Villa La Granjita, la opción de muchos (+Galería)

La belleza del entorno y el trato excelente distingue a esta institución turística del centro de Cuba.

Hotel la Granjita, Santa Clara
(Foto: Carolina Vilches Monzón)
Visto: 4258

En Villa Clara, pocas opciones superan en calidad, belleza y buen trato a Villa La Granjita —perteneciente al grupo hotelero Cubanacán—, institución turística que reabrió sus puertas el pasado 25 de junio, con una muy buena aceptación.

Ubicada a solo 2½ kilómetros de Santa Clara, capital de la provincia más central de Cuba, reúne todas las condiciones para una estancia agradable en familia y contacto directo con la naturaleza. Bondades del medio ambiente a las que se suma el exquisito trato que sus trabajadores dispensan a los clientes.

Hotel La Granjita, Villa Clara
(Foto: Carolina Vilches Monzón)

Disponible solo para el turismo nacional, ha retomado sus funciones habituales luego de haber oficiado como centro de aislamiento para médicos, enfermeras y personal de la Salud que estuvieron en la llamada zona roja durante el enfrentamiento al peligroso nuevo coronavirus.

Por allí pasaron centenares de profesionales de la Salud, incluido el contingente de 66 enfermeros que desde la provincia de Sancti Spíritus vinieron a ayudar a los villaclareños cuando la pandemia estaba en su apogeo y el territorio sobresalía por el alto número de personas contagiadas.

Hotel La Granjita, Villa Clara
(Foto: Carolina Vilches Monzón)

Ahora es un total sosiego, con familias disfrutando de los servicios de la piscina, del snack bar y de otras atractivas opciones, incluida la sabrosa comida cubana, elaborada con el encanto del sabor criollo que tanto agradece el paladar.

Vladimir Méndez Mauad, al frente de la institución, ha logrado que los estándares de calidad sean altos y la manera de atender a los clientes asegure el trato amable y respetuoso, una garantía segura para la satisfacción de los huéspedes.

Vladimir Méndez Mauad. (Foto: Carolina Vilches Monzón)

Tal y como se comporta la incipiente temporada, son los fines de semana cuando más afluencia hay, y a pesar de estar prohibidos los pasadías y que la instalación solo trabaja al 60 % de su capacidad, entre el sábado y el domingo últimos llegaron a tener 104 huéspedes.

Para Méndez Mauad, la clave está en el trato al cliente: «Tenemos un colectivo muy profesional, que trabaja con mucho amor, lo que le ha ganado la gratitud de todos los que por aquí pasan».

Hotel La Granjita, Villa Clara
(Foto: Carolina Vilches Monzón)

A medida que la provincia y el país pasen de manera paulatina a la llamada nueva normalidad, la cantidad de huéspedes irá en aumento, y entonces Villa La Granjita brillará en todo su esplendor para satisfacción y alegría de cuantos la visiten.

Villa La Granjita abre sus puertas al turismo nacional

Luego de decretada la primera fase de la recuperación pos-COVID, el hotel La Granjita abre sus puertas al turismo nacional. (Foto: Carolina Vilches Monzón)
Luego de decretada la primera fase de la recuperación pos-COVID, el hotel La Granjita abre sus puertas al turismo nacional. (Foto: Carolina Vilches Monzón)
La piscina es uno de los principales atractivos de esta instalación. (Foto: Carolina Vilches Monzón)
La piscina es uno de los principales atractivos de esta instalación. (Foto: Carolina Vilches Monzón)
En el salón Cubanacán se ofertarán distintos servicios, no solo recreativos, también podrán celebrarse en un futuro eventos y reuniones. (Foto: Carolina Vilches Monzón)
En el salón Cubanacán se ofertarán distintos servicios, no solo recreativos, también podrán celebrarse en un futuro eventos y reuniones. (Foto: Carolina Vilches Monzón)
Estas habitaciones acogieron al personal de la salud que estuvo en aislamiento luego de atender directamente a los casos confirmados con la COVID-19. (Foto: Carolina Vilches Monzón)
Estas habitaciones acogieron al personal de la salud que estuvo en aislamiento luego de atender directamente a los casos confirmados con la COVID-19. (Foto: Carolina Vilches Monzón)
Baño de una de las habitaciones. La limpieza y el orden caracterizan el lugar. (Foto: Carolina Vilches Monzón)
Baño de una de las habitaciones. La limpieza y el orden caracterizan el lugar. (Foto: Carolina Vilches Monzón)
Habitaciones climatizadas con varias comodidades esperan por los huespedes que reserven en los próximos días. (Foto: Carolina Vilches Monzón)
Habitaciones climatizadas con varias comodidades esperan por los huespedes que reserven en los próximos días. (Foto: Carolina Vilches Monzón)
En la parrillada se ofrece la modalidad de mesa buffet a los huéspedes. En esta etapa no se admitirán pasadías. (Foto: Carolina Vilches Monzón)
En la parrillada se ofrece la modalidad de mesa buffet a los huéspedes. En esta etapa no se admitirán pasadías. (Foto: Carolina Vilches Monzón)
Carnes asadas a la plancha, guisadas, están entre los platos que se ofertan. (Foto: Carolina Vilches Monzón)
Carnes asadas a la plancha, guisadas, están entre los platos que se ofertan. (Foto: Carolina Vilches Monzón)
No faltan tampoco los dulces, las frutas y los panes. (Foto: Carolina Vilches Monzón)
No faltan tampoco los dulces, las frutas y los panes. (Foto: Carolina Vilches Monzón)
El buen trato a los clientes caracteriza al lugar. (Foto: Carolina Vilches Monzón)
El buen trato a los clientes caracteriza al lugar. (Foto: Carolina Vilches Monzón)
Restaurant El Palmar, rodeado de naturaleza, lo que caracteriza a la instalación. (Foto: Carolina Vilches Monzón)
Restaurant El Palmar, rodeado de naturaleza, lo que caracteriza a la instalación. (Foto: Carolina Vilches Monzón)
Para moverse por la instalación, los huéspedes cuentan con transporte interno. (Foto: Carolina Vilches Monzón)
Para moverse por la instalación, los huéspedes cuentan con transporte interno. (Foto: Carolina Vilches Monzón)

Se han publicado 18 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Alexey

    Pregunto y no es por criticar pero es la realidad de la vida que estamos viviendo ,¿ Cuando los cubanos que trabajamos y vivimos del salario, las personas pensionadas y los jubilados podremos disfrutar de este lujo en Villa La Granjita o cualquier otro centro de esta calidad alguna vez en la vida ?, Pienso que nunca podremos porque el que tiene responsabilidad en una familia y vive de su salario sabe que en menos de 15 o 20 días ya gastamos el dinero de todo un mes de trabajo sólo en alimentos ,solo tienen acceso a estos lugares las personas que resiben dinero del extranjero y de una forma u otra resiben una ayuda ,pero el que vive de su salario y no resibe tiene que conformarse con pasarlo en casa con la familia y limitarse a los gastos ya que nos pagan a todos vacaciones adelantadas y cuando persivimos el salario después de ellas es solamente la mitad del mismo ,al trabajador ; nunca se tiene en cuenta para nada siendo el más sacrificado .

    • Pool

      Muy valiente tu comentario. Y en extremo objetivo. No sé quién tendrá palabras para refutarlo.

    • Ruperto

      Coincido 100 % con usted,la gran mayoría de nosotros no podemos ni tan siquiera ir un día a la Granjita,un día hospedado es el equivalente al salario que percibimos en un mes que lo gastamos en comida y casi no nos da para terminar el mes.

  • YO

    Que buen comentarlo el de ALEXEY todo se resume ahi y estoy totalmente de acuerdo y eso no es criticar es decir la verdad que ojala muchos hicieran igual .en el pais no se quien ni que formula se usara para sacar los salarios pero esta totalmente equibicada aca la piramide es total mente invertida cuando en el salario de deve tener en cuenta que este se divide en casi todos lados del mundo en varios porcentajes teniendo en cuenta que de el una parte es para pagos de prestamos a bancos por compras de casa otro porciento para compra de alimentos otro para vestimenta y otro porciento para uso recreativo pero nuestra formula quien sabe como sera y en verdad con el alto costo de la vida este en cuba no alcanza mas bien posemos unos si no es el salario con menos poder adquisitivo de todo el contienete americano.aca ocure tambien otro factor que es que el sindicato no responde realmente a las necesidades de sus afiliados ocea no cumple el principar objetivo que deveria cumplir y aunque esta bien que lleve buena relacion con el gobierno su principal tarea es defender las necesidades de sus afiliados .por eso deverian ser elegidos por voto directo en las propias empresas por sus trabajadores para asi uno escoger a personas que si sabemos van a defender nuestros intereses como clase obrera y que aca son elegidos al dedo ..

    • YoVC

      realmente los establecimientos que abren, no es para el pueblo o sino observen quienes son los que lo disfrutan, ves a algun trabajador que limpia las calles que esos mismos ensucian? NO, solo van a quellos que por suerte tienen un negocio, ( para bien ) aquellos que reciben $ del exterior , todo para bien no hay envidia, sino que esos establecimientos debieran abrir con precios para aquellos que no tienen la suerte de tener un negocio rentable o que recibe $.

  • Ramón

    Concuerdo con los dos criterios anteriores, esto dejo de ser de los humildes por los humildes y para los humildes,este país lo están disfrutando los que reciben remesas del exterior o los que viajan, el pueblo que estudia y trabaja y que depende de su salario para poder subsistir a penas una semana solo nos queda disfrutarlo por la TV o periódico.

    • Pool

      Estimado Ramón:
      Yo añadiría a su comentario, que ese pueblo al que usted se refiere, que estudia y trabaja, y que depende de su salario, es el que realmente echa para alante la economía de este país.

  • Damaris Torres Rodríguez

    El IBP es testigo del buen trato y la cortesía que muestran y realizan el colectivo de este excelente centro turístico.
    Felicitaciones a su colectivo y sigan con ese maravilloso carácter y atención al cliente que debía estar explicita en todas las instalaciones de nuestra linda Santa Clara y porque no de nuestro país.
    FELICIDADES A SU COLECTIVO.

    • aldo

      estudiaste agronomia en UCLV del 90 al 95 ?

  • Ali

    Yo nunca he podido ir a un hotel y ni sé si quizás tenga la posibilidad en mi vida ..... Pero me gustaría pero igual bonito ese lugar voy a soñar con el jjjjj

  • Luis

    Es una belleza ese hotel

  • Anoland Morales Quesada

    me alegra que centros tan pretigiados como este tengan un compañeros tan prestigiados como Vladimir al frebnte de esta responsabilidad, que saben pensar como pais y puiensan en el bienestar ciudadano y en el cumplimiento de su deber, Felicidades amiogo

  • yuri

    Si yo pudiera ir a la Granjita
    pero no me alcanza el dinero y eso que tengo una chequera alta

  • Pool

    He estado contemplando las hermosas fotos publicadas en este artículo.
    Cuánta dedicación...
    Cuánta comida...
    Y cuántos hermosos rostros donde se aprecia ausencia total de preocupaciones.
    No puedo evitarlo y añoro aquellos tiempos cuando todos vestíamos la misma ropa, el mismo par de zapatos anual, usábamos el mismo tipo de jabón nácar y batey.
    En aquellos tiempos una noche en el Hotel Habana Libre costaba 21 pesitos cubanos.
    Una pizza de queso $1.20 moneda nacional. Una cerveza clara del país 80 centavos, también moneda nacional.
    Disculpen pero extraño demasiado todo aquello porque yo, siendo un estudiante hijo de padres humildes de la clase obrera, podía pasar mis vacaciones en un hotel.

  • PAPIRRIKI

    Todo un sueño. ¡Despiértate!

  • Tomás

    Muy pocos de los cubanos podremos visitar esos lugares , yo con mi salario no puedo solo me puedo conformar viendo las fotos

  • almighty

    Esta bueno eso pero hay q trabajar mucho pa estar ahí o ser millonario jjj

    • Ady

      Estoy de acuerdo con todos los comentarios, es verdad q la bellaza de esos hoteles nosotros los cubanos q vivimos del salario no podemos disfrutar, solo de pensar q un día te cuesta más q un mes de trabajo, es muy rico disfrutar pero el resto del mes q comes si te pasas el mes entero trabajando para gastarlo en tan solo un día de lujo