Camajuaní: para no volver a esos días

Los días de cuarentena en Camajuaní conforman un triste momento en la historia del municipio al que no quisieran retornar.

Cuarentena en Camajuaní
Este domingo 6 de septiembre, concluyeron 28 días de una segunda cuarentena en Camajuaní, luego de no detectarse casos confirmados con COVID-19 en las últimas 21 jornadas. (Foto: Francisnet Díaz Rondón)
Visto: 1329

«Cuando pase todo voy a hablar con mucho orgullo. De hecho, así es como les hablo hoy a mis hijos porque ellos sí que no han salido de la casa».

Estas son las palabras de Yoel Olivera Paredes, cuentapropista camajuanense que dio el paso al frente durante los difíciles días de cuarentena. Se dice sencillo, pero no lo fue. Sus coterráneos pueden dar fe de ello.

«Tengo que hacer un tiempo y darle un buen mantenimiento a la motorina», se refiere a su medio de transporte en el que cada día recorría Camajuaní de una punta a la otra como mensajero. 

«Me asignaron varias tareas. Yo llevaba el pan especial a la población, los pollos de la bodega, el helado, las viandas, lo necesario para que no salieran a la calle. Participé con las personas de Palmares llevándoles los productos a las viviendas de los casos positivos. Fui enlace entre los dos consejos populares», dice.

Esta fue parte de su rutina durante las dos cuarentenas de Camajuaní. Quizás por ello vea con horror la posibilidad de una tercera. Durante este tiempo tuvo que dejar en manos de terceros el negocio familiar. El protocolo de llegada a la casa fue más estricto que nunca, y el susto de infestarse y contagiar a los suyos devino una constante.

«La tercera cuarentena la podemos evitar. Solo hay que cumplir las medidas sanitarias, usar correctamente el nasobuco y lavarse bien las manos. Si no existe la necesidad de salir, pues que nadie salga o que solo lo haga la persona que esté indicada para eso, nunca los ancianos o los niños», pide Yoel a sus compañeros.

Luisa Inés Ruiz Pérez a sus 71 años es la presidenta del Consejo Popular Camajuaní 1 desde 2006. Bajo su cuidado se encuentran 16 circunscripciones y casi 14 000 habitantes.

Luisa, aunque se encuentra en edad de riesgo, decidió mantenerse activa durante la etapa de cuarentena porque «no iba a abandonar a mi pueblo en momentos tan difíciles».

Así que tomó las medidas con más rigor y cada mañana echaba en su bolso nasobucos suficientes para cambiarlos cada dos horas. Consciente del peligro que significa el SARS-Cov-2 para la vida de cualquier anciano, hizo de la higiene extrema una ley y como buena ciudadana la cumplió al dedillo. «Siempre fui optimista y nunca pensé que me iba a enfermar», confiesa.

«Yo le digo al pueblo de Camajuaní que no por salir de la cuarentena nos podemos sentir satisfechos. La única vacuna que tenemos es el aislamiento social y aún veo en las calles jóvenes y niños jugando», se lamenta.

Medidas para un no retorno

Si para los ciudadanos promedio convivir y enfrentar el coronavirus ha sido una experiencia harto complicada, para los camajuanenses lo ha sido el doble.

Luego de una primera cuarentena, desgastante en todos los sentidos, Camajuaní fue el epicentro del rebrote de la enfermedad en Villa Clara. De nuevo el encierro y la movilización gubernamental para acercar los productos de primera necesidad a la población. Fue el retorno de los activistas y las hordas de médicos pesquisando.

Los vecinos celebraron la noticia del cese de la que fuera la segunda cuarentena impuesta en el municipio Camajuaní. (Foto: Francisnet Díaz Rondón)

Pensar en una tercera pone la piel de gallina a todos. Por ellos se han tomado a nivel municipal una serie de medidas para alejar el nuevo coronavirus de la tierra de chivos y sapos.

Entre esta sobresale la distribución de alimentos y productos de primera necesidad por circunscripciones para evitar las aglomeraciones. Igual ocurre con los medicamentos, que los activistas por CDR deben entregar en cada uno de los hogares.

«Llamamos a los trabajadores por cuenta propia de los talleres de zapatería y textil a evitar la salida de la provincia a contratos y ventas, pero de ser imprescindible, deben dirigirse a su consultorio médico, informarlo y aislarse dentro de su casa», explica Yoani Aguilar Sierra, jefe del Grupo de Trabajo Político ideológico del Consejo de Defensa Municipal.

Entre las vulnerabilidades del municipio destaca la entrada de personas de otros lugares a la empacadora, encargada de la merienda escolar y algunos productos de la canasta básica. En estos sitios se exige el cumplimiento extremo de las medidas higiénicas para evitar la transmisión en caso de llegar algún enfermo.

El curso escolar se reiniciará el lunes 14 de septiembre en las ocho escuelas que se encuentran dentro del territorio en cuarentena. «A los estudiantes que estuvieron fuera de la zona, para reincorporarse a sus centros escolares, se les realizará un PCR, además de mantenerlos aislados durante siete días en sus hogares», argumentó.

Estas son las principales medidas que se toman por el momento, aunque pueden incrementarse según pasen los días. Lo importante es evitar el rebrote y que Camajuaní continúe como un territorio libre de COVID-19. 

Se han publicado 2 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • El D@yo

    Y para que no vuelva a suceder, cumplan con rigor las medidas biohigienicosanitarias. Saludos a todos

  • Héctor Martín

    Los sapos y chivos triunfantes ante la covid Felicidades y cuiden la salud.