    El más sagüero de los cienfuegueros.