La Ciencia por caminos de la vida

A pesar de enfrentar un complejo 2020 los científicos villaclareños tejieron sus sueños a fin de regalarle resultados a su pueblo.

Visto: 2091

Los nuevos retos de cada día hacen que la comunidad científica villaclareña apenas descanse. A veces, desde el sosegado laboratorio impera cambiar el giro de las investigaciones; en otras, las hipótesis iniciales de un trabajo deben adecuarse a los nuevos tiempos, mientras existen miradas atentas a diversas circunstancias en las que se puede aportar desde la complicidad del intelecto y la entrega.

Dra. María del Carmen Velasco Gómez, delegada del Citma en Villa Clara.
«Estamos contribuyendo a la existencia de un sistema alimentario local que integre las voluntades de todos los productores con las potencialidades en los centros de investigación, universidades y en los propios colectivos vinculados a la diversidad de alimentos», afirma la Dra. María del Carmen Velasco Gómez. (Foto: Ricardo R. González)

Ciencia es mucho más que un encumbrado catedrático en cualquier esfera. Pensemos en el innovador que pone sus neuronas en la búsqueda de soluciones, en el hombre del surco que también inscribe resultados y suda por ellos, en el estudiante obsesivo sumado a los hallazgos del bien, o en aquellos trabajadores de servicios que, desde temprano, facilitan las condiciones para lograr el desempeño de la institución.

Todos unidos vencieron un 2020 fatídico, que le cambió los colores al mundo y apagó muchas sonrisas; sin embargo, como fiel e incondicional gremio, el del terruño no abandonó su posición de vanguardia en el país y resultó de nuevo Provincia Destacada en el accionar científico, tecnológico y medioambiental, un resultado que para la Dra. María del Carmen Velasco Gómez, delegada del CITMA en la demarcación, constituyó un período tenso y complicado.

El enfrentamiento a la COVID-19 fue uno de los grandes desafíos. Una enfermedad desconocida, que irrumpió de manera vertiginosa y que, no obstante, posibilitó en Villa Clara la creación de un espacio de intercambio, unidad e integración, reconocido por las autoridades de Salud, al contar con el apoyo sistemático de múltiples profesionales, disciplinas, maneras de hacer y habilidades.

Se trata de «dos subgrupos que buscaron respuestas y estimaciones sobre la pandemia, a partir de los pronósticos de la situación sanitaria por municipios y la predicción diaria de lo que iba a suceder en la provincia», precisa la máxima representante del CITMA en nuestros predios.

Expertos villaclareños formaron parte del equipo que realizó la aplicación de los nuevos protocolos clínicos destinados al tratamiento de pacientes críticos y graves, mientras varios medicamentos de nueva factura utilizados en los primeros momentos fueron validados en el territorio.

Prioridades de la ciencia en Villa Clara.
Estas son las prioridades de la estrategia integrada de la Ciencia para Villa Clara.

Por otro lado, la actual batalla económica deviene objetivo de primer orden —enfocado hacia la apertura de nuevos horizontes en los que la investigación científica cuente con un espacio protagónico en cada proceso—, aportando innovación, guías para invertir eficientemente, colaborando con la concreción del encadenamiento productivo, la sustitución de importaciones y el fomento de las exportaciones.

Tampoco pueden excluirse el impulso dado al desarrollo local, el enfoque social y las conductas ante un cambio climático que les ha demostrado a los más escépticos la magnitud de sus efectos.

Para la Dra. María del Carmen Velasco será indispensable «elevar la cultura de la innovación como principal problema identificado en Villa Clara, ya que no se interioriza, por parte de muchos, la solución de múltiples inconvenientes a partir de esta fortaleza».

Aportes, pero sin milagros

Existe una verdad incuestionable: la ciencia aporta, insiste en la búsqueda de soluciones y alternativas, pero no constituye la solución todopoderosa y con efectos milagrosos sobre los tantos problemas a resolver. Es muy larga la cadena de quienes, con su manera de actuar y proceder, llevan cartas en estos asuntos.

Sergio González, director del Inivit.
El INIVIT continua entre los baluartes científicos e investigativos al introducir nuevos cultivares extendidos a varias formas productivas de la provincia.

Un repaso a lo alcanzado en 2020 señala que de los 781 proyectos en ejecución, 134 están vinculados al desarrollo local, en tanto 228 se asocian a sectores económicos estratégicos como la agroindustria azucarera y no azucarera, la reconversión energética, la industria alimentaria, producciones biomédicas, farmacéuticas y biotecnológicas, sin obviar el área de las construcciones con nuevas tecnologías, la logística hidráulica y las telecomunicaciones, entre otras.

Se trabajó en el Plan de Soberanía Alimentaria y Educación Nutricional, así como en el Programa de Identidad Cultural Cubana y Latinoamericana y en la impostergable conservación de la Memoria Histórica.

Ya concluyeron los nueve estudios de peligro, vulnerabilidad y riesgo (PVR) en materia de inundaciones por intensas lluvias, penetraciones del mar en zonas bajas, afectaciones derivadas de fuertes vientos, incendios en áreas rurales, deslizamientos de tierra y sequías, sin restarle atención al enfrentamiento al cambio climático, acentuado en los siete municipios costeros de Villa Clara.

El apoyo de la ciencia a la economía y la sociedad se traduce en la mejora de pastos y forrajes en Unidades Empresariales de Base (UEB) ganaderas, en la introducción de cultivares de plátanos, de sorgo y caña de azúcar, junto a la producción de semillas de alta calidad y el mejoramiento de las infraestructuras de centros porcinos y avícolas.

Muchos más

Si bien la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas y sus centros adscriptos contribuyen, de manera notoria, al potencial de la comunidad científica villaclareña, existen otras instituciones con amplias colaboraciones integradas al sistema que no ocupan segundos planos.

Producción de agua purificada en el CBQ para los hospitales durante la COVID-19.
Además de la variedad de medicamentos para diferentes ramas el CBQ adicionó otros perfiles acorde con los tiempos. La purificación del agua utilizada en el hospital oncológico Celestino Hernández Robau en etapas de COVID figuró entre ellas. (Foto: Ricardo R. González)

Aparecen con espacio y accionar destacado el Instituto de Investigaciones en Viandas Tropicales (INIVIT), la Estación Experimental de Pastos y Forrajes, la destinada a las investigaciones del café, además de la correspondiente a la caña de azúcar (ETICA), junto a GEOCUBA, tres colectivos de la Salud —el Cardiocentro Ernesto Che Guevara y dos entidades de la Universidad Médica—, y ya se cuenta con la primera dependencia en la rama de la cultura que recae en el Centro de Investigaciones Culturales Samuel Feijóo.

El amplio espectro hace que la provincia resulte, a nivel nacional, la tercera con mayor número de entidades del sector en un territorio que no ha descuidado el seguimiento a las regulaciones de seguridad ambiental, gracias a  la valiosa actuación de la Oficina de Regulación y Seguridad Ambiental (ORSA); asimismo, se suman los aportes de colectivos como el Centro de Estudios y Servicios Ambientales (CESAM), el Meteorológico Provincial (CMP) —a partir de la efectividad en los pronósticos, la vigilancia y alerta temprana ante el paso de las tormentas tropicales Laura y ETA—, y el Centro de Información y Gestión Tecnológica (CIGET), cuyos servicios de asesoría benefician al sector empresarial y no estatal, sin descartar la consultoría ante las demandas de principales programas.      .

En el caso de la Oficina Territorial de Normalización (OTN), dicha entidad no incumplió sus compromisos con sectores priorizados como la Salud, la producción de alimentos y la zafra azucarera, a pesar del déficit en la asignación de combustible, unido a las afectaciones derivadas de la situación epidemiológica que limitó muchas de sus labores.

Para no olvidar

El sistema de ciencia villaclareño también presenta deficiencias ¿Cuáles son?:

— El impacto de la innovación no completa lo requerido en todos los casos.

—La reforestación en la etapa de plantaciones presenta atrasos.

— Faltan por cumplir 11 medidas de la visita de la Comisión Higiénico-Sanitaria y de Calidad Ambiental 2019. Así ocurre en la cervecería Antonio Díaz Santana, de Santo Domingo, en la bomba de la Planta Álamo (Camajuaní), el Vertedero Municipal (Santa Clara), la Electroquímica y el matadero Lorenzo González Aguilera, ambos de Sagua la Grande, vinculados a los permisos de vertimiento.

— Limitaciones de espacio en el Archivo Histórico Provincial, que demanda la ampliación del inmueble actual, a pesar de encontrarse en proceso de elaboración el proyecto de rehabilitación del nuevo local.

— Comunales no ha presentado el plan de inversiones para solucionar las problemáticas de los vertederos.

Párrafo aparte para la creación de la Sociedad de Interfaz de Ciencia y Tecnología (SICTE.SA), perteneciente a la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas, devenida ejemplo de integración que, en algo más de dos meses de constituida, sobrepasa los dos millones de pesos por concepto de innovación.

El comportamiento de la dinámica demográfica, las tareas para el manejo integrado de la zona costera y la sostenibilidad del vertimiento de arena en seis playas ubicadas en la cayería noreste, el impulso a la Tarea Vida y el desarrollo de 31 ensayos clínicos que benefician a más de 3000 pacientes, también figuran entre los múltiples logros incorporados a la cartera científica villaclareña.

Tampoco escapa la protección del medio ambiente a través de diferentes escenarios y la insistencia en el Comercio Electrónico, con la participación innovadora de la División Territorial de la Empresa de Tecnologías de la Información para la Defensa (XETID) y la Empresa de Informática Citmatel GST Villa Clara, que también aparecen en la diversidad de los aportes durante el año recién finalizado.

Con defectos y virtudes, a sabiendas de que faltan aspiraciones por cumplir y sueños por investigar, lo cierto es que contamos con suficientes fundamentos para afirmar que la ciencia villaclareña transita por los caminos de la vida.

Se han publicado 3 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Pool

    Sin dudas es muy importante el trabajo de los científicos. Hace muchos, pero muchísimos años estoy leyendo sobre la necesidad de aplicar la ciencia a todo el quehacer diario.
    Sin embargo, en comparación con todo lo que visto y leído sobre este tema, he podido ver pocos artículos donde se reflejen resultados basados en la aplicación de los logros obtenidos en los diferentes proyectos científicos.
    Recuerdo los Foros de Ciencia y Técnica, en los cuales presenté algunos trabajos y obtuve varios premios. La odisea comenzaba después cuando nadie quería generalizar la mayoría de estos trabajos por diferentes motivos.
    De esta manera uno se sentía frustrado, y solo quedaba el regocijo del premio, y de la retribución monetaria cuando nuestros trabajos eran evaluados y reconocidos como fuentes de aportes económicos o sociales.
    En cuanto al tema alimentario, llevo años leyendo sobre proyectos de diferentes centros científicos. Sin embargo no podemos palpar sus resultados con las manos, o nuestros ojos.
    Creo que, o hay falta de comunicación, o falta algo en todo este tema.
    Y no lo digo por los científicos que dan lo mejor de sí en sus investigaciones. Lo digo porque el trabajo quedaría incompleto si sus soluciones a problemas no son llevados a la práctica para verlos en la realidad.

  • Elvis

    Buenísimo artículo. Felicitaciones a todos los científicos de Villa Clara.

  • Rebeca

    Las aplicaciones de los resultados dependen de la sagacidad y acción de los municipios y de quienes tienen la potestad de generalizarlo. La cadena de intrducción es muy amplia y no marcha equitativamente en todos los lugares y sectores.