Editorial: Crecernos ante los desafíos

¡Cuánto por delante! Nada será fácil, pero tampoco imposible de conseguir, siempre contando con el pueblo como aliado y constructor del mundo mejor posible que todos añoramos.

Felicitación al pueblo villaclareño

Visto: 1143

Se ha ido el 2020. Un año que hasta el último minuto nos mantuvo en vilo. Un año que nos dejó huérfanos de abrazos y nos llevó de este mundo a seres queridos y personas insustituibles.

Y llegó 2021, con bastantes expectativas, no pocas incertidumbres, y por supuesto, buenos deseos para todos los cubanos y los villaclareños en particular. Porque cada 1.º de enero celebramos el advenimiento de otro aniversario del triunfo de la Revolución,  motivo de júbilo para el que no faltan razones que lo hacen aún mucho más especial.

Con el nuevo año dio inicio oficial la Tarea Ordenamiento, la cual estuvo preparándose durante una década y que debe dar un vuelco radical a la vida económica y social del país. Se trata de la mayor transformación realizada en Cuba en lo que va de siglo xxi, de ahí sus retos y desafíos.

Caricatura de Félix Adalberto Linares sobre el nuevo año 2021 para Cuba.
(Ilustración: Félix Adalberto Linares)

La unificación monetaria y cambiaria, la eliminación de subsidios y gratuidades indebidas, así como la mayor autonomía que se les concede a las empresas, no traerá la solución de todos nuestros problemas, mas posibilitará un salto cualitativo y una mayor calidad de vida para el pueblo.

El contexto en que se implementa el Ordenamiento es bien complejo, en medio de una pandemia terrible a nivel mundial, el recrudecimiento del bloqueo norteamericano sobre la Isla y una economía que vio reducido su crecimiento en un 11 % del Producto Interno Bruto. Mas,  no podía continuar dilatándose en el tiempo.

Desatar las fuerzas productivas, quitarle trabas al desarrollo económico, fortalecer la empresa estatal socialista, potenciar el turismo y controlar la COVID-19 son propósitos y objetivos claves a conseguir en los meses venideros y futuros de la nación.

Fidel Castro, cuya obra y pensamiento nos guía, hizo notar bien temprano, el propio 8 de enero de 1959, día de su entrada triunfal a La Habana, que quizás en adelante todo sería más difícil. Y así ha sido, pues ninguna revolución verdadera —y es la nuestra— resulta un camino de rosas.

Como quijotes de estos tiempos hemos tenido que enfrentar y derribar molinos de viento. A no pocos embates nos hemos sobrepuesto y salido fortalecidos.

Este enero nos trae, igualmente, un suceso que por su connotación alcanza repercusión mundial: el adiós definitivo a Donald Trump, el prepotente mandatario norteamericano que tanto daño nos ha ocasionado en un intento más de destruir la Revolución.  Por fin, el miércoles 20 lo veremos partir de la Casa Blanca sin lograr —como sus predecesores— un sueño que con los hijos de la patria, Martí y Fidel, se les ha convertido en pesadilla.  ¡Trump se va, y la Revolución se queda!

El 2021 reafirmará y fortalecerá el rumbo socialista de la nación. Ese que de manera soberana decidimos el 16 de abril de 1961 —hace ya 60 años—, en vísperas de la invasión mercenaria por Playa Girón, pues entre los días 16-19 de abril estaremos celebrando el VIII Congreso del Partido Comunista de Cuba.

Los venideros 12 meses serán determinantes. Los vínculos entre el sector estatal y el no estatal de la economía han de seguir desarrollándose. La industria nacional tendrá que responder cada vez más a la demanda interna. Habrá que avanzar en la eficiencia de los procesos productivos y la calidad de los servicios, así como en el ahorro de los recursos, el incremento de las exportaciones, la sustitución de importaciones y la participación de la inversión extranjera directa.

¡Cuánto por delante! Nada será fácil, pero tampoco imposible de conseguir, siempre contando con el pueblo como aliado y constructor del mundo mejor posible que todos añoramos.

En Cuba no habrá terapias de choque, ni aplicación de políticas neoliberales, como auguran algunos. No será el sálvese quien pueda, de otras latitudes. Y si alguien tenía alguna duda, la decisión de adecuar las tarifas eléctricas, ante el reclamo popular, es prueba fehaciente de ello.

Cuando arribamos al aniversario 62 del triunfo revolucionario es imprescindible evocar la historia, esa gran maestra que nos enseña a rectificar sobre la marcha y a no repetir errores.

En 1891, mientras preparaba la Guerra de 1895, Martí pronunció en Tampa dos bellos discursos. El primero pasó a la historia con el nombre de Con todos y para el bien de todos, y el segundo, Los pinos nuevos, en el que afirmó:

«Rompió de pronto el sol sobre un claro del bosque, y allí, al centelleo de la luz súbita, vi por sobre la yerba amarillenta erguirse, en torno al tronco negro de los pinos caídos, los racimos gozosos de los pinos nuevos. ¡Eso somos nosotros, pinos nuevos!»

Con esos pinos, juntos los viejos y los nuevos, contamos para seguir adelante la construcción de un socialismo próspero y sostenible, como nos ha pedido Raúl.

Los villaclareños sabremos estar a la altura de los tiempos que vivimos. Seguiremos siendo vencedores de obstáculos y dificultades, y cada uno de los 365 días del año iremos ante el Che para llevarle resultados y metas concretas; «surcos de fuego y cañas cortadas», como nos pidió el poeta.

No habrá descanso, ni un alto en el camino. Firmes, como quijotes contra molinos, y con la adarga al brazo, seguiremos el camino trazado hace 62 años.

Se han publicado 6 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Héctor Martín

    Un buen artículo, lleno de esperanzas y sueños posibles, pero futuros. En este futuro cubanisimo (porque no puede ser de otro modo) tenemos responsabilidad y actuación todos, en el pueblo existen temores, riesgos confesados, incertidumbre que quienes dirigen deben responder, asumir sus roles con eficiencia y eficacia. Como en el béisbol el equipo juega pero pierde o gana el director y el pitcher. Existe el plan de juego y la orden de juego está dada, ahora evitar errores y "jugar" bien.

    • El Güicho

      Héctor,,,, que decir, si en mi bodega o tienda han virado los lotes de pan del día 1ro y 2 para atrás por contar de 25 a 30 g de 80 g y con mal aspecto, la bodega mas consumidor que tiene municipio Matanzas..... Y esto es para empezar el año...

    • Lele

      Editorial: Crecernos ante los desafíos
      Editorial: Perecernos ante los desafíos

    • Reinaldo61

      Cómo bien dices Héctor la nueva etapa implica retos y un trabajo mancomunado de todos los factores y el papel fundamental del gobierno. Pues si seguimos con la mentalidad actual todo lo pensado vendrá a tierra. Hoy días dos de enero el pan a pesar de valer un peso sigue con la misma calidad y en cuatro panes faltaba 75 gramos. Los particulares siguen vendiendo sus productos al precio que les da el deseo y los revendedores de aceite detergente, champú y otras cosas pululan a la vista de todos. En las candongas son cada día más las ilegalidades. De los carretilleros mejor no hablar

    • Locum

      Héctor:
      Coincido con usted en su comentario, pero también con los que le respondieron antes que yo.
      Es muy buen artículo. Pero creo que el mejor reto que nos espera es terminar con la lacra que desvirtúa este proceso social.
      En estos días algunas personas, ante el desproporcionado aumento del precio del pan normado, al ver que el mismo carece de suficiente calidad lo han dejado en la bodega.
      Esa no es la solución. Tampoco que los administradores de las bodegas lo rechacen y regresen a las panaderías.
      Muchos se preguntan por qué en los comedores escolares y obreros “a menudo” la comida está mal elaborada.
      Pues bien. Si la comida estuviera exquisita, todos limpiarían sus bandejas y no quedarían sobras para cebar a los puerquitos de los cocineros.
      Con el pan podría suceder lo mismo. Ese pan rechazado por los consumidores, es posible que ya esté siendo comprado por dueños de cafeterías para después multiplicarles su precio acompañado de una croqueta, hamburguesa o algo similar.
      Mucho OJO con esto!!!!
      Esa no es la solución. La solución sería donde se cae el burro, darle los palos.
      Creo que llevar una muestra de ese pan y mostrarlo a las autoridades, y exigirles su actuar, sería más producente que dejarlo en la bodega y de manera inconsciente continuar siendo cómplices de aquellos que roban materias primas que debían estar en esos productos carentes de calidad.
      Nos espera un enorme reto. Pero es tarea de todos acortar el margen a la impunidad.

  • Evelio

    "Confía pero verifica"
    ¿Cuántas verificaciones y control realizan los directores de la empresa del pan en el horario nocturno? NINGUNO.
    ¿Cuántas visitas de control hacen los cuadros de la dirección provincial alimentaria a las dulcerías y panaderías en horario productivo? NINGUNO.
    Muy fácil, trabajo de oficina, de lunes a viernes en horario diurno. Pero esos centros de producción trabajan todos los días en horario nocturno.
    Cuantos directivos de la cadena del pan visitan las panaderías en horario nocturo,NINGUNO.
    Cuantos cuadros del gobierno visitan esos centros en horario productivo, NINGUNO.
    Yo los convoco a que hagan una producción controlada por los especialistas y tecnólogos y en presencia de los cuadros antes mencionados y verán los resultados.
    Y compañeros hay que buscar resultados y si no, hay que cambiar todo lo que debe ser cambiado y sustituir al cuadro que no logre tener resultados, los jefes tienen que demostrar que son idóneos para estar en sus cargos y si no SUSTITUYANLOS.